domingo, 18 de julio de 2010

¡El Futuro ha llegado!

Por Dr. David R. Reagan

"Profecía Bíblica para nuestra época".

Constantemente me encuentro con artículos escritos por dispensacionalistas en los que se presenta el argumento de que a fin de ser un “futurista consistente”, usted no puede sostener que las profecías están siendo cumplidas en la actualidad. En cambio, se argumenta que toda la profecía del tiempo del fin se relaciona con Israel en la Tribulación y el Milenio. Por lo tanto, todo lo que estamos viendo ahora es “preparación del escenario”, pero no el cumplimiento de la profecía.

Estoy firmemente en desacuerdo con este punto de vista. En primer lugar, hay cuatro profecías del tiempo del fin relativas a Israel que fueron cumplidas aun antes que empezara el Siglo XX. Ellas son:

1. La dispersión de los judíos a nivel mundial – Deuteronomio 28:64.
2. La persecución a nivel mundial de los judíos – Deuteronomio 28:65-67.
3. La desolación de la patria judía – Deuteronomio 29:22-28.
4. La preservación del pueblo judío – Jeremías 30:7 y 31:36-37.

Algunos podrían responder diciendo que éstas no son profecías del tiempo del fin, pero lo son. Los tiempos del fin o los “días postreros” empezaron en la Cruz. El escritor de la carta a los Hebreos se refirió a su día y tiempo (el Primer Siglo) como los “días postreros”. El apóstol Pedro también llamó al tiempo en el que estaba viviendo los “tiempos postreros” (1 Pedro 1:5, 20). Y en la misma carta, él declaró que “el fin de todas las cosas se acerca” (1 Pedro 4:7). Los “tiempos del fin” empezaron hace 2,000 años. Actualmente estamos en el final de los tiempos del fin, y sabemos esto porque la Palabra de Dios nos proporciona señales a las que debemos estar atentos, que marcarán el fin de la era.

El cumplimiento de las profecías mencionadas anteriormente deja en claro que todas las profecías futuras en las Escrituras con respecto a Israel no se refieren sólo a la Tribulación y el Milenio. Adicionalmente, hay otras profecías futuristas en las Escrituras con respecto a Israel que fueron cumplidas en parte o en su totalidad durante el siglo XX, y son profecías que apuntan al cercano regreso de Jesús.

Cumplimiento actual de las profecías relacionadas con Israel

Considere, para empezar, la profecía futurista más prolífica en las Escrituras Hebreas – a saber, que en los tiempos del fin el pueblo judío sería reunido en incredulidad desde los cuatro ángulos de la tierra.

Esta reunión empezó a finales del siglo XIX, cuando Teodoro Herzl escribió su libro, El Estado Judío, en el que abogaba que había llegado el momento para que los judíos regresaran a su patria. En 1900 había sólo 40,000 judíos en Israel. A finales de la II Guerra Mundial, este número había aumentado a 800,000. En la actualidad, se encuentra en casi 6 millones. Los judíos continúan llegando, pero no hay duda de que ésta es una profecía que está siendo cumplida ante nuestros propios ojos.

El Salón de la Independencia en Tel Aviv: Testigo silencioso de uno de los milagros más grandes ocurridos en la época moderna, el renacimiento del Estado de Israel.

O, considere el reestablecimiento del Estado de Israel el 14 de mayo de 1948. Esto fue un cumplimiento claro y definido de la profecía bíblica. Es un hecho consumado y es un milagro de Dios. No es una mera “preparación del escenario”, es una obra que ya ha sido ejecutada en su totalidad.

Otro hecho consumado es la resurrección de entre los muertos del idioma hebreo. Cuando los judíos fueron esparcidos desde su patria en los I y II siglos, dejaron de hablar hebreo. Los judíos en Europa mezclaron hebreo con alemán y crearon un nuevo idioma llamado Yiddish. Los judíos de la Cuenca del Mediterráneo mezclaron hebreo con español y crearon un idioma llamado Ladino. Pero la Biblia profetizó que el idioma hebreo sería revivido en los tiempos del fin (Sofonías 3:9), y eso es exactamente lo que pasó a finales del siglo XIX y a comienzos del siglo XX por medio de los esfuerzos de un solo hombre – Eliezer Ben Yehuda. En la actualidad, el pueblo de Israel habla el hebreo bíblico.

Igualmente certificable es la recuperación de la patria judía. Como señalé anteriormente, la Biblia profetizó que se convertiría en una desolación después de que el pueblo judío fuera expulsado de ella. Pero la Biblia también profetizó que cuando los judíos regresaran a la tierra, se convertiría una vez más en una tierra de leche y miel:

“Y la tierra asolada será labrada, en lugar de haber permanecido asolada a ojos de todos los que pasaron. Y dirán: Esta tierra que era asolada ha venido a ser como huerto del Edén; y estas ciudades que eran desiertas y asoladas y arruinadas, están fortificadas y habitadas”. (Ezequiel 36:34-35)

Cuando los judíos empezaron a regresar a su patria a finales del siglo XIX, era un completo páramo. Casi todos los árboles habían sido talados y el suelo estaba terriblemente erosionado. La tierra se asemejaba a un desierto. La mayoría de los valles se habían convertido en pantanos infestados de malaria. Los pioneros judíos empezaron a plantar árboles, a recuperar el suelo y a drenar los pantanos. Hoy en día, Israel es la canasta de pan del Medio Oriente.

Otra profecía que definitivamente se ha cumplido en nuestros tiempos es el resurgimiento de la milicia israelí. Zacarías 12:6 dice que en los tiempos del fin, Dios “pondré a los capitanes de Judá como brasero de fuego entre leña, y como antorcha ardiendo entre gavillas; y consumirán a diestra y siniestra a todos los pueblos alrededor…”

El cumplimiento de esta profecía puede verse hoy en el increíble poder militar de Israel. Es uno los países más pequeños del mundo, sin embargo, está clasificado por todos los expertos como una de las cuatro principales potencias militares en el mundo.

Finalmente, con respecto a Israel antes de que la Tribulación empiece, la Biblia profetiza que Jerusalén será reocupada por los judíos (Zacarías 12:2-3, 6) y que se convertirá en el punto central de la política mundial (Zacarías 12:3). Los judíos regresaron a la ciudad cuando fue capturada en la Guerra de los Seis Días en 1967 y, en la actualidad, todas las naciones del mundo se están poniendo contra Israel por el asunto de quién controlará a Jerusalén en el futuro.

Cumplimiento actual de profecías no judías

Pero las profecías del tiempo del fin con respecto a Israel no son las únicas que miramos siendo cumplidas en su totalidad o en parte ante nuestros propios ojos. Daniel profetizó que en los tiempos del fin el antiguo Imperio Romano sería reavivado (Dn. 2:31-45), y podemos ver eso siendo cumplido hoy en la creación y expansión de la Unión Europea.

La Biblia profetiza repetidamente que en los tiempos del fin habrá una gran apostasía en la Iglesia (1 Tim. 4:1; 2 Tim. 3:1, 5; 2 Tim. 4:3.4). Hoy estamos hasta nuestras orejas en esa apostasía, mientras las principales denominaciones cristianas ordenan a homosexuales, aprueban el casamiento entre personas del mismo sexo, niegan la deidad de Jesús y se burlan de la inerrancia de las Escrituras.

De forma similar, la Biblia profetiza que “en los días postreros” la sociedad se desintegrará en una cloaca de inmoralidad y violencia (2 Tim. 3:1-5). ¿Puede haber alguna duda de que esos días han llegado?

A Daniel le fue dicho que las profecías de los tiempos del fin no serían entendidas completamente hasta el tiempo del fin – eso es, hasta que llegue el tiempo de su cumplimiento (Dn. 12:8-9). Ese tiempo debe estar sobre nosotros porque estamos viviendo en la época cuando las antiguas profecías están siendo entendidas por primera vez, debido a los acontecimientos históricos y a los avances tecnológicos.

Tomando seriamente las señales de los tiempos

Podría seguir y seguir, pero creo que he hecho mi punto. ¡El futuro ha llegado! Las profecías del tiempo del fin se están cumpliendo en la actualidad. Lo que estamos presenciando es mucho más que una “preparación del escenario”. Dios está cumpliendo claramente promesas que El hizo hace miles de años al pueblo judío. Y Dios está orquestando el cumplimiento de las profecías del tiempo del fin que no están relacionadas con el pueblo judío.

Es emocionante ver estas profecías cumplidas y estoy cansado de ver a la gente intentando depreciar su importancia al desestimarlas de una manera arrogante como nada más que una simple “preparación del escenario”.

Jesús viene pronto. Las señales de los tiempos dan testimonio de ese hecho. Dios espera que nosotros tomemos esas señales seriamente porque El está a punto de derramar Su ira sobre este mundo en la Gran Tribulación y no desea que ninguno perezca. El cumplimiento de la profecía en todo nuestro alrededor hoy es la manera de Dios de despertarnos al hecho de que estamos viviendo en tiempo prestado y necesitamos usar el tiempo restante para comprometernos a la santidad y el evangelismo.

Nota: Un buen ejemplo del punto de vista Dispensacional acerca de este tema es un artículo escrito por Ron J. Bigalke Jr. Titulado, “Cumplimiento Profético” (Enlace en inglés)

Artículos relacionados:

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Artículo original:

Cortesía de:
Lamb & Lion Ministries (lamblion.com)
Share/Bookmark