viernes, 15 de marzo de 2019

Libro: El Rapto: ¿Verdad o Ficción? – Las Preguntas (parte 1)

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

Parte 2 

Las Preguntas


1 ¿Qué pasa con el momento del Rapto? ¿Cuándo es más probable que ocurra?

Ésta es la pregunta más frecuente y la más controversial. La razón por la que se debate tan acaloradamente es porque la Biblia no revela específicamente el momento del Rapto. Todas las posiciones sobre el momento deben basarse en inferencias, y por lo tanto, puede haber legítimas diferencias de opinión.

Personalmente, creo que la mejor inferencia de las Escrituras es que el Rapto ocurrirá antes del terrible período de siete años de la Tribulación, que se describe en detalle en el libro de Apocalipsis. En otras palabras, creo en lo que es llamado un Rapto Pre-Tribulación.

Echemos un vistazo a esas inferencias. 

(1) Liberación de la Ira

La primera se deriva del hecho de que la Tribulación es un tiempo del derramamiento de la ira de Dios, de principio a fin, y a los cristianos se les promete inmunidad de la ira de Dios.

El apóstol Pablo enfatiza este punto en su primera carta a los tesalonicenses, en el capítulo 1, versículo 10. Él declara que los creyentes están esperando “…de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera” (énfasis añadido).

Pablo hace una declaración similar en 1 Tesalonicenses 5:9, donde enfatiza que “…no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo” (énfasis añadido).

De igual manera, en la carta que Jesús dictó a la iglesia en Filadelfia, prometió que Su Iglesia sería guardada del tiempo de la Tribulación (Apocalipsis 3:10):

Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.

(2) El Enfoque de la Tribulación

La siguiente inferencia de un Rapto Pre-Tribulación es una muy importante, que a menudo se pasa por alto. No hay propósito alguno para la Iglesia durante la Tribulación, porque el foco de todo este período de siete años es el pueblo judío.

Para entender este punto, debemos retroceder 2,500 años a la época de Daniel, mientras estaba en cautiverio en Babilonia. Él había leído la profecía de Jeremías, de que el cautiverio duraría 70 años, y se dio cuenta de que ahora estaban en el 69no año del cautiverio, y el pueblo no se había arrepentido.

Por eso, se puso de rodillas y oró para que Dios lo perdonara a él y a su nación, y le pidió al Señor que los librara del cautiverio y los reconciliara con Él.

En respuesta, Dios envió al ángel Gabriel para darle una de las profecías más notables de la Biblia — lo que se conoce como la Profecía de las 70 Semanas de Años (un período de 490 años). Durante ese período de tiempo, Dios prometió que iba a cumplir seis cosas entre el pueblo judío:

1)  “Terminar la prevaricación” (al aceptar al Mesías).

2)  “Poner fin al pecado” (el arrepentimiento de un remanente).

3) “Expiar la iniquidad” (el Mesías debe morir por los pecados).

4) “Traer la justicia perdurable” (el establecimiento del reinado del Mesías).

5) “Sellar la visión y la profecía” (cumplir todas las profecías mesiánicas).

6) “Ungir al santo de los santos” (proveer un templo nuevo).

Gabriel también le dijo a Daniel que, desde el momento en que se emitiera un decreto para reconstruir Jerusalén, pasarían 483 años hasta la venida del Mesías, quien sería asesinado. Poco después de eso, Jerusalén sería destruida. Los últimos siete años de la profecía comenzarían cuando el Anticristo haga un pacto con Israel (Daniel 9:27).

Tal como fue profetizado, hubo 483 años desde el momento en que Artajerjes emitió un edicto para que los judíos reconstruyeran Jerusalén, hasta el momento en que Jesús fue crucificado. Y poco después de eso, Jerusalén y el templo fueron destruidos por los romanos en el año 70 d.C.

Cuando Jesús fue crucificado, el reloj dejó de marcar los 490 años de la profecía de Daniel, porque Dios puso a los judíos bajo disciplina, debido a su rechazo de Jesús como su Mesías. Fueron esparcidos por todo el mundo.

Sabemos con certeza que hay una brecha en el cumplimiento de la profecía de Daniel, porque durante el período de 483 años, sólo una de las seis metas del Señor fue lograda — a saber, la número 3, la expiación por los pecados. Las otras cinco metas se lograrán durante la última semana de años de la profecía de Daniel.

Esos siete años son lo que llamamos la Tribulación, cuando Dios derramará Su ira sobre un mundo pagano y el pueblo judío rebelde.

Esos últimos siete años se mencionan en las Escrituras hebreas como:
  • “El tiempo de angustia de Jacob” — Jeremías 30:7
  • “Un tiempo de angustia, cual nunca fue” — Daniel 12:1
  • “La hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero” — Apocalipsis 3:10
  • Jesús también lo llamó un tiempo de “gran tribulación” — Mateo 24:21
  • Y usó la misma terminología en Apocalipsis 7:14 — “la gran tribulación”.
La Era de la Iglesia comenzó con período de superposición durante el cual Dios comenzó a enfocarse en la Iglesia, mientras seguía obrando entre el pueblo judío. La Iglesia fue establecida alrededor del año 30 d.C., pero los judíos no fueron dejados de lado en disciplina hasta 40 años después, en el año 70 d.C., cuando los romanos destruyeron Jerusalén y el templo.

De igual manera, creo que ahora estamos en otro período de superposición, que comenzó con el restablecimiento de Israel en 1948. Mientras la Iglesia continúa, Dios ha comenzado a obrar entre el pueblo judío una vez más, reuniéndolos desde los cuatro ángulos de la tierra y restableciendo su Estado-nación.

La Iglesia pronto será sacada de este mundo antes de que Dios, una vez más, preste toda Su atención al pueblo judío, durante la 70ma semana de las 70 Semanas de Años de Daniel. De nuevo, no hay un propósito para la Iglesia aquí en la tierra durante la Tribulación. La Tribulación es cuando el enfoque de Dios regresa a Israel.

(3) El Énfasis en la Inminencia

Esto nos lleva a otra inferencia muy importante, una que muchos expertos en profecía consideran la más importante. Sólo el punto de vista Pre-Tribulación del Rapto permite la inminencia.

Se nos dice una y otra vez en el Nuevo Testamento, que el regreso del Señor es inminente, y que debemos vivir aguardando que ocurra en cualquier momento. Tome, por ejemplo, Mateo 24:

36) Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre.

42) Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor.

44) Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis.

Jesús repitió esta advertencia en Mateo 25, en Su parábola de las diez vírgenes. Él declaró que los creyentes deben vivir con una perspectiva eterna, esperando que el Señor regrese en cualquier momento. Concluyó la parábola con estas palabras: “Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora…” (Mateo 25:13).

Del mismo modo, Lucas en su evangelio cita a Jesús diciéndoles a Sus discípulos “velad en todo tiempo”, por el regreso del Señor, lo que implica que éste podría ocurrir en cualquier momento (Lucas 21:36).

Hay muchos otros pasajes sobre la inminencia en el Nuevo Testamento. A continuación se enumeran algunos ejemplos. En cada caso, he añadido énfasis a las palabras clave.

Vosotros, pues, también, estad preparados, porque a la hora que no penséis, el Hijo del Hombre vendrá.

Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz.

“…nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo…” (1 Corintios 1:7).

“El que no amare al Señor Jesucristo, sea anatema. ¡Maranatha! (1 Corintios 16:22) [“El Señor viene”, en arameo].

“Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo” (Filipenses 3:20)

“Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca” (Filipenses 4:5).

[Debemos vivir] “aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” (Tito 2:13).

Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca. Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis condenados; he aquí, el juez está delante de la puerta.

Por tanto, ceñid vuestro entendimiento para la acción; sed sobrios en espíritu, poned vuestra esperanza completamente en la gracia que se os traerá en la revelación de Jesucristo (1 Pedro 1:13, LBLA)

“Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración” (1 Pedro 4:7).

[Jesús hablando] “¡He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro” (Apocalipsis 22:7-12).

Como fácilmente puede ver en estos versículos, se nos exhorta a vivir con una perspectiva eterna, esperando que el Señor venga en cualquier momento.

Estos versículos deben estar hablando acerca del Rapto y no de la Segunda Venida, por dos razones.

En primer lugar, la Segunda Venida no es un evento inminente, debido a que hay demasiadas profecías que deben cumplirse antes de que Jesús pueda regresar a esta tierra. Por ejemplo:
  • Debe haber siete años de Tribulación.
  • Un templo debe ser reconstruido en Jerusalén.
  • El Anticristo debe ser revelado.
  • Los dos testigos en Jerusalén deben ser asesinados.
  • El templo reconstruido en Jerusalén debe ser profanado.
  • La Marca de la Bestia debe ser instituida.
  • Un remanente judío debe arrepentirse y ser salvo.

El punto de nuevo: La única forma en la que el regreso del Señor puede ser inminente es que haya un Rapto que sea separado y aparte de la Segunda venida, y que pueda ocurrir en cualquier momento, sin el cumplimiento de ninguna profecía.

La segunda razón por la que las advertencias de la inminencia deben referirse al Rapto y no a la Segunda Venida es porque la fecha de la Segunda Venida puede ser calculada con precisión. Eso es porque el libro de Apocalipsis revela que la Segunda Venida ocurrirá exactamente 2,520 días después de que la Tribulación comience (Apocalipsis 11:3; 12:6). 

(4) Ejemplos Bíblicos

Esto nos lleva a una cuarta inferencia de un Rapto Pre-Tribulación. Partiendo de ejemplos bíblicos, Dios siempre remueve a Sus elegidos antes de que Él derrame Su ira de juicio y apocalíptica (en contraposición a sus juicios correctivos).

Así pues, el apóstol Pedro dice que si Dios guardó a Noé y su familia del diluvio, entonces Él “sabe librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio” (2 Pedro 2:4-9).

Enoc, un gentil, quien creo que era un símbolo de la Iglesia, fue sacado del mundo antes del diluvio, mientras que Noé y su familia, simbólicos de los judíos, fueron preservados a través del diluvio (Génesis 5:21-24).

Otro ejemplo es la remoción de Lot y su familia de Sodoma y Gomorra, antes de que las ciudades fueran destruidas (Génesis 19:1-26). A Lot incluso se le dijo que acelerara su huida, porque el Señor no podía destruir las ciudades hasta que él se fuera (versículo 22).

Y luego está Rahab, la ramera en Jericó, quien proporcionó refugio a los espías judíos que fueron enviados a explorar la ciudad. Ella los protegió porque les expresó su fe en su Dios (Josué 2:9-11).

Se nos dice en Josué 6:22-23, que Dios dispuso que ella y toda su familia fueran removidos de la ciudad antes de que fuera conquistada por Josué y su ejército.

Creo que estos ejemplos dejan en claro por qué nunca se nos dice que esperemos al Anticristo. Más bien, se nos dice que aguardemos a Jesucristo. 


Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Revista Llamada de Medianoche – Marzo 2019

Israel en fuego cruzado de Gog y Magog

Haga clic sobre la imagen para descargar la revista

Temas incluidos en esta edición:

»» ¿Comienzo del fin de la comunidad judía de Europa?
»» Israel e Irán rumbo a la guerra 
»» ¿Necesita Israel el Evangelio, si igual será redimido?
»» La Epístola a los Filipenses
»» ¿Nos reconoceremos en la gloria? 

Entre otros.

Para poder descargar y leer esta revista, necesitará tener instalado el programa gratuito Adobe Reader.


Si desea obtener materiales adicionales, visite la página web del Ministerio Llamada de Medianoche:

jueves, 14 de marzo de 2019

El Vigilante: La Amenaza de Hezbolá en la Frontera de Líbano (parte 2)



Erick Stakelbeck se encuentra en la frontera entre Israel y el Líbano con el analista militar y estratega Elliot Chodoff, para la segunda parte de una serie especial de dos partes sobre la creciente amenaza de Hezbolá. Miren lo que la organización terrorista más peligrosa del mundo está planeando y cómo podría iniciar una guerra en el Medio Oriente. Además, los “soldados solitarios” israelíes de todo el mundo comparten sus inspiradoras historias de sacrificio.

Vea la parte 1 aquí

martes, 12 de marzo de 2019

El Vigilante: La Amenaza de Hezbolá en la Frontera de Líbano (parte 1)


Erick Stakelbeck se encuentra en la frontera entre Israel y el Líbano con el analista militar Elliot Chodoff,  para la primera parte de una serie especial de dos partes sobre la creciente amenaza de Hezbolá. Además, el ganador del Trofeo Heisman y estrella de la NFL, Tim Tebow, se une al programa desde Jerusalén para platicar sobre su primera visita a Israel.

Vea la parte 2 aquí

jueves, 7 de marzo de 2019

Israel en Alerta Máxima




(Nota del editor: Este artículo es tomado del nuevo libro de Ron Rhodes, Israel en Alerta Máxima: ¿Qué podemos esperar ahora en el Medio Oriente? Ron será uno de nuestros oradores invitados en nuestra conferencia bíblica anual a mediados de julio de este año. Puede pedir su libro a través de Amazon.com)


Parece que los rusos están tratando de construir alianzas políticas, económicas y militares con el mundo árabe e islámico. Rusia buscar ser el principal protagonista en el Medio Oriente. 

Una ilustración de los fuertes vínculos de Rusia con las naciones musulmanas es la asociación actual entre Rusia e Irán. Durante la última década, las dos naciones han desarrollado fuertes lazos, en gran medida de naturaleza militar. Esto es extremadamente relevante, porque ninguna alianza de este tipo ha existido antes en la historia de las naciones. 

Anteriormente, la relación entre Rusia e Irán se caracterizaba por el odio absoluto. Pero las circunstancias cambiaron. Después de la guerra Irán-Irak (1980-1988), Irán necesitaba reconstruir su ejército. Rusia necesitaba el dinero de la venta de armas. El resto es historia. 

Irán está gastando hoy alrededor de unos 500 millones de dólares anuales en la compra de equipo militar de Rusia…

Rusia también ha ayudado a Irán en el pasado con su programa nuclear. Más recientemente, un informe de 2016 reporta un nuevo acuerdo militar entre Rusia e Irán que permite que aviones rusos usen la base aérea de Noheh, en el oeste de Irán, para atacar a los rebeldes sirios. Ésta es la primera vez que el régimen islámico en Irán ha permitido que una potencia extranjera — en este caso, Rusia — use el territorio iraní como base de operaciones contra otro país en la región.

También es muy significativo que el antisemitismo de Irán haya alcanzado niveles sin precedentes. Desde finales de 2016, los líderes iraníes están declarando que Irán ahora posee la capacidad de destruir a Israel. El comandante adjunto del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán, se jacta de tener “más de 100,000 misiles” listos para atacar el corazón de la nación judía.

¿Por qué los iraníes odian tanto a Israel? Irán cree que Israel ha robado la tierra de los palestinos. Quieren la tierra de regreso. Le pertenece a Alá. 

Rusia también ha estado construyendo una relación con Turquía en los últimos días. Esto es un poco sorprendente, dado el hecho de que Turquía ha estado comprometida con la OTAN durante mucho tiempo.

En julio de 2016, hubo un intento de golpe de Estado en Turquía, que llegó a los titulares alrededor del mundo. Mientras sucedía, el presidente de Turquía Tayyip Erdogan, desconocía esta amenaza inminente. Vladimir Putin, el presidente de Rusia, le advirtió sobre el inminente golpe de Estado cerca de una hora antes de que sucediera. Erdogan se apresuró a escapar del peligro. Tras el intento de golpe, Erdogan sintió que la OTAN  mostró un apoyo menos que satisfactorio…

Los Presidentes Hassan Rouhani de Irán, Tayyip Erdogan de Turquía, y Vladimir Putin de Rusia en una cumbre celebrada en Ankara, Turquía, en abril de 2018. Ésta es la alianza de Gog de Magog, profetizada en Ezequiel 38. 

Para empeorar las cosas, EE.UU. se negó a cooperar con Turquía en llevar a la justicia inmediata al autor intelectual del intento de golpe. El golpe fue dirigido por el ex imán turco Fethulla Gülen, fundador del movimiento Gülen. En el momento de este escrito, Gülen reside en Saylorsburg, Pensilvania. Erdogan, comprensiblemente, quiere que lo extraditen a Turquía, pero los oficiales estadounidenses han dicho que Turquía debe pasar por el proceso legal de los Estados Unidos.

No pasó mucho tiempo antes de que Erdogan llamara a Vladimir Putin “mi querido amigo”, durante una conferencia de prensa posterior. Erdogan prometió estrechas relaciones para el futuro — incluida una alianza militar. Esto representa un debilitamiento de los lazos con la OTAN, algo que preocupa mucho a la Casa Blanca.

Las cosas están cambiando estos días en el Medio Oriente. Como dijo un analista del Medio Oriente: “Turquía e Irán están moviéndose simultáneamente hacia Rusia, mientras que Rusia está expandiendo su alcance militar y estratégico global…”

Por las acciones recientes de Rusia, parece obvio que ha buscado y seguirán buscando alianzas políticas, militares y económicas con naciones musulmanas más allá de Irán y Turquía. No deja de tener importancia que cerca de 20 millones de personas en la población de Rusia sean musulmanas. También hay más de 7,000 mezquitas en suelo ruso.

Lo que todo esto significa, en última instancia, es que la coalición militar del norte, profetizada por Ezequiel, se está uniendo lenta pero seguramente en nuestros días — con alianzas o acuerdos estratégicos formándose entre Rusia, Irán, Turquía, Libia, varias antiguas repúblicas soviéticas y otros. Parece como si el día se estuviera acercando.

Sin embargo, por masiva y poderosa que sea esta colación militar, Dios la aniquilará por completo. 


Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

miércoles, 6 de marzo de 2019

Libro: El Rapto: ¿Verdad o Ficción? – El Concepto (pdf)

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

Definiría al Rapto como una bendición inminente que se promete a los creyentes de la Era de la Iglesia. Es la promesa de que en cualquier momento los vivos y los muertos en Cristo serán arrebatados de este mundo y llevados al Cielo.

El evento será señalado por el grito de un arcángel y el sonar de una trompeta. Jesús aparecerá en los cielos, trayendo con Él los espíritus de los muertos en Cristo.

Haga clic en la siguiente imagen para ir a la página de descarga:



Apreciados lectores: Sus oraciones y contribuciones voluntarias harán posible que este valioso recurso sea traducido al, y publicado en su totalidad en, idioma español. Si siente de parte del Señor apoyar este proyecto, visite nuestra sección Donativos para que descubra cómo podrá hacerlo:

Libro: El Rapto: ¿Verdad o Ficción? – El Concepto (conclusión)

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

La Muerte Antes y Después de la Cruz

Con respecto a la muerte, la Biblia enseña que, antes de la muerte de Jesús en la cruz, cuando la gente moría, sus espíritus — ya fueran salvos o no — iban a un lugar de espera llamado Seol en el Antiguo Testamento y Hades en el Nuevo Testamento. Seol es la palabra hebrea; Hades es la palabra griega.

Este lugar fue descrito por Jesús como teniendo dos compartimentos — uno para los salvos y otro para los perdidos (Lucas 16:19-31). El compartimento para los salvos se llamaba “Paraíso” o el “Seno de Abraham”. El compartimento para los perdidos se llamaba “Tormentos”.

El Hades no es el mismo lugar que el Infierno. Esto tiene que ser aclarado, porque algunas versiones de la Biblia confunden los dos, y traducen Hades como Infierno. El Hades es un lugar de espera para los espíritus de los muertos. El Infierno es el destino eterno de los que no son salvos. Actualmente residen en el Hades, en el compartimento llamado Tormentos.

La razón por la que los espíritus de los salvos no iban directamente al Cielo es porque su fe sólo cubría sus pecados, pero no les proporcionaba el perdón de ellos. Y, por lo tanto, no podían ser conducidos a la presencia de un Dios santo. Tuvieron que esperar hasta que un hombre perfecto, que no merecía la muerte, estuviera dispuesto a morir por sus pecados. Ese hombre perfecto era, por supuesto, Jesús de Nazaret, quien era Dios en la carne.

La Biblia dice que cuando Jesús murió, descendió al Hades e hizo una proclama (1 Pedro 3:18-19). No se nos dice lo que dijo, pero indudablemente debe haber sido: “¡La sangre ha sido derramada!”. Debido a Su sacrificio en la cruz, los pecados de los salvos ahora no sólo estaban cubiertos, sino que fueron perdonados por completo, lo que hizo posible que fueran llevados a la presencia de Dios el Padre. 

Y así, en Efesios 4:8-10, se nos dice que cuando Jesús ascendió al Cielo, se llevó con Él a una “hueste de cautivos”. El Paraíso fue trasladado del Hades al Cielo — algo que luego confirmó el apóstol Pablo en 2 Corintios 12:2-4. En este pasaje, Pablo declara que fue llevado al Cielo, que él identifica como el Paraíso.     

El Cuerpo Intermedio

La Biblia también enseña que después de la muerte, todos recibimos lo que a menudo se conoce como “un cuerpo espiritual intermedio”. El nombre proviene del hecho de que este cuerpo posterior a la muerte es transicional entre nuestro actual cuerpo mortal y el cuerpo inmortal que como creyentes recibiremos al momento de nuestra resurrección. 

El hecho de que existe ese cuerpo espiritual intermedio puede demostrarse fácilmente a partir de las Escrituras.

  • Cuando el rey Saúl quiso saber cómo le iría en una próxima batalla, fue a ver a una bruja en Endor y le pidió que llamara a Samuel de entre los muertos para que pudiera consultar con él. Evidentemente, pensando que su espíritu demoníaco familiar aparecería, la bruja se asombró cuando Samuel apareció en su lugar y procedió a condenar a Saúl por traficar con el ocultismo (1 Samuel 28:7-19). Tanto ella como Saúl reconocieron a Samuel cuando apareció. 
  • Cuando Jesús contó la historia de Lázaro y el rico, dejó en claro que se reconocieron completamente después de que murieron y sus espíritus fueron al Hades, Lázaro al compartimento llamado Paraíso, y el rico al compartimento llamado Tormentos. Sus espíritus fueron incorporados en cuerpos identificables (Lucas 16:19-31).
  • En Su transfiguración, Moisés  y Elías se unieron a Jesús, y los apóstoles que estaban presentes pudieron reconocer a ambos hombres mientras hablaban con Jesús (Mateo 17:1-7).
  • Cuando el apóstol Juan fue llevado al Cielo, vio una inmensa multitud de personas vestidas de blanco frente al trono de Dios, con ramas de palma en sus manos. Cuando preguntó quiénes eran, se le dijo que eran mártires que estaban saliendo de la Gran Tribulación (Apocalipsis 7:9-15).

En cada uno de estos casos, vemos personas muertas cuyos espíritus se han incorporado a cuerpos reconocibles que están vestidos. 

Un Resumen

Entonces, ¿qué pasa cuando mueres? Si eres un hijo de Dios, tu espíritu es inmediatamente conducido a la presencia de Jesús por Sus santos ángeles. Te dan un cuerpo espiritual intermedio, y permaneces en el Cielo, en la presencia de Dios, hasta el momento del Rapto.

Una Definición

Y así llegamos al Rapto. Comencemos nuestra consideración de esta promesa de Dios tan importante con una definición.

Definiría al Rapto como una bendición inminente que se promete a los creyentes de la Era de la Iglesia. Es la promesa de que en cualquier momento los vivos y los muertos en Cristo serán arrebatados de este mundo y llevados al Cielo.

El evento será señalado por el grito de un arcángel y el sonar de una trompeta. Jesús aparecerá en los cielos, trayendo con Él los espíritus de los muertos en Cristo.

Los cuerpos de aquellos creyentes que han muerto serán resucitados. Sus espíritus se reunirán con sus cuerpos, y serán glorificados instantáneamente, recibiendo inmortalidad.

Aquellos de nosotros que estemos vivos seguiremos, y en el camino para encontrarnos con el Señor, seremos transformados de mortales a inmortales 

Quienes se queden tendrán que enfrentar el terror del Anticristo, durante siete años de tribulación sin precedentes aquí en la tierra.

¿Ve por qué esta promesa a la Iglesia es descrita en las Escrituras como una bendición con la que debemos “consolaos unos a otros”(1 Tesalonicenses 4:18). 

En este punto, probablemente esté pensando, “Está bien, es una gran promesa, pero, ¿es real o es sólo el producto de imaginaciones fértiles? ¿Hay alguna base escritural para tal creencia?

El Rapto en la Escritura

La respuesta es que el concepto no está sólo en las Escrituras, pero se puede encontrar allí con gran detalle. Aquí está la presentación del apóstol Pablo en 1 Tesalonicenses 4:

13) Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.

14) Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.

15) Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.

16) Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

17) Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

18) Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.

Por favor observe que en el versículo 15 Pablo dice que esto fue una revelación directa de parte de Jesús.

Como puede ver fácilmente, este pasaje es muy directo y fácil de entender. La única manera de evitar su significado de sentido llano es argumentar que éste no significa lo que dice, y luego proceder a espiritualizarlo. Esto es exactamente lo que muchos comentaristas bíblicos han hecho.

La mayoría de las denominaciones tratan con este pasaje afirmando que es sólo otra descripción de la Segunda Venida del Señor. Pero eso no puede ser cierto, por algunas razones muy obvias. Sólo hay dos descripciones detalladas del regreso del Señor en el Nuevo Testamento — una en 1 Tesalonicenses 4 y la otra en Apocalipsis 19.

No hay duda de que la de Apocalipsis es una descripción de la Segunda Venida. Cuando la compara con la descripción de 1 Tesalonicenses 4, surge un problema importante. El problema es que estas dos descripciones no tienen nada en común, excepto que ambas se enfocan en Jesús. Son tan diferentes como la noche y el día.

Considere la siguiente tabla que muestra cuán diferentes son. 


¿Cómo pueden estos dos pasajes estar describiendo el mismo evento?

La distinción entre los dos se vuelve aún más clara cuando el pasaje del Rapto es comparado con otras descripciones de la Segunda Venida. Considere la breve descripción de Jesús de la Segunda Venida, contenida en Mateo 24:27-31 —
  • Mientras que el Rapto siempre es descrito como un evento inminente, Jesús dice que Su Segunda Venida ocurrirá después de muchas señales que apuntarán al evento.
  • En el Rapto, Jesús reúne a Sus santos, pero en la Segunda Venida, Jesús dice que los ángeles los reunirán.
  • Y Jesús dice en el pasaje de Mateo que Su regreso a la tierra será anunciado por fenómenos sobrenaturales en los cielos — el oscurecimiento del sol y la luna, y las estrellas cayendo del cielo. Nada de esto se menciona en el pasaje del Rapto.

Otra distinción importante se menciona en Mateo 24:37-38, donde se nos dice que el Señor vendrá durante una época de relativa paz y prosperidad, cuando el mundo no está esperando el juicio de Dios. Sin embargo, en el capítulo 19 del libro de Apocalipsis, el Señor es presentado regresando a la tierra en un momento en que el mundo entero está envuelto en guerra y caos.

Estos versículos no pueden estar hablando del mismo evento. El pasaje en Mateo 24:27-38 debe estar hablando del Rapto, mientras que Apocalipsis 19 está hablando de la Segunda Venida.

Otra distinción se puede encontrar al comparar 1 Tesalonicenses 4:13-18 con Lucas 17:34-37. En el pasaje del Rapto en 1 Tesalonicenses 4, los redimidos son reunidos y llevados al Cielo. En el pasaje de Lucas, que habla de la Segunda Venida, ¡son los no redimidos los que son reunidos y llevados al lugar donde los buitres se alimentan!

Una Comparación del Antiguo Testamento

La distinción entre el Rapto y la Segunda Venida también se puede demostrar usando un pasaje clásico de las Escrituras hebreas acerca del regreso del Señor a esta tierra. El pasaje se encuentra en Zacarías 14:

1) He aquí, el día de Jehová viene, y en medio de ti serán repartidos tus despojos.

2) Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén; y la ciudad será tomada, y serán saqueadas las casas, y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo no será cortado de la ciudad.

3) Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla.

4) Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur.

9) Y Jehová será rey sobre toda la tierra. En aquel día Jehová será uno, y uno su nombre.

Zacarías continúa en los siguientes versículos para decir Jesús conquistará a todos los ejércitos con una palabra sobrenatural:

12) Y esta será la plaga con que herirá Jehová a todos los pueblos que pelearon contra Jerusalén: la carne de ellos se corromperá estando ellos sobre sus pies, y se consumirán en las cuencas sus ojos, y la lengua se les deshará en su boca.

Entonces, Zacarías dice que el Señor regresará al Monte de los Olivos, pronunciará una palabra sobrenatural que destruirá a todos los ejércitos reunidos contra Israel y Jerusalén, y luego comenzará a reinar sobre toda la tierra.

Ahora, con este pasaje en mente, echemos un vistazo a una descripción que Jesús dio sobre Su regreso, que se encuentra en Juan 14:

1) No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

2) En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

3) Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

Como puede ver, estas dos descripciones del regreso de Jesús son tan diferentes como pueden ser. En el relato de Zacarías, Jesús viene a la tierra con ira para reinar. En el relato en el Evangelio de Juan, Jesús sólo aparece en los cielos en gracia, para llevarse a los creyentes al Cielo con Él.

¿Cómo pueden explicarse las diferencias?

La diferencia es que Zacarías está hablando de la Segunda Venida, mientras que Jesús, en Juan 14, está hablando del Rapto de la Iglesia — dos eventos claramente diferentes. 

Entonces, “¿de qué se trata todo?”.

Respondamos a esa pregunta echando un vistazo a las preguntas más frecuentes sobre el Rapto y, en el proceso, esperemos que lleguemos a una comprensión más clara de la realidad, naturaleza e importancia del Rapto. 


Lea la parte 1 »»aquí

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

martes, 5 de marzo de 2019

Libro: El Rapto: ¿Verdad o Ficción? – El Concepto (parte 1)

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

Parte 1

El Concepto


Nací en 1938 y crecí en las décadas de 1940 y 50. Tuve la bendición de nacer en una familia cristiana devota, y literalmente crecí en la Iglesia. Estaba allí cada vez que las puertas estaban abiertas — domingos por la mañana y por la noche, miércoles por la noche, reuniones evangelísticas, y Escuela Bíblica de Vacaciones. Sin embargo, a pesar de toda esta exposición a la enseñanza bíblica, tenía 30 años antes de escuchar sobre el Rapto — y no fue de parte de mi iglesia.

Esta sorprendente ignorancia bíblica se debía al hecho de que crecí durante una época cuando una persona podía estar religiosamente aislada. No había tal cosa como las librerías cristianas, y los programas de radio cristianos eran muy escasos. No tuvimos acceso a la televisión hasta 1955, el comienzo de mi último año en la escuela secundaria.

Para empeorar las cosas, mi familia era miembro de una secta cristiana que creía que era la única y verdadera iglesia, y se nos advertía constantemente de que no leyéramos ningún material producido por “las denominaciones”. Lo que más se me complicó fue el hecho de que mi iglesia era militantemente amilenial, por lo que nuestros predicadores espiritualizaban todo lo que la Biblia tenía que decir sobre los tiempos del fin y la Segunda Venida.2

Por decir lo menos, es un milagro de Dios que terminé siendo un maestro de profecía bíblica con un punto de vista premilenial.

Descubriendo el Rapto

Así que, después de asistir fielmente a la iglesia por 30 años, si me hubiera pedido que definiera el Rapto, probablemente habría respondido diciendo: “Es una sensación que sientes cuando tu novia te besa”.

La primera vez que escuché sobre el concepto bíblico del Rapto fue cuando una persona me entregó un folleto bastante tosco con una imagen que mostraba autos chocando entre sí y aviones que volando hacia los edificios. Jesús estaba representado en el cielo con los brazos extendidos, y la gente era mostrada en la tierra emergiendo de las tumbas en túnicas blancas.

Estaba completamente perplejo por todo eso. Pensaba que había sido producido por alguna secta. Pero entonces, cuando vi al final del folleto, vi el nombre de una iglesia bautista local.

Eso fue hace más de 50 años, y la ignorancia del Rapto aún está muy difundida dentro de la cristiandad. Entre los pocos no cristianos que están conscientes de lo que es, hay principalmente escarnio y burla, como los contenidos en la ridícula película de horror y comedia, Rapture-Palooza.3

Burla Cristiana

Trágicamente, muchas de las burlas de hoy se originan dentro de la Iglesia que creen que el Rapto es un como Alicia en el País de las Maravillas, un producto de la imaginación de cristianos fundamentalistas que realmente saben poco o nada acerca de la Biblia.

Una revista británica, Christian Today, publicó recientemente un artículo titulado, “Por qué una invasión zombi sea más probable que un apocalipsis religioso”.4 Cada año, cuando la maestra de profecía, Jan Markell del Ministerio Árbol de Olivo en Minesota, celebra la conferencia de profecía bíblica más grande del país, los críticos dentro del cristianismo le dan nombres burlones como, “La conferencia de histeria del tiempo del fin de Jan Markell”.5

Gran parte de esta burla está motivada por el hecho de que habido muchos maestros de profecía bíblica irresponsables a lo largo de los años que han fijado fechas para el Rapto. Es posible que recuerde, por ejemplo, a Edgar Whisenant, quien publicó un panfleto en la década de 1980 que se titulaba, “88 razones por las que el Rapto será en 1988”.6 Vendió más de cuatro millones de copias y, cuando el Rapto no ocurrió, simplemente produjo una copia revisada que se titulaba, “89 razones por las que…” Usted conoce el resto.

Y luego estaba Harold Camping, quien publicó un libro en 1992, en el que predijo que el Rapto se produciría el 6 de septiembre de 1994.7 Era dueño de una red de radio nacional, por lo que pudo alcanzar a muchas personas con su absurda afirmación. Tampoco aprendió de su fracaso. Resucitó su predicción en 2011, señalando al 21 de mayo como la “fecha absoluta”.8 Cubrió la nación con carteles publicitarios. Y cuando su predicción falló otra vez, anunció que había “calculado mal”, ¡y que el Rapto realmente tendría lugar en octubre!

Un Cumplimiento Profético

Lo irónico es que toda esta burla del Rapto es un cumplimiento de la profecía bíblica del tiempo del fin. Se nos dice en 2 Pedro 3:

3) sabiendo primero esto, que en los postreros días vendrán burladores, andando según sus propias concupiscencias,

4) y diciendo: ¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Porque desde el día en que los padres durmieron, todas las cosas permanecen así como desde el principio de la creación.

Una Conspiración Satánica

Satanás ama a los que fijan fechas. Eso se debe a que sus predicciones fallidas causan que la profecía bíblica sea despreciada, y ese desprecio se extiende a los maestros responsables, que están consternados por las afirmaciones sensacionales de sus colegas.

Satanás no quiere que nadie estudie la profecía bíblica del tiempo del fin, porque el mensaje de esas profecías es que nosotros, como cristianos, vamos a ganar al final. La profecía bíblica claramente revela la derrota total de Satanás y el triunfo glorioso de Jesús. 

Apatía en la Iglesia

El grado en que la profecía es despreciada dentro de la Iglesia hoy se puede demostrar vívidamente por una experiencia que conozco que ocurrió en 2011. Ese año, fui invitado a ser uno de varios oradores en una conferencia de profecía bíblica organizada por el Ministerio Evangelístico Maranatha, en una iglesia en Broussar, Lousiana, que es un suburbio de Lafayette.

El orador principal era el más conocido maestro de profecía bíblica en los Estados Unidos — a saber, Tim LaHaye. El organizador de la conferencia, que se celebraría el viernes y el sábado, llamó a todas las iglesias bautistas más grandes en el área de Lafayette y les ofreció llevarle a Tim LaHaye de forma gratuita, como predicador para el domingo por la mañana. ¡Todas ellas rechazaron la oferta!

Además del establecimiento de fechas, muchos pastores desconfían de la profecía bíblica debido a todo el sensacionalismo que ha llegado a caracterizarla — y con razón. Parece que alguien siempre está prediciendo un evento  apocalíptico debido a las lunas de sangre o a la alineación de los planetas o la transición a un nuevo siglo (¿recuerda todo el alboroto sobre el Y2K?). Es este tipo de tontería que a menudo provoca que me avergüence de revelar que soy una persona que se especializa en la enseñanza de la profecía bíblica. 

De nuevo, Satanás se sienta en el banquillo riéndose. 

La Pregunta Crucial

Entonces, ¿qué pasa con el Rapto? ¿Es verdad o ficción? ¿Se enseña en la Biblia o es el producto de imaginaciones hiperactivas? ¿Se puede justificar con las Escrituras o es sólo otro caso de sensacionalismo descontrolado?

Bueno, antes de explicar el Rapto, y luego proceder a demostrar que el concepto tiene base bíblica, primero debo explicar lo que sucede cuando alguien muere.9 A menos que entienda esto, el Rapto demostrará ser un concepto confuso. 


Lea la conclusión »»aquí 

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Libro: El Rapto: ¿Verdad o Ficción? – Prefacio

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice

Prefacio

¿Por qué otro libro sobre el Rapto? Después de todo, hay muchos libros excelentes sobre el tema.1 Pero la mayoría son de naturaleza teológica, o bien son tan detallados que no se puede ver el bosque por los árboles.

El propósito de este libro es llegar al público en general — a aquellos que saben poco o nada sobre el Rapto. Y, ojalá, también proporcionará un material muy útil para los maestros de profecía bíblica que desean enseñar los fundamentos sobre el Rapto a las personas que saben poco sobre el tema. 

El Rapto es una de las más preciosas promesas del Señor a la Iglesia. Cuando el apóstol Pablo lo describió en detalle en 1 Tesalonicenses 4:13-18, concluyó su descripción diciendo, “Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras” (1 Tesalonicenses 4:18).

Sin embargo, el concepto del Rapto y sus detalles son completamente desconocidos para la mayoría de los cristianos profesantes — tanto católicos como protestantes. Y eso es una tragedia.

Espero que este libro sea usado por el Señor para abrir muchos ojos a la maravillosa promesa del Rapto y la esperanza que brinda. 

¡Maranatha!

Dave Reagan

Allen, Texas
Febrero de 2019

Libro: El Rapto: ¿Verdad o Ficción? – Índice


Índice

Prefacio

Parte 1: El Concepto (pdf)

Parte 2: Las Preguntas

Parte 3: Las Objeciones

Parte 4: La Conclusión

Acerca del Autor

Referencias


Apreciados lectores: Sus oraciones y contribuciones voluntarias harán posible que este valioso recurso sea traducido al, y publicado en su totalidad en, idioma español. Si siente de parte del Señor apoyar este proyecto, visite nuestra nuestra sección Donativos para que descubra cómo podrá hacerlo:

Share/Bookmark