jueves, 22 de diciembre de 2016

Hezbolá lucha en Siria con armas de EE.UU. suministradas al ejército libanés, afirman las FDI.

Hezbolá desfila con su equipo militar en Qusayr, Siria, noviembre 2016

Hezbolá está luchando en Siria con armas estadounidenses suministradas al ejército libanés por Estados Unidos, según un alto oficial de las Fuerzas de Defensa de Israel que habló bajo condiciones de anonimato.

Hablando en una reunión de inteligencia para corresponsales extranjeros en la sede de las FDI en Tel Aviv, el oficial manifestó que Israel ha proporcionado al gobierno estadounidense las pruebas relevantes, incluidas fotografías de vehículos de transporte blindados suministrados por Estados Unidos y utilizados por Hezbolá en Siria.

El alto oficial agregó que, aunque no está claro en qué circunstancias Hezbolá obtuvo carros blindados APC americanos de las Fuerzas Armadas Libanesas, considera que el abastecimiento de armas forma parte de un “acuerdo” y agregó que recientemente Hezbolá “ha fortalecido su control sobre las principales instituciones nacionales en Líbano,” incluyendo su ejército.

El Líbano es actualmente el quinto receptor más importante de ayuda militar estadounidense en armas ligeras y medianas, así como en vehículos blindados, suministrados por la administración Obama para ayudar a los libaneses a luchar contra las organizaciones terroristas islámicas. Esto incluye tanques M-113 APC y M-60. El último envío en agosto, cuyo valor estimado es de 50 millones de dólares, incluyó 50 nuevos APC y 40 piezas de artillería.

“Israel quiere ver un Líbano próspero y cree que necesita un ejército, pero no quiere que Hezbolá desempeñe un papel importante en él”, señaló el oficial. La inteligencia israelí cree que el ejército libanés y Hezbolá han fortalecido su cooperación de tal manera que ambas fuerzas patrullan juntas en la frontera entre Israel y el Líbano y Hezbolá indica dónde construir nuevos puestos de observación en la frontera y comparte información de inteligencia con las fuerzas libanesas.

En las últimas semanas, Israel ha obtenido pruebas de que algunos APC suministrados por Estados Unidos son utilizados por Hezbolá en el campo de batalla en Siria. El grupo terrorista ha estado luchando durante la mayor parte de los últimos seis años junto al régimen de Assad y el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán en Siria, perdiendo más de 1,700 combatientes hasta ahora. Las evidencias fueron enviadas a Estados Unidos a través de canales de cooperación de inteligencia y aún no está claro si la administración ha actuado sobre ellas con el gobierno libanés.

A principios de diciembre, el Ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, dijo que aunque “Israel no tiene intenciones de intervenir en la guerra civil siria”, no permitirá que armas químicas lleguen a Hezbolá en el Líbano.

Lieberman dijo que “la política de Israel es clara y se basa en tres líneas rojas: No permitiremos daños a nuestros ciudadanos, no permitiremos que nuestra soberanía sea infringida, y tampoco permitiremos que armas avanzadas o químicas provenientes de Siria sean introducidas de contrabando al Líbano para Hezbolá”.

En una posible referencia a la presencia rusa en Siria, Lieberman aclaró que Israel actúa “libremente” en la zona “sin tener en cuenta las circunstancias u otras restricciones”.

Una semana antes, Siria dijo que los aviones israelíes atacaron el oeste de Damasco. Los medios árabes informaron que el blanco era un convoy de armas destinado a Hezbolá. La noticia se produjo en medio de tensiones a lo largo de la frontera norte de Israel tras los enfrentamientos entre el ejército israelí y los militantes afiliados al grupo Estado Islámico.

Fuente: © EnlaceJudíoMéxico
Share/Bookmark