martes, 9 de diciembre de 2014

Apocalipsis: El Símbolo 666

¿Por qué es el número 666 utilizado como símbolo del Anticristo?



Hay tres buenas razones por las que este número fue usado. La primera es el hecho de que en las Escrituras, el número del Hombre es 6, porque el Hombre fue creado en el sexto día. En contraste, el número de Dios es el 7, porque representa culminación y perfección, dado que en el séptimo día de la Creación Dios descansó de Su obra, la cual declaró que era buena o perfecta.

Ahora bien, en el lenguaje hebreo, los superlativos se expresan repitiendo la palabra o frase, siendo lo máximo tres veces. Es por eso que, cuando Isaías vio al Señor elevado y exaltado en el Templo, oyó a los serafines cantando, “Santo, santo, santo es el Señor de los ejércitos” (Isaías 6:1-3). El número 666, por lo tanto, representa el número del Hombre llevado a su cénit.

El uso de este número es muy apropiado porque durante la Tribulación, Satanás trabajará para exaltar a su hombre, el Anticristo, como el Mesías del mundo. Además, en esa época habrá en la tierra una trinidad demoníaca que representará las aspiraciones Humanísticas del Hombre — Satanás enmascarado como Dios, el Anticristo pretendiendo ser el Mesías y el Falso Profeta imitando el papel del Espíritu Santo señalándoles el falso Mesías a la gente —. 

La segunda razón por la que se usa el número 666 es debido a su simbolismo en la mentalidad judía. La Biblia nos dice que en el año en el que el Rey Salomón recibió 666 talentos de oro, él le volvió su espalda a Dios y se obsesionó con mujeres, caballos y dinero (1 Reyes 10:14 y 2 Crónicas 9:13). Por eso, en la historia judía, el número 666 vino a significar apostasía.

La tercera razón por la que el número 666 es usado, está relacionada con el hecho de que tanto en el hebreo como en el griego, las letras del alfabeto también representan números. Esto hace posible sumar un valor numérico para cada nombre. El nombre del Anticristo sumará 666 ya sea en griego o hebreo (o quizás en ambos) y será, por lo tanto, una expresión de la apostasía definitiva — presentándose a sí mismo como un sustituto del verdadero Mesías —.

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Original article:
The 666 Symbol

Courtesy of:

Apocalipsis: Las Cartas a las Siete Iglesias

¿Tienen alguna importancia profética?



Iglesia en Éfeso 

La iglesia en Éfeso es representativa del periodo apostólico desde el 30 EC hasta el 95 EC, cuando la iglesia estaba preocupada por la organización y la doctrina, al punto que llegó a ser legalista. 

Iglesia en Esmirna 

La iglesia en Esmirna representa la iglesia perseguida o la iglesia mártir que existió desde el 95 EC, hasta cerca del 312 EC. Es la iglesia que existió en la época en la que el libro de Apocalipsis fue escrito. 

Iglesia en Pérgamo 

Luego tenemos la iglesia liberal de Pérgamo, representando a la iglesia apóstata que existió desde el año 312 hasta el año 590. Este periodo se desarrolló después que el Emperador Constantino se convirtió y la iglesia y el Estado se soldaron. Como siempre es el caso en tales uniones, el Estado empezó a corromper a la iglesia. 

Iglesia en Tiatira 

La iglesia en Tiatira representa el periodo oscuro y pagano desde el año 590 hasta el año 1517, cuando se desarrolló el papado y la iglesia se llenó de prácticas ocultistas babilónicas. Cuando llegamos a la Reforma en 1517, pensamos de ella como un tiempo de vida. Pero sólo lo fue parcialmente. La Reforma produjo las iglesias protestantes estatales de Europa — iglesias que tenían la reputación de estar vivas, pero que realmente estaban muertas a causa de su unión con el Estado —. 

Iglesia en Sardis 

Así pues, la iglesia de Sardis, la iglesia muerta, con la reputación de estar viva, representa el periodo posterior a la Reforma, desde el año 1517 hasta cerca de 1750. 

Iglesia en Filadelfia 

Lo opuesto a Sardis es la iglesia de Filadelfia, la iglesia viva. Representa el periodo de la historia de la iglesia desde cerca de 1750, cuando la iglesia empezó a enviar misioneros por todo el mundo, hasta cerca de 1925, cuando la Escuela alemana de la Alta Crítica invadió los seminarios a nivel mundial y destruyó la fe en la Palabra de Dios de muchas personas. Como resultado, las personas empezaron a ver la Biblia, no como la revelada Palabra de Dios, sino como la búsqueda de Dios por parte del hombre y, por lo tanto, decidieron que estaba llena de mitos, leyendas y superstición. 

Iglesia en Laodicea — La Iglesia Contemporánea 

La iglesia de hoy está representada por la iglesia de Laodicea, una iglesia que le dice al mundo: “Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad” (Ap. 3:17). Pero Jesús le dice a esa iglesia: “Tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo” (Ap. 3:17). Es una iglesia mundana, patética y apóstata que ni siquiera dejará entrar a Jesús por la puerta delantera (Ap. 3:20). 

El mejor resumen de estas cartas que alguna vez haya encontrado es el escrito por John Stott en su libro, Cristianismo Básico. Él ve el mensaje de Jesús como de triple naturaleza. A una Iglesia pecadora, Él le está diciendo: “¡Conozco tu pecado, arrepiéntete!” A una Iglesia dudosa, Él le está diciendo: “¡Conozco de tu duda, cree!” A una Iglesia temerosa, Él le está diciendo: “¡Conozco de tu temor, resiste!” Arrepiéntete, cree y resiste  ése es un mensaje muy relevante para la Iglesia de hoy 

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Original article:
The Seven Churches

Courtesy of:

Apocalipsis: Los Dos Testigos

¿Quiénes son los dos testigos que predicarán en Jerusalén?



Apocalipsis 11 dice que habrá dos testigos de Dios hacedores de milagros que predicarán en Jerusalén durante 3 1/2 años. Ellos actuarán como la conciencia del mundo y serán odiados por la mayoría de las personas. El Anticristo los matará en el punto medio de la Tribulación y el mundo se regocijará. 

El misterio con relación a estos testigos siempre ha sido su identidad. ¿Quiénes serán ellos? El libro de Apocalipsis no nos lo dice. Tim LaHaye postula que ellos serán Moisés y Elías, y hay buena evidencia bíblica para esta conclusión. Estos dos estuvieron presentes en la Transfiguración de Jesús (Mateo 17:3). Y los milagros realizados por los dos (descritos en Apocalipsis 11:6) son aquellos que caracterizaron los ministerios de Moisés y Elías. 

No obstante, creo que los dos candidatos más probables son Enoc y Elías. Ambos fueron hombres de rectitud que fueron trasladados al Cielo. Ninguno experimentó la muerte. Ambos fueron profetas, y uno era gentil (Enoc) y el otro era judío (Elías). 

Creo que es interesante que ésta fuera la opinión unánime de los Padres de la Iglesia durante los primeros trescientos años de la Iglesia. Todos ellos identificaron en sus escritos a los dos testigos como Enoc y Elías. Uno, llamado Haymo, quien fungió como obispo de Halberstadt (840-853 EC), incluso cita una versión de Malaquías 4:5, que declara que tanto Enoc como Elías aparecerán antes del día del Señor. Nuestras versiones modernas sólo mencionan a Elías. 

Así pues, sabemos con certeza por el pasaje de Malaquías, que uno de los dos testigos será Elías. La identidad del otro es desconocida. Podría ser tanto Moisés como Enoc. Escojo a Enoc porque él era gentil, y creo que el Señor va a proveer dos testigos en lugar de uno porque Él va a ordenar que uno hable a los judíos y el otro a los gentiles.


Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Original article:
The Two Witnesses

Courtesy of:



Apocalipsis: El Gobierno Mundial

¿Dónde estará localizado el cuartel general del Anticristo?


Entrada al Parlamento Europeo, con su motivo de la Torre de Babel.

En su serie de libros “Left Behind” (“Dejados Atrás”), Tim LaHaye y Jerry Jenkins retratan al Anticristo moviendo las oficinas centrales de la ONU de Nueva York a Babilonia y cambiando el nombre de la organización a Comunidad Global.

Hay una fuerte base bíblica para creer que Babilonia será la capital del imperio mundial del Anticristo. Apocalipsis 17 describe a Babilonia como el cuartel central del Anticristo y Apocalipsis 18 describe la destrucción de la ciudad por Dios y la compara con la destrucción del reino mundial del Anticristo.

Pero hay un problema con estos pasajes. Apocalipsis 17 en realidad declara que la capital será “misterio Babilonia” (v. 5), que yo creo que es un claro indicio que el autor está hablando simbólicamente. Un buen ejemplo de esta misma terminología siendo usada para expresar simbólicamente una verdad puede encontrarse en Apocalipsis 11:8, donde Jerusalén es mencionada como “la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto”

De igual forma, Pedro usa el término Babilonia para referirse simbólicamente a Roma en 1 Pedro 5:13. Él se refiere a la iglesia en Roma como “la que está en Babilonia”. Este versículo aclara que Babilonia fue un nombre código para Roma entre los cristianos del Siglo I.

En Apocalipsis 17 dos pistas son dadas en cuanto a la identidad de la ciudad. En primer lugar, es descrita como la ciudad de los “siete montes” (v. 9). Segundo, es descrita como “la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra” (v. 18). Creo que estas descripciones aclaran que “misterio Babilonia” es Roma. Juan no podía mencionar a Roma porque él era un prisionero romano, así que describió simbólicamente la ciudad y luego nos dio pistas que sólo podían señalar a Roma.

Además, Isaías 13:17-20 dice que cuando Babilonia sea destruida por los medos, “nunca más será habitada, ni se morará en ella de generación en generación”. Hay algunos, como Charles Dyer, que han intentado argumentar que Babilonia está siendo reconstruida en la actualidad. Pero la única reconstrucción ha sido para propósitos turísticos, no para habitación en gran escala. El sitio de la antigua Babilonia sigue estando desolado en más del 90%.

Por eso, creo que la capital del imperio del Anticristo, tanto política y espiritualmente, será la ciudad de Roma.

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org

Original article:
The World Government

Courtesy of:

lunes, 1 de diciembre de 2014

Apocalipsis: La Mujer Misteriosa

¿Quién es la "mujer vestida con el sol" de Apocalipsis 12? ¿Es ésta María, la madre de Jesús?



Apocalipsis 12 es uno de los capítulos más importantes en el libro de Apocalipsis debido a que explica la lucha cósmica que está descrita en el libro.

Los primeros 6 versículos del capítulo 12 constituyen un pasaje parentético. Pero, contrario a los anteriores en el libro, éste es retrospectivo en lugar de predictivo. Está diseñado para ayudarnos a entender mejor la razón por la cual ocurrirá la Tribulación.

Lo que el capítulo en efecto dice es que la Tribulación es la consumación de una batalla cósmica entre Dios y Satanás que se ha dado en el mundo sobrenatural desde la rebelión del hombre en el Jardín del Edén. Nos recuerda que Satanás intentó detener la Primera Venida del Mesías, así como ahora está intentando prevenir Su Segunda Venida. El capítulo está lleno de símbolos. Echémosles un vistazo.

Símbolos significativos

El primer símbolo en el capítulo 12 es “una mujer vestida con el sol”, con la luna debajo de sus pies y una corona de 12 estrellas en su cabeza (12:1) Se han dado muchas interpretaciones diferentes acerca de estas imágenes. Algunos comentaristas afirman que esta mujer representa a la Iglesia. Los católicos afirman que ella es María, la madre de Jesús.

Aquí hay un ejemplo clásico de porqué es importante dejar que la Biblia se interprete ella misma, siempre que sea posible. El punto es que estas imágenes provienen directamente del sueño de José en Génesis 37, en el cual el sol representaba a Jacob, la luna a Raquel* y las estrellas a los hermanos de José (Génesis 37:9-11). Así que podemos concluir que esta mujer representa a la nación de Israel, los descendientes de Jacob.

La mujer está encinta y está a punto de dar a luz. Esto se refiere a Israel proveyendo el Mesías al mundo. En el verso 3 “un gran dragón escarlata”, el cual es Satanás, intenta devorar “un hijo varón” cuando Él naciera – lo cual, por supuesto, es exactamente lo que Satanás intentó hacer cuando motivó al Rey Herodes a que enviara a su ejército a Belén para matar a todos los bebés en la época del nacimiento de Jesús. Pero el hijo varón, Jesús, es “arrebatado para Dios y Su trono” (la Ascensión) donde Él espera “regir a todas las naciones con vara de hierro" (12:5).

Estos versículos nos recuerdan que hay una gran lucha cósmica que se está dando por el dominio del planeta tierra. Dios originalmente le dio ese dominio al Hombre (Génesis 1:28), pero fue robado por Satanás cuando Adán y Eva cayeron en su tentación y se rebelaron contra Dios. Consecuentemente, ahora Satanás es “el príncipe de este mundo” (Juan 12:31) y “el mundo entero está bajo el maligno" (1 Juan 5:19)

Pero una de las razones por las que Jesús murió en la Cruz fue para hacer posible que el Hombre reafirme su dominio legítimo sobre la Tierra. Éste es uno de los muchos beneficios retrasados de la Cruz (siendo otro de ellos nuestros cuerpos glorificados). Jesús reclamará el dominio sobre la Tierra cuando Él retorne al final de la Tribulación. Lo vimos hacer eso en el anticipo acerca del “ángel fuerte” en el capítulo 10. En el capítulo 5, versículo 13 se nos dice que las huestes celestiales cantan acerca de ese día glorioso: “Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos”.


*Nota del traductor: En este punto coincido con el Dr. Francisco Lacueva y con el Pr. Miguel Rosell de que la luna tiene que ser la representación de los males, engaños, falsas religiones, brujerías y obras de Satanás y de los hombres impíos que atentan contra el sol, que es Jesucristo y contra el Israel de Dios.

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Original article:

Courtesy of:

Support/Donar

Share/Bookmark

Psalm 83 - A Prayer for Israel [Salmo 83 - Una Oración por Israel]


Vea y descargue esta presentación desde su sitio original, en los siguientes idiomas:
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Español