lunes, 19 de abril de 2010

La "Crisis de los Misiles Scud": ¿Se acerca una guerra regional en el Medio Oriente?



En un informe aparecido en Israel National News el pasado martes 13 de abril, el Presidente israelí Simón Peres confirmó los reportes aparecidos en el periódico kuwaití al-Rai, acerca de la transferencia de misiles Scud por parte de Siria a Hizbolá. Según lo informado por el periódico kuwaití, Siria está proveyendo a los terroristas de la milicia shiíta de Hizbolá en Líbano misiles Scud, los que traumatizaron a Israel durante la Guerra del Golfo de 1991. Una “Crisis de los Scud” está amenazando con encender una guerra total entre Israel e Hizbolá.

El Presidente israelí confirmó los reportes antes de partir de visita hacia Francia por tres días.

Al-Rai confirmó la semana pasada que Israel le advirtió a la administración Obama que “tomará acciones” si los Estados Unidos no tienen éxito en presionar a Siria para que cese de armar a Hizbolá. El Departamento de Estado de Estados Unidos convocó entonces al embajador sirio Imad Mustafá “para informarle a su gobierno acerca del nivel de peligro si los misiles cruzaron la frontera”.

Según parece, Israel envió advertencias que bombardeará blancos sirios y libaneses si los misiles de largo alcance cruzan la frontera. Existen reportes contradictorios acerca de que varios misiles Scud ya han sido entregados a los terroristas de Hizbolá. A pesar de la casi invisible línea entre las fuerzas armadas libanesas e Hizbolá, la administración Obama envió armas al gobierno con sede en Beirut, el cual está fuertemente dominado por intereses sirios.

En diciembre del 2009, Irán, Siria, Hizbolá y Hamás firmaron un pacto de guerra en contra de Israel, en el cual se establece que si Israel ataca a cualquiera de ellos, todos los demás responderán a dicho ataque.

Es importante hacer notar que Siria, Hamás e Hizbolá parecen estar identificados en Salmo 83, mientras que Irán es uno de los participantes principales de la batalla descrita en Ezequiel 38 y 39. Es muy probable que antes que este año termine, veamos el comienzo de estas batallas en orden secuencial, a las cuales hay que sumarles la destrucción de Damasco contenida en Isaías capítulo 17.

Al parecer, el resultado obtenido durante la Segunda Guerra del Líbano, la que se produjo en julio y agosto del 2006, ha envalentonado a los países enemigos de Israel, ante quien habían tenido vergonzosas derrotas anteriores hasta ese momento. Actualmente, reportes de inteligencia afirman que Hizbolá ha restaurado su inventario de misiles y en estos momentos posee más de 40,000 de ellos dirigidos contra las principales ciudades israelíes, incluyendo Tel Aviv, ya que ahora cuentan con misiles con mayor alcance y más precisión, cortesía de Siria e Irán.

Las acciones del gobierno libanés y el gobierno sirio constituyen una violación deliberada y descarada de la
Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la que produjo el fin de dicho conflicto. Esta es la violación más atroz de dicha resolución hasta la fecha, y constituye un sólido Casus_Belli para que Israel empiece a atacar preventivamente los misiles y los blancos fijos relacionados con la transferencia de armas y las instalaciones de entrenamiento asociadas en Líbano y Siria. Esta amenaza latente de una guerra regional, podría escalar rápidamente a un intercambio a gran escala de armas de destrucción masiva en el Levante.
Imagen que muestra al líder de Hizbolá, Hassan Nasralah

A pesar de que el Arrebatamiento (harpazo, en griego) de la Iglesia es un acontecimiento inminente, existe la posibilidad que podamos ser testigos de alguna de estas batallas, por lo que habrá que estar orando por la protección de civiles inocentes. Es muy probable que la opinión del mundo se volverá en contra de Israel, por lo que los cristianos evangélicos debemos apoyar al pueblo judío con nuestras oraciones e informando a los demás creyentes que ignoran estos temas, especialmente a nuestros psastores y líderes. También debemos orar para que los líderes de Israel tomen decisiones acertadas y además para que, a través del cumplimiento de las profecías bíblicas delante de nuestros propios ojos, muchas personas inconversas puedan venir al conocimiento de la verdad, es decir, al conocimiento de Yeshúa el Mesías.

Con la ayuda de Dios, seguiré proporcionando mayor información con respecto a este tema tan crucial, especialmente acerca de otros eventos de gran trascendencia que están ocurriendo de forma paralela en el Medio Oriente.

Por lo pronto, le invito a leer los artículos relacionados con la batalla del Salmo 83, la destrucción de Damasco y la invasión rusa – iraní que ya han sido publicados anteriormente en esta página web.

Recuerde que:

“Jamás duerme ni se adormece el que cuida de Israel”. (Salmo 121:4, NVI)


¡Maranatha!


Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (
www.endefensadelafe.org)

2 comentarios:

Carlos Chamorro Schutze dijo...

Proximo titular, en cualquier momento!! Felicidades por tu articulo Donald!!

Angel Luis González dijo...

Excelente artículo, Donald, ¡Cristo viene ya!

Share/Bookmark