Mostrando entradas con la etiqueta Bill Salus. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Bill Salus. Mostrar todas las entradas

lunes, 15 de abril de 2024

Ezequiel: Los Huesos Secos de Israel Pueden Luchar

Apéndice 5 del Libro: Salmo 83 - La Profecía Faltante es Revelada


Llenando los estantes de las librerías hoy, hay numerosos libros que están prediciendo la próxima invasión contra Israel, por una coalición equipada con armas nucleares dirigida por Rusia e Irán. Las relaciones entre Rusia e Irán nunca han sido más fuertes, causando que el espectador serio se pregunte si este asalto está a punto de ocurrir. Prescritos en Ezequiel 38 y 39 se encuentran la sobrevivencia de Israel y el fallecimiento de la confederación.

Volviendo unas cuantas páginas atrás a Ezequiel 37:10, descubrimos que Israel algún día producirá un “ejército grande en extremo”. Este ejército, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), existe hoy en día. Aunque parece que este ejército ha surgido para participar en el próximo conflicto liderado por Rusia e Irán, la participación de las FDI en la batalla es mínima, si es que la hay. En cambio, según Ezequiel 38:18-39:6, los eventos divinos colapsan esta coalición liderada por Rusia. Justificadamente, esto nos lleva a preguntarnos: ¿qué evento militar futuro le gana a las FDI una estima “grande en extremo”?

Las claves depositadas en Ezequiel 37:1-9 nos ayudan a descubrir qué hizo necesaria la existencia de las FDI. Estos pasajes nos informan que, hace casi 2,600 años, el profeta hebreo fue transportado en el tiempo hacia la década de 1940, en la cual él visionó el Holocausto. Él vio un valle lleno de huesos secos, los cuales representaban al pueblo judío en una condición horrorosamente crítica. A él se le preguntó, “¿pueden estos huesos vivir?”, o, mejor dicho, ¿puede la raza judía sobrevivir? No sólo sobreviviría, le fue dicho, sino que también serían restaurados a su antigua patria Israel y emergerían en un “ejército grande en extremo”. Al hacer alusión a este ejército, él causa que la humanidad considere su propósito. ¿Por qué los sobrevivientes judíos necesitarían graduarse de refugiados a soldados? Asombrosamente, vemos que las guerras árabes que han fracasado una tras otra, han causado la creación de las FDI. ¡Los enemigos de Israel han aprendido rápidamente que los “huesos secos” de Ezequiel pueden pelear!

Al insertar estratégicamente la profecía del Salmo 83 en algún lugar entre los eventos de Ezequiel 37:1-13 y Ezequiel 38, llegamos a reconocer el propósito primario del ejército emergente de Ezequiel. El Salmo 83 nos dice que los árabes les seguirán los pasos a los alemanes con su propio intento genocida. Este salmo presagia el desarrollo futuro de una confederación predominantemente árabe que pronto procurará destruir al estado judío y borrar para siempre el nombre de Israel del mapa.

Aunque las FDI no juegan un papel importante en Ezequiel 38 y 39, ellos se enfrentarán con una confederación árabe, compuesta aparentemente por sirios, saudíes, palestinos, jordanos, egipcios, libaneses y sus entidades terroristas asociadas, como Hizbolá, Hamás y la Hermandad Musulmana. Casualmente, estas poblaciones no están enumeradas en la coalición dirigida por Rusia e Irán de Ezequiel 38. Tal como muestra un mapa moderno del Medio Oriente, ellos tienen rodeado a Israel. De acuerdo con numerosas profecías, Israel se pondrá furioso y derrotará rotundamente a esta confederación. Con la victoria, ¡el ejército judío obtiene el título de ser “grande en extremo”!

El destino diseñó el surgimiento de las FDI para prevenir la destrucción del Israel moderno. Ezequiel predijo la llegada de estas Fuerzas de Defensa de Israel. Ahora, la única cosa que se interpone entre el ejército de huesos secos de Ezequiel y su título de “grande en extremo” es la conquista israelí sobre la confederación árabe del Salmo 83.



Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

Estimado lector: Gracias a las ofrendas de amor de nuestros colaboradores, podemos poner gratuitamente a su disposición este material exclusivo de nuestro Ministerio. Si siente de parte del Señor apoyar la labor que su servidor está llevando a cabo, visite nuestra sección Donativos, para descubrir cómo podrá hacerlo.



Bill Salus es un expositor de Profecía Bíblica radicado en California, Estados Unidos. Se especializa en explicar la importancia profética de eventos actuales del Medio Oriente y del mundo. Sus artículos han sido publicados en revistas, publicaciones cristianas, y de forma extensa en Internet. Él es el autor de los éxitos de librería, Isralestine, Revelation Road, Psalm 83: The Missing Prophecy y Nuclear Showdown in Iran (prophecydepot.com

viernes, 20 de octubre de 2023

Audio: La Guerra del Salmo 83 (Parte 2)

En este programa, analizo algunos aspectos como: ¿Quiénes son los miembros de la confederación? ¿Qué objetivos pretenden alcanzar? ¿Es sólo una oración imprecatoria o también una profecía? Entre otros. 

Muchos dominós proféticos están a punto de caer uno tras otro rápidamente. ¿Cuáles serán las repercusiones escatológicas en el corto y mediano plazo?

Este video fue publicado en diciembre de 2020 en el Canal Instrucción Teológica, que es administrado por el Pr. Salomón Tuyub, de México. Los animo a suscribirse.

Si desea obtener más información sobre las guerras de los tiempos del fin, visite las siguientes secciones:

Audio: La Guerra del Salmo 83 (Parte 1)

Video: Una Breve Actualización Profética de la Guerra de Israel (10-10-23)

Video: Una Breve Actualización Profética de la Guerra de Israel (11-10-23)

Guerra del Salmo 83

Las 9 Guerras de los Tiempos del Fin

El Resurgimiento del Ejército de Israel (pdf)

jueves, 19 de octubre de 2023

Audio: La Guerra del Salmo 83 (Parte 1)

Un análisis histórico-exegético de este pasaje clave.

Muchos dominós proféticos están a punto de caer uno tras otro rápidamente. ¿Cuáles serán las repercusiones escatológicas en el corto y mediano plazo?

Este video fue publicado en diciembre de 2020 en el Canal Instrucción Teológica, que es administrado por el Pr. Salomón Tuyub, de México. Los animo a suscribirse.

Si desea obtener más información sobre las guerras de los tiempos del fin, visite las siguientes secciones:

Video: Una Breve Actualización Profética de la Guerra de Israel (10-10-23)

Video: Una Breve Actualización Profética de la Guerra de Israel (11-10-23)

Guerra del Salmo 83

Las 9 Guerras de los Tiempos del Fin

El Resurgimiento del Ejército de Israel (pdf)irse. Aquí les dejo el enlace

miércoles, 16 de agosto de 2023

Libro: Las 9 Guerras de los Tiempos del Fin – Anexo

La Guerra de Elam

Por Dr. David R. Reagan

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice (capítulos 1 y 2 disponibles para todos los lectores)

En 2014, Bill Salus publicó un libro en el que sugería que un ataque militar contra Elam podría ser una de las guerras del tiempo del fin.1

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

Salus es lo que yo llamo un “sabueso escatológico. Él busca en las Escrituras pasajes que han sido pasados por alto u olvidados y que él cree que se relacionan con los tiempos del fin. Él fue quien trajo el Salmo 83 a ser considerado seriamente de nuevo.2 La profecía acerca de Elam fue su segundo “descubrimiento”.

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

El pasaje de Elam se encuentra en Jeremías 49. Fue escrito en el año 596 a. C., y dice lo siguiente:

34) Palabra de Jehová que vino al profeta Jeremías acerca de Elam, en el principio del reinado de Sedequías rey de Judá, diciendo: 

35) Así ha dicho Jehová de los ejércitos: He aquí que yo quiebro el arco de Elam, parte principal de su fortaleza. 

36) Traeré sobre Elam los cuatro vientos de los cuatro puntos del cielo, y los aventaré a todos estos vientos; y no habrá nación a donde no vayan fugitivos de Elam. 

37) Destrozaré a Elam delante de sus enemigos, y delante de los que buscan su vida; y traeré sobre ellos calamidad, y el ardor de mi ira, declara Jehová; y enviaré tras ellos la espada hasta que los haya acabado. 

38) Entonces pondré mi trono en Elam, y destruiré al rey y a los príncipes, declara Jehová. 

39) Pero sucederá en los postreros días, que haré volver a los cautivos de Elam, dice Jehová.

Elam

Elam es una antigua nación bíblica. Algunos creen que fue el sitio de una de las primeras ciudades post-diluvio del mundo.3 Fue incorporada como una provincia en el Imperio Babilónico en el siglo VII a. C. Se convirtió en parte del Imperio Medo-Persa cuando Babilonia fue conquistada en el 536 a. C., 60 años después de que Jeremías escribiera su profecía. Y, de hecho, su ciudad capital de Susa se convirtió en una de las cuatro capitales del Imperio Persa.

Hoy en día, el área de Elam es una región de la nación de Irán. Se encuentra en el suroeste de Irán. Su frontera occidental corre a lo largo de la costa noreste del Golfo Pérsico. El área representa aproximadamente una décima parte del Irán moderno. Es un área muy importante porque es el sitio del reactor nuclear Bushehr de Irán — el primero en ser construido por los iraníes. Entró en pleno funcionamiento en 2010.

La Destrucción de Elam Según Salus

Salus interpretó que la profecía de Jeremías sobre Elam indica que, en los tiempos del fin, el área experimentaría una gran calamidad, muy probablemente debido a la destrucción de la planta de energía nuclear, lo que causaría que las personas del área huyan debido a la radiación que escapará. Señaló que tal catástrofe podría ocurrir de una de dos maneras — natural o militarmente.

La forma natural sería por medio de un gran terremoto en la zona. Señaló que la posibilidad de esto era muy alta, debido al hecho de que el reactor nuclear está situado en una falla geológica importante.4

Pero descartó esta posibilidad como un cumplimiento de la profecía, porque en el versículo 37, Jeremías dice que Dios “destrozará” a la nación con “la espada”. Esta declaración definitivamente parece indicar un ataque militar.

Es en este punto que Salus comienza a aplicar la profecía a los tiempos actuales. Argumenta que lo más probable es que la profecía se cumpla a través de un ataque israelí que destruirá el reactor nuclear, y que tal ataque conduciría a la Guerra de Aniquilación del Salmo 83 dirigida contra Israel.5

La destrucción del reactor produciría una liberación tan fuerte de radiación que todas las personas en el área huirían. Ese sería el comienzo de la dispersión mundial del pueblo elamita, como se profetizó en el versículo 36.

En resumen, Salus dice: “En mi opinión, Jeremías 49:34-39 permanece completamente incumplido y es una profecía independiente”6 (lo que significa que no es parte de las guerras en el Salmo 83 y Ezequiel 38 y 39).

Argumentos en Contra

Discrepo respetuosamente por varias razones. Primero, está el contexto de la profecía de Jeremías. En el capítulo 49, está profetizando acerca de los juicios inmediatos que Dios va a poner sobre Ammón (versículo 1), Edom (versículo 7), Damasco (versículo 23), Cedar y Hazor (versículo 28) y Elam (versículo 34).

Cuando llega a Elam, no indica de ninguna manera que la profecía de la desaparición de la nación vaya a suceder en un momento diferente al de las otras naciones mencionadas. No hay alguna indicación dada de que sucederá en los tiempos del fin.

Salus argumenta que su escenario en el tiempo del fin se menciona en el último versículo de la profecía donde dice: “Pero acontecerá en los últimos días, que haré volver a los cautivos de Elam” (versículo 39). Pero este versículo se aplica sólo al restablecimiento de la nación de Elam y la reunión de los elamitas en su patria. Jeremías no lo aplica a toda la profecía.

Por lo tanto, creo que la primera parte de la profecía (versículos 35-37) ya se ha cumplido en la historia. La nación de Elam dejó de existir cuando fue atacada y absorbida por el Imperio Babilónico. Se convirtió en una provincia de ese imperio. Posteriormente continuó como una provincia, y no como una nación independiente, cuando se convirtió en parte de los imperios persa, griego y romano. Hoy en día, es una provincia de Irán. La profecía de Jeremías dice que será destrozada cuando exista como nación (versículo 37). Eso ocurrió hace mucho tiempo.

Salus intenta reaccionar a esta realidad señalando Hechos 2:9, que dice que había elamitas presentes en Jerusalén cuando Pedro pronunció el primer sermón del Evangelio en el año 32 d. C. Pero eso no prueba que Elam existiera como nación en ese momento.

Después de que Israel fue conquistado por los asirios y Judá por los romanos, ambas naciones dejaron de existir, y los judíos fueron dispersados por todo el mundo. Pero los judíos pudieron mantener su identidad durante los siguientes 2,000 años, antes de que fueran reunidos en su tierra natal, comenzando en la década de 1890, y culminando con el restablecimiento de su nación el 14 de mayo de 1948.

Además, creo que es muy poco probable que Israel ataque el reactor iraní en su provincia de Elam. Es cierto que Israel ha destruido previamente dos reactores nucleares — uno en Irak y el otro en Siria. Pero ambas destrucciones tuvieron lugar antes de que se activaran los reactores. Un ataque contra el reactor iraní en Bushehr resultaría en la radiación letal que se desataría sobre millones de personas.

Conclusión

Bill Salus tiene una impresionante lista de expertos en profecía que están de acuerdo con su análisis de la profecía de Elam de Jeremías. Entre ellos se encuentran Arnold Fruchtenbaum, Joel Rosenberg, Bill Koenig y Sean Osborne.7 Los que comparten mi opinión (que yo sepa) incluyen a Jack Kelley8 y Mark Hitchcock.9

Tales desacuerdos entre los expertos en profecía son muy comunes, incluso entre aquellos que interpretan la profecía por su significado de sentido llano. Demostré esto en el capítulo 2, cuando presenté la miríada de opiniones que existen entre los maestros de profecía con respecto al momento de la Guerra de Gog y Magog.

En lo que podemos estar de acuerdo son los conceptos básicos — a saber, que el Rapto será seguido por la Tribulación, que marcará el comienzo del Milenio, seguido por el Estado Eterno en una Tierra Nueva. A pesar de nuestras diferencias, estamos unidos en nuestra opinión de que las señales de los tiempos indican que estamos viviendo en la época del regreso del Señor. 

¡Maranata!

Traducido por Donald Dolmus
Ministerio En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Nota: A partir del capítulo 3, este libro está disponible exclusivamente para nuestros fieles colaboradores. Si desea apoyar la labor que estoy llevando a cabo, visite las secciones Programa de Colaboradores del Ministerio En Defensa de la Fe y Donativos, para conocer como podrá hacerlo.


Buy the book by clicking on the image below: 

lunes, 24 de julio de 2023

Libro: Las PROFECÍAS de las GUERRAS FUTURAS – Capítulo 1

 Por qué la profecía bíblica es importante

Por Bill Salus

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

Este capítulo inicial explicará qué es la profecía bíblica y por qué es críticamente importante que todos la aprendan. En realidad, fue una profecía la que salvó a la humanidad de la extinción. 

Como se cuenta la historia en Génesis 6:13-22, a Noé se le dio una profecía de que se avecinaban fuertes lluvias. Estas aguas estaban destinadas a inundar la tierra, y todos los pueblos y animales vivos en ese momento se ahogarían. En el momento en que se emitió la profecía, a Noé se le dio un medio para sobrevivir. Se le instruyó que construyera un arca que medía aproximadamente quinientos pies de largo. Teniendo en cuenta que la longitud de un campo de fútbol típico es de cien yardas, que son sólo trescientos pies, ésta fue una tarea enorme. 

Noé construyó el Arca, y de acuerdo con Génesis 7:7, él y su esposa y sus tres hijos y tres nueras fueron las únicas personas que entraron en ella. Génesis 7:17-23 informa que el diluvio duró cuarenta días y que Noé y su familia fueron los únicos humanos que sobrevivieron. 

Génesis 9:1 dice: “Y Dios bendijo a Noé y a sus hijos, y les dijo: Sean fecundos y multiplíquense, y llenen la tierra”. Génesis 10 da las identidades de las antiguas naciones que descendieron de los lomos de Noé. Varios milenios después, todos nacimos a través de estos antepasados.

Este relato histórico proporciona un ejemplo perfecto de por qué la profecía bíblica es importante. Si Noé no hubiera sabido de antemano acerca del diluvio y hecho los preparativos necesarios para sobrevivir, ¡tú y yo no existiríamos!

¿Qué tan Importante es la Profecía Bíblica?

Según “La Enciclopedia de la Profecía Bíblica”, de J. Barton Payne, hay 1,239 profecías en el Antiguo Testamento y 578 profecías en el Nuevo Testamento, para un total de 1,817. Estas profecías están contenidas en 8,352 de los versículos de la Biblia. Dado que hay 31,124 versículos en la Biblia, los 8,352 versículos que contienen profecía constituyen el 26.8% del volumen de la Biblia.1

Algunas estimaciones más altas sugieren que alrededor de un tercio, aproximadamente 10,000 versículos, están dedicados a la profecía. Con tantos pasajes de profecía escritos en los pergaminos sagrados, obviamente el Dios de la Biblia considera que este temes importante. He aquí por qué.

La profecía bíblica es información predictiva invaluable externalizada por parte de un Dios amoroso, con una precisión del 100%, que tiene la intención de:

  • Autenticar la soberanía de Dios.
  • Equipar a los seguidores de Dios para los días en que viven.
  • Salvar vidas.
  • Salvar almas.

Autenticar la soberanía de Dios – Isaías 46:9-10, que fue citado en la introducción, declara que sólo Dios puede predecir el futuro con 100% de precisión. La capacidad del Señor para declarar el fin desde el principio es una de Sus marcas registradas, que lo distingue de todos los dioses falsos. Cuando una antigua predicción bíblica encuentra un cumplimiento futuro, el Señor puede decir justificadamente: “Se los dije de antemano”.  

Equipar a los seguidores de Dios para los días en que viven – El Señor quiere informarnos del futuro porque quiere equiparnos para los obstáculos que nos esperan. Equipar a alguien es prepararlo para una actividad o problema en particular. También significa proporcionarles los materiales o suministros necesarios que necesitan para hacer frente a esa actividad o problema.

Salvar vidas – El Señor nos informa del futuro para protegernos. Dios desea que nadie perezca, sino que todos tengan vida abundante en la tierra y vida eterna después. A continuación se presentan algunos pasajes que apoyan esta afirmación.

“Porque Yo sé los planes que tengo para ustedes, declara el Señor, planes de bienestar y no de calamidad, para darles un futuro y una esperanza” (Jeremías 29:11).

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a Su Hijo unigénito [Jesucristo], para que todo aquel que cree en Él, no se pierda, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16; énfasis añadido).

“Yo [Jesucristo] he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10; énfasis añadido)

“Y ahora [yo, Jesucristo] os lo he dicho antes que suceda, para que cuando suceda, creáis” (Juan 14:29; énfasis añadido).

La historia de Noé es un excelente ejemplo de cómo la profecía puede salvar vidas. Otro buen ejemplo está inscrito en Génesis capítulo 41, que trata de José. Dios le advirtió con anticipación que Egipto iba a experimentar una hambruna devastadora. 

“He aquí vienen siete años de gran abundancia en toda la tierra de Egipto. Y tras ellos seguirán siete años de hambre; y toda la abundancia será olvidada en la tierra de Egipto, y el hambre consumirá la tierra” (Génesis 49:29-30).

Génesis 41:47-49 informa que José sabiamente reunió y almacenó suficientes suministros durante los siete años de gran abundancia, para que los egipcios sobrevivieran los siete años de hambruna severa.

Salvar almas – El hecho de que el Señor comparta, en lugar de mantener en secreto, Su presciencia del futuro a través de profecías bíblicas, puede hacer que alguien se encariñe con Él. ¡Yo lo hice! Me convertí en creyente al aprender acerca de las profecías bíblicas. 

Esto sucedió en 1990, mientras asistía a un estudio bíblico sobre el libro de Apocalipsis que fue enseñado por el difunto Dr. Chuck Missler (28 de mayo de 1934 - 1 de mayo de 2018). Sus lecciones incorporaban muchas profecías bíblicas cumplidas en el pasado. Investigué los relatos históricos y descubrí que se alineaban perfectamente con sus profecías relacionadas. Esto me impresionó y aumentó mi anhelo de conocer al único Dios que podía predecir con precisión el futuro. 

Apocalipsis 19:10 dice: “Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía”. La profecía bíblica puede y ha llevado a las personas al Señor, porque testifica de Jesucristo, quien es el medio exclusivo de salvación. Aludiendo al nombre de Jesucristo, Hechos 4:12 dice: “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”.

La profecía puede ser predicada junto con el evangelio como una herramienta evangélica.

“Toda la Escritura [incluidas las profecías bíblicas] es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2 Timoteo 3:16; énfasis añadido).

Conclusión

El profético “antes de juzgar, hay que probar”, para acuñar un viejo adagio, es que la Biblia está llena de información predictiva, lo que significa que al menos el Señor considera que la profecía es importante. Pero, ¿por qué Dios estaría enamorado de su capacidad para predecir el futuro? ¿Está el Señor tratando de impresionarse a sí mismo con esta capacidad exclusiva? No lo creo.

La capacidad del Señor para conocer el futuro evidencia que Él no es alguien con demasiado tiempo en Sus manos, sino que Él tiene todo el tiempo en Sus manos. Además, Dios no nos da la profecía para impresionarnos, sino para informarnos. Esto se debe a que Él se preocupa por nosotros. Cuando el Señor incluyó profecías con la Biblia, Él no estaba PRESUMIENDO, Él estaba APARECIENDO de una manera única e innegable. 

La profecía bíblica es la manera en que el Señor nos hace saber cuánto nos ama.

Nota: A partir del capítulo 2, este libro estará disponible exclusivamente para nuestros colaboradores. Si desea apoyar la labor que estoy llevando a cabo, visite las secciones Programa de Colaboradores del Ministerio En Defensa de la Fe y Donativos, para conocer como podrá hacerlo.

Bill Salus es un expositor de Profecía Bíblica radicado en California, Estados Unidos. Se especializa en explicar la importancia profética de eventos actuales del Medio Oriente y del mundo. Sus artículos han sido publicados en revistas, publicaciones cristianas, y de forma extensa en Internet. Él es el autor de los éxitos de librería, Isralestine, Revelation Road, Psalm 83: The Missing Prophecy y Nuclear Showdown in Iran (prophecydepot.com

Buy the book by clicking on the image below (available in Kindle format):

martes, 18 de julio de 2023

Libro: Las PROFECÍAS de las GUERRAS FUTURAS – Introducción

Por Bill Salus

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

Bienvenidos a Las PROFECÍAS de las GUERRAS FUTURAS. Este libro le presenta y le informa acerca de las guerras bíblicas que se predijeron que ocurrirían en los TIEMPOS del FIN. Como ilustra la Tabla de Contenido, se avecinan muchas batallas de impacto global.

La Biblia es el único libro jamás escrito que reclama la capacidad exclusiva de predecir el futuro, y las guerras inminentes dentro de él. De hecho, los pasajes a continuación fueron incluidos dentro de las Sagradas Escrituras hace mucho tiempo, para desafiar a las personas a lo largo de los siglos. ¡Invitan a la humanidad a alinear la historia con la profecía bíblica, para confirmar que el DIOS de la Biblia es el único DIOS VERDADERO! 

“Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero” (Isaías 46:9-10).

“Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas. He aquí se cumplieron las cosas primeras, y yo anuncio cosas nuevas; antes que salgan a luz, yo os las haré notorias” (Isaías 42:8-9).

El profeta Isaías proclama que el Dios de la Biblia es el único ser divino en el universo que puede predecir el futuro con un 100% de precisión. Por lo tanto, ¡la profecía bíblica es la manera segura de Dios de hacerle saber a la humanidad que ÉL es LO MÁXIMO! 

El apóstol Pedro lo resume a continuación. Él dice que la profecía bíblica es “completamente confiable” y extremadamente importante “a la que hay que prestarle atención”.

“Esto ha venido a confirmarnos la palabra de los profetas, a la cual ustedes hacen bien en prestar atención, como a una lámpara que brilla en un lugar oscuro, hasta que despunte el día y salga el lucero de la mañana en sus corazones” (2 Pedro 1:19; NVI).

El contenido de este libro se basa en la confiabilidad del claro compromiso de Dios de decir lo que depara el futuro. Los pasajes proféticos a menudo se incluirán, para que el lector no confíe exclusivamente en las interpretaciones del autor. 

Algunas de las GUERRAS FUTURAS aparecerán como si actualmente estuvieran preparando el escenario en las noticias y eso es porque probablemente lo sean. Sin embargo, este libro evitará intentos de “exégesis periodística”. La exégesis es la explicación o interpretación crítica de un texto. Tradicionalmente, el término se usaba principalmente para trabajar con textos religiosos sagrados, como la Biblia.

En otras palabras, este libro no sacará conclusiones basadas en eventos actuales. Priorizará las narrativas bíblicas y las perspectivas proféticas. Sin embargo, si los eventos de interés periodístico encuentran una posible correlación profética, no serán ignorados. Por lo tanto, tenga sus Biblias y fuentes de noticias abiertas juntas, pero recuerde que las noticias no predicen el futuro, pero la Biblia sí.

El libro Las PROFECÍAS de las GUERRAS FUTURAS identificará en la mayoría de los casos lo siguiente:

1. La profecía de guerra y sus detalles específicos.

2. El momento potencial del cumplimiento de la profecía de guerra.

3. Si es un conflicto ordenado por Dios, o impulsado por el hombre.

Es importante notar que ha habido guerras pasadas que fueron orquestadas por el Señor y utilizadas para lograr Sus propósitos mayores para la humanidad. Algunas de éstas serán presentadas en el capítulo titulado “Las Profecías de Guerras Pasadas”. Al igual que estas profecías de guerras pasadas, habrá algunas poderosas profecías de GUERRAS FUTURAS que también son ordenadas por el Señor, como la invasión descrita en Ezequiel 38 y 39. 

Esta guerra se explicará más adelante en este libro, pero algunas partes clave de la profecía se identifican a continuación para demostrar cómo el Señor puede poner en marcha una guerra y usarla para Sus propósitos.

  • En Ezequiel 38:4, encontramos esta clara pista, cuando el Señor le habla al líder de la invasión de Ezequiel 38: “Te haré volver, te pondré garfios en la boca y te sacaré”.
  • En Ezequiel 38:16, se le dice al líder invasor: “...en los postreros días te traeré contra mi tierra, para que las naciones me conozcan”.

Aunque ha habido, y todavía habrá, grandes guerras que son obra del Señor, es importante notar que Dios finalmente traerá el cese de todas las guerras. 

“Vengan y vean los hechos del SEÑOR, quien ha causado desolaciones en la tierra. Hasta los confines de la tierra hace cesar las guerras; quiebra el arco, rompe la lanza y quema los carros en el fuego. Estén quietos y reconozcan que yo soy Dios. Exaltado he de ser entre las naciones; exaltado seré en la tierra” (Salmos 46:8-10).

En el MILENIO, que es la Era Mesiánica que existe después de que han ocurrido las “desolaciones de la tierra”, las guerras “cesarán hasta el fin de la tierra”. Durante ese período, Jesucristo el Mesías, restaurará el planeta y reinará sobre él desde Su trono en Jerusalén. 

Isaías 9:6-7 informa que el “gobierno global estará sobre su hombro... Y su nombre será llamado... Príncipe de Paz...”. Además, “lo dilatado de su gobierno y la paz no tendrán fin”. En ese momento, la humanidad ni siquiera tendrá academias militares o formará ejércitos nacionales, sino que ni siquiera se adiestrarán “más  para la guerra”. 

“Él [Jesucristo] juzgará entre las naciones y arbitrará entre muchos pueblos. Y convertirán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en podaderas. No alzará espada nación contra nación ni se adiestrarán más para la guerra” (Isaías 2:4; énfasis añadido).


Nota: A partir del capítulo 2, este libro estará disponible exclusivamente para nuestros colaboradores. Si desea apoyar la labor que estoy llevando a cabo, visite las secciones Programa de Colaboradores del Ministerio En Defensa de la Fe y Donativos, para conocer como podrá hacerlo.

Bill Salus es un expositor de Profecía Bíblica radicado en California, Estados Unidos. Se especializa en explicar la importancia profética de eventos actuales del Medio Oriente y del mundo. Sus artículos han sido publicados en revistas, publicaciones cristianas, y de forma extensa en Internet. Él es el autor de los éxitos de librería, Isralestine, Revelation Road, Psalm 83: The Missing Prophecy y Nuclear Showdown in Iran (prophecydepot.com

Buy the book by clicking on the image below (available in Kindle format):

domingo, 16 de julio de 2023

Libro: Las PROFECÍAS de las GUERRAS FUTURAS – Índice

Por Bill Salus

Tabla de Contenido

Introducción

Capítulo 1: Por qué es importante la profecía bíblica

Capítulo 2: El papel de los judíos en la profecía bíblica

Capítulo 3: Las profecías de guerras pasadas

Capítulo 4: La Primera Guerra de Irán en Elam (Jeremías 49:34-39)

Capítulo 5: La guerra entre Israel y Siria (Isaías 17 y Jeremías 49:23-27)

Capítulo 6: El ejército grande en extremo de Israel de los días postreros

Capítulo 7: La guerra de poderes que sacude a Israel

Capítulo 8: La respuesta árabe a la destrucción de Damasco

Capítulo 9: Salmo 83: La guerra árabe-israelí final

Capítulo 10: El plan de paz de Dios en Medio Oriente (Jeremías 12:14-17)

Capítulo 11: Israel derrota a los ejércitos árabes circundantes: (Zacarías 12:1-6)

Capítulo 12: Las profecías periféricas del Salmo 83

Capítulo 13: Ezequiel 38-39, cuando Dios defiende su santo nombre

Capítulo 14: Las Guerras de los Juicios de los Sellos

Capítulo 15: Las Guerras de los Juicios de las Trompetas

Capítulo 16: La guerra en el cielo

Capítulo 17: La Campaña de Armagedón (Fases uno a seis)

Capítulo 18: La Segunda Venida de Cristo y la Campaña de Armagedón (Fases siete a once)

Capítulo 19: La Segunda Guerra de Magog


Apéndices

Apéndice 1: Por qué la destrucción de Damasco es una profecía de guerra futura

Apéndice 2: Por qué el Salmo 83 es una oración y una profecía de guerra futura

Nota: A partir del capítulo 2, este libro estará disponible exclusivamente para nuestros colaboradores. Si desea apoyar la labor que estoy llevando a cabo, visite las secciones Programa de Colaboradores del Ministerio En Defensa de la Fe y Donativos, para conocer como podrá hacerlo.

Bill Salus es un expositor de Profecía Bíblica radicado en California, Estados Unidos. Se especializa en explicar la importancia profética de eventos actuales del Medio Oriente y del mundo. Sus artículos han sido publicados en revistas, publicaciones cristianas, y de forma extensa en Internet. Él es el autor de los éxitos de librería, Isralestine, Revelation Road, Psalm 83: The Missing Prophecy y Nuclear Showdown in Iran (prophecydepot.com

Buy the book by clicking on the image below (available in Kindle format):

Libro: Las PROFECÍAS de las GUERRAS FUTURAS

Por Bill Salus

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

El libro Las PROFECÍAS de las GUERRAS FUTURAS localiza los campos de batalla; identifica a los participantes; explica los motivos; proporciona los detalles y explora los resultados de estos conflictos que cambiarán el mundo, que incluyen:

  • Israel vs. Irán y sus agentes 
  • La destrucción de Damasco en Isaías 17
  • La guerra final árabe-israelí del Salmo 83
  • La invasión de Israel por parte de la coalición rusa en Ezequiel 38
  • Las dos cruzadas de matanza de cristianos del Período de la Tribulación
  • La invasión demoníaca que atormenta a las personas no salvas durante 5 meses
  • El ejército demoníaco de 200 millones que mata a un tercio de la humanidad
  • La guerra en el cielo entre el arcángel Miguel contra Satanás
  • La batalla de Armagedón entre Jesucristo y el Anticristo
  • La última Guerra Gog de Magog al final del Milenio.

Estas guerras y más están cubiertas en este revelador libro. ¡No seas atrapado en el fuego cruzado! Descubre qué guerras se avecinan, para que puedas mantenerte a ti mismo y a tus seres queridos fuera de peligro.

Nota: A partir del capítulo 2, este libro estará disponible exclusivamente para nuestros colaboradores. Si desea apoyar la labor que estoy llevando a cabo, visite las secciones Programa de Colaboradores del Ministerio En Defensa de la Fe y Donativos para conocer como podrá hacerlo.

Bill Salus es un expositor de Profecía Bíblica radicado en California, Estados Unidos. Se especializa en explicar la importancia profética de eventos actuales del Medio Oriente y del mundo. Sus artículos han sido publicados en revistas, publicaciones cristianas, y de forma extensa en Internet. Él es el autor de los éxitos de librería, Isralestine, Revelation Road, Psalm 83: The Missing Prophecy y Nuclear Showdown in Iran (prophecydepot.com

Buy the book by clicking on the image below (available in Kindle format):

viernes, 26 de mayo de 2023

Libro: Las 9 Guerras de los Tiempos del Fin – Capítulo 1 (Parte 2 de 2)

La Guerra de Aniquilación

Por Dr. David R. Reagan

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

Respuestas

1) El Autor — Sí, Asaf sirvió como líder de adoración del rey David, pero también es identificado en 2 Crónicas 29:30 como un “vidente”. Además, 1 Crónicas 25:2 dice que él era uno “que profetizaba bajo las órdenes del rey”.14 Pero esto no es prueba de que el Salmo 83 sea una profecía. Después de todo, cualquiera que esté familiarizado con los Profetas Mayores y Menores es consciente de que, a menudo, escribieron largos pasajes que no tenían nada que ver con la previsión del futuro. En cambio, estaban predicando sobre el presente, al hablar sobre eventos actuales — a menudo revelando los pecados de su nación y llamando al pueblo al arrepentimiento.

2) La naturaleza del Salmo — Una vez más, sí, no hay frases proféticas en el Salmo 83 que indiquen que está hablando de los tiempos del fin. Parecería estar hablando de enemigos de Israel en el tiempo de Asaf, durante el reinado del rey David.

Pero esta omisión no descalifica automáticamente el salmo de ser una profecía del tiempo del fin. Hay una serie de profecías de la Primera Venida que nadie hubiera sospechado que fueran tales cuando fueron escritas. Sabemos que son profecías porque los escritores del Nuevo Testamento las citan como profecías que se refieren al Mesías.

Un ejemplo es Oseas 11:1 que dice: “Cuando Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo”. El Evangelio de Mateo cita este versículo y dice que se cumplió en la estadía de Jesús y su familia en Egipto y el llamado de José por parte de un ángel para regresar a su hogar en Nazaret (Mateo 2:14-15, 20-23).

Otro ejemplo se encuentra en Salmos 41:9, donde David lamenta su traición por un amigo. La mayoría de los comentaristas piensan que David estaba hablando de su consejero, Ahitofel, cuando se unió al hijo de David, Absalón, en su rebelión contra su padre. Sin embargo, este pasaje se cita en Mateo 26:23 como una profecía que se cumplió en la traición de Judas a Jesús.

Uno de los ejemplos más famosos de profecías poco claras de la Primera Venida se encuentra en Isaías 7:14. El escenario de este versículo es una amenaza del ejército sirio para conquistar Jerusalén. El rey Acaz de Judá estaba severamente asustado por esta amenaza, por lo que envió al profeta Isaías, quien vino a él y le aseguró que los sirios no tomarían la ciudad.

Pero esta seguridad no fue suficiente para calmar el alma del rey Acaz. Entonces, Dios le dio una señal de que las palabras de Isaías se harían realidad: “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emanuel” (Isaías 7:14). La palabra hebrea para virgen en este versículo es alma, que puede significar virgen o mujer joven. Dado que ésta era una profecía dirigida específicamente al rey Acaz y estaba destinada a un cumplimiento inmediato, para asegurarle que las palabras de consuelo de Isaías eran verdaderas, debe haberlo entendido como que una joven ya embarazada pronto daría a luz y llamaría al bebé Emanuel. Esto probablemente sucedió con el nacimiento de uno de los hijos de Isaías.

Sin embargo, sabemos que éste no fue el cumplimiento completo de la profecía, porque el autor del Evangelio de Mateo dice que la profecía se cumplió en el nacimiento virginal de Jesús. Y cuando citó el pasaje del Antiguo Testamento, traduciéndolo del hebreo al griego, usó una palabra griega, parthenos, que sólo puede significar virgen (Mateo 1:23). Lo mismo ya habían hecho los sabios judíos que tradujeron la Biblia del hebreo al griego unos 200 años antes del nacimiento de Jesús. Por lo tanto, incluso los rabinos judíos reconocieron la profecía de Isaías como una profecía mesiánica que aún no se había cumplido por completo.

Entonces, mi punto es que un estudio de las profecías de la Primera Venida deja en claro que el significado final de las profecías no siempre es evidente.

No obstante, creo que realmente hay algunos indicadores claros del tiempo del fin en el Salmo 83. Por ejemplo, hay una referencia al hecho de que el resultado de esta guerra será un factor contribuyente a motivar a las naciones a buscar el nombre de Jehová (versículo 16), porque se darán cuenta de que Él es “el Altísimo sobre toda la tierra” (versículo 18).

Sabemos por otras profecías que este reconocimiento mundial de Yahvé como el único Dios verdadero no ocurrirá hasta el final de la Tribulación y el comienzo del Milenio (Isaías 24:21-23, 45:22-25 y Salmo 46:10).

3) Cumplimiento en el Antiguo Testamento — La afirmación de que si el Salmo 83 realmente es una profecía, lo más probable es que se haya cumplido en el momento en que fue escrito, o poco después, es un argumento justificable, pero uno que no cumple con la prueba de las Escrituras.

Aquellos que toman esta posición generalmente señalan las batallas del rey David mencionadas en 1 Crónicas 18 y 19, o una batalla llevada a cabo por el rey Josafat de Judá, que se registra en 2 Crónicas 20:1-37. Un tercer candidato que a veces se nombra es Ezequiel 25 y 26, donde la condenación de algunas de las naciones mencionadas en el Salmo 83 está profetizada por Ezequiel.15

La más fuerte de las referencias del Antiguo Testamento es 1 Crónicas 18 y 19, que describe algunas batallas que ocurrieron cuando Asaf estaba vivo. Salus argumenta que esto no puede ser a lo que Asaf se refiere, porque no todos los enemigos de Israel que se mencionan en el salmo son nombrados, y eso es cierto. Pero Asaf pudo haber estado enumerando a los principales enemigos de Israel en ese momento y pidiéndole a Dios que los destruyera. Eso no necesariamente tendría que ser en una batalla donde todos están incluidos.

En cuanto a la batalla del rey Josafat contra una alianza de Edom, Moab y Amón, no es probable que pueda considerarse un cumplimiento del Salmo 83 ya que sólo tres de los diez enemigos de Judá nombrados en el salmo estuvieron involucrados en la batalla — mientras que seis de los diez se mencionan en las batallas de David en 1 Crónicas 18 y 19.

La defensa de Ezequiel 25 y 26 me parece fuera de lugar.16 En el capítulo 25 de Ezequiel, el profeta nombra a tres de las naciones en el Salmo 83, pero no se mencionan batallas. Sólo hay una profecía de que Moab, Edom y Filistea serán destruidos, tal como se profetizó en el Salmo 83. En el capítulo 26, Ezequiel menciona Tiro, pero él específicamente profetiza que será destruido por Nabucodonosor (versículo 7) y no en los tiempos del fin.

4) Cumplimiento moderno — Otro grupo de expertos en profecía afirma que el Salmo 83 se ha cumplido en una de las guerras modernas de Israel.17 La mayoría selecciona la Guerra de Independencia de Israel (1948-1949), la Guerra de los Seis Días (1967) o la Guerra de Yom Kippur (1973). De éstas, la Guerra de los Seis Días es la opción más popular, principalmente debido a su impacto abrumador en todo el Medio Oriente.

El eminente erudito de la profecía bíblica, Paul Benware, es uno de los que concluye que, si la guerra del Salmo 83 ha tenido algún cumplimiento moderno, debe ser la Guerra de los Seis Días.18 Su conclusión se basa en dos hechos. Primero, señala a varios líderes árabes que proclamaron que su objetivo era “borrar a Israel del mapa”.19 Además, señala la participación de Egipto, Jordania, Siria, Líbano, Irak e incluso Arabia Saudita y Yemen. Luego agrega esta observación: “En otras palabras, todas las personas mencionadas en el Salmo 83 están cubiertas geográficamente en la guerra de 1967”.20

Salus ha respondido a esta afirmación afirmando que sólo “tres de las diez poblaciones que se encuentran en el Salmo 83 están involucradas”, específicamente Egipto, Jordania y Siria. Pero eso no es correcto. Tenga en cuenta que la lista de Salus de diez naciones bíblicas se traduce en sólo seis naciones modernas, no diez. Y además, Michael Oren, en su excelente libro, Six Days of War, indica que los seis estuvieron involucrados en la guerra, ya sea directa o indirectamente detrás de escena.21

Pero ninguna de las naciones atacantes en 1967 dejó de existir como se indica en Salmos 83:17, ni ninguna de ellas se volvió a Yahvé como su Dios, como se menciona en el versículo 18. Entonces, a lo sumo, la Guerra de los Seis Días fue un pre-cumplimiento en tipo y no el cumplimiento del Salmo 83. Incluso Salus admite que la Guerra de los Seis Días puede haber sido un pre-cumplimiento en tipo.22

Además, aunque Benware reconoce que la Guerra de los Seis Días podría haber sido un cumplimiento, concluye su análisis afirmando que piensa que el Salmo 83 no es una profecía. En cambio, dice que “es mejor verlo como un salmo de lamento, que le pide al Señor Dios que intervenga y los libere de una situación difícil, lo que finalmente hará”.23

5) Cumplimiento futuro — Sí, es posible que la Guerra del Salmo 83 pueda ser una descripción del círculo interno árabe de naciones alrededor de Israel que participan en la Guerra de Gog y Magog o en la Batalla de Armagedón. Consideremos brevemente cada uno:

a) La Guerra de Gog y Magog — Aquellos que sostienen que el Salmo 83 encaja en esta guerra toman la posición de que el círculo interno está incluido en tres referencias a “muchos pueblos contigo” (Ezequiel 38:6, 9, 15). Esta frase parece ser una referencia a los aliados de la coalición rusa, además de los nombrados específicamente.24

Este argumento podría ser cierto, pero parece poco probable. ¿Por qué el profeta Ezequiel omitiría a las naciones más cercanas a Israel? Después de todo, son algunas de las naciones que más odian al Estado judío. Además, varios de ellos son naciones por las que la alianza rusa tendría que pasar para llegar a Israel.

Otro problema con encajar el Salmo 83 en Gog y Magog es que las Escrituras revelan que las dos guerras son impulsadas por diferentes motivaciones. La invasión de Gog y Magog está impulsada por el deseo de “arrebatar despojos y tomar botín” (Ezequiel 38:12). En contraste, Salmos 83:4 declara que el propósito de la guerra que describe es “destruyámoslos, para que no sean nación, y no haya más memoria del nombre de Israel”.

Parece más probable que la Guerra del Salmo 83 preceda a la Guerra de Gog y Magog. Parece que se hace referencia a ella en Ezequiel 38:8-9 (NTV, énfasis agregado):

8) . . .En un futuro lejano, caerás en picada sobre la tierra de Israel, la cual estará disfrutando de paz, después de haberse recuperado de la guerra y luego de que su gente haya regresado de otras tierras hacia los montes de Israel. 

9) Tú y todos tus aliados — un inmenso y temible ejército — descenderán sobre Israel como una tormenta y cubrirán la tierra como una nube.

b) La Batalla de Armagedón — Aquellos que sostienen que el Salmo 83 está hablando de la Batalla de Armagedón descrita en Joel 3, Zacarías 14 y Apocalipsis 19, señalan la declaración en el Salmo 83:17 que dice que las naciones del círculo interno árabe serán “deshonrados y perecerán”.25

Entonces, preguntan: “¿Cuándo perecerán las seis naciones modernas involucradas en el Salmo 83?”. El maestro de profecía, Phillip Goodman, coloca su destrucción al final de la Tribulación cuando ocurre la Segunda Venida de Jesús.26 Él proporciona textos de prueba para su conclusión, pero el único que parece relevante es Zacarías 12:6 y 9, que es un pasaje del tiempo del fin sobre el regreso del Señor:

6) En aquel día yo haré que los clanes de Judá sean como una llama que le prende fuego a un montón de leña o como una antorcha encendida entre los manojos de grano. Destruirán con fuego a las naciones vecinas a la derecha y a la izquierda, mientras los habitantes de Jerusalén otra vez vivirán en su propia ciudad.

9) En aquel día yo procuraré destruir a todas las naciones que vengan contra Jerusalén.

El problema con este argumento es que la palabra, perecer, no siempre significa dejar de existir. Por ejemplo, en 2 Pedro 3:6 se nos dice que el mundo del tiempo de Noé “pereció” (RVR). Es cierto que la tierra del tiempo de Noé pereció, pero no dejó de existir. Zacarías 12: 6 y 9 tampoco significa que las naciones dejarán de existir, sólo que serán derrotadas abrumadoramente. Sabemos, por ejemplo, por otros pasajes de las Escrituras, que las naciones continuarán existiendo durante el reinado milenario de Jesús. En el contexto del Salmo 83, perecer parecería significar que las naciones serán completamente derrotadas.

Otro maestro de profecía que coloca el Salmo 83 al final de la Tribulación, cuando Jesús regrese a la tierra, es Craig C. White.27 Su texto de prueba es el Salmo 83:3, que dice lo siguiente en la versión King James: “Han tomado consejo astuto contra tu pueblo [Israel] y han consultado contra tus escondidos”. White afirma que los “escondidos” obviamente se refiere a los judíos que huirán de Israel en la segunda mitad de la Tribulación a un escondite en Jordania (Ap. 12:13-16).

Esta conclusión me parece un gran salto basado en una traducción. La NKJV del Salmo 83 dice: “los protegidos”. La NTV, los “preciados”; la NVI, “aquellos que tú estimas”; la ESV, “los atesorados”. El significado de las palabras está determinado por el contexto, y el contexto de este pasaje es Dios refiriéndose al pueblo judío como Su Pueblo Elegido, a quien Él atesora y que existe bajo Su protección.

Recapitulación

Bueno, como puede ver, tratar de colocar la Guerra del Salmo 83 en un lugar exacto en la cronología de eventos del tiempo del fin es muy difícil. Nadie debe ser dogmático acerca de su punto de vista.

Personalmente, he llegado a las siguientes conclusiones:

  • No hay cumplimiento bíblico del Salmo 83.
  • La Guerra de los Seis Días podría muy bien ser un cumplimiento del Salmo 83 en su totalidad o en parte — muy probablemente un cumplimiento parcial en tipo.
  • El cumplimiento completo del Salmo 83 está muy probable en el futuro, sirviendo como el evento que traerá un breve tiempo de paz a Israel — así como un territorio expandido y una mayor riqueza.
  • La Guerra del Salmo 83 muy probablemente allanará el camino para la Guerra de Gog y Magog, probablemente porque el resultado impulsará a las naciones árabes a pedir a Rusia y sus aliados musulmanes que acudan en su ayuda.

Un Misterio Final

En Isaías 17:1, hay una profecía que dice rotundamente que llegará un día en que Damasco, la capital de Siria, dejará de existir y se convertirá en “una ruina caída”. Algunos han tratado de argumentar que esta profecía se cumplió en 732 a. C., cuando Asiria derrotó a los arameos y capturó Damasco (2 Reyes 16:9). Pero esto no resultó en que Damasco fuera totalmente destruida. Y, además, Damasco sigue existiendo hoy como una ciudad muy densamente poblada de dos millones.

Por lo tanto, el cumplimiento de esta profecía está aún en el futuro, y podría muy bien ocurrir durante la Guerra del Salmo 83, ya que Siria será uno de los aliados invasores. Tenga en cuenta también que Israel ha adoptado lo que se llama “La Opción Sansón”, lo que significa que bombardearán las ciudades de sus enemigos si Israel es invadido o está a punto de ser derrotado.28

De hecho, la gran capacidad nuclear de Israel y su capacidad para lanzar bombas atómicas con misiles muy precisos es probablemente una de las principales razones por las que los árabes no han lanzado un ataque total contra la nación judía en casi 50 años. Israel ha experimentado una guerra tras otra desde su fundación (vea la página 18), pero sólo ha habido cuatro guerras principales — la Guerra de Independencia de Israel (1948-1949), la Guerra de Suez (1956), la Guerra de los Seis Días (1967) y la Guerra de Yom Kippur (1973). Han pasado casi 50 años desde la última gran guerra de las fuerzas árabes aliadas contra Israel.

Hoy en día, los vecinos árabes de Israel tienen misiles muy sofisticados. Ya no confían en los primitivos misiles Scud que han utilizado en el pasado. Agregue a eso la creciente inestabilidad política dentro de Israel y el distanciamiento de los Estados Unidos de su apoyo tradicional al Estado judío — y tiene una convergencia de factores que podrían motivar la Guerra del Salmo 83 en cualquier momento — una guerra que podría abrumar a Israel hasta el punto de tomar la decisión de usar su arsenal nuclear como medio defensivo para garantizar la supervivencia del Estado.

Y, por supuesto, si a Irán se le permite desarrollar una bomba atómica, no hay duda de que se lanzaría una guerra total para aniquilar al Estado judío. Esto no quiere decir que el bombardeo de Damasco será parte de la Guerra del Salmo 83, pero ciertamente es una posibilidad.

Conclusión

Todo el Medio Oriente es una bomba de tiempo que podría explotar en cualquier momento. Es un concepto aterrador, pero tenga en cuenta que Dios está en control.

Salmos 2 dice que Yahvé se sienta en Su trono en el cielo riéndose de los intentos de los líderes políticos del mundo de aniquilar a Israel. ¿Por qué se ríe? Porque tiene la sabiduría y el poder para orquestar toda la maldad de Satanás, la humanidad y el Anticristo para el triunfo de Su Hijo, Jesucristo.

Recuerde también que Salmos 121:4 dice que el que guarda a Israel no duerme ni se adormece. Ellos son Su “tesoro”, y los protegerá desde ahora hasta el final de la Tribulación, asegurando su existencia continua hasta el día al final de la Tribulación cuando “mirarán a Aquel a quien traspasaron” y recibirán a Yeshúa como su Mesías (Zacarías 12:10).

Una Posdata 

Creo que se debería agregar una nota sobre la Biblia que se encontró en el pantano irlandés en julio de 2006 (vea la página 27). Como señalé anteriormente, revivió la atención mundial hacia el Salmo 83, ya que ese fue el lugar en el que se abrió la Biblia.29 Resultó que la Biblia era una copia de la traducción de la Vulgata atina, cuyos números para los Salmos difieren de nuestras traducciones modernas. Por lo tanto, el Salmo 83 en esa versión es en realidad el Salmo 84 en nuestras versiones modernas. El texto que fue expuesto decía: “¡Cuán bienaventurado es el hombre cuyo poder está en Ti, en cuyo corazón están los caminos a Sion!” (Salmos 84:5).

Lea la parte 1 aquí

Traducido por Donald Dolmus
Ministerio En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Estimado lector: Gracias a las ofrendas de amor de nuestros colaboradores, podemos poner gratuitamente a su disposición este material exclusivo de nuestro Ministerio. Si siente de parte del Señor apoyar la labor que su servidor está llevando a cabo, visite nuestra sección Donativos, para descubrir cómo podrá hacerlo.


Buy the book clicking on the image below:

Share/Bookmark