Mostrando entradas con la etiqueta Guerra del Salmo 83. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Guerra del Salmo 83. Mostrar todas las entradas

jueves, 18 de abril de 2024

Salmos 83: ¿Ha Encontrado Cumplimiento Final?

Apéndice 2 del Libro: Salmo 83 - La Profecía Faltante es Revelada


Actualmente, muchos aficionados a la profecía están discutiendo el Salmo 83, una profecía en formato de petición escrita por el vidente Asaf hace aproximadamente 3,000 años. Esta profecía recluta a una población de diez miembros cuyo objetivo es nada menos que borrar a Israel del mapa. Su mandato confederado es:

Y dicen: «¡Vengan, destruyamos su nación! ¡Que el nombre de Israel no vuelva a recordarse!» (Salmos 83:4; NVI).

Mi libro, IsralestineThe Ancient Blueprints of the Future Middle East, ha hecho que muchos escatólogos reconsideren su modelo del tiempo del fin. Sin embargo, no todos los expertos están de acuerdo con mi ecuación del tiempo del fin de que el Salmo 83 precede a Ezequiel 38-39. Hay quienes todavía barren la profecía en el armario de la tribulación de siete años, o simplemente depositan el evento en el cubo de basura del cumplimiento histórico.

Las tres razones principales por las que el Salmo 83 no pertenece al período de siete años de la tribulación, ya han sido abordadas en el capítulo llamado “El Gran Israel: Los Mapas Futuros de Israel”; sin embargo, este apéndice tiene la intención de sacar la profecía de los anales del cumplimiento histórico, y colocarla de nuevo en la categoría de evento pendiente.

El Argumento de 2 Crónicas 20:

El escatólogo Nathan Jones, administrador de las páginas web del Ministerio Cordero y León del Dr. David Reagan, y coanfitrión del programa de televisión “Cristo en la Profecía", me pidió que participara en un blog en curso. El argumento fue planteado por un caballero identificado como Don, que 2 Crónicas 20:1-37 probablemente describe el cumplimiento final de la profecía del Salmo 83. 

Aquí está mi comentario sobre el tema:

“Nathan y Don: 2 Crónicas no es probable el episodio que Asaf describe en el Salmo 83. El relato de 2 Crónicas describe principalmente sólo tres, posiblemente cuatro, de las poblaciones de diez miembros alistadas en la profecía del Salmo 83. Éstos son los confederados del Salmo 83:6-8: Las tiendas de Edom y de los ismaelitas; Moab y los agarenos; Gebal, Ammón y Amalec; Filistea con los habitantes de Tiro; Asiria también se ha unido a ellos; han apoyado a los hijos de Lot.

Ahora comparen todo lo anterior con 2 Crónicas 20:1-37 en su Biblia.

2 Crónicas 20:1; RVA-2015—Aconteció después de esto que los hijos de Moab y de Amón, y con ellos algunos de los amonitas[a], salieron a la guerra contra Josafat. (Siguiendo el Texto Masorético y la Vulgata; La Septuaginta dice: meunitas; véase 2 Crónicas 26:7), 

2 Crónicas 20:1; NVI — Después de esto, los moabitas, los amonitas y algunos de los meunitas le declararon la guerra a Josafat (el versículo 1 menciona a Moab y Amón, y posiblemente a los meunitas).

La NKJV sugiere que “otros” estuvieron involucrados además de ellos, pero eso probablemente se refiere a los meunitas, un grupo mucho más pequeño que los del Salmo 83:6-8. Los meunitas, si es a ellos a quienes se refiere el versículo 1, eran una tribu árabe que habitaba a unas doce millas al sureste de Petra, lo que todavía los coloca en el sur de la actual Jordania. Cité la Versión Estándar Americana además de la Nueva Versión King James [en el artículo original en inglés] para ilustrar que sólo identifica a Amón y Moab. El versículo 2 hace referencia a Siria, según algunos textos masoréticos, la Septuaginta y la Vulgata; algunos manuscritos hebreos y en latín antiguo dicen Edom.

Edom o Siria, o ambas—Esto es sólo una porción de las diez poblaciones del Salmo 83. Los versículos 10 y 22-23 de 2 Crónicas 20 enumeran a Moab, Amón y el monte Seir. El Monte Seir se identifica principalmente con el pueblo de Edom. Por lo tanto, las poblaciones a las que se hace referencia principalmente serían la actual Jordania, con una ligera posibilidad de que Siria haya estado involucrada. Moab es hoy el centro de Jordania, Edom es el sur de Jordania y Amón es el norte de Jordania. Petra, el Monte Seir y los meunitas también se agruparían en el sur de Jordania y sus alrededores en la actualidad.

Debido al hecho de que se hace referencia a menos de la mitad de las diez poblaciones requeridas del Salmo 83, no es posible que 2 Crónicas 20 pueda considerarse como la fuente del cumplimiento del Salmo 83. Además, varios eruditos como el Dr. Arnold Fruchtenbaum, Chuck Missler, Hal Lindsey, el Dr. David Reagan, Jacob Prasch, David Dolan y muchos otros creen que el Salmo 83 aún no ha encontrado su cumplimiento final.

El Argumento de las Guerras Árabe-Israelíes de 1948 y 1967:

Hay quienes creen que la Guerra de los Seis Días de 1967 ocasionó el cumplimiento final de la profecía. Esta sugerencia se me presenta a menudo y, a continuación, se muestra un correo electrónico reciente que envié a un amigo en respuesta a su preocupación de que éste podría ser el caso.

“Recientemente se me ha informado que usted cree que el Salmo 83 pudo haber encontrado su cumplimiento en la Guerra de los Seis Días de 1967. Curiosamente, el Dr. David Reagan y yo discutimos esta posibilidad recientemente, mientras visitábamos juntos una conferencia de Calvary Chapel en Chino Hills, organizada por el pastor Jack Hibbs, en febrero de 2009. Estuvimos de acuerdo en que el mejor argumento para el cumplimiento era la guerra de 1948, comúnmente considerada por los israelíes como “La Guerra de Independencia”; sin embargo, ninguno de éstos cumple realmente con la descripción en nuestra estimación. Hay diez poblaciones involucradas en el Salmo 83:6-8 y no todas estuvieron involucradas en 1967; y más que todos ellas, al menos periféricamente, estuvieron involucradas en 1948.

Además, es importante notar que las “tiendas de Edom” son la primera población enumerada en el grupo del Salmo 83:6-8, y un estudio cuidadoso demuestra que los descendientes de los edomitas se convirtieron en habitantes de tiendas sólo después de la guerra árabe-israelí de 1948. Esto abroga la posibilidad de que el Salmo 83 se cumpliera en la “Guerra de Independencia” de 1948.

Bíblicamente, la condición de las “tiendas de” alude a los refugiados o a los campamentos militares. En el caso de los edomitas, su condición de refugiados se convirtió en una realidad preocupante en 1949, cuando comenzó la crisis de los refugiados palestinos. Hasta ese momento, se les conocía como los árabes de Palestina; desde entonces se les ha denominado refugiados.

Este libro dedica un capítulo entero a este tema llamado, “Whodomites”—Quiénes son los edomitas hoy. Dentro del capítulo “Whodomite” se establece claramente la conexión entre los edomitas y los refugiados palestinos. El capítulo traza varias oleadas históricas de migración edomita desde su tierra natal original hacia Israel. Por lo general, se asentaron en Hebrón y sus alrededores, que hoy existe en la actual Cisjordania. Con el tiempo, llegaron a ser conocidos como los idumeos, que es la palabra griega para los edomitas. El territorio que desarrollaron dentro de Israel asumió el nombre de Idumea.

Parece que, desde 1949 hasta el día de hoy, los refugiados palestinos, la aparente estrella antagónica del programa del Salmo 83, tienen una contingencia edomita descendiente que reside dentro de sus filas.

Sin embargo, el argumento adicional en contra de que cualquiera de estas dos guerras árabe-israelíes sea el cumplimiento es el hecho de que Asaf está pidiendo a Dios que destruya completamente esta confederación según el Salmo 83:17, un evento que aún no ha ocurrido. Le pide a Dios que modele su desaparición en el formato similar de los ejemplos históricos que enumera en el Salmo 83:9-11 y las ilustraciones alegóricas del Salmo 83:13-16. El hecho de que estas poblaciones todavía existan, busquen la posesión de la tierra prometida en el Salmo 83:12, y continúen poseyendo colectivamente la actitud antagónica hacia Israel del Salmo 83:4 evidencia de manera concluyente, en mi opinión, que esta profecía aún no se ha cumplido.

Conclusión:

Los dos argumentos enumerados anteriormente son los principales presentados por los principales eruditos de hoy en día que creen que el Salmo 83 ya ha encontrado su cumplimiento. Habiendo depositado previamente el Salmo 83 en el archivo del cumplimiento histórico, estos defensores tienden a centrar su enfoque en Ezequiel 38-39 como la próxima profecía bíblica del Medio Oriente que se cumplirá. No estoy de acuerdo con este pensamiento y expreso mis opiniones en el capítulo llamado Salmo 83 o Ezequiel 38: ¿Cuál es el próximo titular de noticias del Medio Oriente?

Debemos considerar el hecho de que esos meros estruendos de hoy entre Rusia e Irán en el epicentro del Medio Oriente, como Joel Rosenberg se refiere acertadamente a ellos, no constituyen, sino que simplemente sugieren el cumplimiento cercano de la invasión de Ezequiel 38-39. Curiosamente, muchos expertos militares predicen justo lo contrario, que Israel podría verse obligado a invadir Irán para anticiparse a sus aspiraciones nucleares. Esto podría marginar temporalmente a Irán y hacerlos de poca utilidad inmediata para Rusia, y puede ser una de las razones por las que Irán (la antigua Persia) no figura entre los confederados del Salmo 83.

De cualquier manera que usted lo “profetice”, algún gran evento que cambiará el mundo en el Medio Oriente ciertamente está a punto de suceder, tal como la Biblia predijo que sucedería. El hecho de que los confederados del Salmo 83 vivan hoy en día y abracen el antiguo odio hacia Israel, indica la probabilidad de que el Salmo 83 sea la próxima profecía del Medio Oriente que se cumpla.

Traducido por Donald Dolmus
Ministerio En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Estimado lector: Gracias a las ofrendas de amor de nuestros colaboradores, podemos poner gratuitamente a su disposición este material exclusivo de nuestro Ministerio. Si siente de parte del Señor apoyar la labor que su servidor está llevando a cabo, visite nuestra sección Donativos, para descubrir cómo podrá hacerlo.


Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

Bill Salus es un expositor de Profecía Bíblica radicado en California, Estados Unidos. Se especializa en explicar la importancia profética de eventos actuales del Medio Oriente y del mundo. Sus artículos han sido publicados en revistas, publicaciones cristianas, y de forma extensa en Internet. Él es el autor de los éxitos de librería, Isralestine, Revelation Road, Psalm 83: The Missing Prophecy y Nuclear Showdown in Iran (prophecydepot.com

lunes, 15 de abril de 2024

Ezequiel: Los Huesos Secos de Israel Pueden Luchar

Apéndice 5 del Libro: Salmo 83 - La Profecía Faltante es Revelada


Llenando los estantes de las librerías hoy, hay numerosos libros que están prediciendo la próxima invasión contra Israel, por una coalición equipada con armas nucleares dirigida por Rusia e Irán. Las relaciones entre Rusia e Irán nunca han sido más fuertes, causando que el espectador serio se pregunte si este asalto está a punto de ocurrir. Prescritos en Ezequiel 38 y 39 se encuentran la sobrevivencia de Israel y el fallecimiento de la confederación.

Volviendo unas cuantas páginas atrás a Ezequiel 37:10, descubrimos que Israel algún día producirá un “ejército grande en extremo”. Este ejército, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), existe hoy en día. Aunque parece que este ejército ha surgido para participar en el próximo conflicto liderado por Rusia e Irán, la participación de las FDI en la batalla es mínima, si es que la hay. En cambio, según Ezequiel 38:18-39:6, los eventos divinos colapsan esta coalición liderada por Rusia. Justificadamente, esto nos lleva a preguntarnos: ¿qué evento militar futuro le gana a las FDI una estima “grande en extremo”?

Las claves depositadas en Ezequiel 37:1-9 nos ayudan a descubrir qué hizo necesaria la existencia de las FDI. Estos pasajes nos informan que, hace casi 2,600 años, el profeta hebreo fue transportado en el tiempo hacia la década de 1940, en la cual él visionó el Holocausto. Él vio un valle lleno de huesos secos, los cuales representaban al pueblo judío en una condición horrorosamente crítica. A él se le preguntó, “¿pueden estos huesos vivir?”, o, mejor dicho, ¿puede la raza judía sobrevivir? No sólo sobreviviría, le fue dicho, sino que también serían restaurados a su antigua patria Israel y emergerían en un “ejército grande en extremo”. Al hacer alusión a este ejército, él causa que la humanidad considere su propósito. ¿Por qué los sobrevivientes judíos necesitarían graduarse de refugiados a soldados? Asombrosamente, vemos que las guerras árabes que han fracasado una tras otra, han causado la creación de las FDI. ¡Los enemigos de Israel han aprendido rápidamente que los “huesos secos” de Ezequiel pueden pelear!

Al insertar estratégicamente la profecía del Salmo 83 en algún lugar entre los eventos de Ezequiel 37:1-13 y Ezequiel 38, llegamos a reconocer el propósito primario del ejército emergente de Ezequiel. El Salmo 83 nos dice que los árabes les seguirán los pasos a los alemanes con su propio intento genocida. Este salmo presagia el desarrollo futuro de una confederación predominantemente árabe que pronto procurará destruir al estado judío y borrar para siempre el nombre de Israel del mapa.

Aunque las FDI no juegan un papel importante en Ezequiel 38 y 39, ellos se enfrentarán con una confederación árabe, compuesta aparentemente por sirios, saudíes, palestinos, jordanos, egipcios, libaneses y sus entidades terroristas asociadas, como Hizbolá, Hamás y la Hermandad Musulmana. Casualmente, estas poblaciones no están enumeradas en la coalición dirigida por Rusia e Irán de Ezequiel 38. Tal como muestra un mapa moderno del Medio Oriente, ellos tienen rodeado a Israel. De acuerdo con numerosas profecías, Israel se pondrá furioso y derrotará rotundamente a esta confederación. Con la victoria, ¡el ejército judío obtiene el título de ser “grande en extremo”!

El destino diseñó el surgimiento de las FDI para prevenir la destrucción del Israel moderno. Ezequiel predijo la llegada de estas Fuerzas de Defensa de Israel. Ahora, la única cosa que se interpone entre el ejército de huesos secos de Ezequiel y su título de “grande en extremo” es la conquista israelí sobre la confederación árabe del Salmo 83.



Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

Estimado lector: Gracias a las ofrendas de amor de nuestros colaboradores, podemos poner gratuitamente a su disposición este material exclusivo de nuestro Ministerio. Si siente de parte del Señor apoyar la labor que su servidor está llevando a cabo, visite nuestra sección Donativos, para descubrir cómo podrá hacerlo.



Bill Salus es un expositor de Profecía Bíblica radicado en California, Estados Unidos. Se especializa en explicar la importancia profética de eventos actuales del Medio Oriente y del mundo. Sus artículos han sido publicados en revistas, publicaciones cristianas, y de forma extensa en Internet. Él es el autor de los éxitos de librería, Isralestine, Revelation Road, Psalm 83: The Missing Prophecy y Nuclear Showdown in Iran (prophecydepot.com

miércoles, 3 de enero de 2024

¿Es la Batalla entre Israel y Hamás una Guerra Profética?

Por Dr. Nathan E. Jones

¿Sabía que la profecía bíblica que predice eventos futuros constituye un enorme 31% de la Biblia? Sin embargo, el plan general de Dios para las edades parece ser más bien un rompecabezas de 100 piezas, y hasta ahora, Él sólo ha provisto 75 piezas. Podemos distinguir el contorno de una imagen, pero, hasta que se desarrollen ciertos acontecimientos, que luego añaden otra nueva pieza al rompecabezas, la imagen permanece incompleta.

Uno de esos cuadros proféticos “incompletos” tiene que ver con las diversas guerras profetizadas en los tiempos del fin, particularmente en lo que se refiere a la nación de Israel. Es por eso que muchos están viendo la guerra actual de Israel contra Hamás como un preludio potencial de la guerra profética descrita en los capítulos 38 y 39 de Ezequiel, llamada la Guerra de Gog y Magog. Pero, ¿lo es? ¿No tendría más sentido la Guerra del Salmo 83 con Gaza involucrada? Bueno, veámoslo comparando las dos guerras proféticas.

La Guerra de Gog y Magog

La Guerra de Gog y Magog (Ezequiel 38-39) predice un ataque masivo contra la renacida nación de Israel por parte de una coalición expansiva de naciones descrita por primera vez en Génesis 10:2-7. Estas naciones descienden de los territorios de la antigua Rosh (Rusia), Magog (las naciones que termina en “stán”), Mesec (incluidos Tubal, Gomer y Bet-Togarma, ahora Turquía), Persia (Irán), Cus (Sudán y Etiopía) y Fut (Libia, Argelia y Túnez) (Ezequiel 38:2-6). Su líder se llama “Gog, príncipe de Rosh, Mesec y Tubal” (Ezequiel 38:2-3; NKJV).

La batalla tiene lugar en “los montes de Israel, que siempre fueron una desolación” (Ezequiel 38:8). El propósito de la invasión es para “arrebatar despojos y para tomar botín”, y atacar al pueblo de Israel (38:12-16).

El resultado de una invasión tan masiva por parte de un ejército aparentemente invencible sobre un Israel desprotegido termina sorprendiendo a los invasores y conmocionando al mundo. Las naciones invasoras están, en verdad, siendo manipuladas por Dios, sacadas de sus tierras con “garfios en sus quijadas”, para que esas naciones sientan la furia del Señor Soberano (Ezequiel 38:4,18). Dios arrastra a estas naciones específicas a los “montes de Israel” para “litigar contra él... y sobre los muchos pueblos que están con él”, con “impetuosa lluvia, y piedras de  granizo, fuego y azufre” (Ezequiel 38:21-22). Dios explica Su propósito final para destruir sobrenaturalmente a la coalición invasora: “Y seré engrandecido y santificado, y seré conocido ante los ojos de muchas naciones; y sabrán que yo soy Jehová” (Ezequiel 38:23).

La victoria sobrenatural de Dios sobre los invasores de Gog-Magog le permite volver a presentarse al mundo y declarar en términos inequívocos que Jehová está defendiendo personalmente a Israel. Si los pueblos del mundo dudan, sólo tienen que mirar a Israel, que “saldrán, y encenderán fuego y harán arder las armas... durante siete años” (Ezequiel 39:9; RVA-2015).

En cuanto a los cadáveres de los invasores, “la casa de Israel los estará enterrrando durante siete meses, para purificar la tierra” en el recién nombrado “Valle de Hamón-Gog”, junto a una “ciudad llamada Hamona” recién construida (39:11-12,16).

La Guerra del Salmo 83

Ahora comparemos la guerra de Gog y Magog con otra guerra profetizada por el vidente (que significa profeta), Asaf — la guerra del Salmo 83.

El Salmo 83 puede leerse como una oración imprecatoria, lo que significa que Asaf está invocando juicio y justicia sobre un enemigo; pero tenga en cuenta que el escritor es de hecho un profeta. En Salmos 83:6-8, Asaf pide a Dios que traiga Su juicio sobre todas las naciones que se enumeran y que tienen equivalentes modernos a las naciones que rodean a Israel. Como enumera el escatólogo Bill Salus:

Lleno de Agujeros

Notablemente ausentes de la lista de naciones de Gog y Magog están aquellas que Asaf señaló y que rodean al Israel moderno: Líbano, Siria, Jordania, Egipto, Gaza, posiblemente Irak y las naciones de la Península Arábiga. ¿Por qué estas naciones fronterizas hostiles no participan también activamente en la Guerra de Gog y Magog? Su ausencia deja un agujero gigante en el mapa de los invasores Gog-Magog.

Además, la condición previa para la guerra Gog-Magog, como se afirma tres veces en Ezequiel (38:8,11,14), es que Gog no atacará hasta que el pueblo de Israel esté viviendo en paz “confiadamente” en “aldeas sin murallas”. ¿Existe hoy esa condición previa pacífica? Actualmente, Hezbolá en el Líbano tiene cientos de miles de misiles apuntando a Israel. Los ataques terroristas han estado ocurriendo en Israel casi semanalmente, culminando en la horrible masacre del 7 de octubre de 2023 por parte de los terroristas de Hamás. E Israel ha construido un muro de 400 millas de largo en el centro del país.

La Destrucción de Damasco

Luego hay otra profecía bíblica vinculada a una de estas naciones faltantes, Siria, que se encuentra en Isaías 17 y Jeremías 49. Esta profecía describe la destrucción de Damasco por parte de Israel en una sola noche:

He aquí que Damasco ha dejado de ser ciudad y será un montón de ruinas… En aquel día sus ciudades fortificadas serán como los frutos que quedan en los renuevos y en las ramas, los cuales fueron dejados a causa de los hijos de Israel; y habrá desolación… Al tiempo de la tarde, he aquí la turbación, pero antes de la mañana el enemigo ya no existeIsaías 17:1, 9, 14

¿Cómo podría Israel destruir completamente una ciudad, y en tan sólo una noche? ¿Quizás un arma nuclear Y, ¿dónde encaja este ataque en el cuadro profético?

Con estas cosas en mente, el Salmo 83 puede proporcionar la respuesta, ya que el vidente Asaf previó que Israel un día subyugaría a sus vecinos hostiles que lo rodeaban. Si Israel conquistara los países en su frontera, ése podría ser el escenario que le otorgue a Israel la condición previa pacífica que Ezequiel describe y que precede a la invasión de Gog-Magog (Ezequiel 38:11).

Los escépticos afirman que esta Guerra del Salmo 83 debe haber ocurrido en la historia de Israel. Varias alianzas entre la lista de naciones de Asaf atacaron al recién renacido Estado de Israel durante la Guerra de Independencia de 1948, y nuevamente más tarde durante la Guerra de los Seis Días de 1967. Pero, aunque Israel se defendió de estos ataques, nunca ha subyugado completamente estas tierras. Si Israel finalmente absorbiera las tierras de sus enemigos para convertirse en un “Gran Israel”, eso explicaría por qué los países de Gog-Magog no incluyen a las naciones fronterizas con Israel. Más bien, la coalición de Gog consiste en un anillo exterior de naciones islámicas empeñadas en vengarse, muy probablemente porque Israel ha tomado el control de sus vecinos, tal como estamos presenciando con Gaza.

El Salmo 83 también contiene una oración por la victoria de Israel (versículos 9-18). No se declara el resultado de la guerra, pero sabemos por otras escrituras que Israel saldrá victorioso. Por ejemplo, en Zacarías 12:6 se nos dice que, en los tiempos del fin, Israel será como “brasero de fuego entre leña, y como antorcha ardiendo entre gavillas; y consumirán a diestra y a siniestra a todos los pueblos alrededor”. Además, Dios declara en Amós 9:15 que, una vez que los judíos sean restablecidos en su tierra, “nunca más serán arrancados de su tierra que yo les di”.

La Guerra del Salmo 83 resultará en una victoria abrumadora para Israel y una mayor expansión territorial y mayores recursos naturales. También producirá la seguridad de la que se habla en Ezequiel 38. Y, al igual que la guerra de Gog-Magog, trae el nombre y la fama de Dios a sus enemigos: “Sean afrentados y turbados para siempre; sean deshonrados, y perezcan. Y conozcan que tu nombre es Jehová; Tú solo Altísimo sobre toda la tierra” (Salmos 83:17-18).

Otra Pieza del Rompecabezas

El Salmo 83 puede ser sólo una teoría profética, pero explica los países faltantes que no figuran en la lista de participantes en la Guerra Gog-Magog de Ezequiel 38-39 — una brecha que durante mucho tiempo ha desconcertado a los estudiantes de la profecía bíblica. La derrota de los enemigos cercanos de Israel en la Guerra del Salmo 83 podría proporcionar la condición previa pacífica para la Guerra Gog-Magog. También llevaría al anillo exterior de las naciones musulmanas a temer el poder de Israel en la región y a codiciar su control de incluso más recursos naturales que sus yacimientos de gas submarinos; de ahí el deseo de Gog de saquear a Israel.

Por lo tanto, sólo puedo concluir que la guerra de Israel contra Hamás no es la guerra profética de Gog y Magog, porque las naciones combatientes simplemente no coinciden. Tampoco puedo afirmar en este momento que el conflicto en curso refleje la guerra profética del Salmo 83. Ahora bien, si el conflicto con Hamás se intensificara hasta el punto que Israel luchara contra todos sus vecinos fronterizos hostiles, y particularmente si Israel destruyera repentinamente Damasco, entonces sí, bien podríamos estar presenciando el período previo a la primera de estas guerras proféticas — la Guerra del Salmo 83.

Con la Guerra del Salmo 83 a la vuelta de la esquina, seguida de la Guerra de Gog y Magog, Dios está a punto de intervenir y destruir personalmente la coalición invasora de Gog. Tal intervención divina abierta no se ha alineado con la forma en que Dios se presenta a sí mismo a través de la Era de la Iglesia. ¡Eso debe significar entonces que el regreso de Jesucristo está justo en el horizonte!

Traducido por Donald Dolmus
Ministerio En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Recursos recomendados:


Read it in Lamplighter:

domingo, 29 de octubre de 2023

Video: Un Análisis General del Conflicto Actual en el Medio Oriente

    

En este programa, analizo a la luz de la Palabra de Dios las posibles ramificaciones escatológicas del actual conflicto entre Israel y los diversos grupos terroristas que están operando en la Franja de Gaza, específicamente el grupo terrorista Hamás. 

Los invito a suscribirse a su canal y activar las notificaciones, para que puedan recibir las alertas cada que vez que se publique un nuevo video. También, los animo a compartir estos videos con sus contactos.

Vea también:

La Importancia de Bendecir a Israel


Recursos recomendado:


viernes, 20 de octubre de 2023

Audio: La Guerra del Salmo 83 (Parte 2)

En este programa, analizo algunos aspectos como: ¿Quiénes son los miembros de la confederación? ¿Qué objetivos pretenden alcanzar? ¿Es sólo una oración imprecatoria o también una profecía? Entre otros. 

Muchos dominós proféticos están a punto de caer uno tras otro rápidamente. ¿Cuáles serán las repercusiones escatológicas en el corto y mediano plazo?

Este video fue publicado en diciembre de 2020 en el Canal Instrucción Teológica, que es administrado por el Pr. Salomón Tuyub, de México. Los animo a suscribirse.

Si desea obtener más información sobre las guerras de los tiempos del fin, visite las siguientes secciones:

Audio: La Guerra del Salmo 83 (Parte 1)

Video: Una Breve Actualización Profética de la Guerra de Israel (10-10-23)

Video: Una Breve Actualización Profética de la Guerra de Israel (11-10-23)

Guerra del Salmo 83

Las 9 Guerras de los Tiempos del Fin

El Resurgimiento del Ejército de Israel (pdf)

jueves, 19 de octubre de 2023

Audio: La Guerra del Salmo 83 (Parte 1)

Un análisis histórico-exegético de este pasaje clave.

Muchos dominós proféticos están a punto de caer uno tras otro rápidamente. ¿Cuáles serán las repercusiones escatológicas en el corto y mediano plazo?

Este video fue publicado en diciembre de 2020 en el Canal Instrucción Teológica, que es administrado por el Pr. Salomón Tuyub, de México. Los animo a suscribirse.

Si desea obtener más información sobre las guerras de los tiempos del fin, visite las siguientes secciones:

Video: Una Breve Actualización Profética de la Guerra de Israel (10-10-23)

Video: Una Breve Actualización Profética de la Guerra de Israel (11-10-23)

Guerra del Salmo 83

Las 9 Guerras de los Tiempos del Fin

El Resurgimiento del Ejército de Israel (pdf)irse. Aquí les dejo el enlace

lunes, 16 de octubre de 2023

Video: Una Breve Actualización Profética de la Guerra en Israel (11-10-23)

Un breve análisis a la luz de la profecía bíblica de la situación actual en el Medio Oriente. 

Video grabado desde la ciudad de San Salvador, donde pasé la semana del 7 al 14 de octubre, participando en una jornada misionera enfocada en el evangelismo. 

Fe de errata: La declaración correcta es que Dios envió el Huracán Katrina contra Estados Unidos, no Israel, en respuesta a la cláusula de maldición por maldición contenida en el Pacto Abrahámico. 

Si desea obtener más información sobre las guerras de los tiempos del fin, visite las siguientes secciones:

Video: Una Breve Actualización Profética de la Guerra de Israel (10-10-23)

Guerra del Salmo 83

Las 9 Guerras de los Tiempos del Fin

Las Guerras del Tiempo del Fin

El Resurgimiento del Ejército de Israel (pdf)

Video: Una Breve Actualización Profética de la Guerra en Israel (10-10-23)

 

Un breve análisis a la luz de la profecía bíblica de la situación actual en el Medio Oriente. 

Video grabado desde la ciudad de San Salvador, donde pasé la semana del 7 al 14 de octubre, participando de una jornada misionera enfocada en el evangelismo. 

Si desea obtener más información sobre las guerras de los tiempos del fin, visite las siguientes secciones:

Guerra del Salmo 83

Las 9 Guerras de los Tiempos del Fin

Las Guerras del Tiempo del Fin

El Resurgimiento del Ejército de Israel (pdf)

viernes, 26 de mayo de 2023

Libro: Las 9 Guerras de los Tiempos del Fin – Capítulo 1 (Parte 2 de 2)

La Guerra de Aniquilación

Por Dr. David R. Reagan

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

Respuestas

1) El Autor — Sí, Asaf sirvió como líder de adoración del rey David, pero también es identificado en 2 Crónicas 29:30 como un “vidente”. Además, 1 Crónicas 25:2 dice que él era uno “que profetizaba bajo las órdenes del rey”.14 Pero esto no es prueba de que el Salmo 83 sea una profecía. Después de todo, cualquiera que esté familiarizado con los Profetas Mayores y Menores es consciente de que, a menudo, escribieron largos pasajes que no tenían nada que ver con la previsión del futuro. En cambio, estaban predicando sobre el presente, al hablar sobre eventos actuales — a menudo revelando los pecados de su nación y llamando al pueblo al arrepentimiento.

2) La naturaleza del Salmo — Una vez más, sí, no hay frases proféticas en el Salmo 83 que indiquen que está hablando de los tiempos del fin. Parecería estar hablando de enemigos de Israel en el tiempo de Asaf, durante el reinado del rey David.

Pero esta omisión no descalifica automáticamente el salmo de ser una profecía del tiempo del fin. Hay una serie de profecías de la Primera Venida que nadie hubiera sospechado que fueran tales cuando fueron escritas. Sabemos que son profecías porque los escritores del Nuevo Testamento las citan como profecías que se refieren al Mesías.

Un ejemplo es Oseas 11:1 que dice: “Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo”. El Evangelio de Mateo cita este versículo y dice que se cumplió en la estadía de Jesús y su familia en Egipto y el llamado de José por parte de un ángel para regresar a su hogar en Nazaret (Mateo 2:14-15, 20-23).

Otro ejemplo se encuentra en Salmos 41:9, donde David lamenta su traición por un amigo. La mayoría de los comentaristas piensan que David estaba hablando de su consejero, Ahitofel, cuando se unió al hijo de David, Absalón, en su rebelión contra su padre. Sin embargo, este pasaje se cita en Mateo 26:23 como una profecía que se cumplió en la traición de Judas a Jesús.

Uno de los ejemplos más famosos de profecías poco claras de la Primera Venida se encuentra en Isaías 7:14. El escenario de este versículo es una amenaza del ejército sirio para conquistar Jerusalén. El rey Acaz de Judá estaba severamente asustado por esta amenaza, por lo que envió al profeta Isaías, quien vino a él y le aseguró que los sirios no tomarían la ciudad.

Pero esta seguridad no fue suficiente para calmar el alma del rey Acaz. Entonces, Dios le dio una señal de que las palabras de Isaías se harían realidad: “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emanuel” (Isaías 7:14). La palabra hebrea para virgen en este versículo es alma, que puede significar virgen o mujer joven. Dado que ésta era una profecía dirigida específicamente al rey Acaz y estaba destinada a un cumplimiento inmediato, para asegurarle que las palabras de consuelo de Isaías eran verdaderas, debe haberlo entendido como que una joven ya embarazada pronto daría a luz y llamaría al bebé Emanuel. Esto probablemente sucedió con el nacimiento de uno de los hijos de Isaías.

Sin embargo, sabemos que éste no fue el cumplimiento completo de la profecía, porque el autor del Evangelio de Mateo dice que la profecía se cumplió en el nacimiento virginal de Jesús. Y cuando citó el pasaje del Antiguo Testamento, traduciéndolo del hebreo al griego, usó una palabra griega, parthenos, que sólo puede significar virgen (Mateo 1:23). Lo mismo ya habían hecho los sabios judíos que tradujeron la Biblia del hebreo al griego unos 200 años antes del nacimiento de Jesús. Por lo tanto, incluso los rabinos judíos reconocieron la profecía de Isaías como una profecía mesiánica que aún no se había cumplido por completo.

Entonces, mi punto es que un estudio de las profecías de la Primera Venida deja en claro que el significado final de las profecías no siempre es evidente.

No obstante, creo que realmente hay algunos indicadores claros del tiempo del fin en el Salmo 83. Por ejemplo, hay una referencia al hecho de que el resultado de esta guerra será un factor contribuyente a motivar a las naciones a buscar el nombre de Jehová (versículo 16), porque se darán cuenta de que Él es “el Altísimo sobre toda la tierra” (versículo 18).

Sabemos por otras profecías que este reconocimiento mundial de Yahvé como el único Dios verdadero no ocurrirá hasta el final de la Tribulación y el comienzo del Milenio (Isaías 24:21-23, 45:22-25 y Salmo 46:10).

3) Cumplimiento en el Antiguo Testamento — La afirmación de que si el Salmo 83 realmente es una profecía, lo más probable es que se haya cumplido en el momento en que fue escrito, o poco después, es un argumento justificable, pero uno que no cumple con la prueba de las Escrituras.

Aquellos que toman esta posición generalmente señalan las batallas del rey David mencionadas en 1 Crónicas 18 y 19, o una batalla llevada a cabo por el rey Josafat de Judá, que se registra en 2 Crónicas 20:1-37. Un tercer candidato que a veces se nombra es Ezequiel 25 y 26, donde la condenación de algunas de las naciones mencionadas en el Salmo 83 está profetizada por Ezequiel.15

La más fuerte de las referencias del Antiguo Testamento es 1 Crónicas 18 y 19, que describe algunas batallas que ocurrieron cuando Asaf estaba vivo. Salus argumenta que esto no puede ser a lo que Asaf se refiere, porque no todos los enemigos de Israel que se mencionan en el salmo son nombrados, y eso es cierto. Pero Asaf pudo haber estado enumerando a los principales enemigos de Israel en ese momento y pidiéndole a Dios que los destruyera. Eso no necesariamente tendría que ser en una batalla donde todos están incluidos.

En cuanto a la batalla del rey Josafat contra una alianza de Edom, Moab y Amón, no es probable que pueda considerarse un cumplimiento del Salmo 83 ya que sólo tres de los diez enemigos de Judá nombrados en el salmo estuvieron involucrados en la batalla — mientras que seis de los diez se mencionan en las batallas de David en 1 Crónicas 18 y 19.

La defensa de Ezequiel 25 y 26 me parece fuera de lugar.16 En el capítulo 25 de Ezequiel, el profeta nombra a tres de las naciones en el Salmo 83, pero no se mencionan batallas. Sólo hay una profecía de que Moab, Edom y Filistea serán destruidos, tal como se profetizó en el Salmo 83. En el capítulo 26, Ezequiel menciona Tiro, pero él específicamente profetiza que será destruido por Nabucodonosor (versículo 7) y no en los tiempos del fin.

4) Cumplimiento moderno — Otro grupo de expertos en profecía afirma que el Salmo 83 se ha cumplido en una de las guerras modernas de Israel.17 La mayoría selecciona la Guerra de Independencia de Israel (1948-1949), la Guerra de los Seis Días (1967) o la Guerra de Yom Kippur (1973). De éstas, la Guerra de los Seis Días es la opción más popular, principalmente debido a su impacto abrumador en todo el Medio Oriente.

El eminente erudito de la profecía bíblica, Paul Benware, es uno de los que concluye que, si la guerra del Salmo 83 ha tenido algún cumplimiento moderno, debe ser la Guerra de los Seis Días.18 Su conclusión se basa en dos hechos. Primero, señala a varios líderes árabes que proclamaron que su objetivo era “borrar a Israel del mapa”.19 Además, señala la participación de Egipto, Jordania, Siria, Líbano, Irak e incluso Arabia Saudita y Yemen. Luego agrega esta observación: “En otras palabras, todas las personas mencionadas en el Salmo 83 están cubiertas geográficamente en la guerra de 1967”.20

Salus ha respondido a esta afirmación afirmando que sólo “tres de las diez poblaciones que se encuentran en el Salmo 83 están involucradas”, específicamente Egipto, Jordania y Siria. Pero eso no es correcto. Tenga en cuenta que la lista de Salus de diez naciones bíblicas se traduce en sólo seis naciones modernas, no diez. Y además, Michael Oren, en su excelente libro, Six Days of War, indica que los seis estuvieron involucrados en la guerra, ya sea directa o indirectamente detrás de escena.21

Pero ninguna de las naciones atacantes en 1967 dejó de existir como se indica en Salmos 83:17, ni ninguna de ellas se volvió a Yahvé como su Dios, como se menciona en el versículo 18. Entonces, a lo sumo, la Guerra de los Seis Días fue un pre-cumplimiento en tipo y no el cumplimiento del Salmo 83. Incluso Salus admite que la Guerra de los Seis Días puede haber sido un pre-cumplimiento en tipo.22

Además, aunque Benware reconoce que la Guerra de los Seis Días podría haber sido un cumplimiento, concluye su análisis afirmando que piensa que el Salmo 83 no es una profecía. En cambio, dice que “es mejor verlo como un salmo de lamento, que le pide al Señor Dios que intervenga y los libere de una situación difícil, lo que finalmente hará”.23

5) Cumplimiento futuro — Sí, es posible que la Guerra del Salmo 83 pueda ser una descripción del círculo interno árabe de naciones alrededor de Israel que participan en la Guerra de Gog y Magog o en la Batalla de Armagedón. Consideremos brevemente cada uno:

a) La Guerra de Gog y Magog — Aquellos que sostienen que el Salmo 83 encaja en esta guerra toman la posición de que el círculo interno está incluido en tres referencias a “muchos pueblos contigo” (Ezequiel 38:6, 9, 15). Esta frase parece ser una referencia a los aliados de la coalición rusa, además de los nombrados específicamente.24

Este argumento podría ser cierto, pero parece poco probable. ¿Por qué el profeta Ezequiel omitiría a las naciones más cercanas a Israel? Después de todo, son algunas de las naciones que más odian al Estado judío. Además, varios de ellos son naciones por las que la alianza rusa tendría que pasar para llegar a Israel.

Otro problema con encajar el Salmo 83 en Gog y Magog es que las Escrituras revelan que las dos guerras son impulsadas por diferentes motivaciones. La invasión de Gog y Magog está impulsada por el deseo de “arrebatar despojos y tomar botín” (Ezequiel 38:12). En contraste, Salmos 83:4 declara que el propósito de la guerra que describe es “destruyámoslos, para que no sean nación, y no haya más memoria del nombre de Israel”.

Parece más probable que la Guerra del Salmo 83 preceda a la Guerra de Gog y Magog. Parece que se hace referencia a ella en Ezequiel 38:8-9 (NTV, énfasis agregado):

8) . . .En un futuro lejano, caerás en picada sobre la tierra de Israel, la cual estará disfrutando de paz, después de haberse recuperado de la guerra y luego de que su gente haya regresado de otras tierras hacia los montes de Israel. 

9) Tú y todos tus aliados — un inmenso y temible ejército — descenderán sobre Israel como una tormenta y cubrirán la tierra como una nube.

b) La Batalla de Armagedón — Aquellos que sostienen que el Salmo 83 está hablando de la Batalla de Armagedón descrita en Joel 3, Zacarías 14 y Apocalipsis 19, señalan la declaración en el Salmo 83:17 que dice que las naciones del círculo interno árabe serán “deshonrados y perecerán”.25

Entonces, preguntan: “¿Cuándo perecerán las seis naciones modernas involucradas en el Salmo 83?”. El maestro de profecía, Phillip Goodman, coloca su destrucción al final de la Tribulación cuando ocurre la Segunda Venida de Jesús.26 Él proporciona textos de prueba para su conclusión, pero el único que parece relevante es Zacarías 12:6 y 9, que es un pasaje del tiempo del fin sobre el regreso del Señor:

6) En aquel día yo haré que los clanes de Judá sean como una llama que le prende fuego a un montón de leña o como una antorcha encendida entre los manojos de grano. Destruirán con fuego a las naciones vecinas a la derecha y a la izquierda, mientras los habitantes de Jerusalén otra vez vivirán en su propia ciudad.

9) En aquel día yo procuraré destruir a todas las naciones que vengan contra Jerusalén.

El problema con este argumento es que la palabra, perecer, no siempre significa dejar de existir. Por ejemplo, en 2 Pedro 3:6 se nos dice que el mundo del tiempo de Noé “pereció” (RVR). Es cierto que la tierra del tiempo de Noé pereció, pero no dejó de existir. Zacarías 12: 6 y 9 tampoco significa que las naciones dejarán de existir, sólo que serán derrotadas abrumadoramente. Sabemos, por ejemplo, por otros pasajes de las Escrituras, que las naciones continuarán existiendo durante el reinado milenario de Jesús. En el contexto del Salmo 83, perecer parecería significar que las naciones serán completamente derrotadas.

Otro maestro de profecía que coloca el Salmo 83 al final de la Tribulación, cuando Jesús regrese a la tierra, es Craig C. White.27 Su texto de prueba es el Salmo 83:3, que dice lo siguiente en la versión King James: “Han tomado consejo astuto contra tu pueblo [Israel] y han consultado contra tus escondidos”. White afirma que los “escondidos” obviamente se refiere a los judíos que huirán de Israel en la segunda mitad de la Tribulación a un escondite en Jordania (Ap. 12:13-16).

Esta conclusión me parece un gran salto basado en una traducción. La NKJV del Salmo 83 dice: “los protegidos”. La NTV, los “preciados”; la NVI, “aquellos que tú estimas”; la ESV, “los atesorados”. El significado de las palabras está determinado por el contexto, y el contexto de este pasaje es Dios refiriéndose al pueblo judío como Su Pueblo Elegido, a quien Él atesora y que existe bajo Su protección.

Recapitulación

Bueno, como puede ver, tratar de colocar la Guerra del Salmo 83 en un lugar exacto en la cronología de eventos del tiempo del fin es muy difícil. Nadie debe ser dogmático acerca de su punto de vista.

Personalmente, he llegado a las siguientes conclusiones:

  • No hay cumplimiento bíblico del Salmo 83.
  • La Guerra de los Seis Días podría muy bien ser un cumplimiento del Salmo 83 en su totalidad o en parte — muy probablemente un cumplimiento parcial en tipo.
  • El cumplimiento completo del Salmo 83 está muy probable en el futuro, sirviendo como el evento que traerá un breve tiempo de paz a Israel — así como un territorio expandido y una mayor riqueza.
  • La Guerra del Salmo 83 muy probablemente allanará el camino para la Guerra de Gog y Magog, probablemente porque el resultado impulsará a las naciones árabes a pedir a Rusia y sus aliados musulmanes que acudan en su ayuda.

Un Misterio Final

En Isaías 17:1, hay una profecía que dice rotundamente que llegará un día en que Damasco, la capital de Siria, dejará de existir y se convertirá en “una ruina caída”. Algunos han tratado de argumentar que esta profecía se cumplió en 732 a. C., cuando Asiria derrotó a los arameos y capturó Damasco (2 Reyes 16:9). Pero esto no resultó en que Damasco fuera totalmente destruida. Y, además, Damasco sigue existiendo hoy como una ciudad muy densamente poblada de dos millones.

Por lo tanto, el cumplimiento de esta profecía está aún en el futuro, y podría muy bien ocurrir durante la Guerra del Salmo 83, ya que Siria será uno de los aliados invasores. Tenga en cuenta también que Israel ha adoptado lo que se llama “La Opción Sansón”, lo que significa que bombardearán las ciudades de sus enemigos si Israel es invadido o está a punto de ser derrotado.28

De hecho, la gran capacidad nuclear de Israel y su capacidad para lanzar bombas atómicas con misiles muy precisos es probablemente una de las principales razones por las que los árabes no han lanzado un ataque total contra la nación judía en casi 50 años. Israel ha experimentado una guerra tras otra desde su fundación (vea la página 18), pero sólo ha habido cuatro guerras principales — la Guerra de Independencia de Israel (1948-1949), la Guerra de Suez (1956), la Guerra de los Seis Días (1967) y la Guerra de Yom Kippur (1973). Han pasado casi 50 años desde la última gran guerra de las fuerzas árabes aliadas contra Israel.

Hoy en día, los vecinos árabes de Israel tienen misiles muy sofisticados. Ya no confían en los primitivos misiles Scud que han utilizado en el pasado. Agregue a eso la creciente inestabilidad política dentro de Israel y el distanciamiento de los Estados Unidos de su apoyo tradicional al Estado judío — y tiene una convergencia de factores que podrían motivar la Guerra del Salmo 83 en cualquier momento — una guerra que podría abrumar a Israel hasta el punto de tomar la decisión de usar su arsenal nuclear como medio defensivo para garantizar la supervivencia del Estado.

Y, por supuesto, si a Irán se le permite desarrollar una bomba atómica, no hay duda de que se lanzaría una guerra total para aniquilar al Estado judío. Esto no quiere decir que el bombardeo de Damasco será parte de la Guerra del Salmo 83, pero ciertamente es una posibilidad.

Conclusión

Todo el Medio Oriente es una bomba de tiempo que podría explotar en cualquier momento. Es un concepto aterrador, pero tenga en cuenta que Dios está en control.

Salmos 2 dice que Yahvé se sienta en Su trono en el cielo riéndose de los intentos de los líderes políticos del mundo de aniquilar a Israel. ¿Por qué se ríe? Porque tiene la sabiduría y el poder para orquestar toda la maldad de Satanás, la humanidad y el Anticristo para el triunfo de Su Hijo, Jesucristo.

Recuerde también que Salmos 121:4 dice que el que guarda a Israel no duerme ni se adormece. Ellos son Su “tesoro”, y los protegerá desde ahora hasta el final de la Tribulación, asegurando su existencia continua hasta el día al final de la Tribulación cuando “mirarán a Aquel a quien traspasaron” y recibirán a Yeshúa como su Mesías (Zacarías 12:10).

Una Posdata 

Creo que se debería agregar una nota sobre la Biblia que se encontró en el pantano irlandés en julio de 2006 (vea la página 27). Como señalé anteriormente, revivió la atención mundial hacia el Salmo 83, ya que ese fue el lugar en el que se abrió la Biblia.29 Resultó que la Biblia era una copia de la traducción de la Vulgata atina, cuyos números para los Salmos difieren de nuestras traducciones modernas. Por lo tanto, el Salmo 83 en esa versión es en realidad el Salmo 84 en nuestras versiones modernas. El texto que fue expuesto decía: “¡Cuán bienaventurado es el hombre cuyo poder está en Ti, en cuyo corazón están los caminos a Sion!” (Salmos 84:5).

Lea la parte 1 aquí

Traducido por Donald Dolmus
Ministerio En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Estimado lector: Gracias a las ofrendas de amor de nuestros colaboradores, podemos poner gratuitamente a su disposición este material exclusivo de nuestro Ministerio. Si siente de parte del Señor apoyar la labor que su servidor está llevando a cabo, visite nuestra sección Donativos, para descubrir cómo podrá hacerlo.


Buy the book clicking on the image below:

jueves, 25 de mayo de 2023

Libro: Las 9 Guerras de los Tiempos del Fin – Capítulo 1 (Parte 1 de 2)

La Guerra de Aniquilación

Por Dr. David R. Reagan

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

Como mencioné en el Prefacio, cada vez que estalla una guerra en el Medio Oriente, recibo una ráfaga de contactos preguntando si podría ser la Guerra de Armagedón. Esta pregunta está motivada por el hecho de que la mayoría de la gente está familiarizada con una sola guerra del tiempo del fin, la que se ha popularizado en películas y novelas como la “Batalla de Armagedón”.

La gente siempre se sorprende mucho al saber que la profecía bíblica revela nueve guerras en los tiempos del fin y que Armagedón se relaciona sólo con una de ellas.

La Primera Guerra del Tiempo del Fin

La mayoría de los eruditos proféticos han creído durante mucho tiempo que la primera gran guerra del tiempo del fin será la Guerra de Gog y Magog, que se describe en Ezequiel 38 y 39. Ésta, por ejemplo, es la posición declarada de Joel Rosenberg en su popular libro, Epicenter.1 Esta guerra comenzará cuando Rusia invada Israel con ciertos aliados específicos, todos los cuales son naciones musulmanas hoy.

Pero hay serias dudas por parte de algunos eruditos de la profecía de que el conflicto descrito en Ezequiel 38 y 39 será la primera guerra de la profecía bíblica del tiempo del fin. Algunos señalan, en cambio, la guerra descrita en el Salmo 83.

Comencemos nuestra consideración de la Guerra del Salmo 83 echando un vistazo a lo que el salmo realmente dice.

Salmos 83

El salmo fue escrito por Asaf, quien era el líder de adoración del rey David (1 Crónicas 16:7). Toma la forma de una oración en la que Asaf llama a Dios para que intervenga y detenga una conspiración de naciones que se han aliado para aniquilar a la nación de Israel. Todas las naciones nombradas son las que hoy tienen una frontera común con Israel: Líbano, Siria, Jordania, Egipto y Gaza.

Asaf clama a Dios para que los derrote decisiva y abrumadoramente, para que ellos y todas las demás naciones se den cuenta de que la victoria de Israel es sobrenatural. Concluye el salmo explicando por qué desea una victoria tan imposible:

17) Sean [las naciones conspiradoras] confundidos y turbados para siempre; sean deshonrados y perezcan.

18 Y conozcan que tu nombre es Jehová; ¡sólo tú, el Altísimo sobre toda la tierra!

Asaf no dice cómo resultará esta guerra; sólo expresa la esperanza de que Israel triunfe. Pero si realmente es una guerra del tiempo del fin, entonces sabemos que es una en la que Israel saldrá victorioso. Eso es porque en Zacarías 12:6 se nos dice que, en los tiempos del fin, Israel será como “como brasero de fuego entre la leña y como antorcha ardiendo entre gavillas; consumirán a diestra y siniestra a todos los pueblos alrededor. . .”. Además, en Amós 9:15, se nos dice que una vez que los judíos sean restablecidos en su tierra natal, “nunca más serán arrancados de la tierra”.

La Resurrección del Salmo

A lo largo de los años, el Salmo 83 ha sido pasado por alto como una profecía del tiempo del fin. Fue resucitado a la atención de los estudiosos de la profecía moderna por un hombre llamado Bill Salus, quien publicó un perspicaz libro en 2008 titulado Isralestine.2

En un libro posterior titulado Salmo 83, Salus señaló que la pieza final del rompecabezas de los tiempos del fin fue descubierta en, de entre todos los lugares, Irlanda, el 26 de julio de 2006. Un ingeniero que estaba excavando un pantano irlandés, para producir tierra comercial para macetas, notó justo más allá del cubo de su excavadora, un pergamino antiguo bien conservado. Era el Salmo 83, abierto en su lugar y a plena vista. Salus escribió: “Tal vez no sea una coincidencia que este Salmo, que está lleno de contenido profético, haya sido desenterrado, desempolvado y hecho de interés periodístico en estos últimos días”.3

Al colocar el Salmo 83 en el rompecabezas del tiempo del fin como la primera de las guerras, Salus sostuvo que todos los eventos se alinean apropiadamente. Su conclusión fue que la victoria de Israel en esta guerra proporcionará a la nación la atmósfera pacífica que Ezequiel 38 y 39 dice que existirá cuando comience la Guerra de Gog y Magog (Ezequiel 38:8, 11, 19). También proporcionará a Israel el territorio y la riqueza que provocarán que las naciones árabes pidan a Rusia y sus aliados que acudan a su rescate.

Además, argumentó que, al considerar el Salmo 83 como una guerra del tiempo del fin que ocurre antes de la Guerra de Gog y Magog, resuelve un misterio importante. El misterio se relaciona con el hecho de que la lista de naciones aliadas de Gog y Magog que se nombran en Ezequiel 38 no contiene una sola nación que tenga una frontera común con Israel. En cambio, todas las naciones nombradas consisten en un círculo exterior alrededor de Israel.

Las diez naciones nombradas como los agresores en el Salmo 83 son, por supuesto, antiguas. Se enumeran en la página siguiente.4

Un estudio cuidadoso de la lista revela cierta repetición cuando los nombres antiguos se convierten a naciones modernas. Tomemos, por ejemplo, Edom, Moab y Amón. En lugar de representar a tres naciones, en realidad son sólo una hoy — la nación de Jordania. Del mismo modo, dos de las naciones antiguas — Gebal y Tiro — son parte del Líbano moderno. Irak se menciona en la lista de Salus porque era parte de la antigua Asiria, pero está representado por la inclusión de Siria. Estas duplicaciones reducen la lista a un total de seis. No he contado a los palestinos como una nación separada, ya que están dispersos por todas las naciones árabes, así como por Israel.

Otros autores han traducido las naciones antiguas a naciones diferentes hoy, pero las diferencias en las listas son de naturaleza muy leve.5 La única diferencia importante que he notado está en la lista compilada por Joel Richardson. Primero, añade Turquía, ya que una parte de ella fue incluida en el Imperio Asirio.6 En segundo lugar, se opone firmemente a que Egipto sea incluido en la lista de Salus, porque en el momento en que se escribió el salmo, los hagarenos estaban ubicados en lo que hoy es la parte norte de Jordania.7

Los Aliados del Salmo 83 Según Salus

Edom - Palestinos y el sur de Jordania

Ismaelitas – Saudíes (Ismael, padre de los árabes)

Moab – Palestinos y Jordania Central

Hagerenos - Egipcios

Gebal – Norte del Líbano

Amón – Palestinos y norte de Jordania

Amalek – Árabes del área del Sinaí

Filistea – Franja de Gaza

Tiro – Sur del Líbano

Asiria - Siria e Irak

Críticas

No hace falta decir que no todos los expertos en profecía bíblica han estado dispuestos a aceptar la teoría de Salus. La controversia aumenta en torno a si el Salmo 83 es realmente una profecía o no, y, de ser así, ¿describe una guerra que ocurrió durante la vida de Asaf, o es una que aún está por suceder en los tiempos del fin? Los argumentos clave en contra de que sea una profecía separada y distinta sobre una guerra del tiempo del fin son los siguientes:

1) El Autor — No podría ser una profecía del tiempo del fin porque fue escrita por el líder de adoración de David, Asaf, quien no era un profeta de Dios.8

2) La Naturaleza del Salmo — No hay indicación alguna en el salmo de que sea una profecía. Por lo tanto, no encontramos declaraciones proféticas como “en aquel día”, que es usada por Isaías para hablar de los tiempos del fin (Isaías 2:11). Del mismo modo, no hay frases utilizadas por otros profetas cuando hablan de eventos del tiempo del fin, como, por ejemplo, “al final de los tiempos” (Jeremías 48:47), “el tiempo del fin” (Daniel 12:4), “"el día de Jehová” (Sofonías 1:7) y “el día de la ira de Jehová” (Sofonías 2:2-3).9

3) Cumplimiento en el Antiguo Testamento — El salmo puede ser una profecía, pero, si es así, lo más probable es que se haya cumplido en una de las guerras en los tiempos del Antiguo Testamento:

a) Las guerras descritas en 1 Crónicas 18 y 19, donde el ejército del rey David se enfrentó a las alianzas de varias naciones paganas que rodeaban a Israel.10

b) La guerra descrita en 2 Crónicas 20:1-37, que enfrentó al ejército del rey Josafat de Judea contra Ammón y “otros con ellos”, incluidos Moab y los hombres de Edom.11

4) Cumplimiento Moderno — El salmo se cumplió en una de las guerras modernas de Israel, como la Guerra de Independencia de Israel (1948-1949), la Guerra de los Seis Días (1967) o la Guerra de Yom Kippur (1973).12

5) Cumplimiento Futuro — Si el Salmo 83 realmente es una profecía sobre una guerra del tiempo del fin, lo más probable es que describa la participación del círculo interno de las naciones árabes alrededor de Israel en la Guerra de Gog y Magog o en la Batalla de Armagedón.13

Lea la parte 2 aquí

Traducido por Donald Dolmus
Ministerio En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Estimado lector: Gracias a las ofrendas de amor de nuestros colaboradores, podemos poner gratuitamente a su disposición este material exclusivo de nuestro Ministerio. Si siente de parte del Señor apoyar la labor que su servidor está llevando a cabo, visite nuestra sección Donativos, para descubrir cómo podrá hacerlo.


Buy the book clicking on the image below:

Share/Bookmark