viernes, 2 de enero de 2009

Salmo 83 + Ezequiel 38 = GRAN ISRAEL

La Ecuación Escatológica

Por Bill Salus


Este artículo presenta un modelo matemático básico del Medio Oriente, considerado a la luz de dos próximos eventos significantes de los tiempos del fin y, en el proceso, conjetura acerca del probable ajuste económico y geopolítico que se produce como resultado. Para aquellos de ustedes no familiarizados con el término Escatología, que figura en el título de este artículo, proviene de la vinculación de dos palabras griegas scatos, refiriéndose a "últimas" y -logía que significa "el estudio de". Así pues, teológicamente el término se refiere al estudio de los últimos días.


En el horizonte cercano está el amanecer de una nueva era. Israel, la pequeña nación del Medio Oriente, que actualmente lucha por mantener la soberanía sobre unas magras 9000 millas cuadradas está a punto de enfrentarse victoriosamente con dos acontecimientos proféticos que cambiarán al mundo. A raíz de estos enormes episodios descritos en el Salmo 83 y Ezequiel 38, Israel será, indudablemente, ¡catapultado hacia Status de Superpotencia!

Destinado a poseer algún día la Tierra Prometida desde el Nilo hasta el Río Éufrates, de acuerdo a Génesis 15:18, Israel se ha encerrado como un canario en una jaula durante 60 años demasiado largos. Mientras los enemigos árabes de Israel tratan de explotar la jaula, la Biblia ha abierto aparentemente sus páginas finales. Estos dos eventos que se avecinan están a punto de encontrar su cumplimiento final y cuando terminen, será necesario dibujar un nuevo atlas de la región. Posteriormente, de acuerdo con especificaciones de las Escrituras, las fronteras de Israel deberían ser ampliadas cerca de cien veces su tamaño actual.

La partida de ajedrez que se desarrolla actualmente en la gran Creciente Fértil actual, coloca perfectamente al Estado judío para poner en jaque a sus enemigos, avanzando, por lo tanto, hacia este período predicho de prosperidad.

Por el contrario, en el afán de América por crear calma en el Medio Oriente, su estatus de superpotencia parece descender gradualmente en espiral. Algunos sugieren que la mala política exterior de Estados Unidos en el Medio Este podría ser parcialmente la culpable. Según la profecía, Israel no se limitará mucho más tiempo a su tamaño actual, tal como la presente solución de dos estados que el Plan de la Hoja de Ruta aprueba; en lugar de eso, el Estado judío está listo para ser enumerada entre las naciones más grandes y ricas del mundo.

Las propuestas internacional actuales que fomentan el cese o la evacuación de los asentamientos judíos concluirán, según las Escrituras, en política exterior fallida y resultarán potencialmente en consecuencias negativas para sus equivocados proponentes. América debe cambiar rápidamente su curso de dirección de su política exterior y dar a Israel el apoyo necesario y el espacio que necesita para romper sus suturas territoriales y emerger como el próximo Súper Estado del mundo. Es gran Israel será, en última instancia, una bendición para los Estados Unidos.

Primero en el calendario llega el Salmo 83, que nos informa que los palestinos, sirios, saudíes, jordanos, egipcios, libaneses y entidades terroristas afiliadas como Hamás, Hizbollá y Al-Qaeda, se confederarán juntos para destruir al moderno Israel. Tal como se especifica en mi libro recientemente publicado Isralestine, The Ancient Blueprints of the Future Middle East (Isralestine, Los Planos Antiguos del Futuro Medio Oriente), en cumplimiento de Ezequiel 37:10, las Fuerzas de Defensa de Israel vencerán decisivamente este avance y obtendrán el título de ser un "ejército grande en extremo".

En un mundo post Salmo 83, Israel debe ser liberado de más tormento del terrorismo árabe, derribar su muro de 403 millas de largo, actualmente en construcción, y habitar segura, asemejándose a la nación de los “últimos días" descrita en Ezequiel 38:8-13. Los judíos del mundo harán inmigración (Aliyah) masiva a Israel y la nación expandirá sus fronteras, y probablemente explotará al menos la porción saudí afectada del abastecimiento de petróleo de la OPEP, así como muchos otros recursos relacionados de sus enemigos árabes derrotados.

A continuación, en el segundo evento posterior, Rusia e Irán verán a Israel como si fuera una zanahoria madura colgando sobre una cadena alcanzable y ellos codiciarán un pedazo del botín. Todo lo que estará entre ellos y su estatura deseada de imperio mundial será la rápidamente ascendente estrella, la nación de Israel. Los rusos y los iraníes se lamerán sus manos y reunirán su coalición equipada con armas nucleares de nueve miembros y, en lo que se conoce comúnmente como la "invasión de Magog", invadirán este regionalmente superior Estado Judío futuro.


Los elogios de las muy grandes FDI se convertirán rápidamente en noticias de antaño, ya que no podrán hacer frente contra lo que entonces comienza a marchar en contra de ellos. Como la historia de Ezequiel sigue, su Dios salvará divinamente el día. El consorcio nuclear dirigido por Rusia e Irán caerá muerto en su camino al Medio Oriente y los titulares mundiales se leerán como los pasajes de fuego y azufre del Antiguo Testamento.

Según Ezequiel 39:9-14, al final del sangriento arco iris, estará la olla de oro de Israel. Siete años de combustible nuclear, más tierras para la adopción, y estatura internacional prominente. Su antiguo Rey Salomón en todo su esplendor, riquezas y gloria, palidecerá en comparación.

Así que, hipotéticamente hablando, la pequeña nación de Israel que hoy no puede ni siquiera llamar a Jerusalén su capital está a punto de ser el centro de los actuales acontecimientos mundiales. La humanidad está llamada a la prudencia y a fijar su mirada en la antigua historia que está a punto de desarrollarse. El Israel de hoy es probable que sea reconocido Súper Estado del mundo de mañana.




Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe

Artículo original: The Eschatology Ecuation


4 comentarios:

El Ojo Protestante blog dijo...

Sin dudas, si no exactamente así, algo parecido podría suceder. Me gustaría conocer la opinión del autor en cuanto al lugar de la Iglesia en estos tiempos que describe.
¡Bendiciones!
Hoy más que nunca, oremos por la Paz en Jerusalém

Anónimo dijo...

Como vemos en las sagradas escrituras el tiempo de la iglesia está a punto de concluir, lástima que muchos prefieren vivir un evangelio de prosperidad sin esperar el retorno de nuestro Señor, oremos por nosotros mismos de ser dignos de escapar de todo lo que viene. Oremos por Israel y velemos.
Maranatha.
Orietta

Anónimo dijo...

SHALOM. ASI ES DEBEMOS DE VELAR Y ORAR, POR QUE GRANDES ACONTECIMIENTOS PROFETICOS ESTAN POR SUCEDER,Y LA LLAMADA IGLESIA DE ADONAY ENTRETENIDA EN OTRAS COSAS, QUE YASHUAH NOS AYUDE Y NOS PERDONE. MUCHAS BENDICIONES PARA TI HERMANO QUE PUBLICAS ESTOS ARTICULOS. POR QUE ISRAEL ES EL RELOJ DEL MUNDO. ALELUYA

Anónimo dijo...

en serio, en serio ,me sorprende siempre e visto con ternura y con mucho cariño al pueblo judio ,muy a menudo lloro al recordar el holocausto perpetrado por los nazis , claro soy gentil y a veces he sentido el rechazo de mucha gente porque pienso asi y mejor me guardo todo porque se que el desprecio estupido e inumano que gente de mente estrecha siente hacia este pueblo tan sufrido ,y me alegra tanto que ese sinsabor tan traumatico que les acontecio no los haya destruido. Shalom.

Share/Bookmark