martes, 31 de marzo de 2020

La Iglesia está en el Cielo antes de que el Anticristo sea Revelado en la Tierra


Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

La Iglesia cristiana está residiendo en el cielo antes de que comience el período de la tribulación. Esta conclusión está respaldada por la comprensión del orden cronológico de los capítulos dos a seis del libro de Apocalipsis. Apocalipsis 2 y 3 describen a la Iglesia en la tierra, mientras que Apocalipsis 4 y 5 describen a la Iglesia residiendo en el cielo. Apocalipsis 6 introduce los eventos terrenales que ocurren después de que la Iglesia cristiana ha sido removida de la tierra a través del Rapto. Las profecías en Apocalipsis 6 transicionan al Período-trib. Los detalles de este orden se explican a continuación. 

Apocalipsis 2 y 3 contienen las siete cartas a las siete Iglesias. Estas cartas tenían múltiples aplicaciones en el momento de su emisión. En primer lugar, proporcionaban información individualizada importante para las siete Iglesias específicas a las que se dirigían. En segundo lugar, estas cartas detallaban las características distintivas que existirían en un momento dado dentro de varias Iglesias a lo largo de la era de la Iglesia. En tercer lugar, esbozaban el futuro profético de la era de la Iglesia. Estos dos capítulos retrataron a la Iglesia durante su existencia en la tierra durante la era de la Iglesia, desde su comienzo hasta su finalización. Se proporciona más información sobre este tema en el Apéndice titulado, “Las Siete Cartas a las Iglesias”.

Después de que se completa la era de la Iglesia, es decir, una vez que sea removida de la tierra, Apocalipsis 4 comienza con las palabras griegas “meta tauta”, que significan, “después de estas cosas”, y describe a la Iglesia siendo raptada al cielo. En otras palabras, después de estas cosas concernientes a la Iglesia en la tierra, ella es arrebatada al cielo en Apocalipsis 4 y 5. 

“Después de esto (meta tauta) miré (el apóstol Juan), y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá [representando al Rapto], y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas” (Apocalipsis 4:1, énfasis añadido).

Se enseña comúnmente que los veinticuatro ancianos, que se identifican varias veces en Apocalipsis 4 y 5, representan a la Iglesia en el cielo. Apocalipsis 5:9 informa que estos ancianos son redimidos por la sangre de Cristo. Sólo los verdaderos creyentes están calificados para hacer tal afirmación de salvación. Además, estos redimidos son “de todo linaje y lengua y pueblo y nación”. Esto es un reconocimiento de que los veinticuatro ancianos representan a los creyentes salvados en todo el mundo durante la era de la Iglesia. 

A continuación, se cita cómo el erudito de la profecía bíblica, el Dr. Arnold Fruchtenbaum interpreta la identidad de los veinticuatro ancianos.

“Aunque el texto no dice claramente a qué se refieren estos ancianos, hay pistas en el texto por las cuales su identidad se puede deducir. Primero, estos ancianos están vestidos de ropas blancas, lo que a través de Apocalipsis son símbolos de salvación. Los seres celestiales ante el trono de Dios no necesitaron salvación, porque, para comenzar, nunca se perdieron. Pero estos ancianos en un tiempo estuvieron perdidos y en algún momento recibieron salvación, como se ve por sus vestiduras blancas. La segunda pista es que portan coronas. Estas coronas no son diademas, las coronas usadas por los que son de naturaleza real, lo cual hubiera sido el caso si estos hubiesen sido seres celestiales. Estas coronas son stéfanos, las coronas de los vencedores, el tipo de corona dada como recompensa a los miembros de la iglesia en el tribunal del Mesías. Una tercera pista está en su mismo título de ancianos. En ningún otro lugar de las Escrituras se usa este término para describir a seres celestiales o angelicales. Este término se usa para con los humanos que están en posición de autoridad en la sinagoga o en la iglesia. 

Por tanto, de estas tres pistas, los 24 ancianos deben representar a los santos de la iglesia. Si esto es verdad, entonces ellos proveen evidencia adicional para un rapto pretribulacional. La iglesia ya está en el cielo en los capítulos 4 y 5, antes de que la tribulación comience en el capítulo 6”.27

Algún tiempo después de que la Iglesia sea arrebatada al cielo, comienzan los eventos descritos en Apocalipsis 5. Un evento muy significativo que los veinticuatro ancianos atestiguan es la apertura del rollo celestial por Jesucristo. Este rollo contiene los juicios de los siete sellos. El primer sello de juicio, que está descrito en Apocalipsis 6:1-2, introduce al Anticristo a la tierra. Según Daniel 9:27, el Anticristo confirma un pacto con Israel por siete años. Se enseña comúnmente que la ratificación e implementación de este pacto se convierte en el punto de partida de los siete años del período de la tribulación. 

Por lo tanto, se puede concluir que sólo cuando la Iglesia reside en el cielo, puede ver a Cristo abrir el rollo que contiene los juicios de los siete sellos. Hasta que estos sellos de juicios se abran, el Anticristo no puede emerger en la escena mundial y confirmar el pacto de siete años con Israel. Mientras el pacto no se pueda confirmar, el período de la tribulación no puede comenzar. En pocas palabras, el Anticristo no será revelado y el período de la tribulación no puede comenzar hasta algún momento después de que la Iglesia cristiana haya sido raptada al cielo.

Bill Salus es un expositor de Profecía Bíblica radicado en California, Estados Unidos. Se especializa en explicar la importancia profética de eventos actuales del Medio Oriente y del mundo. Sus artículos han sido publicados en revistas, publicaciones cristianas, y de forma extensa en Internet. Él es el autor de los éxitos de librería, Isralestine, Revelation Road, Psalm 83 y Nuclear Showdown in Iran (prophecydepot.com) 


Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Apreciados lectores: Sus oraciones y contribuciones voluntarias harán posible que este valioso recurso sea traducido al, y publicado en su totalidad en, idioma español. Si siente de parte del Señor apoyar este proyecto, visite nuestra nuestra sección Donativos para que descubra cómo podrá hacerlo:

lunes, 30 de marzo de 2020

La Revelación del Anticristo


Haga clic sobre la imagen para ir al Índice


Una de las primeras cosas que sucede después del Rapto es la revelación del Anticristo. El consenso entre muchos expertos es que aparece con la apertura del primer sello.

Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer (Apocalipsis 6:1-2).

Hay al menos dos preguntas importantes que hacer y abordar con respecto a este evento:

    1. Pregunta: ¿Cuándo se abre el primer sello?
   Respuesta: Probablemente en las primeras etapas del período de la brecha Post-Rapture / Pre-trib.

    2. Pregunta: ¿Comienza el Período-Trib cuando se abre el primer sello?
    Respuesta: Probablemente no.

Esta sección explica por qué la apertura del primer sello probablemente ocurre en el período de la brecha y probablemente no desencadena el inicio del Período-trib de siete años. Estas conclusiones están respaldas por las siguientes razones.

En primer lugar, la Iglesia es descrita en el cielo antes de que se abra el primer sello, lo que significa que el Rapto ha ocurrido previamente. En segundo lugar, el ascenso del Anticristo al poder político toma tiempo. En tercer lugar, la otra parte del falso pacto de Daniel 9:27 es incluida en la profecía después de que el primer sello ya ha sido abierto. El Período-Trib no comienza hasta después de que se haga este pacto entre Israel y otra parte. El papel del Anticristo en este escenario es confirmar este pacto entre las dos partes.

Bill Salus es un expositor de Profecía Bíblica radicado en California, Estados Unidos. Se especializa en explicar la importancia profética de eventos actuales del Medio Oriente y del mundo. Sus artículos han sido publicados en revistas, publicaciones cristianas, y de forma extensa en Internet. Él es el autor de los éxitos de librería, Isralestine, Revelation Road, Psalm 83 y Nuclear Showdown in Iran (prophecydepot.com) 


Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Apreciados lectores: Sus oraciones y contribuciones voluntarias harán posible que este valioso recurso sea traducido al, y publicado en su totalidad en, idioma español. Si siente de parte del Señor apoyar este proyecto, visite nuestra nuestra sección Donativos para que descubra cómo podrá hacerlo:

domingo, 29 de marzo de 2020

¿Cuál Fue el Mayor Evento del Siglo XX? (pdf)

La Relación con la Profecía Bíblica



La versión en pdf de este revelador artículo está disponible exclusivamente para nuestros colaboradores. Si desea apoyar la labor que estamos llevando a cabo, visite nuestra sección "Donativos", para que descubra cómo podrá hacerlo.


Lea la versión web de este artículo:

Lea la parte 1 aquí
Lea la parte 2 aquí 
Lea la parte 3 aquí

Libro Electrónico: El Rapto: ¿Verdad o Ficción? (pdf)



El Rapto

Este libro responde a las preguntas más frecuentes sobre el Rapto: 

  • ¿Dónde se puede encontrar el Rapto en la Biblia?
  • ¿Cuál es el significado del Rapto?
  • ¿Cuándo es más probable que el Rapto se lleve a cabo?
  • ¿Quiénes serán incluidos en el Rapto?
  • ¿Hay señales que indicarán el Rapto?
  • ¿Tiene el Rapto importancia para nuestras vidas ahora?

Las respuestas a éstas y otras preguntas son provistas en un lenguaje práctico, directo y fácil de entender.

El libro también provee respuestas a todas las principales objeciones que se han hecho al concepto del Rapto. 

El autor, el Dr. David R. Reagan, ha estado enseñando profecía bíblica durante 40 años. Es el anfitrión del programa de televisión “Cristo en la Profecía”, que se transmite a nivel nacional (en los Estados Unidos) e internacional. 

Dr. David R. Reagan

Nota: Este valioso recurso en idioma español, el cual es una producción del Ministerio En Defensa de la Fe, está disponible exclusivamente para nuestros colaboradores. Si usted desea apoyar la labor que estamos llevando a cabo y recibir estudios bíblicos y artículos especiales, visite nuestra sección Donativos, para descubrir cómo puede hacerlo. 

¿Cuál Fue el Mayor Evento del Siglo XX? (Parte 3 de 3)

La Relación con la Profecía Bíblica




El Punto de Vista Espiritual

Ahora, hasta este punto, he estado evaluando el evento más importante del siglo XX desde un punto de vista humanista — la división del átomo y la aparición de las armas atómicas. Pero, si cambiamos a un mucho más importante punto de vista espiritual, entonces diría que un evento en el siglo XX que fue mucho más importante que el desarrollo de las armas nucleares.

Ese evento fue la reunión mundial del pueblo judío de regreso a su tierra natal — un evento que dio como resultado el restablecimiento del Estado de Israel.

Y, como muchos de los grandes eventos del siglo XX, que fueron precedidos por eventos fundacionales igualmente grandes o mayores, la reunión milagrosa del pueblo judío sólo fue posible debido a un milagro mayor que Dios realizó —  a saber, la preservación del pueblo judío durante más de 1,800 años, a pesar del hecho de que fueron dispersados por todo el mundo y que fueron  severamente perseguidos en casi todos los lugares a los fueron. 

Y para que no piense que estoy exagerando, permítame probárselo. 

Las Profecías Relevantes

Hay muchas profecías bíblicas concernientes a la reunión del pueblo judío en incredulidad. De hecho, su reunión en incredulidad es la profecía más prolífica en las Escrituras del Antiguo Testamento.

Echemos un vistazo a tres de las profecías más importantes. La primera se encuentra en Jeremías 16. Es asombrosa. Léala detenidamente:

14) No obstante, he aquí vienen días, dice Jehová, en que no se dirá más: Vive Jehová, que hizo subir a los hijos de Israel de tierra de Egipto;

15) sino: Vive Jehová, que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra del norte, y de todas las tierras adonde los había arrojado; y los volveré a su tierra, la cual di a sus padres.

Esta misma profecía se repite textualmente en Jeremías 23:7-8.

No puede apreciar lo que se dice en estos versículos, a menos que conozca algo sobre el judaísmo. El único evento que los todos los judíos consideran el milagro más grande en su historia es la liberación de sus ancestros del cautiverio egipcio bajo el liderazgo de Moisés.

Pero este pasaje de las Escrituras afirma que llegará un momento cuando los judíos rememorarán su historia y proclamarán que su reunión desde los cuatro ángulos de la tierra — el evento que comenzó en la década de 1890 y continúa hasta el día de hoy — fue un milagro mayor que su liberación de la esclavitud egipcia. En otras palabras, ¡la reunión que comenzó en el siglo XX, continúa hoy, eclipsará el Éxodo!

Sobrevivientes judíos de los campos de concentración.
(Fuente: Colección Nacional de Fotos de Israel)

Esto significa que usted y yo tenemos el privilegio de presenciar uno de los mayores milagros de la historia. Y, sin embargo, el cristiano promedio no aprecia lo que está sucediendo porque ignora la profecía bíblica y le han enseñado que Dios ha terminado con los judíos. Por lo tanto, la reunión actual es simplemente vista como un accidente de la historia.

La segunda profecía con la que quiero llamar su atención se encuentra en Isaías 11:

10) Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos,

11) Asimismo acontecerá en aquel tiempo, que Jehová alzará otra vez su mano para recobrar el remanente de su pueblo que aún quede en Asiria, Egipto, Patros, Etiopía, Elam, Sinar y Hamat, y en las costas del mar.

12) Y levantará pendón a las naciones, y juntará los desterrados de Israel, y reunirá los esparcidos de Judá de los cuatro confines de la tierra.

Algunos han tratado de desacreditar cualquier aplicación moderna de esta profecía, al afirmar que se cumplió unos 500 años antes de la época de Jesús, con el regreso de los judíos del cautiverio babilónico. Pero eso no puede ser. El pasaje se refiere a una “segunda” reunión" (el regreso de Babilonia es el primero). Además, declara que será una reunión desde “las costas del mar”, que es un coloquialismo hebreo para todo el mundo, como se aclara en el versículo 12, donde se afirma que la reunión será desde “los cuatros confines de la tierra”. También, el versículo 12 dice que “los desterrados” de Israel y Judá serán reunidos. El regreso de Babilonia fue una reunión de los judíos de Judá.

La tercera profecía se encuentra en Ezequiel 37. Ésta es la famosa profecía del Valle de los Huesos Secos. El profeta fue colocado en un valle lleno de huesos y se le dijo que les predicara. Mientras lo hacía, los huesos comenzaron a juntarse, la carne volvió a crecer sobre ellos y cobraron vida, convirtiéndose en “ejército grande en extremo” (Ezequiel 37:1-10). En ese momento, el Señor le explicó a Ezequiel lo que estaba presenciando:

11) Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel. He aquí, ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo destruidos.

12) Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel.

Ésta es una profecía simbólica. Los huesos secos representan al pueblo judío en su dispersión del tiempo del fin, sin esperanza de volver a existir como nación. La resurrección de sus tumbas representa su reunión de las naciones donde habían sido dispersados.

Podemos estar seguros de esta interpretación, porque es la que Dios mismo proporciona más adelante en el capítulo:

21) y les dirás: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra;

22) y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos.

De nuevo, aquellos que están decididos a argumentar que Dios no tiene ningún propósito para el pueblo judío, intentan invalidar estos versículos como una profecía del tiempo del fin argumentando que se cumplieron cuando los judíos regresaron del cautiverio babilónico. Pero eso simplemente no puede ser.

Todo el capítulo tiene un contexto del tiempo del fin. Habla de una reunión de “las naciones” y no sólo de Babilonia (versículo 21). Dice que esta reunión dará como resultado una unión de judíos tanto de Israel como de Judá (versículo 19). Y dice que, después de esta reunión, el pueblo judío volverá sus corazones a Dios y se convertirá en “mi pueblo” (versículo 23).

En el versículo 24, el capítulo avanza hacia el Reino Milenial de Jesús, cuando habla de David (en su cuerpo glorificado) convirtiéndose una vez más en el rey del pueblo judío. Además, declara que en ese momento, “sabrán las naciones que yo Jehová santifico a Israel” (versículo 28).

Sobrevivientes del Campo de Concentración de Buchenwald llegan a Haifa en julio de 1945.
(Fuente: Wikimedia Commons)

Conclusión

Recientemente estaba hablando con un amigo sobre la vida de Jesús, y él me dijo: “¿No hubiera sido emocionante vivir en tiempos bíblicos?”. Mi respuesta: “Estamos viviendo en tiempos bíblicos, porque se nos está concediendo el privilegio de ver el cumplimiento de una de las mayores promesas bíblicas de Dios — que un día reunirá al pueblo judío en incredulidad en su tierra natal desde los cuatro ángulos de la tierra”. 

Además, debemos tener en cuenta que la profecía del tiempo del fin se enfoca en el pueblo judío y la nación de Israel, y las cosas que Dios está haciendo entre el pueblo judío hoy, en cumplimiento de muchas profecías, es una prueba positiva de que estamos viviendo en la época del regreso del Señor. Ésa es la razón más importante para considera la reunión del pueblo judío como el mayor evento del siglo XX.

Lea la parte 1 aquí
Lea la parte 2 aquí 


Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Original article:
Share/Bookmark