lunes, 19 de diciembre de 2016

Profecía en los Salmos: Temas Proféticos


Vitral que retrata al rey David tocando el arpa

Temas Proféticos

El enfoque profético básico de los Salmos es el sufrimiento de los judíos durante la Tribulación. Desde el Salmo 3 hasta el Salmo 144, hay 59 oraciones por la liberación de la tribulación. Doce Salmos enteros (80, 82, 88, 90, 120, 126, 129, 137, y 141- 144) están dedicados a clamores sinceros por liberación del sufrimiento intenso. 

Algunos podrían objetar a la clasificación de estos pasajes como de naturaleza profética, al argumentar que éstos son simplemente las oraciones de David y otros que clamaron a Dios en medio de situaciones desesperadas. Pero algunas de las oraciones son definitivamente de naturaleza nacional (por ejemplo, Salmos 80 y 83). Algunas se refieren a guerras específicas en los tiempos del fin, como Salmo 83. Otras describen situaciones tan horribles, que parecen apuntar a la Gran Tribulación para su cumplimiento (vea Salmos 14, 60, y 94).

En cuanto a las oraciones que son definitivamente de naturaleza personal, tenga en cuenta que tales declaraciones pueden tener profunda importancia profética. El ejemplo clásico es Salmo 22, donde David en un momento de desesperación exclamó, “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”. Ésta fue una oración personal de David, sin embargo, fue profética de la increíble agonía que Jesús sufriría en la cruz, cuando los pecados de la humanidad fueron puestos sobre Él, y Su perfecta comunión con Su Padre se rompió por primera vez. Las palabras de David se convirtieron en las palabras del Señor, mientras sufría en la cruz. 

Del mismo modo, no tengo duda de que los judíos se volverán a los Salmos en medio de la Gran Tribulación, y pronunciarán estas mismas oraciones a Dios, por su liberación de la ira de Dios y la ira del Anticristo. Imagínese a sí mismo como un judío en la Tribulación, odiado por las naciones y cazado como un animal por el Anticristo y sus fuerzas, y luego lea el Salmo 88.

Declaraciones de Fe, Regocijo y Acción de Gracias

Muchas de estas oraciones desgarradoras están intercaladas con declaraciones triunfantes de fe en Dios, como si el que clamara tan desesperadamente estuviera tratando de tranquilizarse a sí mismo de que Dios está escuchando y que responderá. Salmo 68:19-20 es típico:

Bendito el Señor; 
cada día nos colma de beneficios
El Dios de nuestra salvación. 
Dios, nuestro Dios ha de salvarnos, 
Y de Jehová el Señor es el
librar de la muerte. 

Hay 46 afirmaciones de fe como ésta contenidas en las oraciones por liberación. Puedo imaginar a los judíos en apuros leyendo, memorizando, y recitando estas declaraciones durante los días más oscuros de la Tribulación. Tenga en cuenta que el profeta Zacarías dice que dos tercios de los judíos serán destruidos durante esos terribles años (Zacarías 13:8).

Otro tema repetitivo de los Salmos es el regocijo y la acción de gracias por la liberación del Señor. Tome Salmo 66 por ejemplo. Es un canto de alabanza emotivo y desinhibido por la salvación nacional de Israel. Puede imaginar los saltos, los aplausos y los bailes del Remanente judío, mientras lee las líneas iniciales: 

A veces, un solo Salmo contendrá los tres de estos temas proféticos: 1) Un clamor por la liberación; 2) Una declaración de fe; y 3) Un canto de alabanza por la respuesta salvadora de Dios. Salmo 54 es un buen ejemplo de la combinación de estos temas:

  1. Un clamor por la liberación — “Oh Dios, sálvame por tu nombre, Y con tu poder defiéndeme. Oh Dios, oye mi oración; Escucha las razones de mi boca. Porque extraños se han levantado contra mí, Y hombres violentos buscan mi vida; No han puesto a Dios delante de sí” (versos 1-3).
  2. La Expresión de Fe — “He aquí, Dios es el que me ayuda; El Señor está con los que sostienen mi vida. El devolverá el mal a mis enemigos; Córtalos por tu verdad” (versos 4-5).
  3. Alabanza por la Liberación — “Voluntariamente sacrificaré a ti; Alabaré tu nombre, oh Jehová, porque es bueno. Porque él me ha librado de toda angustia, Y mis ojos han visto la ruina de mis enemigos” (versos 6-7).

En la tercera y última parte de esta serie sobre la profecía en los Salmos, veremos los grupos proféticos que se encuentran en ese libro. 

Artículos relacionados:
»» Profecía en los Salmos — Las Profecías Descuidadas
»» ¿Por qué un Milenio? 
»» El Regreso del Mesías
»» El Milenio en el Antiguo Testamento

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)
Share/Bookmark