sábado, 10 de agosto de 2013

Libro: Viviendo en Tiempo Prestado - Prefacio

El Inminente Regreso de Jesús


Cuando Jesús ascendió al Cielo desde el Monte de los Olivos, “dos varones con vestiduras blancas” se les aparecieron a Sus discípulos y dijeron, “Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo” (Hechos 1:11). En otras palabras, se hizo la promesa de que Jesús un día regresaría corporal y visiblemente. 

Las últimas palabras que Jesús habló en esta tierra están registradas en Apocalipsis 22:20. Él le habló de la misma promesa al apóstol Juan de que un día Él regresaría: “Vengo en breve”. Esta repetida promesa fue hecha 65 años después de que Jesús ascendió al Cielo. Él había regresado a la isla de Patmos, frente a la costa de la moderna Turquía, con el propósito de ministrar ánimo a Juan y, por medio de él, a las iglesias que estaban sufriendo persecución de parte de Roma. 

La promesa de regresar un día a esta tierra para reinar en gloria y majestad fue hecha por Jesús muchas veces durante Su breve ministerio de un poco más de tres años. Un buen ejemplo puede hallarse en Mateo 16:27 donde Jesús es registrado diciendo, “Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras”.

El mundo se burla de la idea del regreso de Jesús. Para ellos, todo el concepto es completamente absurdo. Algunos cristianos profesantes toman la asombrosa posición que Su promesa de regresar se cumplió en el año 70 E.C. cuando la ira de Dios se derramó sobre Jerusalén y los judíos por medio de los romanos. La vasta mayoría de la Cristiandad – tanto católicos como protestantes – argumenta que Jesús nunca regresará a esta tierra. Para ellos, la así llamada “Segunda Venida” será sencillamente una aparición de Jesús en el cielo para llamar a los creyentes fuera de la tierra, regresando con ellos al Cielo. 

Entonces, ¿qué hay acerca de ello?

¿Prometen los profetas bíblicos una Segunda Venida de Jesús a esta tierra?

¿Hicieron las huestes celestiales dicha promesa?

¿Hizo Jesús mismo dicha promesa?

Y si dicha promesa fue hecha, ¿por qué no ha sido cumplida, después de 2,000 años?

Preguntas adicionales también vienen a la mente – 

¿Da la Biblia alguna pista de una fecha para el regreso del Señor?

Si no, ¿por qué no?

Y, si lo hace, ¿entonces hay algunas señales que debamos vigilar?

Y si hay señales, ¿hay algunas en la escena hoy en día?

Será mi tesis en este libro que tanto los profetas bíblicos como Jesús hicieron una promesa muy definida de que Él regresaría y que la Biblia nos da señales definidas a vigilar que identificarán la época de Su regreso. Además, argumentaré que las señales están a todo nuestro alrededor hoy en día, apuntando al hecho de que Jesús está a las puertas mismas del Cielo, esperando la orden de Su Padre para regresar. En resumen, el tema de este libro será la proclamación de que estamos viviendo en tiempo prestado.

Y la pregunta crucial para usted es si está listo o no para que Jesús irrumpa desde los cielos.

¡Maranata!

Dave Reagan
Primavera del 2013

Share/Bookmark