domingo, 31 de octubre de 2010

¡Ironías Vergonzosas!


Martín Lutero es recordado y extensivamente honrado hoy en día en muchas partes del mundo, especialmente en todo el mundo occidental. La reciente película que ha sido hecha en Hollywood acerca de su vida, fue un gran éxito a pesar de su contenido religioso. Lutero se enfrentó con gran valor y valentía en contra de las doctrinas falsas de la Iglesia Católica Romana, a pesar de la determinación del Papa León X, que quería arrestarlo y quemarlo en la hoguera. Él (Lutero) se había desilusionado cuando había visitado el Vaticano y había visto la hipocresía y descarada inmoralidad entre los miembros del clero, desde el sacerdote hasta al Papa. El colmo vino con la venta de indulgencias por Roma, con el propósito de "liberar" del purgatorio a los parientes muertos de una persona, para que pudieran entrar al cielo. Esta infame práctica que recaudó muchísimo dinero, prometía que "tan pronto la moneda al cofre toque, una alma salta del purgatorio y al cielo toca". El dinero obtenido por esta descarada, desvergonzada estafa pagó por la reparación y engrandecimiento de la Basílica de San Pedro. ¡Esta imponente construcción representa hoy en día un monumento al evangelio falso que la Iglesia Católica todavía predica y practica!

Desilusionado y furioso, Lutero escribió su "Diputación sobre el Poder y Eficacia de Indulgencias" (conocida como "Las Noventa y Cinco Tesis") y las clavó en la puerta de la iglesia del Castillo de Wittenburg. Copias de este documento se distribuyeron ampliamente en varios idiomas europeos, haciendo temblar a toda Europa, incitando intensos debates, provocando la Reforma Protestante y el éxodo de millones de la Iglesia Católica Romana, talvez con la esperanza de traer salvación a muchos de ellos.

Aunque Lutero retuvo algo de su catolicismo, su audaz declaración (a diferencia de la actitud de muchos cristianos de hoy en día), ante el Concilio Imperial de Worms inspiró a millones cuando dijo: "Yo estoy sujeto a las Escrituras y mi conciencia es cautiva a la Palabra de Dios. Yo no puedo y no retiro nada... aquí me quedo, mi postura es inmovible; que Dios me ayude." Lutero, al hablar estas palabras, confrontaba a las máximas autoridades religiosas de su época y estaba dispuesto a encarar las consecuencias. Tal acción le hubiera costado su vida, si no hubiera sido por algunos poderosos príncipes alemanes, que lo protegieron como una protesta en contra de Roma y a consecuencia de este evento se originó el término "Protestante."

En un acto de desesperación para poder mantener la autoridad totalitaria de la Iglesia, los obispos católicos y cardenales lanzaron una Contra-Reforma en la cual definían las doctrinas de la iglesia y demandaban obediencia total por decretos acordados en el Concilio de Trento (1545-1563). Sus derechos canónicos y decretos denunciaban la sola autoridad de la Escritura afirmada por Lutero, negaba la salvación por fe en Cristo, sin los sacramentos de la iglesia y buenas obras, y básicamente rechazaba todo lo que los reformadores habían pedido que la iglesia aceptara en sumisión a la Palabra de Dios. El Concilio de Trento enumeró más de 100 anatemas (excomulgación/condenación) en contra de todos aquellos quienes aceptaban cualquier enseñanza de la Reforma. Costaba muy caro afirmarse en la verdad de la Palabra de Dios en aquellos días, y miles de creyentes no comprometieron sus convicciones a pesar de torturas y muerte.

Existe una gran necesidad de un avivamiento de tal convicción inquebrantable hoy en día. Desdichadamente no va a ocurrir tal avivamiento a no ser que se produzca primero un ansia, un anhelo de buscar una rectitud individual y una pasión profunda por nuestro Señor y por Su Palabra. Tristemente, la verdad es que Dios no está ignorado solamente, sino también está siendo debilitado por muchos líderes evangélicos a quienes millones de cristianos admiran. Trágicamente, multitudes están siendo preparadas para seguir el gran engaño que va a ocurrir a aquellos quienes "no recibieron el amor a la verdad para ser salvos" (2 Tesalonicenses 2:10).

¿Es la Reforma del siglo XV y la oposición de Roma a tal Reforma en esa época un evento simplemente histórico que no tiene relación con el tiempo presente? ¡De ninguna manera! La batalla continúa y ha llegado a una etapa que es mucho más letal. Una ilusión falsa, que se ha originado y continúa en nuestros tiempos presentes, ha engañado a miles de personas para que acepten el Compromiso Ecuménico, mientras que al mismo tiempo les están haciéndoles creer que todavía están al lado del Señor.

En 1962, en la apertura del Segundo Concilio del Vaticano en Roma, el Papa Juan XXIII afirmó, "Yo acepto totalmente lo que se decidió en el Concilio de Trento" El Segundo Concilio del Vaticano "también propone los decretos de El Concilio de Trento". En Diciembre 31, 1995, honrando el 450 aniversario del Concilio de Trento, el Papa Juan Pablo II declaró, "Las conclusiones (del Concilio de Trento) mantienen todo su valor (o continúan en vigencia)".

Una panorámica del Concilio Vaticano II

A pesar de lo que un amigo católico, o un sacerdote liberal, o un profesor en una universidad católica puedan decir, los decretos, las reglas y doctrinas que se llegaron a acordar en el Concilio de Trento continúan en vigencia y siguen siendo las enseñanzas oficiales de la iglesia católica y has sido confirmadas y afirmadas desde esa época hasta nuestros días por las más altas autoridades de la iglesia católica. Aquí enumeramos algunos de los anatemas (condenaciones) del Concilio de Trento, todos los cuales fueron renovados por el Segundo Concilio del Vaticano, El Código de la Ley Canónica, y el actual Catecismo de la Iglesia Católica, y que continúa en los tiempos actuales como la enseñanza oficial del Catolicismo Romano, manteniendo los dogmas inflexibles de la "infalible" Iglesia Católica, a pesar de declaraciones contrarias hechas por cualquier persona:

"Si alguien negara que por el... bautismo, la culpabilidad del pecado original es perdonado o niega que... la justicia, santificación y redención... de Jesucristo es aplicado a ambos, adultos y bebés por el sacramento del bautismo... esa persona será anatema... (condenada)".

"Si alguien dijera que los sacramentos de la Nueva Ley (los siete sacramentos de la Iglesia Católica Romana) no son necesarios para la salvación... y que sin ellos... uno puede obtener de Dios, por fe solamente la gracia de justificación... esa persona será anatema..."

"Si alguien dijera que el bautismo no es necesario para la salvación, que esa persona sea anatema..."

"Si alguien dijera que después del recibimiento de la gracia de justificación, la culpabilidad es perdonada y la deuda de castigo eterno es eliminada... que ninguna deuda de castigo temporal tenga que pagarse, ya sea en este mundo o en el purgatorio, antes que las puertas del cielo puedan abrirse, que esa persona sea anatema..."

"Si alguien dijera que el sacrificio de la misa... donde la víctima da su vida y por el cual nosotros somos reconciliados con el Padre y es diariamente inmolado en el altar por los sacerdotes... es solamente una conmemoración del sacrificio consumado en la cruz pero no es propiciatorio... ofrecido por los vivos y los muertos, por los pecados, castigos, satisfacciones y otras necesidades, que esa persona sea anatema."

No puede haber un rechazo más claro de la Biblia y del evangelio de Jesucristo. Estos breves ejemplos representan la enseñanza actual del Catolicismo Romano tal cual es enseñado y practicado por cientos de millones de católicos de hoy en día. No puede haber duda alguna que esto es un evangelio falso que, tristemente, mantiene a los católicos romanos en esclavitud y también los está llevando a las llamas, no de un "purgatorio" inventado por los papas, sino al eterno Lago de Fuego. ¿Cómo es posible que aquellos que profesan admirar a Lutero y a la Reforma se atrevan a defender el Catolicismo?

Dándose estas realidades indiscutibles, ningún evangélico podría llamar a los católicos romanos "cristianos que han nacido de nuevo". ¡La ironía más vergonzosa es que muchos líderes evangélicos y sus seguidores, mientras que por una parte dicen honrar la Reforma y su evangelio de salvación por fe sola en Jesucristo, por otra parte cierran los ojos a la verdad y actúan como si la Reforma nunca hubiera ocurrido y como si los católicos creyeran en el evangelio bíblico! ¿Hemos acaso olvidado que aquellos que no creen el evangelio bíblico están perdidos eternamente? ¿Seremos nosotros culpables de alguna manera de su eterna perdición?

Las ironías vergonzosas abundan. Aunque la Iglesia Católica Romana ya no condena a sus oponentes a la hoguera como lo hacía antes (una práctica tan repugnante aun en el mundo secular), todavía mantiene cada enseñanza y cada doctrina falsa que fue opuesta por Lutero y sus compañeros reformadores, y de esta manera continúa engañando a millones de personas. Todavía enseña la salvación por medio del bautismo, las buenas obras y el cumplimiento de los sacramentos con María como la intercesora, como la "puerta hacia Cristo"; y también continúa ofreciendo indulgencias por un precio determinado para salir del purgatorio y poder entrar al cielo; ¡y continúa rechazando la autoridad final de las Sagradas Escrituras! Todas las anatemas declaradas en el Concilio de Trento en contra de las creencias de los protestantes se mantienen en completo vigor y obligación en la doctrina católica. ¡Y aún muchos de los seguidores de Lutero hoy en día aceptan el catolicismo romano como el verdadero evangelio!


En Octubre 31 de 1999, los representantes de La Federación Mundial de Luteranos y la Iglesia Católica Romana firmaron un pacto mutuo declarando que ambos habían resuelto las principales diferencias que originó la Reforma. Ni una sola doctrina o práctica cambió en la Iglesia Católica. Mientras que los luteranos se felicitaban entre ellos mismos por este maravilloso "Acuerdo", el papa Juan Pablo II estaba ofreciendo indulgencias de salvación para el año 2000. ¡Si Martín Lutero hubiera estado vivo, él hubiera denunciado a estos traidores que están dirigiendo la iglesia que lleva su nombre y hubiera clavado su "Noventa y cinco Tesis" en la puerta de las oficinas principales de la Federación Luterana Mundial! ¿Cómo se puede explicar esta ceguera que está produciendo esta inaudita traición de la Reforma, de Cristo y de Su Palabra?

Hace cinco años, en otra vergonzoso evento, los líderes evangélicos Bill Bright, Charles Colson, Os Guinness, Richard Mouw (presidente del Seminario Teológico de Fuller), J.I. Packer, Pat Robertson, John White (presidente anterior de la Asociación Nacional de Evangélicos), endorsaron y ratificaron el movimiento, "Evangélicos y Católicos Unidos: La Misión Cristiana en el Tercer Milenio". Este movimiento, este pacto, este acuerdo arenga a los evangélicos a unirse con los católicos romanos para evangelizar a los Estados Unidos y al mundo entero. Dicen ellos: "Le agradecemos a Dios por habernos descubierto el uno y al otro como hermanos y hermanas en Cristo"

Este acuerdo que se ratificó no fue en realidad algo nuevo sino que fue la culminación del compromiso de la verdad que había estado creciendo dentro del movimiento evangélico por bastante tiempo. Inclusive, aproximadamente 40 años antes de este acuerdo, Billy Graham había estado declarando que sus creencias eran básicamente iguales a las de los católicos romanos ortodoxos, y que él y el Papa están de acuerdo en casi todo aspecto de doctrina, ¡incluyendo el camino hacia la salvación! La misma postura ha sido adoptada por mucho tiempo por las universidades evangélicas como las de Wesmont y Wheaton, publicaciones como "Christianity Today" (El Cristianismo Actual) y "Charisma" (Carisma), organizaciones como "Campus Crusade for Christ" (Cruzadas de Universidades por Cristo), "Youth with a Mission" (La Juventud con una Misión) y "World Vision" (Visión Mundial), al igual que otras instituciones evangélicas y líderes. Enfocando la esquizofrenia del evangelismo, la universidad de Wheaton, que tiene un enorme Museo honorando a Billy Graham y que emplea a Profesores Católicos, por períodos breves de enseñanza, despidió el año pasado a un profesor muy popular por haberse "convertido al catolicismo" y al mismo tiempo lo llamaba "¡un talentoso hermano en Cristo".

¡Martín Lutero y otros Reformadores hubieran preferido morir en la hoguera en vez de firmar tales documentos o hacerse partícipe de tales movimientos mencionados! ¿Cómo podemos explicar el rechazo, de todo lo que la Reforma a través de tanta lucha y sufrimiento pudo lograr, por aquellos que dicen honrar y seguir en el mismo camino y fe de los Reformadores? Tratando de entender de alguna manera a esta esquizofrenia espiritual, el periódico "The New York Times" publicó en Marzo 30 de 1994 el siguiente anuncio:

"Juntos han trabajado en los movimientos en contra del aborto y en contra de la pornografía y ahora los líderes católicos y evangélicos están pidiendo a sus congregaciones... que finalmente se acepten el uno al otro como cristianos. En lo que se ha llamado como una declaración histórica, los evangélicos... unidos con Conservadores Líderes Católicos Romanos... Urgen a católicos y evangélicos a parar de convertir las congregaciones de ambas religiones. John White, el presidente de la Universidad de Génova y anterior presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos, dijo que la declaración fue un "momento triunfante" en la vida religiosa de los Estados Unidos después de tantos siglos de desconfianza..."

Rick Warren con Barack Obama

El evangelio de Jesucristo, por el cual uno nace de nuevo (1 Pedro 1:22-25) es negado. Ese es el resultado, con el destino eterno de las almas en una inseguridad aterradora. Aunque personalmente no firmaron tales tratados, los líderes evangélicos Bill Hybels y Rick Warren al igual que otros, dan la apariencia de cooperación total y estar en completo acuerdo con Roma. En completa violación de las Sagradas Escrituras que nos exhorta a que "contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos" (Judas 3), ni Hybels, ni Warren, ni ningún otro líder evangélico, incluyendo Billy Graham, usan su enorme influencia para traer una advertencia o una corrección dirigida a la Iglesia Católica Romana o hacia los evangélicos que están aceptando este evangelio falso romano.

El Ecumenismo es una de las manifestaciones de la apostasía de los días postreros de la Iglesia.

Hasta el Islam es defendido como un "fe válida" y con la cual Rick Warren coopera a través de su plan mundial al cual él llama "La Nueva Reforma". En sus declaraciones Warren dice que él "confiaría en cualquier líder musulmán o sacerdote católico o rabino judío..." ¿Es que acaso ya no creemos en el evangelio y acaso tampoco creemos que aquéllos que lo rechazan están perdidos eternamente?

Juan Pablo II denunció todo lo que la Reforma había logrado e irónicamente él también es honrado y alabado por aquellos que dicen seguir el camino de Lutero. ¿Cómo podemos honrar dos creencias que están diametralmente opuestas? ¿Es que se han vuelto locos los ‘cristianos'? Palabras han cambiado sus definiciones, convicciones contradictorias son profesadas simultáneamente y la verdad es definida para acomodar cualquier punto de vista de la persona. Estamos navegando en un océano de ideas que no tienen ningún sentido, sin timón ni compás y aún así todo el mundo celebra el "progreso" que se está haciendo. Al igual que el mundo que parece decir "soy rico y me he enriquecido" (Apocalipsis 3:17), la iglesia voluntariamente borra las esenciales diferencias que existen entre la Verdad de Dios y las mentiras de Satanás. Aunque los evangélicos todavía afirman seguir la Palabra de Dios, nadie confronta las falsas doctrinas popularizadas por la actual radio y televisión "cristianas" y tampoco nadie confronta a "La Madre de las Rameras" como lo hizo Lutero.


Aunque la Reforma es aún aparentemente respetada, las profundas convicciones que dieron origen a tal movimiento trascendental, han sido comprometidas. El tiempo se acorta, la hora es ya tarde y la iglesia evangélica necesita hacer frente a algunas preguntas claves y honestas:

1) ¿Cuál fue el propósito de la Reforma?
2) ¿Fue su inflexible, sometimiento intransigente a las verdades bíblicas absolutamente necesaria y apropiada en los tiempos de Lutero, pero no es apropiado ni necesario ahora?
3) ¿Qué fue tan importante en ese entonces que costó la vida de tantos mártires y causó tanto sufrimiento, que ahora se pueda negar tan fácilmente?
4) ¿Ha cambiado Jesucristo o Su evangelio?
5) ¿Ha cambiado algún aspecto, doctrina o creencia en la Iglesia Católica que pueda justificar que los evangélicos acepten el catolicismo como el evangelio bíblico?

Mientras que los evangélicos realmente están mofándose de los Reformadores, una poderosa Reforma del Islamismo está ocurriendo y está avanzando a pasos agigantados en el mundo musulmán. Urgentes llamadas fueron hechas a los musulmanes para que se abstengan de la inmoralidad de América, "El Gran Satanás". Después de las derrotas a manos de Israel en 1948 y 1967, los líderes musulmanes empezaron a predicar que Alá no estaba contento con lo que estaba ocurriendo e incitaban a todos los musulmanes a regresar a las enseñanzas del verdadero Islamismo y al Corán. El resultado ha sido un resurgimiento, un despertar al fundamentalismo del Islam con su respectivo terrorismo.

Al mismo tiempo, el mundo "cristiano" del Occidente continúa hundiéndose en una depravación moral. Como por ejemplo, uno de los programas más populares en la radio es el programa auspiciado por Howard Stern, cuyos modales perversos, manera grosera y glorificación de la inmoralidad lo han convertido en la persona mejor pagada en los Estados Unidos. El que las películas, la televisión y los programas radiales continúen agresiva y descaradamente en su constante burla y fomento de la homosexualidad y otras vergonzosas perversiones, sólo refleja lo que la gran mayoría de gente en este lado del mundo, incluyendo católicos y protestantes, realmente quiere y disfruta.

La Biblia no ha cambiado. Dios no ha cambiado. ¿Ha cambiado acaso nuestra esperanza? En vez de estar "aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo" (Tito 2:13), ¿estaremos esperanzados en los "políticos cristianos" para nuestra salvación? La iglesia evangélica de hoy en día está cegada y tiene esta obsesión, esta tendencia, este afán de acomodarse, de comprometerse, de unirse. ¿Serán éstos los "tiempos peligrosos" (2 Timoteo 3:1) que de una manera amenazadora se profetizan en las Sagradas Escrituras?

Nota del editor: Este artículo fue publicado en febrero del año 2006.

Fuente:

Alabanza: ¡Me Gozaré! - Bin Soto

Alabanza: ¡Ven a Cantar! - Bin Soto

sábado, 30 de octubre de 2010

El Purgatorio: ¿Fuego Purificador o Fábula Mortal?


Los católicos que creen que un fuego purificador purgará sus pecados son víctimas engañadas de una mentira mortal. La invención de un lugar para la purificación de los pecados llamado el Purgatorio es una de las atracciones más seductoras de la religión católica romana. El Pastor John MacArthur, de Grace Community Church, describió de forma brillante este fraude engañoso. Él dijo:

“El Purgatorio es lo que hace que todo el sistema funcione. Quite el Purgatorio y sería difícil ser un católico. El Purgatorio es la red de seguridad, de que cuando muera, no irá al infierno. Usted va (al Purgatorio) y arregla las cosas y finalmente llega al Cielo si ha sido un buen católico. En el sistema católico nunca sabes si vas a ir al Cielo. Sólo sigues intentando e intentando… en un largo viaje hacia la perfección. Bien, es muy desalentador. Las personas en ese sistema están llenos de culpa, llenos de temor y no tienen conocimiento acerca de si entrarán o no al Reino. Si no hay ningún Purgatorio, no hay ninguna red de seguridad que me agarre y que me dé alguna oportunidad para llegar al Cielo. Es una segunda oportunidad, es otra oportunidad después de la muerte” (De “El Papa y el Papado” – enlace en inglés).

El Origen del Purgatorio

No hubo ninguna mención del Purgatorio durante los dos primeros siglos de la Iglesia. Sin embargo, cuando el Emperador romano Teodosio (379-395) decretó que el Cristianismo sería la religión oficial del imperio, miles de paganos inundaron la Iglesia y trajeron con ellos sus creencias y tradiciones paganas. Una de esas creencias paganas era un lugar de purificación adonde las almas iban para hacer satisfacción por sus pecados.

El concepto se extendió mucho más cerca del 600 A.D., debido al fanatismo del Papa Gregorio el Grande. Él desarrolló la doctrina a través de visiones y revelaciones de un fuego Purgatorio. Según la Enciclopedia Católica (EC), el Papa Gregorio dijo que los católicos “expiarán sus culpas por llamas purgatorias”, y “el dolor (es) más intolerable que lo que cualquiera pueda sufrir en esta vida”. Siglos después, en el Concilio de Florencia (1431), fue declarado un dogma infalible. Luego fue reafirmado por el Concilio de Trento (1564). El dogma se basa en gran parte en la tradición católica de escritos extra-bíblicos e historia oral.

“Tan profundo estaba arraigada esta creencia en nuestra común humanidad que fue aceptada por los judíos y, al menos en una forma oscura, por los paganos, mucho antes de la aparición del Cristianismo” (EC).

Parece incomprensible que Roma admita usar una tradición pagana para la defensa de una sus más estimadas doctrinas “cristianas”.

El Engaño del Purgatorio

El Purgatorio proviene de una palabra en latín “purgare”, que significa limpiar o purificar. La Enciclopedia Católica define el Purgatorio como “un lugar o condición de castigo temporal para los que, muriendo en la gracia de Dios, no están completamente libres de fallas veniales, o no han pagado completamente la satisfacción debido a sus transgresiones”. Ellos deben ser purificados de estos pecados “veniales” antes de que se les permita entrar al Cielo. Aquí observamos al catolicismo perpetuando la mentira seductora de Satanás al declarar “ciertamente no morirás” cuando cometas pecados veniales (Gn. 3:4).

El Concilio de Trento se atreve a declarar que “Dios no siempre remite el castigo completo debido al pecado junto con la culpa. Dios requiere satisfacción y castigará el pecado… El pecador, fallando en hacer penitencia en esta vida, puede ser castigado en otro mundo, y así no ser alejado eternamente de Dios” (Sesión 15, Can. Xi).

Esos obispos católicos tuvieron la audacia de declarar que el sacrificio y la muerte del hombre perfecto de Dios y el perfecto substituto del hombre no fueron suficientes para satisfacer la justicia divina por el pecado.

La Motivación del Purgatorio

Durante el curso de los siglos, se han pagado billones de dólares a los sacerdotes católicos romanos para obtener alivio de sufrimientos imaginarios en el fuego del Purgatorio. El clero católico ha enseñado siempre que el periodo de sufrimiento en el Purgatorio puede ser acortado comprando indulgencias y novenas, comprando tarjetas de misas y proveyendo ofrendas de dinero. Cuando un católico muere, se extrae dinero a los seres amados dolientes para acortar el castigo del fallecido en el Purgatorio.

Cuando mi querido anciano padre falleció como un devoto católico de 79 años, estaba sorprendido por los cientos de tarjetas de misas compradas para él por amigos bienintencionados. Hemos oído de otros católicos que han dejado en herencia sus propiedades enteras a su religión para que misas perpetuas puedan ser ofrecidas por ellos después de que mueran. No es de extrañar que la religión católica se haya convertido en la institución más rica del mundo. La compra y venta de la gracia de Dios ha sido un negocio muy lucrativo para el Vaticano.

Otro motivo de Roma para fabricar la doctrina herética del Purgatorio es su poderoso efecto para controlar a las personas. En última instancia, la esclavitud y la subyugación de las personas es la meta de toda religión falsa, y el Purgatorio hace exactamente eso. El concepto de una prisión aterradora con un fuego purgador, gobernado por líderes religiosos, es un invento muy brillante. Mantiene a la gente cautiva, no sólo en esta vida sino también en la próxima vida. El clero católico no dirá cuántos años tienen que sufrir las personas por sus pecados o cuántas misas deben ser compradas antes de que puedan ser liberados de las llamas. ¡Este temor y esta inseguridad espantosos es la forma más despiadada de esclavitud religiosa y engaño!

El Apoyo Bíblico para el Purgatorio

¡No existe absolutamente ninguno! De hecho, ni la palabra ni el concepto de un fuego purificador del pecado se encuentran en la Escritura. El Vaticano fue confrontado con esto en el siglo XVI cuando los Reformadores protestaron su práctica de comprar y vender la gracia de Dios a través de las indulgencias. Acorralado en una esquina, el Concilio de Trento añadió los libros apócrifos a su canon de la Escritura. Roma declara ahora que existe apoyo escritural para el Purgatorio en el libro apócrifo de 2 Macabeos. El Concilio ignoró el hecho de que los escribas judíos nunca reconocieron a los libros apócrifos como inspirados o como parte de las escrituras hebreas. Nunca fueron incluidos debido a sus muchos errores históricos, teológicos y geográficos. Dado que Dios no es el autor del error, Él obviamente no inspiró a los escritores de la Apócrifa. Éste es el porqué la Apócrifa nunca fue incluida en el canon original de 66 libros.

Los versos apócrifos que Roma usa para defender su doctrina del Purgatorio se refieren a los soldados judíos que murieron usando amuletos paganos alrededor de sus cuellos. Judas Macabeo,
“Efectuó entre sus soldados una colecta y entonces envió hasta dos mil monedas de plata a Jerusalén a fin de que allí se ofreciera un sacrificio por el pecado. Todo esto lo hicieron muy bien inspirados por la creencia de la resurrección, pues si no hubieran creído que los compañeros caídos iban a resucitar, habría sido cosa inútil y estúpida orar por ellos. Pero creían firmemente en una valiosa recompensa para los que mueren como creyentes; de ahí que su inquietud era santa y de acuerdo con la fe. Esta fue la razón por la cual Judas ofreció este sacrificio por los muertos; para que fueran perdonados de su pecado” (2 Macabeos 12:43-46).

Roma argumenta que dado que Judas Macabeo oró por los muertos, debe haber esperanza por aquellos que mueren en pecado. Esto, por supuesto, va en contra de lo que la Palabra de Dios declara,

“Está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” (Heb. 9:27).

El intento de Roma de dar crédito al Purgatorio al usar esta práctica impía de los judíos, que tuvieron una historia de desobediencia a Dios, es patético.

En otro intento por encontrar apoyo para el Purgatorio, muchos católicos apuntan a este versículo:

“Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego” (1 Cor. 3:15).

Claramente, el contexto de este versículo es la prueba de las obras de un hombre por el fuego. Las obras que sobreviven son las obras hechas para la gloria de Cristo y son llamadas oro, plata y piedras preciosas (Ef. 2:10). Todas las otras obras superfluas son quemadas en el fuego y son llamadas madera, heno y hojarasca. No son los pecados del hombre que están siendo purgados, son las obras espurias del hombre las que están siendo quemadas y destruidas.

La Reprensión Bíblica del Purgatorio

La Palabra de Dios no deja absolutamente ninguna posibilidad para que el pecado sea purgado por algo más que la sangre de Jesucristo. El querido apóstol Juan escribió estas palabras con claridad irrefutable. Él escribió,

“La sangre de Jesucristo Su Hijo nos limpia de todo pecado” y “de toda maldad” (1 Jn. 1:7,9).

¡Juan no dijo “algunos” o la “mayoría” de pecados, sino que todos! Esto reprende rotundamente la necesidad de un fuego purgador de pecados. La Palabra de Dios también declara, “Casi todo es purificado con sangre, y sin derramamiento de sangre no se hace remisión” (Heb. 9:22). Cuando Jesús “habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas” (Heb. 1:3). Los que desean tener sus pecados purgados necesitan confiar en una persona, no en un lugar. ¡La sangre de Cristo es el único agente limpiador del pecado! Aquellos que vienen a la cruz de Cristo deben venir con manos vacías de fe, no trayendo nada más que sus pecados.

Cada creyente comprado con sangre está instantáneamente presente con su Redentor al momento de su muerte. Estar “ausente del cuerpo” es estar “presentees al Señor” (2 Cor. 5:6-8). Esta buena noticia fue afirmada por el Señor con la promesa que Le dio al ladrón arrepentido en el Calvario. Él le dijo, “De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el Paraíso” (Lc. 23:43). Este pecador habitual no necesitó un fuego para purgar sus pecados.

A los católicos que creen en el Purgatorio debe preguntárseles: “¿Quién está a cargo de liberar las almas del fuego purgador?” No puede ser Dios debido a Su promesa a los creyentes. “No me acordaré más de sus pecados e iniquidades” (Heb. 10:17).

Después de la conversión, Dios no cuenta más los pecados contra Sus hijos (2 Cor. 5:19).


El Purgatorio es una burla indignante de la justicia de Dios y una mentira vergonzosa que le roba a Cristo Jesús Su gloria y honor. Él solo satisfizo la justicia divina, de una vez por todas, por el sacrificio perfecto y completo de Sí Mismo. El engaño fatal del Purgatorio ciega a los católicos del glorioso Evangelio de la gracia. Es una de las muchas mentiras de Satanás que evita que sus cautivos conozcan y confíen en la suficiencia de Jesucristo. Es Cristo solo que nos presentará “sin mancha delante de Su gloria” (Judas 24).

Artículos relacionados:
El Gran Fraude Ecuménico
Proclaiming the Gospel Ministries (pro-gospel.org)

miércoles, 27 de octubre de 2010

Exclusiva: ¿Es "declaración" de la ONU una solución palestina?

Abbás podría solicitar la creación unilateral de un nuevo Estado




Con las “pláticas de paz” del Medio Oriente estancadas, el Presidente palestino Mahmoud Abbás está considerando solicitarle al Concejo de Seguridad de las Naciones Unidas que declare de forma unilateral un estado en tierras palestinas ocupadas por Israel desde 1967, según un reporte del G2 Bulletin de Joseph Farah.

La propuesta surgió de lo que Abbás considera como una frustración con las negociaciones inmediatas que empezaron hace un mes pero que se han estancado por el asunto de la construcción de asentamientos israelíes en Cisjordania.

“Abbás ha empezado a dudar que el camino de las negociaciones conducirán a una solución con Israel” según el analista palestino Hani al-Masri. “Creo que casi está convencido que las negociaciones han fracasado”

Abbás cree que la vía de la O.N.U. podrían evitar la dependencia de que Israel finalice su propia ocupación o que los EEUU presionen a su aliado más cercano.

“Las negociaciones con Israel se han llevado a cabo por más de 19 años desde la conferencia de paz de Madrid en 1991 y hasta hoy no han logrado nada”, dijo Mohammad Ashtayed, un miembro del equipo negociador palestino.

“No tiene sentido que el pueblo palestino continúe esperando a un gobierno israelí que quiera la paz y a una administración estadounidense que sea capaz de presionar a Israel,” dijo. “La experiencia lo ha demostrado que nada va a pasar”.

Como resultado, los palestinos están considerando una medida más drástica para llevar todo el asunto de la estadidad palestina al Concejo de Seguridad de la ONU.

Colaboración de Pedro Cárcamo para
En Defensa de la Fe (
endefensadelafe.org)
pedro-carcamo@bethel.edu

Source:
WorldNetDaily

martes, 26 de octubre de 2010

Exclusiva: Irán incrementa entrenamiento de terroristas

El régimen de los mulahs solidifica su control de las fronteras de Israel



Unidades de la Guardia Revolucionaria iraní han incrementado su entrenamiento de comandantes de Hamás dentro de la Franja de Gaza, según un alto funcionario de seguridad egipcio.

El oficial admitió un creciente nivel de cooperación con la Guardia en esfuerzos para contrabandear armas hacia Gaza, mientras que Egipto ha reportado un incremento en el entrenamiento de la Guardia de los comandantes de división de Hamás dentro de la Franja de Gaza.

La información surge mientras Irán solidifica públicamente su control sobre sus otros aliados a lo largo de la frontera israelí, en particular Siria y la milicia apoyada por Irán Hizbolá, en Líbano.

WND reportó que fueron las unidades basadas en Líbano de la Guardia Revolucionaria iraní y la milicia de Hizbolá que asumieron el control de la seguridad para la visita a Líbano del Presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad la semana pasada.

“El Ejército Libanés fue sólo la cubierta para los Guardias iraníes basados en Líbano y para Hizbolá, quienes asumieron el control de seguridad total para Ahmadinejad”, dijo un alto político libanés, hablando en condición de anonimato.

“Esto muestra cómo Irán puede apoderarse de la seguridad del Líbano cuando lo necesite”, dijo.

La supuesta coordinación de seguridad podría ser la última señal de la ampliación de la influencia iraní y siria sobre Líbano, cuyo liderazgo a favor de la democracia recientemente había esperado orientar el país hacia Occidente.

Otra señal es la visita misma de Ahmadinejad, la que estaba apuntada claramente a consolidar el control iraní sobre Líbano y a demostrar que la influencia de Estados Unidos en la región está declinando.

Hablando en una conferencia de prensa junto al Presidente libanés Michel Suleiman, Ahmadinejad intentó atizar las tensiones entre Líbano e Israel.

Él declaró: “Buscamos un Líbano moderno y unificado, y apoyaremos al pueblo y al gobierno de Líbano – y a todos los elementos en la nación libanesa – hasta que alcancen todas sus metas. Apoyamos completamente la lucha del pueblo libanés contra el enemigo sionista”.

La Secretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton respondió, “Rechazamos cualquier esfuerzo por desestabilizar o inflamar las tensiones dentro de Líbano”.

La AP reportó que miles de libaneses – principalmente partidarios de Hizbolá – salieron a saludar a Ahmadinejad, revistiendo la carretera desde el aeropuerto hasta Beirut, ondeando banderas libanesas e iraníes mientras altavoces sonaban himnos y mujeres en la multitud vendían banderas y globos de Hizbolá a los espectadores.

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (
endefensadelafe.org)

Source:
WorldNetDaily

martes, 19 de octubre de 2010

El Discurso del Monte de los Olivos - Preguntas más frecuentes




Hay muchas cuestiones relativas al Discurso del Monte de los Olivos de Jesús que han sido debatidas acaloradamente durante años y que aún siguen causando tormentas de controversia. Pensé que sería bueno abordar algunas de las preguntas más frecuentes que estimulan la discusión.

1. ¿Tiene el Sermón del Monte alguna aplicación para la Iglesia?

Ésta puede parecer una pregunta extraña, pero es una fuente de argumento constante debido a que algunos sostienen que el pasaje es relevante sólo para los judíos. Toman esta postura ya que Jesús dirigió sus observaciones a Sus discípulos judíos y porque el libro de Mateo fue escrito para una audiencia judía. También, a la mitad del discurso, Jesús dice que deberían orar para que la profanación del Templo no ocurra en un Sabbath, debido a que cuando ocurra, necesitarán huir de la ciudad, lo que no podrían hacer en un día de Sabbath.

Una vista de la Ciudad Antigua de Jerusalén, viendo hacia el oeste desde el Monte de los Olivos. La Cúpula de la Roca y la Puerta Oriental están a la distancia, cruzando el Valle del Cedrón. En primer plano están algunas de las decenas de miles de tumbas que cubren la ladera occidental del Monte. Los judíos ortodoxos desean ser enterrados en el Monte de los Olivos debido a que creen, basándose en Zacarías 14, que el Mesías vendrá a ese sitio cuando venga a la tierra y quieren ser los primeros en resucitar (Foto cortesía del Dr. David Reagan).

Sin duda es cierto que cuando Jesús pronunció el discurso, Él estaba hablando a Sus discípulos judíos y no a la Iglesia. La Iglesia, de hecho, no había sido establecida aún. Eso no ocurriría hasta el Día de Pentecostés, unos 50 días después de la muerte, sepultura y resurrección de Jesús.

Pero esto, desde luego, no significa que el discurso no tiene ninguna relevancia para la Iglesia. Jesús sabía que la Iglesia sería establecida. Y sabía que los cristianos examinarían Sus palabras para obtener perspectiva y orientación.

Decir que el Sermón del Monte no tiene ninguna relevancia para la Iglesia es equivalente a decir que el Antiguo Testamento no tiene ninguna relevancia debido a que fue escrito por y para judíos. O que las cartas que Pablo escribió a los corintios no tienen ninguna relevancia para la Iglesia en general debido a que fueron dirigidas a una congregación en particular del Siglo I.

La cuestión del asunto es que toda la Palabra de Dios es relevante para la Iglesia, directa o indirectamente. Incluso aquellas secciones de la Ley Mosaica que fueron dadas específicamente a Israel – como las leyes de los sacrificios y leyes ceremoniales – contienen percepciones que aplican a la Iglesia. Tome, por ejemplo, el principio bíblico de que no hay perdón sin el derramamiento de sangre (Lv. 17:11).

O considere el pasaje del Antiguo Testamento de 1 Samuel 15:22 que dice que la obediencia al Señor es mejor que las ofrendas quemadas y los sacrificios. El sistema sacrificial no es parte del cristianismo hoy, pero el principio espiritual contenido en el versículo es relevante todavía – a saber, que las prácticas rituales de la fe cristiana, como el bautismo y la comunión, no son más importantes que ser obediente a Dios en nuestras vidas diarias.

Para aquellos que afirman que Mateo 24 aplica sólo a los judíos, ¿qué van a hacer con Marcos 13 y Lucas 21 donde el Sermón del Monte también está registrado? Éstos fueron Evangelios escritos a los gentiles. Además, el Sermón del Monte probablemente fue pronunciado sólo unos pocos días antes de que Jesús hablara las palabras de Juan 14 a Sus discípulos. Aquellos que niegan que Mateo 24 tenga alguna relevancia para la Iglesia son las mismas personas que creen que la promesa del Rapto en Juan 14:1-4 fue destinada para la Iglesia. Ambos discursos fueron pronunciados por Jesús a audiencias judías y ambos fueron pronunciados antes de que la Iglesia fuera establecida.

En cuanto a que Mateo es un libro dirigido principalmente a judíos, eso es cierto, pero también es el único de los cuatro Evangelios que menciona específicamente a la Iglesia, y lo hace en dos pasajes (Mt. 16:18 y Mt. 18:17). Además, el libro termina con la “Gran Comisión”, que está considerada como la “orden de marcha” para la Iglesia (Mt. 28:19-20).

2. ¿Aplican a nuestra época las señales de los tiempos contenidas en el Discurso del Monte de los Olivos o aplican sólo a la Tribulación?

El Sermón del Monte está lleno de lo que llamamos “señales de los tiempos” que apuntan al regreso del Señor. Algunos argumentan que estas señales estarán confinadas a la Tribulación y serán proporcionadas para el beneficio de aquellos que vivan durante la Tribulación. En otras palabras, las señales no tienen ninguna relevancia para la Iglesia existente en la tierra antes de la Tribulación.

La Iglesia de Todas las Naciones se encuentra en la base del Monte de los Olivos, adyacente al Jardín del Getsemaní. Conmemora el sitio tradicional de la agonía de Jesús antes de su arresto (Foto por holylandphotos.org)

Pero esto no puede ser cierto. Podemos mirar alrededor de nosotros hoy y ver las señales precisas mencionadas en el Sermón del Monte. Ya están apareciendo en el escenario mundial.

No hay manera en que estas señales puedan limitarse al corto periodo de los siete años de la Tribulación. Podrían intensificarse durante ese tiempo, pero no aparecen simplemente de repente una vez que el Anticristo firme un tratado con Israel y la Tribulación empiece.

Jesús dijo que estas señales serían como dolores de parto (Mt. 24:8). Es un hecho que todas las señales mencionadas en el Sermón del Monte comenzaron a intensificarse como dolores de parto durante el Siglo XX, aumentando en frecuencia e intensidad.

Algunos responden argumentando, “Pero no existen señales del Rapto. Es un evento inminente que puede ocurrir en cualquier momento”. Eso es correcto, pero no estoy hablando acerca de las señales del Rapto. Estoy hablando acerca de las señales que apuntan al comienzo de la Tribulación y la Segunda Venida de Jesús.

3. Con respecto a la parábola de la higuera, ¿cuál es el significado simbólico de la higuera?

Creo que la higuera es un símbolo de la nación de Israel. Mis razones para esta conclusión son dos:

1. La higuera es utilizada como un símbolo de Israel en el Antiguo y en el Nuevo Testamentos.

2. El día previo al Sermón del Monte, Jesús maldijo una higuera, causando que se secara. Ésta fue una profecía simbólica que la nación de Israel dejaría de existir debido a su rechazo de Jesús como su Mesías. Luego, al día siguiente, El les recuerda a Sus discípulos la higuera y dice, “Obsérvenla. Cuando florezca de nuevo, la generación que mire eso será testigo de Mi regreso”

Hace más de cuatrocientos años, los Puritanos se apropiaron de este pasaje y argumentaron que un día Israel sería reestablecido y que cuando eso pasara, la generación que fuera testigo de ello sería la generación que experimentará el regreso del Señor.

Judíos ortodoxos ocupándose de una tumba en el Monte de los Olivos (Foto cortesía del Dr. David Reagan).

Algunos niegan que la higuera tenga alguna relación con Israel en absoluto. Argumentan que todo lo que la parábola significa es que así como el florecimiento de la higuera es una señal de que el verano está cerca, así también, el advenimiento de todas las señales que Jesús mencionó será una indicación de que Él está pronto a volver.

Estoy de acuerdo que la parábola tiene este significado, pero sigo creyendo que la higuera fue escogida debido a que simboliza a Israel. Y mediante el uso de este símbolo común de Israel, Jesús nos da un momento más preciso para Su regreso. Pienso que esto es importante, ya que creo que Dios quiere que conozcamos la época del regreso de Su Hijo (1 Tes. 5:1-6). El no quiere que ninguno perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento (2 P. 3:9).

Creo que es interesante que en Mateo 24 Jesús hable muy clara y precisamente durante 28 versículos (versos 4-31) acerca de las señales que conducirán a Su regreso y que luego, de repente, en el verso 32, Él cambie a un lenguaje simbólico y cuente una parábola. ¿Por qué cambió de repente a palabras codificadas?

Creo que es debido a que la parábola contiene una profecía acerca de un evento muy específico que revelará claramente la época de Su regreso y ese evento es el re-establecimiento de la nación de Israel. El quiso limitar el entendimiento de este evento clave a aquellos que tienen al Espíritu Santo morando en su interior. Como 1 Tesalonicenses 5:4-6 afirma, no hay ninguna razón para que el regreso del Señor sorprenda a los creyentes como un ladrón, debido a que son “hijos de luz e hijos del día”. En otras palabras, tienen la iluminación interna del Espíritu Santo para entender pasajes de la Escritura que son ininteligibles para los incrédulos.

4. ¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo que la generación que viera el florecimiento de la higuera sería testigo de Su regreso? ¿De qué generación estaba hablando? Y ¿cuán larga es una generación?

Creo que Jesús quiso decir exactamente lo que dijo – que la generación que vea el re-establecimiento de la nación de Israel es la que será testigo del regreso del Señor. Ésta es la razón más importante por la que creo que somos la generación terminal. La gente me pregunta con frecuencia cuán larga es una generación. La respuesta es que eso depende del contexto. En Génesis 15:13-16, una generación es definida como 100 años. En Salmo 90:10 es de 70 años. Una generación basada en la genealogía presentada en el primer capítulo de Mateo se calcula alrededor de 50 años. Job 42:16 dice que Job vivió 140 años y vio cuatro generaciones durante su vida, lo que haría una generación de 35 años. La Biblia frecuentemente se refiere a una generación siendo de 40 años (Nm. 32:13; Sal. 95:10 y Heb. 3:8-10). Algunos pasajes parecen indicar que se consideraba que una generación iniciaba a los 20 años (Ex. 30:14; Nm. 1:3 y Nm. 14:29). Si esto fuera así, y usted agrega 40 años, entonces una generación habría sido desde los 20 hasta los 60 años de edad.

Pero la palabra también se utiliza genéricamente para referirse a las personas viviendo en un momento en particular, y cuando se utiliza en esta forma, no se refiere a algún número específico de años. Un ejemplo puede hallarse en Jeremías 7:29, donde el profeta declara que Dios ha rechazado “la generación de Su ira”. Eso es simplemente una referencia a la gente viviendo en esa época. Sería como hacer una referencia a la “generación Nixon”, lo que significa todas las personas que vivían durante la época en que Richard Nixon sirvió como Presidente. De forma similar, las personas se refieren a la “Generación Hippy”, que es una referencia a los jóvenes que vivieron durante la década de 1960.

Creo que el término se utiliza de forma genérica en Mateo 24:34. Todo lo que está diciendo es que las personas que vivan en el momento en que la nación de Israel sea re-establecida, serán las que atestiguarán el regreso del Señor. Podría ser una persona que era un pequeño niño en ese momento y que tendrá 80 años de edad cuando el Señor regrese. Ningún periodo de tiempo es dilucidado o implicado.

5. ¿Puede encontrarse el Rapto en el Sermón del Monte? O, ¿habla exclusivamente Jesús acerca de Su Segunda Venida?

Muchos expertos de la profecía bíblica Premilenial han tomado la postura que el Rapto no se encuentra en ninguna parte del Sermón del Monte. Por el contrario, los Amilenialistas y Postmilenialistas argumentan que el Rapto puede encontrarse en Mateo 24:31.

Consideremos primero la posición posterior. Mateo 24:31 dice lo siguiente: “Y enviará [el Hijo del Hombre] sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a Sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro”.

Dennis Pollock y el Dr. David Reagan en la tumba de Menachem Begin, el único Primer Ministro israelí enterrado en el Monte de los Olivos. Fue enterrado ahí a petición de éste y no en el Cementerio Nacional Israelí en el Monte Herlz porque era un judío ortodoxo (Foto cortesía del Dr. David Reagan).

La descripción más detallada del Rapto (la venida de Jesús por Su Iglesia) está contenida en 1 Tesalonicenses 4:13-18.

Comparándola con Mateo 24:31, encontramos dos similitudes – el toque de una trompeta y la reunión de los elegidos.

Pero también hay muchas diferencias:

8 En 1 Tesalonicenses 4, los creyentes son reunidos en el aire cuando Jesús aparece en el cielo y son llevados al Cielo. En Mateo 24 son reunidos después de la llegada de Jesús a la tierra, y no hay ninguna mención de ellos siendo llevados al Cielo.

8 En 1 Tesalonicenses 4, el Señor Mismo reúne a los elegidos, mientras que en Mateo 24, son reunidos por los ángeles.

8 La reunión en 1 Tesalonicenses 4 incluye la resurrección de los cuerpos de los muertos en Cristo. No hay ninguna mención de alguien siendo resucitado en Mateo 24:31.

8 En 1 Tesalonicenses 4, los espíritus de los muertos en Cristo regresan en las nubes con Jesús. En Mateo 24 Jesús regresa solo.

Aquellos que insisten que el Rapto es mencionado en Mateo 24:31 en realidad están afirmando que el Rapto y la Segunda Venida son el mismo evento, produciendo lo que yo llamo “el Rapto yo-yo”. Lo llamo así porque ellos proponen que Jesús aparecerá por Su Iglesia, los vivos y los muertos en Cristo serán levantados para encontrarse con Él en el cielo y luego Él regresará inmediatamente a la tierra con ellos. Éste no es un escenario bíblico, ya que Jesús dijo en Juan 14:1-4 que cuando el Rapto ocurra, los vivos y los muertos en Cristo serán llevados de vuelta al Cielo.

No todas las “reuniones” mencionadas en la Biblia se refieren al Rapto. En el Rapto, los cuerpos de los muertos en Cristo serán resucitados y llevados para recibir al Señor en el cielo, donde sus espíritus serán reunidos con sus cuerpos. Los vivos en Cristo seguirán, y los cuerpos de ambos grupos serán glorificados. Luego serán llevados al Cielo.

En la Segunda Venida, dos reuniones adicionales se van a llevar a cabo. De acuerdo con Lucas 17:22-37, todos los incrédulos que estén vivos al final de la Tribulación cuando Jesús regrese serán reunidos y enviados a morir, siendo entregados sus cuerpos a los buitres.

Pero en la Segunda Venida también habrá una reunión de “los escogidos” (Mateo 24:31). Esto podría estar hablando acerca de todos los creyentes que estén vivos al final de la Tribulación, pero es muy probable que se esté refiriendo sólo a creyentes judíos, debido a que está citando Deuteronomio 30:1-5, y ese pasaje es una profecía que cuando el pueblo judío finalmente acepte a su Mesías (que, según Zacarías 12:10 ocurrirá al final de la Tribulación), Dios los reunirá de vuelta a su patria y los establecerá como la nación principal del mundo durante el reinado milenial de Su Hijo.

Si el Rapto no está mencionado en Mateo 24:31, ¿puede hallarse en alguna otra parte del Sermón del Monte? Muchos, si no la mayoría de los Premilenialistas, argumentan que Jesús simplemente no mencionó el Rapto.

Un judío ortodoxo hace una pausa para rendir homenaje en una tumba en el Monte de los Olivos. La forma apropiada de hacer esto es dejar una "piedra del recuerdo" en la parte superior de la tumba (Foto cortesía del Dr. David Reagan).

Pero yo discrepo respetuosamente con esa posición. Creo que Jesús menciona el Rapto en los versos 36-44 de Mateo 24. La primera razón por la que veo el Rapto en estos versos es porque Jesús dice, “Pero del día y la hora nadie sabe”. ¿Cómo podría estar refiriéndose probablemente a Su Segunda Venida? Tenga en cuenta que Él le acababa de decir a Sus discípulos cuándo exactamente iba a regresar – “inmediatamente después de la Tribulación de esos días” (Mateo 24:29).

Por las profecías de Daniel y el libro de Apocalipsis sabemos que la Tribulación durará exactamente 7 años proféticos (años de 360 días cada uno). Alguien viviendo al comienzo de la Tribulación (cuando el Anticristo firme un tratado con Israel) podría calcular el día exacto del regreso del Señor, porque se nos dice que la Tribulación durará precisamente 2,520 días (Ap. 11:3 y Ap. 12:6). Así pues, otra vez, cuando Jesús dice que nadie puede saber el día de Su regreso, Él debe estar hablando del Rapto y no de la Segunda Venida.

Luego, Jesús dice que cuando Él regrese, la sociedad será como lo era en los días de Noé, cuando justo hasta el último momento las personas estaban “comiendo y bebiendo” y “casándose y dándose en casamiento” (Mt. 24:38). En otras palabras, la vida continuará siendo normal cuando Él regrese.

Pero esto no podría estar hablando acerca de la Segunda Venida, porque la vida lo menos que será es normal al final de la Tribulación. En ese momento, más de la mitad de la población del mundo habrá sido asesinada, incluyendo dos tercios de los judíos, y el mundo entero, según lo que se nos dice en Apocalipsis 13-19, estará en caos absoluto.

Adicionalmente, si echa una mirada al Sermón del Monte tal como está registrado en Lucas 21, descubrirá que Lucas añade una observación que el relato de Mateo no contiene. En la sección donde Jesús empieza a hablar acerca de cómo Su regreso podría ocurrir en cualquier momento, Lucas lo cita diciendo: “Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre” (Lc. 21:36).

Esas palabras ciertamente me suenan como a una referencia al Rapto de la Iglesia.

Artículos relacionados:
El Discurso del Monte de los Olivos
Pre-Milenialismo
Pre-Tribulacionismo

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (
endefensadelafe.org)

Original article:
The Discourse of the Olivet - Frequently asked questions

Cortesía de:

Lamb & Lion Ministries (lamblion.com)

Alabanza: Desde que te conocí - Eduardo Santoro

martes, 12 de octubre de 2010

Reflexiones acerca de la Ribera Occidental

Nathan Jones, Web Minister de Lamb and Lion Ministries, junto al Dr. David Reagan

Cada vez que pienso en la Ribera Occidental, me acuerdo de una conversación que tuve una vez en un vuelo internacional con un compatriota norteamericano sentado a mi lado. Él me preguntó el porqué estaba usando una gorra con la palabra Israel en ella. Le expliqué que llevo grupos a Israel y que apoyo firmemente la soberanía del Estado de Israel.

Él respondió diciendo que tenía un verdadero problema con los israelíes. Cuando le pregunté cuál era, dijo, “Simplemente no entiendo por qué son tan obstinados acerca de aferrarse a la Ribera Occidental. ¿Por qué no simplemente renuncian a ella para que puedan tener paz?”

Percibí que el hombre no tenía la más absoluta idea de lo que estaba hablando, así que respondí a su pregunta con otra pregunta:

“Dígame, ¿dónde queda la Ribera Occidental?”

“Oh, usted sabe”, me dijo.

“Sí, lo sé, ¿pero usted lo sabe?”

“¡Por supuesto!”, respondió él, un poco molesto.

“Está bien, entonces dígame dónde queda”.

Pensó por un momento y luego dijo, “Es la ribera occidental del Río Nilo”.

Sucede que la ribera occidental del Río Nilo se encuentra en Egipto. Pero no me sorprendió su ignorancia geográfica. Es endémica entre los norteamericanos. Hace muchos años aprendí, cuando enseñé en la universidad, que el estudiante universitario norteamericano promedio no podía identificar África o Asia en un mapamundi en blanco.

Así, aquí estaba un hombre pontificando acerca de lo que Israel debería hacer con su zona central, sin siquiera saber dónde estaba ubicada. Y esta actitud es característica de la mayoría del mundo.

El hecho del asunto es que Israel es una de las naciones más pequeñas del mundo. Es aproximadamente del tamaño de Nueva Jersey. Tiene 75 millas de ancho y 300 millas de largo (sí, ¡leyó correctamente!). Si la Ribera Occidental (las antiguas áreas bíblicas de Judea y Samaria) fuera dada a los árabes, Israel sólo tendría 19 millas de ancho en su punto más angosto. No tendría ninguna frontera defendible. Sin embargo, las naciones del mundo están exigiendo que Israel entregue su región central cuando ni una sola de ellas consideraría hacer la misma cosa si estuvieran en la misma situación que Israel. Es una idea hipócrita que ha ganado popularidad.

Algunos exigen que Israel entregue la Ribera Occidental debido a que la adquirieron por medio de una guerra. Si todas las naciones haciendo tal demanda (incluyendo la nuestra) siguieran su propio consejo, el mapa del mundo sería alterado drásticamente de la noche a la mañana. Por ejemplo, tendríamos que entregar todo el territorio que ganamos en la Guerra Mexicana de 1846-1848 (California, Nevada, Arizona, Utah y partes de Colorado y Nuevo México). Y, trágicamente, ¡tendríamos que entregar Texas, que fue arrebatada de México en la Guerra de Independencia de Texas en 1835-1836!

La Guerra de los Seis Días de 1967 fue una guerra defensiva y, bajo el Derecho Internacional, Israel tiene el derecho de conservar cada pulgada cuadrada de la tierra que ganó en esa guerra. Además, la tierra que ganó le fue dada en perpetuidad hace mucho tiempo por el Dios Todopoderoso.

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (
endefensadelafe.org)

Original article:
Thoughts about the West Bank

Cortesía de:

Lamb & Lion Ministries (
lamblion.com)

¿Necesita la Iglesia Cristiana ser evangelizada?


La iglesia cristiana visible ya no es un santuario para el pueblo de Dios. En cambio, se ha convertido en un gran campo misionero que necesita ser evangelizado. Las iglesias ahora están llenas de cristianos profesantes que dicen que tienen fe pero que nunca han nacido de Dios. Esto no debería sorprendernos, por causa de la parábola que Jesús dio en Mateo 13:25-43 que describe los días postreros. Él habló de un hombre dueño de un campo que sembró buenas semillas (los hijos del reino) en su campo, pero mientras sus hombres dormían, vino el enemigo y sembró cizaña (los hijos del diablo). Jesús dijo que el hombre dueño del campo es el Hijo del Hombre y que el enemigo es el diablo.

Actualmente tenemos mucha cizaña en nuestras iglesias debido a que los líderes de la iglesia no están protegiendo los campos. Muchos han hecho crecer sus iglesias a la manera del hombre en lugar de a la manera de Dios. Esta estrategia utilitarista ha producido algunas consecuencias trágicas – de las cuales la más seria es la falsa esperanza que da a la cizaña no convertida. Algunos de la cizaña son víctimas de métodos de evangelismo antibíblicos; otros son víctimas de evangelios falsificados. Estas víctimas no le pueden decir los elementos esenciales del Evangelio o lo que Dios requiere para entrar al Cielo. Algunos saben que su deuda eterna de pecado debe ser perdonada, pero muy pocos saben que también necesitan la justicia de Jesús y nacer de nuevo del Espíritu.

La necesidad del Nuevo Nacimiento

Jesús le dijo a Nicodemo “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:5). Sólo el Dios triuno puede producir vida. Jesús dijo: “Como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida” (Juan 5:21). “El Espíritu es el que da vida” (Juan 6:63). Dios llama a los espiritualmente muertos a la vida por medio de Su Palabra. “Él, de Su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad” (Stg. 1:18). Los hijos de Dios son “renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre” (1 P. 1:23).

La fe salvadora viene del escuchar la palabra de Cristo. De ella aprendemos las doctrinas esenciales de la salvación: los atributos de Dios, el Evangelio de la gracia y la obra redentora de Jesucristo. Cuando las personas escuchan la Palabra de Dios y, mediante el Espíritu de Dios, confían en el Hijo de Dios, se convierten en un hijo de Dios, todo para la gloria de Dios.

Así como el hombre no puede iniciar su nacimiento físico, también es incapaz de causar su nacimiento espiritual. Antes que cualquiera de nosotros naciera, no pudimos haberle suplicado a nuestros padres que nos concibieran. ¡No existíamos! Lo mismo es cierto en la esfera espiritual (Juan 1:12-13). Los hijos de Dios no son nacidos de sangre (la vida espiritual no se hereda genéticamente), ni de voluntad de carne (la vida física no puede producir la vida espiritual, la carne sólo puede producir carne), ni de voluntad de hombre (la vida espiritual no puede iniciarse por los deseos de los hombres).

Entonces, ¿cómo ayudamos a la cizaña no convertida a ver que han sido confundidos o engañados? Como creyentes, debemos animar a todos a probar su fe por su propio bien así como para la gloria de Cristo. Pablo escribió: “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estés reprobados?” (2 Cor. 13:5). Pedro nos exhortó: “Tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección” (2 P. 1: 10).

Siempre adoro escuchar testimonios de cómo nuestro Señor soberano llama hacia Él a los pecadores perdidos. Así pues, siempre que conozco cristianos, con frecuencia les pido que describan los eventos que rodearon su conversión. Una bandera roja se eleva si dicen que se hicieron cristianos en el momento que fueron: bautizados, pasaron al frente en una llamada al altar, repitieron una oración, firmaron una tarjeta de compromiso, se unieron a una iglesia local o que nacieron de padres cristianos. Hablando la verdad en amor, les explico que uno no se puede convertir en cristiano sin arrepentimiento y sin fe en el Señor Jesucristo (Hch. 20:21).

Muchos creen en un Evangelio falsificado

¿Qué acerca de aquellos que dicen que tienen fe en Jesús pero que no muestran ninguna evidencia de una vida cambiada? Todos ellos pueden creer en el Jesús histórico que vivió hace 2000 años, pero pocos de ellos creen lo que Él enseñó, lo que promete, lo que ordena, lo que consumó y lo que ahora está haciendo. Pueden ser víctimas de un evangelio falsificado, una versión adulterada que es ofrecida por un dios de amor genérico. Este evangelio ofrece un “seguro contra incendios” sin ningún llamado al arrepentimiento (Lc. 24:47). Es un evangelio de gracia barata que fracasa en instruir a las personas a decir “no” a la impiedad y a los deseos mundanos (Tito 2:12).

El otro evangelio falsificado que engaña a las personas es el asesino de la gracia, el evangelio de obras. Inicialmente introducido por los judaizantes, este evangelio nulifica la gracia de Dios al añadir requisitos para la salvación tales como la circuncisión, el bautismo, los sacramentos, las buenas obras, el guardar la ley, la penitencia o las indulgencias (Gál. 1:6-9).

Si no confrontamos amorosamente a las víctimas del evangelismo antibíblico y de evangelios falsificados, un día podrían oír las palabras más aterradoras que alguien puede alguna vez escuchar cuando Jesús diga: “Nunca os conocí, apartaos de Mí”. Estas horrorosas palabras serán escuchadas por muchos cristianos profesantes en el día final (Mt. 7:22-23).

Dos formas de probar la Fe

Aquellos que quieren probar su fe ahora, antes de que sea demasiado tarde, pueden hacerlo de dos maneras – objetivamente y subjetivamente. La prueba objetiva es ésta: ¿Ha creído usted las verdades objetivas de la Palabra de Dios? Pablo escribió: “Habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo” (Ef. 1:13). La Palabra de Dios es nuestra autoridad suprema para conocer la verdad objetiva. Debemos creer en el Evangelio eterno tal como está revelado en la Escritura. Hoy es el mismo Evangelio que el de hace 6000 años. El Evangelio de hoy es el mismo que el de hace 6000 años.

La prueba subjetiva hace la pregunta: ¿Hay alguna evidencia de fe salvadora? La fe genuina produce buenas obras, pero la fe sin obras está muerta (Ef. 2:10; Stg. 2:17). Esta segunda prueba es subjetiva, ya que existen diferentes niveles de madurez y crecimiento mientras los creyentes caminan con Cristo. Los nuevos bebés en Cristo pueden no mostrar tanta evidencia como aquellos que han caminado con Él durante muchos años. Cuando al principio nacemos en la familia de Dios, no nos parecemos en nada a Su Hijo. Pero, a medida que crecemos en la gracia y el conocimiento de Dios, por medio del poder del Espíritu Santo, somos conformados a la imagen de Cristo. Esto también lo miramos en el plano físico. Cuando un bebé nace, podría no parecerse a sus padres. Pero, a medida que crece, empieza a tomar las características físicas de sus padres.

El apóstol Juan nos da un retrato de cómo se miran los hijos de Dios en su primera epístola. Aquellos que son nacidos de Dios son adoptados en Su familia eterna para andar en la luz (1:6-7); guardan Sus mandamientos (2:3-5); no aman al sistema mundial (2:15); anhelan el regreso de Cristo para que puedan ser como Él (3:2-3); viven para agradarle y evitan pecar (3:7-8); aman a Sus otros hijos (3:14) y usan la doctrina apostólica para el discernimiento (4:6). Cada uno de nosotros debe determinar si ésta es una imagen de cómo nos vemos.

Dos clases de Fe

La prueba de la fe de uno es vital ya que la Biblia habla de dos clases de fe – una “fe dada por Dios, sobrenatural y salvadora” y una fe “muerta” que se encuentra en el hombre natural no convertido. Pablo escribió de personas que creyeron en vano debido a que no se aferraban a la enseñanza apostólica (1 Cor. 15:2). Jesús habló de otros que creyeron por las razones equivocadas (Juan 2:23).

La fe muerta está limitada a lo que el hombre natural puede comprender sin la ayuda divina debido a que sido cegado por Satanás y no puede ver la luz del Evangelio (2 Cor. 4:4). Ésa es la razón por la que Pablo escribió: “Que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios” (1 Cor. 2:5).

La fe dada por Dios se inicia en la voluntad de Dios y es un regalo dado por el Padre de arriba (Fil. 1:29; Stg. 1:17). Será perfeccionada por el Hijo de Dios mientras el recipiente se conforma a la Palabra de Dios. Jesús es el Autor y Perfeccionador de esta fe, que es la certeza de lo que se espera y la convicción de las cosas que no se ven (Heb. 11:1, 12:2).

Los que tienen la fe dada por Dios entran por la puerta estrecha trayendo nada más que sus pecados a la cruz (Mt. 7:13). Los que tienen la fe muerta entran por la puerta ancha trayendo sus sucios trapos de justicia (Mt. 7:14).

Los que tienen la fe dada por Dios la demuestran dando mucho frutos para la gloria de Dios (Juan 15:8). Los que tienen la fe muerta la demuestran dando malos frutos para su propia gloria (Mt. 7:15-17).

Los que tienen la fe dada por Dios desean probar y prueban su fe con la Escritura sola (2 Cor. 13:5). Los que tienen la fe muerta prueban su fe con enseñanzas denominacionales y tradiciones del hombre (Juan 12:42-43; Hch. 15:5-10).

Los que tienen la fe dada por Dios habitualmente no escucharán o seguirán a un falso maestro (Juan 10:5-8). Los que tienen la fe muerta habitualmente no seguirá a un verdadero maestro (Juan 10:19).

Los que tienen la fe dada por Dios confían en el poder de Dios para guardarlos y protegerlos (1 P. 1:5). Los que tienen la fe muerta confían en su propio poder para guardarlos de apostatar.

La fe muerta sólo toca el intelecto. La fe dada por Dios involucra a la persona entera. La mente entiende, el corazón desea y la volunta actúa sobre la Palabra de Dios.

Para concluir, existen muchas preguntas minuciosas que podemos hacer a aquellos que desean probar su fe. ¿Ha renunciado a toda forma falsa que se opone al Evangelio de la gracia? ¿Vive en acción de gracia y alabanza por haber sido escogido y adoptado en la familia eterna de Dios? ¿Demuestra ser un discípulo de Cristo al permanecer en Su Palabra? ¿Se disciplina usted mismo para la piedad? ¿Saben sus amigos, vecinos y compañeros de labores que Jesucristo es su Señor y Salvador? ¿Tiene el deseo de compartir a Jesucristo con otros o se avergüenza de Su Evangelio?

Los hijos de Dios sabrán que le pertenecen a Él, porque “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios” (Ro. 8:16). El Espíritu hace esto por medio de las Escrituras que Él inspiró. ¡Todos los hijos de Dios confían en Su Palabra!

Artículos recomendados:
>> Viendo al hombre en lugar de Dios
>> 3 errores comunes de los falsos maestros
>> ¿Se ha vuelto irrelevante la Iglesia?
>>
La prueba del profeta
>>
Cómo reconocer a un falso profeta
>> ¿Iglesias para artistas?

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (
endefensadelafe.org)

Original article:
¿Does the Christian Church need to be evangelized?


Proclaiming the Gospel Ministries (
pro-gospel.org)

viernes, 8 de octubre de 2010

Exclusiva: Israel en alerta de guerra

El Estado judío teme que el aliado de Irán atacará


Israel está en estado de alerta máxima por posibles ataques de la organización respaldada por Irán, Hizbolá, según un alto funcionario de defensa israelí hablando a WND.

El oficial dijo que al Estado judío le preocupa que Hizbolá pueda tratar de provocar un conflicto para desviar la atención de un tribunal internacional que investiga el asesinato del ex Primer Ministro libanés Rafik Hariri, quien murió en una explosión de un coche bomba en el 2005.

La investigación al parecer está destinada a acusar a miembros de Hizbolá por el asesinato. Las acusaciones pueden llegar tan pronto como en las próximas semanas, han afirmado los reportes.

Hizbolá está profundamente preocupado acerca de las secuelas políticas dentro de Líbano si sus miembros son acusados de asesinar a Hariri, dijo el oficial de defensa.

Por eso, Hizbolá podría tratar de llevar a cabo ataques contra Israel, similares a los que provocaron la Guerra del Líbano del 2006. Durante ese conflicto, Hizbolá disparó constantes andanadas de cohetes hacia Israel, matando a 43 israelíes e hiriendo a más de 4,200.

Hizbolá y Siria han intentado desacreditar la investigación de la ONU. El jefe de Hizbolá, Hassan Nasrallah, ha emitido discursos por televisión afirmando que Israel estuvo detrás de la muerte de Hariri y que espías que trabajan para Israel plantaron “evidencias falsas” que culpan a Hizbolá.

A principios de esta semana, Siria emitió órdenes de arresto contra 33 personas por presuntamente desorientar la investigación de la ONU. Los blancos incluyeron a figuras cercanas al Primer Ministro libanés Saad Hariri – el hijo de Rafiq Hariri – incluyendo a su asesor de medios de comunicación, altos funcionarios de seguridad y periodistas que trabajan en medio de comunicación propiedad de Hariri.

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Source:
WorldNetDaily

Share/Bookmark