martes, 26 de enero de 2016

Apocalipsis: Los Misteriosos 144,000

¿Quiénes son los 144,000 de Apocalipsis y cuál es su propósito?



Probablemente no haya alguna parte de Apocalipsis que haya sido más abusada que la primera mitad del capítulo 7, que habla acerca de 144,000 judíos siendo  “sellados” como “siervos” de Dios. Los Testigos de Jehová afirman que un grupo de sus fundadores y pioneros constituyen este grupo. Otras sectas afirman que ellos son los 144,000. La mayoría de los principales comentaristas cristianos argumentan que este grupo es un símbolo de la Iglesia.

Cómo 144,000 judíos pueden ser símbolo de la Iglesia está más allá de mi comprensión. Esta interpretación es un buen ejemplo de las ideas fantasiosas en las que la gente parece deleitarse en sacar de Apocalipsis. ¿Qué tendría que hacer Dios para convencernos de que está hablando acerca de 144,000 judíos? Él dice que son judíos. Específicamente, Él los llama “los hijos de Israel” (Ap. 7:4). Incluso los enumera por sus tribus, declarando que 12,000 saldrán de cada tribu. ¿Necesita poner en el cielo un rótulo centelleante de neón que diga: “¡Estoy hablando de judíos!”?

¿Por qué algunas tribus judías están excluidas de los 144,000?

Ésta es una pregunta intrigante. La lista de las tribus es ciertamente inusual. Las doce tribus originales incluían tanto a Leví y a José. Pero normalmente, cuando las doce tribus son enumeradas en la Biblia, Leví — la tribu sacerdotal — no es mencionada porque su herencia era el Señor mismo (Dt. 10:9). Y el nombre de José usualmente es excluido y reemplazado luego por sus dos hijos, Efraín y Manasés quienes fueron adoptados por Jacob (Gn. 48:8-22). Así, Leví y José son reemplazados usualmente por Efraín y Manasés, conservando la lista en doce.

En la lista de Apocalipsis 7, las tribus de Dan y Efraín son excluidas y reemplazadas por Leví y José para mantener la lista en doce. ¿Por qué? Bueno, nadie sabe con certeza. Mi suposición es que Dan y Efraín fueron excluidas porque fueron las que condujeron a los hijos de Israel a la idolatría (Dt. 29:18-21 y 1 R. 12:25ss.). Parece, por lo tanto, que a las dos tribus responsables de atraer a otros hacia la idolatría, no se les confiará compartir el Evangelio con otros durante la Tribulación.

Pero la gracia de Dios en este asunto se refleja al final de Apocalipsis cuando se da la descripción de la Nueva Jerusalén. Apocalipsis 21:12 dice que la ciudad tendrá doce puertas y que cada puerta será nombrada con cada una “de las doce tribus de los hijos de Israel”. En Ezequiel 48:30-34 se nos dice cuáles tribus estarán incluidas en este reconocimiento significativo. Son las doce originales, incluyendo a Leví y a José. Eso significa que una de las puertas será nombrada como la tribu errante de Dan, y tanto Manasés como Efraín serán incluidas bajo el nombre de José.

¿Son los 144,000 de Apocalipsis 7 los mismos 144,000 descritos en Apocalipsis 14?

Yo creo que sí lo son. ¿Por qué nos presentaría el libro un grupo totalmente diferente de 144,000 personas sin decírnoslos?

En su libro, "Revelation Illustrated and Made Plain", Tim LaHaye argumenta que los 144,000 de Apocalipsis 14 son un grupo de cristianos gentiles que se han convertido durante la Tribulación y que han servido al Señor sin distinción antes de experimentar el martirio. El admite que esta interpretación lo coloca “en la minoría entre los comentaristas”.

La escena en Apocalipsis 14 describe a 144,000 hombres en pie sobre el Monte Sión con Jesús. LaHaye discute que dado que esta escena se lleva a cabo en la mitad de la Tribulación y dado que Jesús no estará en pie sobre el Monte Sión en esa época, la referencia al Monte Sión debe ser una referencia simbólica al Cielo. Por eso, él concluye que éstos son gentiles que han muerto por su fe y que ahora están en el Cielo con Jesús.

Yo no creo eso. El primer punto que me gustaría hacer es que esta escena no está en la mitad de la Tribulación. Todo el capítulo 14 es una proyección hacia el final de la Tribulación, dando al lector un anticipo de lo que depara el futuro, asegurándole que Jesús vencerá definitivamente. El segundo punto que me gustaría hacer es que el grupo no está en el Cielo. Ellos están en el Monte Sión en Jerusalén donde Jesús ha regresado para reinar como Rey de reyes. Él los ha preservado a través de la Tribulación, y Él está celebrando Su victoria con ellos. Ellos están entonando una canción oída desde el Cielo, un cántico que sólo ellos pueden entonar (Ap. 14:2-3). Una vez más, si éstos fueran unos 144,000 distintos de los 144,000 judíos mencionados en Apocalipsis 7, creo que el texto nos lo diría.

¿Cuál es el propósito de los 144,000?

¿Cuál es el papel de estos 1444,000 judíos durante la Tribulación? ¿Cuál es su propósito? Todo lo que el texto dice es que serán “siervos de Dios” (Ap. 7:3).

Pero el contexto indica que servirán al Señor como evangelistas. Digo esto porque su descripción es seguida inmediatamente por la descripción de “una gran multitud que nadie podía contar, de cada nación y tribu y pueblo y lengua” (Ap. 7:9). Juan mira esta gran hueste de personas en el Cielo de pie ante el trono de Dios, y él pregunta, “¿quiénes son éstos, y de dónde han venido?” (Ap.7:13). Se le dice que son personas que han salido de la Gran Tribulación que “han lavado sus ropas y las han emblanquecido en la sangre del Cordero” (Ap. 7:14).

En otras palabras, esta multitud de gentiles son aquéllos que aceptan a Jesús después del Arrebatamiento y que son martirizados por su fe durante la Tribulación.

Debido a que son ubicados de forma adyacente a los 144,000 creyentes judíos, la implicación es que son convertidos por los judíos durante la Tribulación.

Una vez llamé a Zola Levitt y le pedí su opinión sobre este asunto. Zola es un judío mesiánico que tiene un ministerio de profecía bíblica. Cuando le pregunté que si él creía que los 144,000 judíos de Apocalipsis 7 actuarían como evangelistas intentando convertir el mundo a Jesús, él dijo, “¡Por supuesto” ¿Por qué piensas que el Señor nos ha dado la clase de personalidad que tenemos?”.

Zola Levitt fue un maestro bíblico judío mesiánico. Él llegó a los pies del Mesías en 1971. Escribió más de 50 libros en varios idiomas y fue el compositor de más de 200 cantos espirituales. Zola Levitt, el fundador y patriarca de Zola Levitt Ministries, murió pacíficamente el 19 de abril de 2006 en su hogar en Dallas, Texas, después de una valiente batalla de dos meses contra el cáncer de pulmón. Tenía 67 años.

No estaba a punto de tocar esa pregunta con un poste de 10 pies, así que me hice el tonto. “¿De qué estás hablando?”, le pregunté.

“¿No has notado”, preguntó Zola, “que los judíos somos personas muy insistentes?”.

“Bueno sí”, respondí, “ahora que lo mencionas, debo decir que sí lo he hecho”.

“Bueno”, dijo Zola, “Dios nos ha dado esa clase de personalidad para que podamos ser los más grandes vendedores del mundo. Y un día, durante la Tribulación, 144,000 creyentes judíos van a usar estas habilidades para convertir a Jesús a una gran hueste de gentiles. Vamos a empujar a la gente contra la pared y agarrarlos del cuello hasta que digan, ‘¡Jesús!’ Antes que la Tribulación termine, vamos a convertir más personas a Jesús que las que ustedes los gentiles han convertido en los pasados 2,000 años”.

Todo lo que pude decir fue, “Espero que tengas razón”.

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Original article:
The Mysterious 144,000

Share/Bookmark