viernes, 24 de mayo de 2019

Libro: Confrontación Nuclear en Irán – Capítulo 2

Introducción a la Profecía de Ezequiel Concerniente a Persia
(Ezequiel 38, la Invasión de Gog de Magog)


Haga clic sobre la imagen para ir al índice

Titular Futuro: “Tensión Mundial aumenta, Rusia fija a Israel como objetivo”.

Este titular noticioso ficticio es el título del capítulo 10 del exitoso libro de Joel Rosenberg, publicado en 2006, Epicentro: Por qué los estruendos del Medio Oriente cambiarán su Futuro (Epicenter: Why the Current Rumblings in the Middle East Will Change Your Future).3

El tema central del libro de Rosenberg es la antigua profecía bíblica descrita en Ezequiel 38. Esta predicción bíblica está catalogada como una de las más importantes y mejor definidas profecías de los apocalípticos tiempos del fin. Como tal, hay muchos expertos en profecía que actualmente están enseñando acerca de este oportuno tema.

El consenso general entre muchos pastores y expertos en profecía familiarizados con esta profecía, es que Rusia encabeza una coalición de nueve miembros, que incluye a Turquía, Irán y Libia, junto a otros países predominantemente islámicos, para invadir Israel. Ezequiel remarca que Persia, en lugar de Elam, está entre los invasores. Persia fue renombrada Irán en 1935, razón por Irán es una de las naciones más fáciles de identificar dentro de esta coalición.

“Persia, Etiopía y Fut con ellos, todos con escudo y yelmo” (Ezequiel 38:5).

La razón primordial de esta invasión, es la de capturar el botín (de guerra) en posesión de Israel.

“Así dice el Señor DIOS: Sucederá en aquel día que pensamientos vendrán a tu mente (del líder ruso) y concebirás un plan malvado, y dirás: `Subiré contra tierra de aldeas indefensas, iré contra gentes tranquilas, que habitan confiadamente; todos ellos habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas (los israelíes); para tomar botín y para proceder al saqueo, para volver tu mano contra los lugares desolados, ahora poblados, y contra el pueblo reunido de entre las naciones, que ha adquirido ganado y posesiones, que habita en medio de la tierra” (Ezequiel 38:10-12; énfasis añadido).

¡Afortunadamente para los israelíes, Ezequiel 38:18-39:6 claramente declara que estos agresores no tendrán éxito! Además, el lugar y el momento preciso de este evento están bien definidos:

“De aquí a muchos días serás visitado; al fin de los días vendrás a la tierra salvada de la espada, recogida de muchos pueblos, a los montes de Israel, que siempre fueron una desolación; pero fueron sacados de las naciones, y todos ellos morarán confiadamente” (Ezequiel 38:8; énfasis añadido).

“Y subirás contra mi pueblo Israel como nube para cubrir la tierra; será al cabo de los días; y te traeré sobre mi tierra, para que las naciones me conozcan, cuando yo sea santificado en ti, oh Gog, delante de sus ojos” (Ezequiel 38: 16; énfasis añadido).

A pesar de que Irán participa en la invasión, la batalla se lleva a cabo fuera de Irán, en el territorio de Israel. Este hecho es enfatizado más claramente en Ezequiel 39:4, que dice que los cadáveres de las tropas invasoras caerán en las montañas de Israel.

La profecía de Ezequiel indudablemente se ubicará entre las invasiones del Medio Oriente más masiva de todos los tiempos y será explorada a profundidad en los siguientes capítulos.

Resumen de Jeremías 49:34-39
“La Profecía de Elam”

La profecía de Jeremías concerniente a Elam va a ser desempacada, explicada y contrastada con la profecía de Ezequiel en varias porciones de este libro, pero resumido en pocas palabras a continuación está lo que Jeremías nos informa acerca de una parte importante del futuro de Irán.

Irán hace enojar a Dios intensamente. Como resultado de la ira ardiente de Dios, un desastre ocurre en Irán, no en Israel. Es importante hacer esta distinción geográfica debido a que Ezequiel 38 pone el lugar principal de esta inminente invasión dentro de Israel.

El desastre es de tal naturaleza que requiere la expulsión a escala mundial de los iraníes lejos del área afectada. Esta dispersión mundial tiene las características de una crisis humanitaria de gran magnitud.

A pesar de que Irán está situada dentro de un territorio casi 90% sísmicamente activo, la catastrófica tragedia parece ser el resultado de un ataque militar en lugar de un gran terremoto. Es importante notar que la planta nuclear Bushehr está llena de varillas de combustible nuclear, y está ubicada directamente en el corazón de Elam. Es un objetivo estratégico de cualquier ataque militar contra el programa nuclear de Irán. Algunos han especulado que un ataque contra Bushehr podría resultar en un desastre nuclear.

Parece haber un cambio de soberanía sobre el territorio en cuestión que coincide con la destrucción del rey y los príncipes de Elam, en el momento que la profecía encuentra su cumplimiento. Además, los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC, por sus siglas en inglés) sufren un golpe devastador al ser atacados en el lugar principal de su poderío militar. En el momento de la catástrofe, Irán tiene enemigos que presencian su calamidad. No está claro quiénes son, o qué parte podrían jugar en el desastre. 

La buena noticia es que habrá refugiados iraníes sobrevivientes que serán restaurados a su patria en los tiempos postreros.

Ezequiel 38 Omite a Elam

 El corto resumen de Ezequiel 38 presentado al inicio de este capítulo puntualiza que ni el territorio ni el pueblo de Elam son parte de la profecía de Ezequiel. Los invasores incluyen a los persas y la batalla se libra en Israel.


Ezequiel 38:2-6 identifica un grupo muy específico de naciones que se reúnen en una confederación para invadir a Israel. Estos versículos específicos pueden leerse en el apéndice llamado “El Texto de Salmo 83 y Ezequiel 38:1-39:20” (La imagen ubica estas naciones por sus  nombres antiguos en un mapa, junto a sus probables equivalentes nombres modernos).

Muchos eruditos no están de acuerdo con las identidades modernas de estos pueblos históricos, pero todos concuerdan que Elam no es mencionada específicamente por Ezequiel.

¿Por qué omitió Ezequiel a Elam de la invasión de Gog de Magog? ¿Fue un descuido, o Elam no es participante de la batalla?

Jeremías y Ezequiel eran contemporáneos uno del otro. Ambos escribieron hace alrededor de 2,600 años en una época cuando Elam y Persia ocupaban dos territorios adjuntos y mantenían civilizaciones separadas con poblaciones étnicas  distintas. (La imagen muestra las ubicaciones generales. Note la ubicación en la imagen de la planta nuclear Bushehr en el territorio de Elam).


¿Por qué profetizó Ezequiel acerca de Persia, y Jeremías acerca de Elam? Ezequiel estaba muy familiarizado con Elam. Al igual que Jeremías, él también emitió una profecía respecto a Elam.

“Allí está Elam, y toda su multitud por los alrededores de su sepulcro; todos ellos cayeron muertos a espada, los cuales descendieron incircuncisos a las partes más bajas de la tierra, porque causaron terror en la tierra de los vivientes, mas llevaron su confusión con los que descienden a la fosa. En medio de los muertos le pusieron cama con toda su multitud; a sus alrededores están sus sepulcros; todos ellos incircuncisos, muertos a espada, porque causaron terror en la tierra de los vivientes, mas llevaron su confusión con los que descienden a la fosa; él fue puesto en medio de los muertos” (Ezequiel 32:24-25).

Esta profecía parece correlacionarse con la profecía de Jeremías acerca de Elam. Ezequiel dice que una multitud ha muerto a espada. Él atribuye la muerte de Elam a su respaldo al terrorismo mundial. Esto probablemente no se refiere al terrorismo como lo conocemos hoy en día. Sin embargo, no es coincidencia que la página de Internet del Departamento de Estado de los Estados Unidos designe a Irán, Siria, Sudán, y Cuba, como países que patrocinan al terrorismo.5

Estados Unidos frustra “complot terrorista de Irán para asesinar al embajador de Arabia Saudita” (Huffington Post 10/12/2011)

Estados Unidos: “Irán es el Estado patrocinador del terrorismo más activo” del mundo (Huffington Post 25/05/2011)

Jeremías también declara que la destrucción de Elam tiene conexión con la espada, la cual es usada con frecuencia en la Biblia como tipología de una guerra o conflicto militar.

“Y haré que Elam se intimide delante de sus enemigos, y delante de los que buscan su alma; y traeré sobre ellos mal, y el furor de mi enojo, dice Jehová; y enviaré en pos de ellos espada hasta que los acabe” (Jer. 49:37).

Además, Inmediatamente después de predecir la destrucción de Elam, Ezequiel emite una feroz profecía contra Mesec y Tubal (Turquía). Mesec y Tubal están incluidos junto a Persia en la confederación de Ezequiel 38.

“Allí está Mesec, y Tubal, y toda su multitud; sus sepulcros en sus alrededores; todos ellos incircuncisos muertos a espada, porque habían causado su terror en la tierra de los vivientes. Y no yacerán con los fuertes que cayeron de los incircuncisos, los cuales descendieron al infierno con sus armas de guerra, y pusieron sus espadas debajo de sus cabezas; mas sus pecados estarán sobre sus huesos, porque fueron terror de fuertes en la tierra de los vivientes. Tú, pues, serás destruido entre los incircuncisos, y yacerás con los muertos a espada” (Ezequiel 32:26-28).

La destrucción de Mesec y Tubal parece ser el resultado de su participación en la invasión de Ezequiel 38. ¿Por qué Ezequiel escribiría acerca de Elam, Mesec y Tubal en el capítulo 32, y de Persia, Mesec y Tubal en el capítulo 38?

Una respuesta plausible es que Ezequiel omitió intencionalmente a Elam de la coalición de Gog de Magog. La omisión de Elam de la lista de invasores de Ezequiel 38 es probablemente porque Elam no participa en la batalla épica. Puede que Elam no participe debido a que el desastre predicho en Jeremías 49:34-39 podría ocurrir antes de la formación de la confederación de Ezequiel 38.

Ezequiel fue muy específico acerca de las naciones registradas en la coalición de Magog, y parece ser muy específico también acerca de las naciones que intencionalmente omite de esta coalición. Omitió a Elam y a todas las naciones árabes del Salmo 83 (Siria, Jordania, Egipto, Iraq, Arabia Saudita, y Líbano) que comparten fronteras en común con Israel.

¿Por qué Ezequiel elimina estas naciones árabes? La respuesta es probablemente porque estas naciones árabes no son participantes de la invasión descrita por Ezequiel. La razón de su ausencia es que dichas naciones fueron vencidas antes como resultado de la profecía del Salmo 83.

Resumen

Ezequiel 38 y 39 será una de las batallas más épicas de los tiempos del fin. La tierra de Israel se convertirá en una enorme zona de guerra de proporciones bíblicas. El mundo quedará horrorizado cuando el Dios de Israel aniquile a los invasores. Sin embargo, el mundo muy probablemente no se sorprenderá de ver que las naciones árabes del Salmo 83 no forman parte de los invasores mencionados por Ezequiel. La humanidad habrá sido testigo del cumplimiento del Salmo 83 antes del inicio de Ezequiel 38.

Seguramente el territorio de Irán no se convertirá en campo de batalla durante la invasión de Ezequiel 38, pero será el escenario de un gran desastre cuando la profecía de Jeremías concerniente a Elam se lleve a cabo. La calamidad en Elam podría preceder la invasión de Gog de Magog y ésa podría ser la razón por la cual Elam no está registrada en la coalición.

Al contrario de la profecía de Elam, la cual muchos cristianos iraníes esperan con ansiedad que se cumpla, la profecía de Ezequiel no es algo que provoque anticipación. Aquellos iraníes que no puedan huir luego del desastre en Elam, probablemente serán obligados a pelear por su represivo gobierno en la guerra profetizada por Ezequiel.

Esto es lo que el “Libro Mundial de Datos” dice acerca del servicio militar obligatorio en Irán, disponible en la página de Internet de la Agencia Central de Inteligencia (CIA):

“18 años de edad para servicio militar obligatorio; 16 años de edad para los voluntarios; 17 años de edad para los agentes policiales; 17 años de edad para las Fuerzas Basij (Ejército de Movilización Popular); período mínimo de reclutamiento militar obligatorio es 18 meses; las mujeres están exentas del servicio militar (2012)”.

Traducido por Douglas Dolmus
Editado por Donald Dolmus

Bill Salus es un expositor de Profecía Bíblica radicado en California, Estados Unidos. Se especializa en explicar la importancia profética de eventos actuales del Medio Oriente y del mundo. Sus artículos han sido publicados en revistas, publicaciones cristianas, y de forma extensa en Internet. Él es el autor de los éxitos de librería, Isralestine, Revelation Road, Psalm 83 y Nuclear Showdown in Iran.

Apreciados lectores: Sus oraciones y contribuciones voluntarias harán posible que este valioso recurso sea traducido y publicado en su totalidad en idioma español. Si siente de parte del Señor apoyar este proyecto, vaya a nuestra sección Donativos:

Pregunta 1: En Juan 2:4, Yeshúa le responde a Su madre…


“… ¿Qué tienes conmigo, mujer? Aún no ha venido mi hora”. ¿Qué significa esto? 

Respuesta: La respuesta de Yeshúa a Miriam (María) en Juan 2:4 no fue una falta de respeto, ya que entonces habría deshonrado a Su madre. Más bien, estaba usando una frase aceptable para transmitir un mensaje. Él estaba respondiendo a una petición que Su madre había hecho, y Él le transmitió que ella ya no tenía ninguna autoridad paterna sobre Él. En algún momento de la vida, todos debemos pasar de obedecer a nuestros padres a honrarlos. Por lo tanto, si Él respondiera a su petición, sería una cuestión de honrarla, pero no el resultado de obedecerla. Yeshúa transmitió este mensaje con la frase, “¿Qué tienes conmigo, mujer?”.

Continuó diciendo, “Aún no ha venido mi hora”. En la mayoría de los casos, esa frase se referiría a Su muerte, pero en este caso, se refiere a Él haciendo públicos Sus milagros. El lugar para hacerlos públicos no sería Caná, sino Jerusalén, y por eso Yeshúa esperó hasta la Pascua para realizar Su primer milagro. Cuando el convirtió el agua en vino en Caná, lo hizo para honrar a Su madre, y lo hizo muy calmadamente. Sólo un pequeño número de personas se dio cuenta en realidad del hecho de que se había producido un milagro.

El Dr. Arnold G. Fruchtenbaum es el fundador y director del Ministerio Ariel. 

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

jueves, 23 de mayo de 2019

Libro: Confrontación Nuclear en Irán – Índice

Revelando la Antigua Profecía de Elam





Capítulo 1

Capítulo 2

Capítulo 3
Revelando la Antigua Profecía (Parte 1)

Capítulo 4
Revelando la Antigua Profecía (Parte 2)

Capítulo 5
Revelando la Antigua Profecía (Parte 3)

Capítulo 6
Revelando la Antigua Profecía (Parte 4)

Capítulo 7
¿Aguarda Cumplimiento la Profecía de Elam? (Parte 1)

Capítulo 8
¿Aguarda Cumplimiento la Profecía de Elam? (Parte 2)

Capítulo 9
¿Aguarda Cumplimiento la Profecía de Elam? (Parte 3)

Capítulo 10
Irán: Un Amigo Pasado, pero un Enemigo Presente de Israel

Capítulo 11
Salmos 83 o Ezequiel 38, ¿Qué Sigue?

Capítulo 12
Panorama de la Profecía de Ezequiel 38-39

Capítulo 13
¿Son Jeremías 49 y Ezequiel 38 los Mismos Eventos Proféticos?

Capítulo 14
¿Es la Antigua Profecía de Elam un Evento Pre-Tribulación?

Capítulo 15
Confrontación Sobrenatural – Eventos Sobrenaturales Llevan a los Iraníes a Cristo


Bill Salus es un expositor de Profecía Bíblica radicado en California, Estados Unidos. Se especializa en explicar la importancia profética de eventos actuales del Medio Oriente y del mundo. Sus artículos han sido publicados en revistas, publicaciones cristianas, y de forma extensa en Internet. Su habilidad de interpretar las antiguas profecías bíblicas le ha ganado el respeto de los principales escatólogos de hoy.

Apreciados lectores: Sus oraciones y contribuciones voluntarias harán posible que este valioso recurso sea traducido y publicado en su totalidad en idioma español. Si siente de parte del Señor apoyar este proyecto, vaya a nuestra sección Donativos:

El Ángel del Señor (pdf)

Su Identidad, Manifestaciones y Papeles


Haga clic sobre la imagen para ir a la página de descarga 



El Ángel del Señor – Conclusión

Su Identidad, Manifestaciones y Papeles




Pregunta: Si Jesús no es un ángel, entonces, ¿por qué se le dio el título de “el Ángel del Señor” en Sus apariciones pre-encarnadas?

Respuesta: El título es una expresión de cariño y una descripción del papel principal de Jesús en estas apariciones. Así como mi esposa es mi “ángel”, así también el Hijo es el “ángel” del Padre. Jacob usó este tipo de terminología cuando bendijo a sus hijos en su lecho de muerte. Al bendecir a José, se refirió a Dios como “el Ángel que me liberta de todo ma” (Génesis 48:15-16).

De nuevo, el término, ángel, significa “mensajero”. Y ése es el papel que Jesús jugó con mayor frecuencia en Sus apariciones pre-encarnadas. Por lo tanto, el título era muy apropiado. 

Las imágenes se trasladan al Nuevo Testamento, en una visión que Juan registra en Apocalipsis 10. A Juan se le da una prolepsis al final de la Tribulación. Él ve a un “ángel fuerte” que desciende del Cielo. El ángel tiene el título de propiedad de la tierra en su mano. Pone un pie en la tierra y el otro en el mar y levanta el título de propiedad en el aire, como un símbolo de su reclamo de toda la creación para sí mismo.

Esta dramática representación del "ángel fuerte", de Apocalipsis 10, fue pintada por Pat Marvenko Smith.

No creo que haya alguna duda de que este “ángel” es Jesús. Está vestido con una nube, coronado con un arco iris, y tiene su “rostro como el sol” — todos los cuales son símbolos de la deidad (vea Apocalipsis 1:13-16). Sus pies son como “columnas de fuego”, que indican que ha venido en juicio — y todo juicio ha sido dado a Jesús (Juan 5:22). Lo más importante es que Él tiene abierto en Su mano el título de propiedad de la tierra (Apocalipsis 10:2), un título del que se nos dice en Apocalipsis 5:5-7 que sólo Jesús es digno de abrir. 

Algunos se oponen a la identificación de este ángel con Jesús, porque Él hace un juramento por el nombre de Dios (Apocalipsis 10:6). Ellos preguntan, “¿Cómo puede Dios jurar por Dios?”. Pero, en Hebreos 6:13, se nos dice que cuando Dios hizo Sus promesas a Abraham “juró por sí mismo”. Vemos lo mismo en Jeremías 22:5, donde Dios dice, “por mí mismo he jurado”.

Es muy apropiado que las imágenes de “el Ángel del Señor” se usen en el libro de Apocalipsis, porque es un libro impregnado de las Escrituras hebreas. Apocalipsis contiene más de 300 citas o referencias a pasajes del Antiguo Testamento, más que cualquier otro libro del Nuevo Testamento.

Pregunta: ¿Cuál era el nombre pre-encarnado de Jesús? ¿Podría haber sido “Israel” a la luz de 2 Crónicas 7:14, Éxodo 4:22, y Oseas 11:1?

2 Crónicas 7:14 — “si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren…”

Éxodo 4:22 — “Y dirás a Faraón: Jehová ha dicho así: Israel es mi hijo, mi primogénito”.

Oseas 11:1 — “Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo”.

Respuesta: Dios el Padre ama los nombres, porque es un Dios personal (1 Pedro 5:7). Él mismo tiene un nombre personal, Yahvé, que le reveló a Moisés en la zarza ardiente (Éxodo 6:2-3). Este nombre se usa en las Escrituras hebreas 6,668 veces. Desafortunadamente, está camuflado en la mayoría de las traducciones en inglés, por el uso de la palabra, SEÑOR — todo en mayúsculas.

Durante los tiempos bíblicos, Dios a menudo cambió los nombres de las personas a medida que sus papeles cambiarían. Cuando llamó al hombre que iba a ser el padre del pueblo judío, Él cambió su nombre de Abram, que significa “padre exaltado”, a Abraham, que significa “padre de una multitud” (Génesis 17:5). Del mismo modo, Él cambió el nombre de la esposa de Abraham, de Sarai a Sara, que significa “princesa” (Génesis 17:15). Cuando el terco y engañoso Jacob finalmente se entregó al Señor, su nombre fue cambiado a Israel, que significa “el que lucha con Dios” (Génesis 32:28). En los tiempos del Nuevo Testamento, el nombre de Saulo fue cambiado a Pablo, y el nombre de Simón a Pedro (Hechos 13:9; Marcos 3:16). 

En Apocalipsis 2:17 se nos dice que cuando los redimidos se presenten ante el tribunal de Jesús, cada uno recibirá una piedra blanca (un símbolo de inocencia), en la que se escribirá un nuevo nombre. Sí, vamos a tener nombres nuevos en el Estado Eterno. Estos nombres probablemente se relacionarán con nuestras vidas cristianas. Así, algunos podrían llamarse Fe, mientras que otros podrían llamarse Perseverancia o Amor.

El nombre de Jesús — Yeshúa en hebreo — significa “la salvación del Señor” (Mateo 1:21). Su nombre expresa el propósito de Su Primera Venida. Se nos dice en Apocalipsis 19:12 que, cuando Él regrese a reinar, se le dará un nuevo nombre. Este nombre, sin duda, se relacionará con su nuevo papel como Rey de reyes. Jeremías 23:6 insinúa que Su nuevo nombre podría ser Yahvé-Tsidkenu, que significa “La Justicia del Señor”. Ése sería un nombre apropiado, porque Él regresará para traer paz, rectitud y justicia a este mundo.

Otra representación del Ángel del Señor deteniendo el sacrificio deIsaac. Éste es un grabado en madera de Julius Schnoor von Carolsfeld.

Considerando todos estos puntos, ciertamente tiene sentido asumir que Jesús podría haber tenido algún otro nombre antes de encarnarse. Pero cuál pudo haber sido, la Biblia no lo revela. “Ángel del Señor” es un título, no un nombre.

Ciertamente no era Israel, porque ese nombre significa “uno que lucha con el Señor”. ¿Cómo podría ser ése el nombre de alguien que coexiste en perfecta unidad con Dios el Padre? De hecho, Jesús dijo que Él y el Padre son Uno (Juan 10:30).

En Éxodo 4:22, Dios le dijo a Moisés que le dijera a Faraón, “Israel es mi hijo, mi primogénito”. Esta fraseología fue seleccionada con el fin de enfatizarle al Faraón cuán importante era el pueblo judío para Dios. Pero es una metáfora, similar al concepto del Nuevo Testamento de que la Iglesia es la Novia de Cristo (Efesios 5:25-26; Apocalipsis 19:7).

Oseas 11:1 cita a Dios el Padre diciendo, “Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo”. De nuevo, el Señor está hablando metafóricamente de Israel como Su hijo, tal como se refiere a Israel en otras partes como Su esposa (vea Jeremías 3:1-5; 31:32; Ezequiel 16:15-34).

En 2 Crónicas 7:14, Dios se refiere a Israel como “mi pueblo, que lleva mi nombre” (NTV). Literalmente, este pasaje dice, “Mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado”. El punto aquí no es que el nombre de Dios es Israel. Más bien, el punto es que el pueblo judío es el pueblo de Yahvé.

Pregunta: ¿Qué otros funciones cumplió el Ángel del Señor además de la de un mensajero?

Respuesta: Entregar mensajes fue ciertamente su función principal. Se le apareció al profeta Balaam y le dio órdenes (Números 22:22-35). Le dio instrucciones a Gedeón, para que liberara a Israel de los madianitas (Jueces 6). Profetizó el nacimiento de Sansón (Jueces 13), y le ordenó a David que construyera un altar en Jerusalén (1 Crónicas 21:18).

Una representación en madera de la masacre del ejército asirio por el Ángel del Señor (2 Reyes 19:35). El artista fue Julius Schnoor von Carolsfeld, quien pasó su vida ilustrando la Biblia de principio a fin.

A veces proveía orientación. Dirigió a los hijos de Israel en el desierto, como una columna de nube durante el día y de fuego durante la noche (Éxodo 14; Jueces 2:1). Dirigió a Elías cuando huyó al Monte Horeb (1 Reyes 19).

Ocasionalmente, se desempeñó como un vengador, ejecutando juicio sobre los enemigos de Israel. Cuando los asirios amenazaron con destruir a Jerusalén, fue el Ángel del Señor quien mató a 185,000 de ellos en una noche, obligando a los restantes a retirarse (2 Reyes 19:35). En momentos como éste, también sirvió como protector de Israel y es alabado en los Salmos como tal: “El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, y los defiende” (Salmos 34:7).


Lea la parte 1 »»aquí

Si desea obtener más información acerca de este tema, visite nuestra sección:
»» Ángeles

Original article:
The Angel of the Lord

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)
Share/Bookmark