lunes, 30 de agosto de 2021

50 Argumentos a Favor del Pretribulacionismo – Parte 1

 Por Dr. John F. Walvoord


En la discusión anterior del premilenialismo en relación con la Tribulación, se han examinado los respectivos argumentos a favor del pretribulacionismo, el rapto parcial, el postribulacionismo y el midtribulacionismo, y se ha sostenido la posición pretribulacional en general. A modo de conclusión y resumen, ahora se pueden proponer unos cincuenta argumentos a favor del pretribulacionismo. No se presume que la exposición de estos argumentos en sí mismos establezca su validez, sino que la discusión anterior apoya y justifica este resumen de razones a favor del punto de vista pretribulacional.

En aras de la brevedad, el término rapto o traslado se usa para la venida de Cristo por Su iglesia, mientras que el término segunda venida se usa como una referencia a Su venida a la tierra para establecer Su reino milenial, un evento que todos consideran postribulacional. Si bien las palabras rapto y traslado no son del todo idénticas, se refieren al mismo evento. Con el término rapto, se hace referencia al hecho de que la iglesia es “arrebatada” de la tierra y llevada al cielo. Con el término traslado, se transmite la idea de que aquellos que son así arrebatados, son transformados en sus cuerpos físicos de cuerpos naturales y corruptibles, a cuerpos espirituales, incorruptibles, e inmortales. Estrictamente hablando, los muertos son resucitados, mientras que los vivos son trasladados. En el uso común, esta distinción normalmente no se mantiene. 

En la discusión, el punto de vista postribulacional se considera el principal contendiente contra el pretribulacionismo, y se tiene en cuenta principalmente en la reafirmación de los argumentos. Las otras posiciones, sin embargo, también se mencionan en la medida en que se oponen al pretribulacionismo en algún punto especial. La discusión anterior ha señalado la preponderancia del argumento en apoyo de la posición pretribulacional, y la siguiente reafirmación debería servir para clarificar las cuestiones involucradas. 

Argumento Histórico

1. Si bien el postribulacionismo apareció ya en 2 Tesalonicenses 2, muchos en la Iglesia Primitiva creían en la inminencia del regreso del Señor, que es una doctrinal esencial del pretribulacionismo.

2. El desarrollo detallado de la verdad pretribulacional durante los últimos siglos, no prueba que la doctrina sea nueva o novedosa. Su desarrollo es similar al de otras doctrinas importantes en la historia de la Iglesia. 

Hermenéutica

3. El pretribulacionismo es el único punto de vista que permite la interpretación literal de todos los pasajes del Antiguo y Nuevo Testamentos sobre la Gran Tribulación.

4. El pretribulacionismo distingue claramente entre Israel y la Iglesia y sus respectivos programas. 

La Naturaleza de la Tribulación

5. El pretribulacionismo mantiene la distinción bíblica entre la Gran Tribulación y la tribulación en general que la precede.

6. La Gran Tribulación es interpretada correctamente por los pretribulacionistas como un tiempo de preparación para la restauración de Israel (Dt. 4:29–30; Jer. 30:4–11). No es el propósito de la Tribulación prepara a la Iglesia para la glorial

7. Ninguno de los pasajes del Antiguo Testamento sobre la Tribulación menciona a la Iglesia (Dt. 4:29–30; Jer. 30:4–11; Dn. 8:24–27; 12:1–2).

8. Ninguno de los pasajes del Nuevo Testamento sobre la Tribulación menciona a la Iglesia (Mt. 13:30, 39–42, 48–50; 24:15–31; 1 Tes. 1:9–10, 5:4–9; 2 Tes. 2:1–11; Ap. 4–18).

9. En contraste con el midtribulacionismo, el punto de vista pretribulacional proporciona una explicación adecuada para el comienzo de la Gran Tribulación en Apocalipsis 6. El midtribulacionismo es refutado por la clara enseñanza de las Escrituras de que la Gran Tribulación comienza mucho antes de la séptima trompeta de Apocalipsis 11.

10. Se mantiene la distinción apropiada entre las trompetas proféticas de las Escrituras por parte del pretribulacionismo. No hay una base adecuada para el argumento central del midtribulacionismo de que la séptima trompeta de Apocalipsis es la última trompeta, en el sentido de que no hay una conexión establecida entre la séptima trompeta de Apocalipsis 11, la última trompeta de 1 Corintios 15:52, y la trompeta de Mateo 24:31. Son tres eventos distintos.

11. La unidad de la septuagésima semana de Daniel es mantenida por los pretribulacionistas. Por el contrario, el postribulacionismo y los midtribulacionistas destruyen la unidad de la septuagésima semana de Daniel y confunden el programa de Israel con el de la Iglesia. 

El 6 de febrero de 1953, John F. Walvoord fue investido como segundo Presidente del Seminario Teológico de Dallas.

El Dr. John F. Walvoord es considerado quizás el intérprete más importante del mundo de la profecía bíblica. Fue miembro de la facultad del Seminario Teológico de Dallas durante cincuenta años desde 1936 hasta 1986. Se desempeñó como presidente y profesor de teología sistemática en el Seminario Teológico de Dallas de 1952 a 1986.     

El Dr. John F. Walvoord partió de esta tierra para estar con su Señor y Salvador el 20 de diciembre de 2002. Tenía 92 años.

Traducido por Donald Dolmus
Ministerio En Defensa de la Fe

Tomado de:




Estimados lectores: Gracias a las ofrendas de amor de nuestros colaboradores, podemos poner gratuitamente a su disposición este material exclusivo de nuestro Ministerio. Si siente de parte del Señor apoyar la labor que su servidor está llevando a cabo, visite nuestra sección Donativos, para descubrir cómo podrá hacerlo.

No hay comentarios:

Share/Bookmark