jueves, 29 de abril de 2010

Someter a prueba por las Escrituras

No creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. 1 Juan 4:1

Recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. Hechos 17:11

El primer versículo del encabezamiento nos invita a no confiar ciegamente en todos aquellos que llaman a nuestra puerta o nos detienen en la calle para hablarnos de Dios. Evitemos dejarnos arrastrar por lo que en un primer momento puede tener una apariencia de Verdad, pero que en definitiva es una enseñanza contraria a la Biblia. Detrás de una apariencia cristiana puede ocultarse hasta una vasta empresa financiera o, peor aún, demoníaca.

Es el colmo que algunos hombres y mujeres puedan utilizar el nombre de Dios para engañar a los demás o, por lo menos, tratar de hacerlo. La Biblia es clara a ese respecto. Anuncia la venida de falsos profetas que tiene como misión seducir a mucha gente y aun a los cristianos, si fuera posible, para apartarlos del verdadero Dios (Mateo 24:24).

El problema consiste en saber cómo reconocer y desenmascarar a esos falsos profetas. La Palabra de Dios habla de personas que examinaban cada día las Sagradas Escrituras para ver si lo se les decía era cierto (Hechos 17:11). No era una falta de confianza, sino una sabia precaución, una medida de prudencia que debemos imitar.

Invitamos al lector a hacerlo, incluso con los mensajes de este calendario, y con todo lo que podría oír aquí o allá. Si aún no tiene una Biblia, consígala y escudríñela.

Meditación correspondiente al 30 de mayo del 2008 del calendario La Buena Semilla.

Visite su página en Internet en: www.labuenasemilla.net

Nota del editor: ¡Cuánta falta hace hoy en día en nuestras iglesias el espíritu de los judíos de Berea!

También, le invito a leer el siguiente artículo:


Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (www.endefensadelafe.org)
Managua, Nicaragua

domingo, 25 de abril de 2010

La Promesa de Dios con respecto a Israel


[En] Jeremías 31, el profeta pronuncia estas palabras (verso 35):

Así ha dicho Jehová, que da el sol para luz del día, las leyes de la luna y de las estrellas para luz de la noche, que parte el mar, y braman sus ondas; Jehová de los ejércitos es su nombre:

Si faltaren estas leyes delante de mí, dice Jehová, también la descendencia de Israel faltará para no ser nación delante de mí eternamente.

Así ha dicho Jehová: Si los cielos arriba se pueden medir, y explorarse abajo los fundamentos de la tierra, también yo desecharé toda la descendencia de Israel por todo lo que hicieron, dice Jehová. (Jeremías 31:35-37).

¿Existen aún estas ordenanzas hoy? ¿El sol sigue aún brillando en el cielo? ¿Aparecen aún la luna y las estrellas en la noche? ¿No es extraordinario que con todos los logros de la ciencia, y con todas las exploraciones del espacio, el envío de estos viajeros del espacio para explorar el sistema planetario y aun más allá, pero aún no hemos aprendido cómo medir el universo en el que vivimos? El profeta dice, “Si los cielos arriba se pueden medir, y explorarse abajo los fundamentos de la tierra”. No hemos hecho ninguna de ellas. Hemos encontrado teorías, pero nadie ha sido capaz de explorar en esta área. Por lo tanto, Dios dice,

Si los cielos arriba se pueden medir, y explorarse abajo los fundamentos de la tierra, también yo desecharé toda la descendencia de Israel por todo lo que hicieron, dice Jehová. (Jeremías 31:37 Reina Valera)

Bien, ésa es una promesa muy extraordinaria. Dios se ha comprometido, por la fidelidad de Su Ser y de Su Palabra, que Israel tendrá un lugar en Su programa mientras los cielos y la tierra existan. Dios nunca los desechará mientras el sol y la luna se mantengan en sus cursos y mientras el alcance de los cielos todavía deba ser medido y el interior de la tierra permanezca inexplorado.

- Raymond Stedman (5 de octubre, 1917 – 7 octubre, 1992). Pastor, compañero de clase en el instituto bíblico de J. Vernon McGee.


Traducido por: Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (www.endefensadelafe.org)
Managua, Nicaragua

viernes, 23 de abril de 2010

Libro para Niños: ¡Jesús Viene Otra Vez!

Cómo decir a sus niños…


¡JESUS VIENE OTRA VEZ!

Ahora usted puede darle a su niño la maravillosa esperanza de que ¡Jesús viene otra vez!, al comunicarle el plan de Dios para las edades a través de palabras sencillas y cuadros en colores. ¡Jesús viene otra vez! ayuda a los niños pequeños a entender fácilmente las promesas de Dios acerca del Rapto y la Segunda Venida de Cristo, y los nuevos cielos y la nueva tierra que vendrán después.

¡El Cielo es un lugar maravilloso!

¡Un día Jesús nos llevará a estar con El!

¡Los que le aman serán sus ayudantes en su nuevo Reino

¡Podemos amar a Jesús cada día hasta que El regrese!

Una experiencia que infunde fe y que enriquecerá la vida del niño y despertará expectación por todo lo que Dios tiene reservado para los que pertenecen a Su familia.

David Reagan es un hombre con una pasión profunda por ganar niños para el Señor e implantar la esperanza del cielo en sus corazones. David es el evangelista de Lamb & Lion Ministries, ubicado en Dallas Texas.

Paula Lawson es una dotada artista y madre de tres niños. Ella y su esposo Guy trabajan juntos en muchos proyectos y son propietarios de Lawson Communications, en Garland, Texas.

El libro del Dr. Reagan para niños (pre-escolar y primaria). El único libro para niños alguna vez publicado acerca de profecía de los tiempos del fin. Hermosamente ilustrado a todo color por una talentosa artista cristiana. Formato grande (8 ½ x 11”). Contiene 28 páginas. Cubierta durable. Contiene consejos de enseñanza para los padres, junto a una lista de referencias escriturales. Provee una página para colorear.

Si desea adquirir su copia, puede hacerlo en el siguiente enlace:

lunes, 19 de abril de 2010

La "Crisis de los Misiles Scud": ¿Se acerca una guerra regional en el Medio Oriente?



En un informe aparecido en Israel National News el pasado martes 13 de abril, el Presidente israelí Simón Peres confirmó los reportes aparecidos en el periódico kuwaití al-Rai, acerca de la transferencia de misiles Scud por parte de Siria a Hizbolá. Según lo informado por el periódico kuwaití, Siria está proveyendo a los terroristas de la milicia shiíta de Hizbolá en Líbano misiles Scud, los que traumatizaron a Israel durante la Guerra del Golfo de 1991. Una “Crisis de los Scud” está amenazando con encender una guerra total entre Israel e Hizbolá.

El Presidente israelí confirmó los reportes antes de partir de visita hacia Francia por tres días.

Al-Rai confirmó la semana pasada que Israel le advirtió a la administración Obama que “tomará acciones” si los Estados Unidos no tienen éxito en presionar a Siria para que cese de armar a Hizbolá. El Departamento de Estado de Estados Unidos convocó entonces al embajador sirio Imad Mustafá “para informarle a su gobierno acerca del nivel de peligro si los misiles cruzaron la frontera”.

Según parece, Israel envió advertencias que bombardeará blancos sirios y libaneses si los misiles de largo alcance cruzan la frontera. Existen reportes contradictorios acerca de que varios misiles Scud ya han sido entregados a los terroristas de Hizbolá. A pesar de la casi invisible línea entre las fuerzas armadas libanesas e Hizbolá, la administración Obama envió armas al gobierno con sede en Beirut, el cual está fuertemente dominado por intereses sirios.

En diciembre del 2009, Irán, Siria, Hizbolá y Hamás firmaron un pacto de guerra en contra de Israel, en el cual se establece que si Israel ataca a cualquiera de ellos, todos los demás responderán a dicho ataque.

Es importante hacer notar que Siria, Hamás e Hizbolá parecen estar identificados en Salmo 83, mientras que Irán es uno de los participantes principales de la batalla descrita en Ezequiel 38 y 39. Es muy probable que antes que este año termine, veamos el comienzo de estas batallas en orden secuencial, a las cuales hay que sumarles la destrucción de Damasco contenida en Isaías capítulo 17.

Al parecer, el resultado obtenido durante la Segunda Guerra del Líbano, la que se produjo en julio y agosto del 2006, ha envalentonado a los países enemigos de Israel, ante quien habían tenido vergonzosas derrotas anteriores hasta ese momento. Actualmente, reportes de inteligencia afirman que Hizbolá ha restaurado su inventario de misiles y en estos momentos posee más de 40,000 de ellos dirigidos contra las principales ciudades israelíes, incluyendo Tel Aviv, ya que ahora cuentan con misiles con mayor alcance y más precisión, cortesía de Siria e Irán.

Las acciones del gobierno libanés y el gobierno sirio constituyen una violación deliberada y descarada de la
Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la que produjo el fin de dicho conflicto. Esta es la violación más atroz de dicha resolución hasta la fecha, y constituye un sólido Casus_Belli para que Israel empiece a atacar preventivamente los misiles y los blancos fijos relacionados con la transferencia de armas y las instalaciones de entrenamiento asociadas en Líbano y Siria. Esta amenaza latente de una guerra regional, podría escalar rápidamente a un intercambio a gran escala de armas de destrucción masiva en el Levante.
Imagen que muestra al líder de Hizbolá, Hassan Nasralah

A pesar de que el Arrebatamiento (harpazo, en griego) de la Iglesia es un acontecimiento inminente, existe la posibilidad que podamos ser testigos de alguna de estas batallas, por lo que habrá que estar orando por la protección de civiles inocentes. Es muy probable que la opinión del mundo se volverá en contra de Israel, por lo que los cristianos evangélicos debemos apoyar al pueblo judío con nuestras oraciones e informando a los demás creyentes que ignoran estos temas, especialmente a nuestros psastores y líderes. También debemos orar para que los líderes de Israel tomen decisiones acertadas y además para que, a través del cumplimiento de las profecías bíblicas delante de nuestros propios ojos, muchas personas inconversas puedan venir al conocimiento de la verdad, es decir, al conocimiento de Yeshúa el Mesías.

Con la ayuda de Dios, seguiré proporcionando mayor información con respecto a este tema tan crucial, especialmente acerca de otros eventos de gran trascendencia que están ocurriendo de forma paralela en el Medio Oriente.

Por lo pronto, le invito a leer los artículos relacionados con la batalla del Salmo 83, la destrucción de Damasco y la invasión rusa – iraní que ya han sido publicados anteriormente en esta página web.

Recuerde que:

“Jamás duerme ni se adormece el que cuida de Israel”. (Salmo 121:4, NVI)


¡Maranatha!


Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (
www.endefensadelafe.org)

domingo, 18 de abril de 2010

Las Profecías de los Tiempos del Fin de Daniel - II Parte

Por Dr. David R. Reagan


Un Libro Odiado

La actitud del pastor que experimenté esa noche es común en la Cristiandad hoy. Daniel es el libro más controversial en la Biblia. Los liberales lo odian porque no creen en la inspiración divina de las Escrituras y el libro de Daniel es un gran testimonio de la inspiración divina. Eso es debido a que contiene algunas de las profecías más notables en la Biblia; profecías que son detalladas en contenido y amplias en alcance, extendiéndose desde la época de Daniel hasta el día de la Segunda Venida del Mesías. Tal como una persona lo ha dicho, “Daniel escribió historia con más precisión antes que ocurriera que lo que nadie ha hecho después de que sucedió”.

Para desacreditar el libro, los liberales han intentado argumentar que fue escrito mucho tiempo después de la época de Daniel por alguien que asumió su identidad. Generalmente colocan el tiempo de su autoría alrededor de 100 años antes de Cristo. Están determinados a fecharlo después de la época del tirano griego, Antíoco Epífanes, quien reinó desde el 175 hasta el 164 a.C. La razón por la que están tan determinados a hacer esto es debido a que el libro de Daniel profetiza en detalle el reinado del Anticristo, incluyendo las atrocidades que cometerá contra los judíos.

Pero los esfuerzos de los liberales para echar a la basura el libro han sido en vano. Una de las refutaciones más fuertes es el hecho que Daniel fue incluido en la traducción Septuaginta de las escrituras hebreas. Esta es la traducción de lo que llamamos el Antiguo Testamento del hebreo al griego. Fue hecha por un grupo de 70 eruditos hebreos en Alejandría, Egipto, cerca del 280 a.C. – mucho tiempo antes de la época de Antíoco Epífanes.

Además, Josefo, el historiador judío del I siglo, reporta que cuando Alejandro el Grande llegó a Jerusalén el 333 a.C., el Sumo Sacerdote le mostró dónde él y su imperio fueron profetizados en el libro de Daniel y quedó tan impresionado que salvó la ciudad de la destrucción (Antigüedades de los Judíos, vol. 11, p. 311).

Pero la evidencia más importante de la autenticidad del libro se encuentra en el Nuevo Testamento en Mateo 24:15, donde Jesús mismo citó las profecías de Daniel y, de esta forma, atestiguó personalmente de la validez del libro.

El Profeta Notable

Consideremos brevemente quién era este hombre Daniel. En el año 605 a.C, Nabucodonosor, rey de Babilonia, conquistó la ciudad de Jerusalén, la capital de la nación de Judá. El quitó al rey de Judea, Joacim y lo reemplazó con su hijo de 18 años, Joaquín.

Ocho años después, cuando Joaquín también se rebeló, Nabucodonosor invadió a Judá otra vez, conquistó a Jerusalén una segunda vez y reemplazó a Joaquín con su tío, Sedequías. Diez años después cuando Sedequías revivió la rebelión, Nabucodonosor invadió una tercera vez y decidió que estaba harto de la rebelión judía.

Y así, en el año 587 a.C., los babilonios destruyeron totalmente la ciudad de Jerusalén, incluyendo el Templo de Salomón y terminaron la línea davídica de reyes.

Cada una de las tres veces que Nabucodonosor invadió Judá y conquistó a Jerusalén, tomó cautivos de regreso a Babilonia. Después de la primera invasión en el año 605 a.C., él tomó sólo un puñado de cautivos judíos. Éstos consistían en los hijos de la clase élite gobernante judía, y uno de ellos era Daniel
(Dn. 1:3-4, 6-7).

Daniel rechaza la comida del rey

Daniel tenía tan sólo cerca de 15 años en ese momento, pero se distinguió inmediatamente como una persona de madurez espiritual al negarse a contaminarse a sí mismo con la comida no kosher* suministrada a él por el rey. De manera similar, muchos años después, a la edad de 82 años, Daniel puso en peligro su vida al negarse a obedecer una orden del rey Darío del Imperio Medo Persa que nadie podía orar a ningún dios excepto al rey mismo. La negativa de Daniel a acatar esta orden provocó que el rey lo lanzara a un foso de leones, pero su vida fue salvada por un milagro de Dios.

Daniel, a lo largo de su vida, fue un hombre de fe y de oración y de virtud impecable. Es mencionado por uno de sus contemporáneos, el profeta Ezequiel, como uno de los hombres más justos que alguna vez haya vivido, junto con Job y Noé (Ezequiel 14:14). En una visita hecha a él por el ángel Gabriel, registrada en Daniel 9:23, le fue dicho, “Tú eres muy apreciado” por Dios. Estamos tratando aquí con uno de los hombres más notable revelado en las Escrituras.

Ahora que hemos examinado el trasfondo histórico y hemos considerado al hombre a través del cual Dios habló, echemos un vistazo a las profecías que Dios le dio acerca de los tiempos del fin. Voy a dividirlas en cuatro categorías:

1) Los Tiempos de los Gentiles
2) El Terror del Anticristo
3) El Triunfo de Jesucristo
4) El Momento del Regreso del Señor

I. Los Tiempos de los Gentiles

Dos años después de la llegada de Daniel a Babilonia, cuando tenía cerca de 17 años, Dios le dio a Nabucodonosor un sueño que lo perturbó grandemente. El rey exigió que sus sabios le dijesen dos cosas – en primer lugar, lo que él había soñado y, en segundo lugar, el significado del sueño. No es necesario añadir que los sabios estaban confundidos.

Cuando Daniel oyó la solicitud inusual del rey, se volvió a Dios en oración buscando una revelación del sueño del rey y de su significado. Dios respondió revelando estos misterios a Daniel. Y Daniel, a su vez, respondió al Señor con un salmo de alabanza
(Daniel 2:20:23a):

Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos,
Porque suyos son el poder y la sabiduría.
El muda los tiempos y las edades;
Quita reyes y pone reyes;
Da la sabiduría a los sabios,
Y la ciencia a los entendidos.
El revela lo profundo y lo escondido…

Este salmo es muy importante porque resume el tema de todo el libro de Daniel – es decir, que Dios es soberano, que tiene un propósito en la historia y que El tiene la sabiduría y el poder para orquestar los asuntos de los hombres y las naciones para el triunfo de Su divina voluntad.

Más tarde en el libro, Nabucodonosor hace una proclamación similar acerca de la soberanía de Dios después que había experimentado el castigo de la disciplina de Dios
(Daniel 4:34b-35):

Su dominio es sempiterno,
Y Su reino para todas las edades.
Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada.
Y El hace según Su voluntad en el ejército del cielo,
Y en los habitantes de la tierra…

El Sueño de Nabucodonosor

En el capítulo 2, empezando con el versículo 31, Daniel comienza a revelar a Nabucodonosor su sueño y su significado. Le dice al rey que en su sueño él vio una estatua magnífica e impresionante con una cabeza de oro, un pecho de plata, muslos de bronce y piernas de hierro. Los pies de la estatua estaban hechos de una mezcla de hierro y barro. Le recordó al rey que mientras él estaba admirando la estatua, una gran piedra apareció de repente – una piedra que no había sido cortada con manos humanas. Esta piedra sobrenatural golpeó repentinamente los pies de la estatua y toda la estatua fue destruida. La piedra, entonces, creció rápidamente en un gran monte que “llenó toda la tierra”.

El sueño de Nabucodonosor

En el versículo 36 Daniel empieza a explicar el significado de este sueño misterioso y lo que sigue es un panorama impresionante de imperios gentiles, desde la época de Nabucodonosor hasta lo que ahora llamamos la Segunda Venida del Mesías. Daniel revela que las partes de la estatua representan una sucesión de imperios:

1. Cabeza de Oro – Nabucodonosor y su Imperio Babilónico.

2. Pecho de Plata – El reino que suplantará a Babilonia, el que Daniel identifica más tarde en el capítulo 8 como el Imperio Medo-Persa.

3. Muslos de Bronce – El siguiente reino en la serie que, una vez más, Daniel identifica en el capítulo 8 como Grecia.

4. Piernas de Hierro – El cuarto reino en la serie que, ahora conocemos de la historia, fue el Imperio Romano, que finalmente se dividió en dos partes.

5. Pies de Barro y Hierro – El ultimo imperio gentil de la historia. La combinación inestable de barro con hierro sugiere una confederación floja de naciones, que existirá en el área del antiguo Imperio Romano.

6. La Piedra Sobrenatural – Simbólica del regreso del Mesías, quien destruirá al último imperio gentil y pondrá fin al gobierno gentil, estableciendo el reino de Dios en la tierra.

La Era de Gobierno Gentil

Como podrá observar, esta profecía es sorprendente en su alcance, abarcando miles de años desde la época del Imperio Babilónico hasta el establecimiento del reinado Milenial de Jesús sobre esta tierra.

Es un periodo de tiempo que la Biblia llama
“el tiempo de los gentiles” (Lc. 21:24). Comienza con la caída del último rey de Judá, Sedequías (586 a.C.) y continuará hasta que Jesús regrese y reestablezca el trono de David en Jerusalén. Creo que es muy interesante observar que este periodo de dominación gentil del mundo está enfatizado en el lenguaje mismo del libro de Daniel. En el capítulo 2, versículo 4, el idioma cambia de hebreo a arameo, la lengua de las naciones gentiles en esa época. Y el texto continúa en arameo hasta el final del capítulo 7. Cambia de nuevo a hebreo en el capítulo 8, porque el foco cambia en ese punto de los tiempos de los gentiles al destino final de los judíos.

Una Brecha de Tiempo

Otra cosa interesante a tener en cuenta es que desde nuestra perspectiva histórica, podemos ver claramente que la profecía tiene una importante brecha de tiempo en ella, algo que es a menudo característico de la profecía bíblica. La brecha se encuentra entre los imperios cuarto y quinto – entre las piernas de hierro y los pies de barro mezclados con hierro.

La brecha es evidente porque no hay imperio gentil en la historia que corresponda al imperio de hierro y barro, que Daniel nos dice en el capítulo 7 que será una confederación de diez naciones que se unirán como un Imperio Romano revivido.

El Imperio Romano dejó de existir en el año 476 AD. La rama oriental de él continuó como el Imperio Bizantino hasta 1453. A lo largo de los siglos, ha habido muchos intentos de restaurar el Imperio Romano, siendo los dos esfuerzos más notables los de Napoleón e Hitler. Pero todos los esfuerzos fracasaron hasta el periodo que siguió a la II Guerra Mundial, cuando se hizo evidente a los líderes europeos que su única esperanza para reconstruir Europa era extenderse a través de las fronteras nacionales y empezar a cooperar para construir una superpotencia europea.


El Sueño de Daniel

Esta profecía acerca de la sucesión de imperios mundiales fue reconfirmada a Daniel 48 años después, cuando el Señor le dio un sueño. Está registrado en el capítulo 7.

Las bestias de Daniel 7

Daniel vio una serie de bestias terroríficas que surgieron del mar, siendo el mar un símbolo profético de las naciones gentiles.

La primera era un león que tenía las alas de un águila. La segunda era un oso que se erguía de un lado y tenía tres huesos en su boca. La tercera era un leopardo con cuatro cabezas y cuatro alas. La cuarta era una bestia que Daniel describió como
“espantosa y terrible y extremadamente fuerte”. Tenía unos dientes grandes de hierro y diez cuernos.

Lo que Daniel está viendo en este sueño es la misma sucesión de imperios mundiales que Nabucodonosor vio en su sueño. La diferencia es que Nabucodonosor los vio desde la perspectiva del hombre, como algo magnífico y glorioso. Dios los revela a Daniel cómo El los mira – una serie de bestias voraces.

Mientras Daniel contempla horrorizado la última bestia, repentinamente nota que otro cuerno – “un cuerno pequeño” – surge entre los diez cuernos y desarraiga tres de ellos. Este cuerno pequeño tiene los ojos de un hombre y una boca que está pronunciando “grandes cosas”. En el versículo 24 del capítulo 7, se le dice a Daniel que los diez cuernos representan diez reyes y que el cuerno pequeño someterá a tres ellos y entonces comenzará a hablar blasfemias contra el Dios Altísimo. Esta es la primera aparición en el libro de Daniel del Anticristo, quien encabezará el último Imperio Gentil que abarcará el mundo entero. El hecho de que el último imperio de diez cuernos crece de la cabeza de la cuarta bestia es una clara indicación que el Imperio Gentil final comenzará como un resurgimiento del antiguo Imperio Romano.

Continuará...

* Kosher


Artículos relacionados:
Las Profecías de los Tiempos del Fin de Daniel – I Parte
Apocalipsis

Traducido por: Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (
www.endefensadelafe.org)

Artículo original:
The End Times Prophecies of Daniel

Cortesía de:

Lamb & Lion Ministries (
www.lamblion.com)

domingo, 11 de abril de 2010

Salmo 83: El Enfoque Alternativo de la Invasión de Magog

Chuck Missler publicó el siguiente artículo en su boletín de Koinonia House de abril del 2010. En el artículo, cita gran parte del trabajo de Bill Salus publicado en su libro Isralestine, Los Planos Antiguos del Futuro Medio Oriente.

El artículo de Missler:

Por muchos años hemos estado siguiendo el enfoque convencional de Ezequiel 38 y 39, el fallido intento de invasión de Magog y sus aliados, particularmente Irán. Con las crecientes tensiones entre Irán – como una potencia nuclear ostensible – e Israel, estos pasajes son el objeto de mucha discusión y debate actuales. Sin embargo, el enfoque convencional deja aún una serie de incoherencias y contradicciones desconcertantes. Ezequiel 38 indica que Israel está morando confiadamente y “sin muros”. Sin embargo, cuando visitamos ahí somos confrontados con una pared de 430 millas de largo y 25 pies de altura. Y ser bombardeados continuamente con cientos de misiles por Hamás e Hizbolá difícilmente es morar “confiadamente”.

También es importante observar que la motivación del intento de invasión de Magog y sus aliados es tomar despojos: oro, plata, ganado y bienes(1). El relato de Ezequiel también incluye participantes de tierras lejanas.

Es extremadamente provocativo contrastar los atacantes de Ezequiel 38 con los participantes descritos en Salmo 83, que detalla combatientes vecinos inmediatos. Además, ellos tienen también una agenda distintivamente diferente que el grupo del relato de Ezequiel:

Salmo 83

Oh Dios, no guardes silencio; no te quedes, oh Dios, callado e impasible. Mira cómo se alborotan tus enemigos, cómo te desafían los que te odian. Con astucia conspiran contra tu pueblo; conspiran contra aquellos a quienes tú estimas. Y dicen: «¡Vengan, destruyamos su nación! ¡Qué el nombre de Israel no vuelva a recordarse!» Como un solo hombre se confabulan; han hecho un pacto contra ti: (Salmo 83: 1-5, NVI)

Ésta parece ser una diferencia significativa entre la motivación de Magog y sus aliados, la cual es tomar despojos. Estos combatientes son los vecinos inmediatos, quienes continúan acosando y atormentando hoy a Israel y están comprometidos descaradamente con ¡borrar a Israel del mapa!

Además, los participantes específicos destacados aquí son cercanos y no los incluidos en el relato de Ezequiel:

Los campamentos de Edom y de Ismael, los de Moab y de Agar, Guebal, Amón y Amalec, los de Filistea y los habitantes de Tiro. ¡Hasta Asiria se les ha unido; ha apoyado a los descendientes de Lot! Selah (Salmo 83:6-8, NVI)

Muchos pueden sorprenderse de que la identidad de las “Tiendas de Edom” incluye a los “palestinos” de hoy. Éste es un tema que será abordado en un artículo siguiente, rastreando el origen del “olam ebah” – el “Odio Eterno” – de Jacob y Esaú desde el vientre, y el desprecio de Esaú hacia el pacto de la primogenitura, hasta la rencorosoa endogamia de Esaú con las ismaelitas, continuando el “odio eterno” hasta este día(2). Mientras los babilonios tomaban cautiva a Judá, los edomitas (“idumeos”, en griego), bajo la presión de los nabateos en el este, se trasladaron al oeste y establecieron su propia “Idumea”, abarcando Hebrón y sus alrededores.

Los otros miembros de la Confederación puede ser fácilmente identificados con cualquier buena concordancia o manual bíblico.

Haz con ellos como hiciste con Madián, como hiciste con Sísara y Jabín en el río Quisón, los cuales perecieron en Endor y quedaron en la tierra, como estiércol. Haz con sus nobles como hiciste con Oreb y con Zeb; haz con todos sus príncipes como hiciste con Zeba y con Zalmuna, que decían: «Vamos a adueñarnos de los pastizales de Dios.» (Salmo 83:9-12, NVI).

Al abogar por la destrucción de sus actuales enemigos, el salmista apela al Dios de Israel para que haga tal como hizo en sus victorias históricas del pasado.

Hazlos rodar como zarzas, Dios mío; ¡como paja que se lleva el viento! Y así como el fuego consume los bosques y las llamas incendian las montañas, así persíguelos con tus tormentas y aterrorízalos con tus tempestades. Señor, cúbreles el rostro de ignominia, para que busquen tu nombre. Que sean siempre puestos en vergüenza; que perezcan humillados. (Salmo 83: 13-17, NVI)

El Juicio contra Edom está mencionado en más libros del Antiguo Testamento que lo que está mencionado en contra de cualquier otra nación extranjera(3). (Una vez más, el origen, identidad y destino de “Edom” será el sujeto de artículos subsiguientes).

Todos los miembros de la Confederación detallada en Salmo 83 son musulmanes. Cada uno de ellos es el sujeto de juicios específicos que están detallados en Ezequiel 25 hasta el 32. Sin embargo, el asunto principal de todo el episodio es hacer un punto específico:

Y conozcan que tu nombre es Jehová; Tú solo Altísimo sobre toda la tierra. (Salmo 83:18, Reina Valera 1960)

Que sepan que tú eres el Señor, que ése es tu nombre; que sepan que sólo tú eres el Altísimo sobre toda la tierra. (Salmo 83: 18, NVI)

Su único nombre es Jehová, no Alá, el dios luna. ¡Y el Pacto Abrahámico no ha sido derogado! Si este enfoque es correcto, sugiere un preludio muy dramático a los eventos de Ezequiel 38.

¿Orden de Eventos?

1. Israel es reunido en la Tierra (Ez. 37:12; Is. 11:11-12; Dt. 30:3-5).
2. Las ciudades antiguas son reedificadas y habitadas (Ez. 36:1-5, 8-10).
3. Ellos encuentran resistencia musulmana/“árabe” (Jer. 49:16; Sof. 2:8; Ez. 25:12, 32:5, 36:2, Abd. 1:10).
4. Israel establece un ejército para la defensa – vea también #10 (Ez. 36:6-7; 38:8).
5. Las naciones musulmanas adyacentes se confederan (Sal. 83:1-8).
6. La Confederación se compromete con la destrucción de Israel (Sal. 83:1-5, 12).
7. La guerra empieza entre la Confederación e Israel (Jer. 49:2, 8, 19).
8. Se recupera el título: “Mi pueblo Israel” (Os. 1:8-10; Ro. 9:25, 26; Ez. 36:8-12).
9. Israel derrota decisivamente a la Confederación (Abd. 1:9, 18; Ez. 25:13, 14; Jer. 49:10, 20-21, 23-26; Is. 11:12-14; 17:1; 19:16-17).
10. Israel se ha transformado en “un ejército grande en extremo” (Ez. 37:10; Jer. 49:21).
11. Israel toma prisioneros de guerra (Jer 48:46, 47; 49:3, 6, 11; Sof. 2:10, 11).
12. La región es reformada (Is. 17:1; Jer. 49:2, Sof. 2:4).
13. Israel expande sus fronteras (Abd. 1:19; Jer. 49:2; Is. 19:18, 19).
14. Israel “mora confiadamente” en la Tierra (Ez. 38:10-12)

Esto, entonces, pareciera preparar el escenario para los eventos posteriores de Ezequiel 38 y 39. Si este enfoque es correcto, ¡podría haber una gran sorpresa lista para revelarse que reestructurará totalmente el Medio Oriente!

“La única barrera certera a la verdad es la presunción de que ya la tienes”. Nuestro desafío es mantener una mente abierta y estudiar diligentemente, reexaminando continuamente las numerosas presuposiciones que tienden a cegarnos a todos. ¡Estamos, ciertamente, entrando a uno de los tiempos más emocionantes en la historia del Planeta Tierra! ¡Qué sea el Espíritu Santo siendo su guía personal mientras continúa su “búsqueda del tesoro” de escudriñar las Sagradas Escrituras para demostrar que estas cosas son así!


Bibliografía (para algunas perspectivas refrescantes):

Salus, Bill, Isralestine, HighWay, a division of Anomalos Publishing House, Crane MO, 2008.
Shoebat, Wahlid, Why I Left Jihad, Top Executive Media, 2005. (Porqué Dejé la Jihad)

Notas:
1. Ez. 38:12,13.
2. Ez. 25:15; 35:5.
3. Comp. Is. 11:14; 34:5-17; 63:1-6; Jer 9:25-26; 25:17-26; 49:7-22; Lam. 4:21-22; Ez.25:12-14; 35; Joel 3:19; Amós 1:11-12; 9:11-12; Abdías; Mal.1:4.

Click here to read entire Missler Newsletter


Artículos relacionados:
Isralestine: El Futuro del Medio Oriente
Alabanza: Israel
Dos Estados para Dos Naciones
El Error de la Teología del Reemplazo
Bill Salus on Psalm 83 – Christ in Prophecy TV Program
¿Hay Alguna Esperanza para Israel?

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (
www.endefensadelafe.org)

Artículo original:
Psalm 83; The Alternative View of the Magog Invasion

Visite el sitio oficial del autor de Isralestine, Bill Salus (en inglés):

Alabanza: Tu Palabra

Introducción:

En tus mandamientos meditaré,
Consideraré Tus caminos
Me Regocijaré en Tus estatutos
No me olvidaré de Tus palabras.


Cuán dulces son a mi ser tus palabras
Más que la miel en mi boca sedienta
En tus mandamientos he adquirido riqueza
Al seguir tu ley siento tu presencia

Coro:

Pues lumbrera es a mis pies Tu Palabra
Mi guía y mi sostén en mi camino.

Pues lumbrera es a mis pies Tu Palabra
Mi guía y mi sostén en mi camino.

Tu siervo soy, sigo tus preceptos
Avívame, dame entendimiento
Enséñame a guardar Tu palabra
Así siempre Tú mi delicia serás.

jueves, 8 de abril de 2010

Una seria advertencia: Israel debe atacar a Irán ahora

Por Aaron Klein

La única acción que puede detener a Irán de construir armas nucleares, es un ataque israelí contra las instalaciones nucleares de Irán, sostuvo John Bolton, el ex embajador de Estados Unidos ante la ONU, bajo la administración Bush.

Hablando en una entrevista de radio con el reportero de WND (World Net Daily), Aaron Klein, quien conduce un programa investigativo en WABC 770 AM de Nueva York, Bolton advirtió que el tiempo se está agotando para un ataque israelí.

“Ahora mismo sabemos acerca de las instalaciones. …Sabemos dónde están”, dijo. “Sabemos exactamente cuáles son sus dimensiones y creo que son susceptibles a un ataque israelí”.

Bolton dijo que una opción militar israelí “no está ahí para siempre. …Si Israel va a usar la fuerza militar, necesita usarla mejor temprano que tarde”.

Bolton postuló: “Ahora mismo, básicamente el único escenario que veo que no sea Irán obteniendo armas nucleares es un ataque militar contra su programa nuclear que den lugar a romper el control de Irán sobre el ciclo de combustible nuclear”.

Bolton continuó: “Dado que no veo ninguna posibilidad que la administración Obama usará la fuerza militar, pienso que lo que eso significa – para ir al grano – es que esto se reduce a una decisión por parte de Israel acerca de si usará o no la fuerza militar contra el programa de Irán”. Bolton dijo que él cree que no hay duda que Israel posee la capacidad militar para atacar los sitios nucleares de Irán, pero dijo que el estado judío necesitaría actuar pronto.

“Creo que el problema es que la opción militar está declinando día a día”, dijo. “Cada día que pasa es otro día donde los iraníes pueden construir instalaciones alternativas para la conversión de uranio, enriquecimiento de uranio, que están en ubicaciones desconocidas que están enterradas profundamente o fortificadas y que las capacidades de Israel simplemente no pueden alcanzar”.

Bolton dijo que él mira “casi ninguna oportunidad” para que la ONU pase las sanciones paralizantes que el Primer Ministro israelí ha demandado.

“Creo que es sólo un error creer que el Consejo de Seguridad – el que ya ha pasado tres resoluciones de sanciones contra Irán – hará algo más que un incremento marginal de las sanciones que ya están en marcha”, declaró él.

“En este momento hay muy poco que detendrá a Irán”, añadió Bolton. “El resultado más probable, desafortunadamente, es que Irán va a obtener armas nucleares y creo que será más temprano que tarde”.

Artículos recomendados:
Isralestine: El Futuro del Medio Oriente

Traducido por: Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (
www.endefensadelafe.org)

Artículo original:
Dire Warning: Israel Must Strike Iran Now

viernes, 2 de abril de 2010

Las Profecías de los Tiempos del Fin de Daniel - I Parte


[read in Lamplighter (pdf)]


Cuando pienso en el libro de Daniel, siempre me acuerdo de una experiencia notable que tuve en 1983, durante el tercer año de Lamb & Lion Ministries (Ministerios Cordero y León).

Comenzó con una llamada telefónica de una persona del área de las ciudades entre Fort Worth y Dallas. Él dijo que era un oyente regular del programa de radio que yo tenía en esa época. El quería saber si yo podría llegar a su iglesia en una noche de domingo y hablar acerca de profecía bíblica. Le dije que estaría feliz de hacerlo si su pastor me invitaba.

“Ése es el problema”, respondió él. “Verá, a mi pastor no le gustan los estudios de la Biblia, y prefiere el entretenimiento los domingos por la noche – como cantantes pop y bailarines. No va a ser fácil hablarle acerca de invitarle, así que por favor déme un título llamativo”.

Un “título llamativo” vino a mi mente instantáneamente. “Llamémosle ‘El Futuro del Gran Planeta Tierra´”.

“¡Hey! Eso es realmente llamativo”, replicó él. “Por favor ore que tendré éxito en convencerlo”.

La siguiente tarde el hombre me volvió a llamar y estaba tan emocionado que usted lo podría haber oído sin un teléfono. “¡Alabado sea el Señor!”, gritó él. “¡Mi pastor aceptó invitarlo sin que aun hayamos tenido que discutir al respecto. Todo lo que hice fue decirle su tema y él dijo, ‘Invítalo’!”.

Lo que el hombre no sabía, y que ambos íbamos a descubrir después, después de mi presentación, es que cuando la solicitud fue hecha, el pastor estaba sentado en su escritorio leyendo un libro titulado, “El Futuro del Gran Planeta Tierra”. Era un ataque vehemente contra Hal Lindsey y era una negación de la profecía bíblica. ¡El pastor pensó que debido a que yo había escogido el título del libro como el título de mi presentación, yo iba a estar de acuerdo con el punto de vista del autor del libro! (¡Dios tiene un gran sentido del humor!)

Nota del traductor: El título en español del libro de Hal Lindsey es “La Agonía del Planeta Tierra” (The Late Great Planet Earth en inglés).

Cuando llegó el tiempo para que yo hablara, no me tomó mucho tiempo para descubrir que estaba en problemas. El pastor me presentó como “un experto en profecía bíblica que les explicará que no hay tal cosa como la profecía en la Biblia y les ilustrará el porqué Hal Lindsey es un tonto”. No es necesario decir que yo estaba aturdido por la presentación.

Subí al podio, toqué al pastor en el hombro y susurré, “Temo que habido una terrible equivocación. Verá, yo creo en la profecía bíblica y creo que Hal Lindsey ha dado en el blanco. ¿Debo olvidarme de hablar e irme a casa?”

El pastor pensó por un momento y luego dijo, “No, continúe y hable, pero sea breve”.

Con manos sudorosas y la boca seca, subí al micrófono y dije, “Por favor abran sus Biblias y busquen Hechos capítulo 2”. Quería mostrarles cómo el primer sermón del Evangelio alguna vez predicado – el sermón del apóstol Pedro en Pentecostés – fue un sondeo de profecía bíblica de principio a fin, mostrando cómo Jesús había cumplido una variedad de profecías Mesiánicas.

¡Antes que empezara a leer Hechos 2, miré a la audiencia y noté que nadie tenía una Biblia! Les pedí que abrieran las Biblias de las bancas. Una persona espetó: “No tenemos Biblias de bancas en esta iglesia”. Entonces les pedí a algunos hombres que recorriesen el ala de educación del edificio y que recolectaran Biblias de los salones de clase. Dirigí tres cantos mientras esperábamos que ellos recolectaran las Biblias. Cuando regresaron, uno de ellos informó, “¡No podemos encontrar ninguna Biblia en esta iglesia!”

En ese momento el pastor anunció que sacaría algunas Biblias de su oficina. El regresó como con seis y las distribuyó entre las 200 personas que estaban presentes.

Una vez más, les pedí que buscaran Hechos 2. Las páginas empezaron a crujir - ¡y continuaron haciéndolo, porque nadie podía encontrar el libro de los Hechos! Así que, aproveché la oportunidad para presentarles la Biblia. Expliqué la división entre el Antiguo y Nuevo Testamentos. Señalé los tipos de libros en ambos testamentos y luego los dirigí al descubrimiento del libro de Hechos.

Después de que hice mi punto con el sermón de Pedro en Hechos 2, les pedí que abrieran el libro de Daniel en el Antiguo Testamento. De repente, el pastor se levantó y dijo, “Lo siento, pero no permito que el libro de Daniel sea leído en esta iglesia”.

Cuando pregunté por qué, él respondió, “Obviamente usted no es un graduado del seminario, porque si lo fuera, estaría consciente del hecho que Daniel es un libro fraudulento. Fue escrito como profecía, pero de hecho fue escrito mucho después de los eventos que alega profetizar”.

Yo estaba atónito. Y decidí que no iba a permitir que la reprimenda pasara sin una respuesta. Empecé a presentar un argumento tras otro a favor de la validez de Daniel y cada vez el pastor simplemente se burló de mí con desdén. Finalmente, pregunté, “¿Quiere que me vaya a casa?”

“No”, respondió, “simplemente no cite el libro de Daniel”. Me quedé allí por un momento, aún en estado de shock. Entonces, proseguí pidiendo a la congregación que buscaran Génesis 3:15. “Quiero mostrarles la primera profecía Mesiánica en la Biblia”. Pero antes de que pudiera leerla, el pastor me interrumpió otra vez.

Saltó sobre sus pies y dijo, “¡Lo siento, pero no puedo permitirle que lea ese versículo porque sé que va a afirmar que es una profecía acerca del nacimiento virginal y no creemos en el nacimiento virginal en esta iglesia!”

Todo esto ocurrió en una denominación protestante tradicional.

Continuará...

Artículos relacionados:
El Abuso de la Profecía
La Importancia de la Profecía Bíblica
La Interpretación del Libro de Revelación
Zacarías 14

Traducido por: Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (
www.endefensadelafe.org)

Artículo original:
The End Times Prophecies of Daniel


Cortesía de:

Lamb & Lion Ministries (
www.lamblion.com)
Share/Bookmark