domingo, 10 de abril de 2011

Harold Camping

La locura de establecer fechas



¡Harold Camping (88 años) lo está haciendo de nuevo! En 1992 publicó un libro titulado “¿1994?” en el que estableció la fecha del regreso del Señor para el 6 de septiembre de 1994. Ahora, en su libro más reciente, "El Tiempo Tiene Fin" (Time Has An End), ha establecido una nueva fecha “absoluta” para el 21 de mayo del 2011.
Desafortunadamente, Camping tiene mucha influencia dentro de la Cristiandad debido a que es dueño de la Red Family Radio, que transmite sus mensajes en más de 150 emisoras de radio dentro de los Estados Unidos. Su mensaje también está siendo transmitido vía satélite a la mayoría de las naciones del mundo.

Desafortunadamente, también, su mensaje ha sido presentado de forma extensa en la prensa secular, como es siempre el caso con los que establecen fechas. Eso es porque a la prensa le encanta promoverlos al máximo en preparación para burlarse de ellos cuando se demuestra que su fecha era falsa. El resultado, por supuesto, es que la profecía bíblica es sometida al ridículo.

A pesar del hecho de que demostró ser un falso profeta en 1994, Camping ha convencido a muchas personas acerca de la validez de su nueva fecha. Sus seguidores han colocado vallas publicitarias por toda la nación. Algunos han adornado sus carros con el mensaje. Otros están repartiendo camisetas y calcomanías para autos. Un sitio web ha sido creado en http://www.wecanknow.com/. Y grupos misioneros están llevando el mensaje a los cuatro ángulos de la tierra.

Una de las entusiastas seguidoras de Harold Camping con su carro empapelado con el mensaje.

Un Precedente Histórico

Todo esto nos recuerda a un granjero de Vermont llamado William Miller, quien desarrolló una teoría en la década de 1820, basada en Daniel 8:14, que Jesús regresaría a la tierra el 21 de marzo de 1844.

En la Versión Reina Valera, el pasaje dice: “Y él [un santo] dijo: Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado”. Ésta es una profecía acerca de la profanación del Templo por Antíoco Epífanes y su purificación final. Pero Miller la aplicó a los tiempos del fin y convirtió los días en años. Asumiendo que la profecía fue dada en el año 457 a.C., calculó que Jesús regresaría 2,300 años después, el 21 de marzo de 1844. De forma increíble, ¡interpretó que la “purificación del santuario” se refería a la depuración de la tierra por medio del fuego en la Segunda Venida de Jesús!

Cuando la fecha de Miller llegó y pasó sin ninguna señal del regreso del Señor, procedió a fijar una nueva fecha para el 22 de octubre de 1844. Cuando nada ocurrió en esta segunda fecha, la mayoría de los seguidores de Miller se desilusionaron totalmente. Toda la experiencia fue apodada “El Gran Chasco”. Miller murió en desgracia cuatro años después en 1849.

Pero eso no demostró ser el fin del asunto. Un pequeño grupo de seguidores de Miller en Nueva Inglaterra, decidió que después de todo él no había estado equivocado. Dirigidos por una joven presuntamente profetisa llamada Elena G. de White, empezaron a enseñar que el 22 de octubre de 1844 Jesús había entrado al Lugar Santísimo en el Cielo para iniciar un “juicio investigativo” de las obras de toda persona que alguna vez hubiera vivido con el fin de determinar su idoneidad para el Cielo. También enseñaron que la razón por la que Jesús no regresó a la tierra en la fecha de octubre fue debido al fracaso de la Iglesia para observar el Sabbat judío. Y de esta forma se fundó el culto moderno conocido como Los Adventistas del Séptimo Día.

El establecimiento de fechas de Harold Camping se equipara con el del Movimiento Millerita en muchas formas. En primer lugar, su escritura base principal es Daniel 8:14, pero él aplica los 2,300 días de forma diferente. En su primer libro, ¿1994?, Camping argumentó que la Tribulación comenzó el 21 de mayo de 1988 y que Jesús regresaría 2,300 días después, después de que hubiera purificado a la Iglesia, resultando en la fecha del 6 septiembre de 1994.

Y así como fue el caso con el Movimiento Millerita, cuando Jesús no regresó, Camping declaró que el día que él había escogido era espiritualmente muy importante. El único problema fue que él había mal interpretado su significado. En lugar de ser el día del regreso del Señor, era el día en el que el derramamiento del Espíritu de Dios en el tiempo del fin empezó, marcando el comienzo de un periodo en el que habría una gran cosecha de almas, después de la cual el Señor regresaría.

Habiendo justificado su primer error al establecer fechas, Camping procedió entonces a fijar su segunda fecha para el 21 de mayo del 2011. Antes de que consideremos cómo llegó a su nueva fecha, demos un vistazo al método de interpretación bíblica de Camping.

Los Errores de Interpretación de Camping

La forma en la que Harold Camping enfoca la interpretación bíblica podría resumirse como insensata. En primer, como ya se ha demostrado, a menudo toma las profecías que aplican a un periodo histórico específico y los relaciona en cambio con los tiempos del fin. El contexto de Daniel 8:14 deja en claro que la profecía de los 2,300 días aplica a una época cuando un tirano llamado Antíoco Epífanes profanó el Templo en Jerusalén. Fue 2,300 días más tarde, después de la Revuelta de los Macabeos, que el Templo fue purificado y re-dedicado. La profecía no tiene nada que ver con los tiempos del fin o con una purificación de la Iglesia.

El más grande error de interpretación de Camping está enraizado en su insistencia que la Biblia es una parábola de principio a fin y por eso debe ser interpretada alegóricamente. Insiste que el verdadero significado de cualquier pasaje debe encontrarse en su significado espiritual oculto que sólo puede ser decodificado por creyentes verdaderos. Tal aproximación a la Escritura hace posible que Camping interprete los pasajes de cualquier forma que le plazca, y eso es exactamente lo que hace.

Como ejemplo, él argumenta que los Dos Testigos en Apocalipsis 11 representan a la Iglesia y que cuando el tiempo para los testigos de la Iglesia llegue a su fin, Dios matará (o destruirá) a la Iglesia. La verdad del hecho es que no hay nada en Apocalipsis 11 que sugiera siquiera que los Dos Testigos sean cualquier otra cosa que dos personas que serán ungidas por Dios para llamar al mundo al arrepentimiento durante la primera mitad de la Tribulación.

Otro truco al que Camping recurre constantemente es a retraducir las Escrituras en formas poco ortodoxas para darles el significado que él desea. Un ejemplo de esto se puede encontrar en su esfuerzo por demostrar que Dios está revelando nuevas verdades hoy. Él cita Hebreos 8:8, que declara que Dios “estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto”. Esto, por supuesto, está hablando del Nuevo Testamento, pero Camping dice, ¡no, está hablando acerca de proveer nuevas revelaciones en los tiempos del fin y debería, por lo tanto, traducirse como “Dios terminará un nuevo pacto” en lugar de hacer uno!

Muchas veces él simple cita sólo una parte de un versículo, dándole un significado que nunca tuvo la intención de tener. Un ejemplo de esto será proporcionado luego.

Dado que Camping fue entrenado como ingeniero, él ama los números y juega con ellos constantemente, dándoles cualquier significado que necesite para apoyar sus interpretaciones disparatadas. Así pues, cuando él necesita que un número sea literal (como los 2,300 días en Daniel 8:14), él lo interpreta literalmente. Pero si necesita que sea simbólico, entonces que así sea, sin importar el contexto. Por consiguiente, ¡él interpreta que los mil años del Milenio son 1,955 años! Eso es debido a que iguala al Milenio con la Era de la Iglesia.

El Escenario del Tiempo del Fin de Camping

El resultado es un escenario del tiempo del fin que está sacado directamente de Alicia en el País de las Maravillas, debido a que está basado en escrituras torcidas, imaginaciones alegóricas y trucos con números. Abajo hay un resumen de él. ¡Permítame advertirle que antes de que lo lea, mejor siéntese y respire profundo!

1. La Era de la Iglesia terminó el 21 de mayo de 1988 y la Tribulación comenzó ese día.

2. Entre el 21 de mayo de 1988 y el 6 de septiembre de 1994, los primeros seis años de la Tribulación, casi nadie fue salvado.

3. El 6 de septiembre de 1994, Dios comenzó a derramar Su Espíritu. Esto ocasionará una gran cosecha de alma en los tiempos del fin durante los últimos años de la Tribulación.

4. Dado que la Tribulación durará 8,400 días o 23 años, datando desde el 21 de mayo de 1988, el Rapto ocurrirá el 21 de mayo del 2011.

5. Los que sean dejados atrás serán juzgados por Jesús durante un periodo de cinco meses, hasta el 21 de octubre del 2011, momento en el cual el mundo llegará a su fin.

Problemas del Escenario del Tiempo de Fin de Camping

Bien, le di una clara advertencia. Ahora, este escenario hace que surjan muchas preguntas. Una de las más importantes es, “¿Cómo llegó a la fecha del 21 de mayo de 1988 como el fin de la Era de la Iglesia?”. La respuesta es cautivante:

1. Comienza su explicación afirmando que el primer Año del Jubileo después del reestablecimiento de Israel en 1948 fue 1994.

2. Luego dice que debido a que la última parte de la Tribulación se identifica con una gran multitud que es salvada (Apocalipsis 7), la última parte de la Tribulación debió haber empezado en 1994, dado que fue el primer Año del Jubileo desde el reestablecimiento de Israel en 1948.

3. Luego explica que debido a que la primera parte de la Tribulación debe identificarse con los 2,300 días de Daniel, la Tribulación debió haber empezado 2,300 días antes, lo que la ubicaría en 1988.

4. Y dado que la Iglesia fue establecida el Día de Pentecostés, el fin de la Era de la Iglesia debió haber ocurrido el día antes de Pentecostés, que en 1988 fue el 21 de mayo.

Así pues, la Era de la Iglesia terminó y la Tribulación comenzó el 21 de mayo de 1988. ¡Absolutamente alucinante! Todo lo que esta “explicación” logra es hacer surgir toda una hueste de otras preguntas:

1. ¿Quién dice que el primer Año del Jubileo en Israel después del reestablecimiento del Estado fue 1994? Los judíos no hacen tal afirmación. Según las tradiciones judías, el primer Año del Jubileo fue celebrado 50 años después de que el pueblo judío entró a la tierra de Canaán. Por consiguiente, parece lógico asumir que la reanudación de los Años del Jubileo en la época moderna comenzaría con el año 1998, 50 años después que Israel fuera reestablecido en 1948. Pero el hecho es que el Año del Jubileo no es calculado ni celebrado hoy debido a que los judíos creen que no puede haber ninguna celebración del Jubileo hasta que una mayoría de todos los judíos, representando a todas las tribus, regresen a la tierra. Así pues, el primer paso de Camping en sus cálculos es totalmente inválido.

2. ¿Quién dice que la última parte de la Tribulación debe identificarse con la gran hueste de personas salvas que son descritas en Apocalipsis 7 como mártires de la Tribulación? La cronología de Apocalipsis coloca a estas personas en la primera mitad de la Tribulación, no en la última parte.

3. ¿De dónde saca la idea que la última parte de la Tribulación va a ser un gran tiempo de evangelismo a nivel mundial y de almas salvadas? El libro de Apocalipsis describe a la última parte de la Tribulación como un tiempo de caos absoluto en la tierra.

4. ¿Quién dice que los 2,300 días de Daniel 8:14 deben identificarse con la primera parte de la Tribulación? ¡Ésta ni siquiera es una profecía del tiempo del fin!

5. ¿Quién dice que la Era de la Iglesia debe terminar el día antes de Pentecostés? La Era de la Iglesia terminará cuando la Iglesia sea arrebatada de este mundo, y ése es un evento que puede ocurrir en cualquier momento.

Otra pregunta que el escenario de Camping hace que surja es, “¿Cómo se le ocurrió la fecha del 21 de mayo del 2011 para el Rapto?”

Uno de una serie de carteles de Harold Camping. Éste fue erigido en Akron, Ohio.

La respuesta es sencilla. Él tan sólo asevera que dado que la Tribulación dura 23 años, el Rapto ocurrirá el 21 de mayo del 2011, debido a que esto es 23 años después que la Tribulación comenzara el 21 de mayo de 1988. Nunca fui capaz de descubrir cómo llegó a la conclusión de que la duración de la Tribulación es de 23 años, cuando Daniel y Apocalipsis dejan en claro que la Tribulación durará 7 años. Estoy seguro que su respuesta está en alguna parte, basada en la interpretación alegórica, pero yo no pude encontrarla.

Todo lo cual revela otro truco que este mago usa. Sus escritos son tanto obtusos como indescifrables, una técnica que convence a muchas personas de que él debe ser un pensador profundo que ha recibido revelaciones de Dios que están más allá de la comprensión de la persona promedio.

Otra pregunta que sí contesta es, “¿De dónde saca la idea de un periodo de cinco meses de juicio posterior al Rapto?” No va a creer esto, pero él señala primero a Apocalipsis 9:5, donde declara que uno de los juicios de la Tribulación de Dios serán langostas que muerden como escorpiones, un juicio que durará cinco meses. El pasaje es, por supuesto, hablando acerca de uno de los siete juicios de las Trompetas que se llevarán a cabo en la tierra durante la primera mitad de la Tribulación.

El segundo pasaje al que señala es francamente surrealista. ¡Cita Juan 21:11 donde dice que los discípulos atraparon a 153 peces! Él interpreta esto alegóricamente para que signifique que habrá 153 días de juicio después del Rapto (o cinco meses). ¿Ve cómo la interpretación alegórica ocasiona que el intérprete se convierta en Dios? Es debido a que puede hacer que las Escrituras digan y signifiquen lo que sea que desee.

Para agravar la idiotez, Camping afirma luego que puede demostrar que el número 153 tiene gran importancia teológica. Después de todo, señala, 3x3x17=153. Entonces, ¿cuál es la importancia de esa ecuación? Él afirma, sin ninguna prueba, que el número 17 representa el Cielo y que el número 3 representa el propósito de Dios. Entonces, la ecuación significa, “El propósito de Dios (3) es llevar a las personas al Cielo (17)”. ¡Y el número 3 se duplica para significar que Dios habla realmente en serio! Él luego fracasa en explicar cómo esto tiene algo que ver con 153 días de juicio a los perdidos.

Por supuesto, otra pregunta que me gustaría hacerle a Camping es, “¿Cómo podemos estar en la Tribulación cuando el libro de Apocalipsis enseña que la mitad de la humanidad morirá durante los primeros 3 ½ años cuando el Anticristo esté realizando guerras que le permitirán conquistar toda la tierra?” ¿Dónde están esas guerras? ¿Dónde está tal conteo de los muertos? ¿Dónde está el Anticristo?

Jugando con Números

Como señalé anteriormente, Camping es un ex ingeniero y, como tal, adora jugar con números. Son una obsesión para él.

El mejor ejemplo es una fórmula matemática que él descubrió que absolutamente lo convenció de que tiene la razón al fechar el fin de la Era de la Iglesia el 21 de mayo de 1988. Él trata esta fórmula en sus escritos como si ésta hubiera eclipsado la anterior ecuación más importante del mundo, a saber, E=MC2. Una vez más, mejor siéntese. Aquí está cómo funciona:

1. Desde el tiempo de la crucifixión el 11 de abril del 33 AD (una fecha en la que no concuerdan los eruditos) al 21 de mayo del 2011 existe un total de 722,500 días.

2. El número 722,500 está compuesto de dos conjuntos de una serie idéntica de números: 5x10x510 x 5x10x17 = 722,500.

3. Ahora, dado que el número 5 representa expiación (¿quién lo dice?) y el 10 representa la perfección (¿desde cuándo?) y el 17 representa al Cielo (¡Por favor!), esta fórmula significa, “La expiación ha sido completada para el Cielo”, y se repite dos veces para enfatizar.

Y si esa estupidez no es suficiente, Camping señala otro de sus cálculos que dice que valida su fecha para el Rapto. Él declara que el Diluvio Noénico ocurrió en el año 4990 a.C. (¡la mayoría de los eruditos evangélicos lo colocan entre el 2500 y el 2300 a.C.!). Él luego indica que el rango de tiempo desde el 4990 a.C. al 2011 es de exactamente 7,000 años.

Aun si esto fuera cierto, ¿qué demostraría? Bueno, Camping dice que cuando Noé predicó que la Humanidad tenía 7 días para escapar de la destrucción (Génesis 7:4), él en realidad estaba diciendo que a la Humanidad aún le quedaban 7,000 años de existencia, dado que para Dios mil años son como un día. ¡Una vez más, encontramos a la interpretación alegórica causando estragos!

El Desafío Definitivo

Todos los que establecen fechas deben lidiar con Mateo 24:36 donde Jesús, hablando de Su regreso, dijo, “Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre”.

Camping rechaza esta declaración como si ya no fuera cierta. Él dice que todo cambió en septiembre de 1994 cuando el Espíritu Santo empezó a derramarse y nuevas revelaciones con relación a los tiempos del fin comenzaron a ser dadas a los creyentes verdaderos. Él argumenta que esto es en cumplimiento de una promesa dada en Eclesiastés 8:5 donde se declara que “el corazón del sabio discierne el tiempo y el juicio”.

Una vez más, Camping simplemente rebusca algunas palabras para sustanciar un punto no relacionado. Eclesiastés 8:5 está hablando específicamente acerca de ser obediente a los líderes políticos. Dice que un corazón sabio conoce el tiempo y procedimiento apropiados para obedecer una orden real. El hecho de que es tan específico es la razón por la que Camping sólo cita la última parte del versículo.

Camping también cita a Daniel 12:4 y 9. Estos versos declaran que ciertas profecías del tiempo del fin no serán entendidas hasta que llegue el tiempo para que sean cumplidas. Esto es claramente cierto con respecto a profecías que dependen de acontecimientos históricos (como el reestablecimiento de Israel). Los versos también se relacionan con profecías que dependen de la tecnología moderna (como el mundo entero viendo los cuerpos muertos de los dos testigos en Jerusalén). Pero estos versos ciertamente no aplican a la declaración de Jesús en Mateo 24:36 donde Él declaró sin reserva que nadie puede conocer la fecha de Su regreso.

Camping también señala a 1 Tesalonicenses 5:1-5 que dice que el Señor regresará “como ladrón en la noche”, pero no así para los “hermanos” que son “hijos de luz e hijos del día”. Camping argumenta que estos versos significan que los creyentes verdaderos pueden saber la fecha del regreso del Señor. Pero ése no es el significado de este pasaje. En cambio, simplemente significa que los creyentes pueden conocer la temporada del regreso del Señor (y no la fecha) debido a que nos han sido dadas señales que debemos vigilar.

La Aparición de un Nuevo Culto

Una última observación acerca de Harold Camping – él no es sólo un falso profeta, también es el líder de un culto. Esto no ha sido siempre cierto de él, pero se ha vuelto cada vez más aparente durante los pasados 20 años. Esto fue confirmado en el 2002 con la publicación de su libro titulado, "El Fin de la Era de la Iglesia… Y Después".

En ese libro él proclamó una vez más que Dios se había lavado Sus manos de la Iglesia el 21 de mayo de 1988 cuando la Era de la Iglesia llegó a su fin. Pero esta vez llegó aun más lejos. Declaró que todas las iglesias que existen hoy son apóstatas y son, por lo tanto, incapaces de salvar a alguien. Esta conclusión lo impulsó a emitir un llamado a todos los cristianos creyentes en la Biblia a abandonar sus iglesias. La clara implicación era para que ellos se afiliaran a su grupo, dado que ellos son los únicos verdaderamente iluminados. El libro rebosa con declaraciones herejes de principio a fin, siendo la más blasfema su aseveración de que “el Ángel Miguel es el Señor Jesucristo”.

La enseñanza de Camping acerca de la Iglesia es tan errónea a como puede ser. La Iglesia es inseparable de Jesús, ya que la Biblia enseña que la Iglesia es el Cuerpo de Cristo, con Cristo como su cabeza (Efesios 1:22; 4:15 y 5:23. Vea también: Colosenses 1:8 y 2:19). Además, Jesús prometió que las puertas del Hades nunca serían capaces de prevalecer contra la Iglesia (Mateo 16:18).

Evidencia adicional de su desvío hacia los cultos se encuentra en informes recientes de que ahora está enseñando que no existe tal cosa como un Infierno literal. Él argumenta que fue doctrina ideada por el hombre para intimidar a las personas. Según Camping, cuando un incrédulo muere, él será juzgado por Dios y luego será aniquilado.

Lo que ha ocurrido con Harold Camping es lo que siempre ocurre cuando una persona comienza a jugar con la Palabra de Dios, argumentando que no significa lo que dice sino que, en cambio, significa lo que la persona quiere que signifique.

Conclusión

En conclusión, hay una sola cosa que sé con seguridad acerca de la fecha del 21 de mayo del 2011 y eso es que Jesús no regresará ese día. Él podría aparecer en el Rapto el día antes o el día después, pero no será el 21 de mayo. El Rapto es un evento que puede ocurrir en cualquier momento. No podemos saber la fecha, pero podemos conocer la temporada, ya que nos han sido dadas señales que debemos vigilar, y esas señales están hoy en día en todo nuestro alrededor.

Definitivamente estamos en la temporada y la pregunta crucial es, “¿Está usted listo?” Usted puede responder positivamente y con seguridad esa pregunta si ha aceptado a Jesús como Señor y Salvador. Si usted ha hecho eso, entonces usted puede exclamar, “¡Maranata!” “¡Ven pronto, Señor Jesús!”

Artículos relacionados:
Apologética

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Original article:
Harold Camping, The Madness of Date-Setting

Cortesía de:
Lamb & Lion Ministries (lamblion.com)
Share/Bookmark