lunes, 9 de febrero de 2009

La Certeza del Retorno del Señor

La Evidencia Bíblica

Ilustración por Pat Marvenko Smith


La mayoría de las personas tiende a pensar que Apocalipsis 20 es el único pasaje de la Biblia que habla de un futuro reinado del Señor. Nada podría estar más lejos de la verdad. El propósito de este artículo es proveer un resumen de los pasajes claves del Antiguo y Nuevo Testamentos que hablan acerca del futuro reinado del Señor.


Jesús vuelve para reinar sobre la tierra, porque los profetas del Antiguo Testamento lo dicen

1. Los Salmos

Salmos 2:6-9 – David dice que el Mesías reinará sobre los “confines de la tierra” desde el Monte Sion en Jerusalén.

Salmos 22:27-31 – David afirma otra vez que al Mesías le será dado dominio sobre “los confines de la tierra” en el tiempo cuando El “reine sobre las naciones.”
Salmos 47 – Los hijos de Coré se regocijan del día cuando el Señor será “el gran Rey de toda la tierra” y declaran que esto ocurrirá cuando el Señor someta a las “naciones bajo nuestros pies.”

Salmos 67 – Un salmista no identificado habla proféticamente del tiempo cuando las naciones del mundo “se alegrarán y cantarán con júbilo”. Esto será cuando el Señor venga para “juzgar a los pueblos con equidad”. En ese tiempo, el Señor “guiará a las naciones de la tierra” para que “todos los términos de la tierra Le teman.”

Salmos 89:19-29 – Etán, el salmista, habla del Pacto Davídico y proclama que será cumplido cuando Dios haga a Su “primogénito, el más excelso de los reyes de la tierra.”

Salmos 110 – David dice que vendrá un tiempo cuando Dios pondrá a los enemigos del Mesías como estrado bajo Sus pies. Esto ocurrirá cuando el Mesías extienda Su “cetro de poder desde Sión”. En ese tiempo El “dominará en medio de Sus enemigos”, porque “El quebrantará a los reyes en el día de Su ira, Juzgará entre las naciones.”

Salmos 132:13-18 – Un salmista no mencionado habla del cumplimiento de Dios del Pacto Davídico. Dice que ocurrirá en un tiempo cuando “el cuerno de David” renazca para reinar desde Sión. Dice que “Su corona brillará” y El hará de Sión Su “lugar de reposo para siempre” porque Él habitará ahí.


2. Isaías

Isaías 2:1-4 – Isaías dice que “en lo postrero de los tiempos” el Mesías reinará desde el Monte Sión en Jerusalén y el mundo entero experimentará la paz.

Isaías 9:6-7 – El Mesías reinará desde el trono de David, dándole al mundo un gobierno de paz, justicia y rectitud. (Nota: El trono de David no está en el Cielo. Está localizado en Jerusalén – vea Salmo 122. Jesús no está ahora en el trono de David. El está sentado a la diestra de Su Padre en el Trono de Su Padre – vea Apocalipsis 3:21)

Isaías 11:3b-9 – El Mesías traerá “rectitud y justicia” a la tierra cuando El regrese para “destruir a los malos”. En ese tiempo, la maldición será quitada y los reinos vegetal y animal serán restaurados a su perfección original.

Isaías 24:21-23 – Cuando el Mesías regrese, castigará a Satanás y a sus hordas demoníacas en los cielos y luego castigará “a los reyes de la tierra sobre la tierra”. Entonces El “reinará en el Monte Sión y en Jerusalén” con el propósito de manifestar Su gloria.


3. Jeremías

Jeremías 23:5“He aquí que vienen días, dice el Señor, en que levantaré a David Renuevo justo, y reinará como Rey con sabiduría y practicará el derecho y la justicia en la tierra” (Nota: El término “Renuevo” es un título Mesiánico)

Jeremías 33:6-18 – Vendrá un día cuando el Señor reunirá a los dispersos de Judá e Israel y salvará a un gran remanente. En ese tiempo el Señor “hará que brote de David un renuevo justo y Él practicará la justicia y el derecho en la tierra”.

4. Ezequiel

Ezequiel 20:33-44 – El Señor dice que vendrá un día cuando Él reunirá a los judíos en su tierra y “entrará en juicio” con ellos. Él dice que ese tiempo “Seré Rey sobre ustedes”. El luego añade que “toda la casa de Israel, toda ella, Me servirá en la tierra”.

Ezequiel 37:24-28 – El Señor dice que El habitará en medio de Israel después que un remanente de los judíos sea reunido en la tierra y salvado y El promete que “mi siervo David será príncipe de ellos para siempre”.

Ezequiel 39:21-29 – El Señor dice que después de la batalla de Armagedón (versos 17-20), “Pondré mi gloria entre las naciones, y todas las naciones verán mi juicio que habré hecho, y mi mano que sobre ellos puse”.

Ezequiel 43:7 – Mientras se le da un recorrido del futuro Templo Milenial, el Señor le dice a Ezequiel: “Hijo de hombre, éste es el lugar de mi trono, el lugar donde posaré las plantas de mis pies, en el cual habitaré entre los hijos de Israel para siempre”.


5. Daniel

Daniel 7:13-14, 18, 27 – Daniel dice que se le dio una visión en la que vio que al Mesías (“Hijo de Hombre) Dios el Padre ("Anciano de Días") le daba dominio sobre toda la tierra. Luego añade en los versículos 18 y 27 que el reino es compartido “con los santos del Altísimo” y que a ellos se les permitió ejercer soberanía con El sobre “todos los reinos debajo de los cielos”.


6. Oseas

Oseas 3:4-5 – Los judíos serán puestos aparte “por muchos días” pero vendrá un tiempo “en los últimos días” cuando ellos “volverán y buscarán al Señor su Dios y a David su rey”.


7. Joel

Joel 3:14-17, 21 – Joel dice que después de la batalla de Armagedón (versos 14-16), el Señor habitará “en Sión, mi santo monte”. El repite esto en el versículo 21. Y en el versículo 17, El identifica a Sión como la ciudad de Jerusalén.

8. Miqueas

Miqueas 4:1-7 – Miqueas repite con mayores detalles la profecía contenida en Isaías 2. Así como Isaías, afirma que el Señor hará a Jerusalén la capital del mundo. El mundo será inundado con paz y prosperidad. Todos los creyentes judíos serán reunidos en Israel y “el Señor reinará sobre ellos en el monte de Sión”.


9. Sofonías

Sofonías 3:14-20 – Este libro entero está dedicado a una descripción del día en el que el Señor volverá a la tierra en venganza. El profeta dice que al final de ese día, cuando los enemigos del Señor hayan sido destruidos, el remanente judío gritará con júbilo de victoria porque “el Rey de Israel, el Señor”, estará en medio de ellos.


10. Hageo

Hageo 2:20-23 – El Señor dice que vendrá un día cuando El “trastornará los tronos de los reinos, y destruirá la fuerza de los reinos de las naciones”. Luego, usando a Zorobabel, gobernador de Judá, como un tipo del Mesías, el profeta añade: “En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel hijo de Salatiel, siervo mío, dice el Señor, y te pondré como anillo de sellar; porque Yo te escogí, dice Jehová de los ejércitos”. La referencia al anillo de sellar significa que el Padre le otorgará a Su Hijo autoridad para gobernar.


11. Zacarías

Zacarías 2:10-13 – El Señor dice que cuando El vuelva, “morará en medio” de los judíos y poseerá a Judá como “Su heredad en la tierra santa y escogerá aún a Jerusalén”.

Zacarías 6:12-13 – Cuando el Mesías (el Renuevo) regrese, El construirá un templo y “dominará en Su trono” y los oficios de sacerdote y rey serán combinados en El. Por eso, “El será un sacerdote en Su trono”.

Zacarías 8:2-3 – El Señor promete que cuando El regrese a Sión, El “morará en medio de Jerusalén” y Jerusalén será llamada “Ciudad de la Verdad”.

Zacarías 9:10 – El Mesías traerá paz a las naciones y “Su señorío será de mar a mar”.

Zacarías 14:1-9 – El Mesías regresará al Monte de los Olivos. El Monte se partirá a la mitad cuando Sus pies lo toquen y el remanente judío que quede vivo en Jerusalén huirá de la ciudad y se esconderá en las hendiduras del Monte. El versículo 9 dice que en ese día: “el Señor será rey sobre toda la tierra”.


Jesús vuelve para reinar sobre la tierra, porque los profetas del Nuevo Testamento lo dicen


1. Pedro

Hechos 3:21 – En su sermón en el pórtico de Salomón, Pedro dice que Jesús debe permanecer en el Cielo “hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de Sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo”. El periodo de restauración del que se habla aquí ocurrirá durante el Milenio, cuando la maldición sea removida parcialmente y la naturaleza sea restaurada (Romanos 8:18-23)


2. Pablo

2 Tesalonicenses 1:7-10 – Pablo dice que cuando Jesús regrese para “dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio”, El también vendrá con el propósito de ser glorificado ante Sus santos. El retorno de Jesús para ser glorificado ante Sus santos y todas las naciones del mundo es uno de los temas persistentes de la profecía del Antiguo Testamento (Isaías 24:23; 52:10,13; 61:3 y Salmo 46:10)

2 Timoteo 2:12 – Pablo dice “Si sufrimos, también reinaremos con El”.

3. Juan

Apocalipsis 12:5 – Juan ve una visión en la que una mujer vestida con el sol (Israel) da a luz a un hijo varón (Jesús) “que regirá con vara de hierro a todas las naciones”.

Apocalipsis 19:15-16 – En su descripción del regreso de Jesús a la tierra, Juan dice que El ostenta el título “Rey de reyes y Señor de señores” y Juan dice que El “regirá las naciones con vara de hierro”.

Apocalipsis 20:4,6 – Juan dice que después del regreso de Cristo a la tierra, El reinará con Sus santos (los que recibieron facultad de juzgar) por mil años.

Jesús vuelve para reinar sobre la tierra, porque las Huestes Celestiales lo dicen


1. Gabriel

Lucas 1:26-38 – Cuando el arcángel Gabriel se le apareció a María, le dijo que ella tendría un hijo llamado Jesús, Quien sería llamado “Hijo del Altísimo”. Luego él añadió tres promesas que aún deben cumplirse: “el Señor Dios Le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y Su reino no tendrá fin”.

2. Los 4 Seres Vivientes y los 24 Ancianos

Apocalipsis 5:9-10 – Cuando Juan es arrebatado al Cielo y se encuentra a sí mismo de pie ante el trono de Dios (Apocalipsis 4), él escucha a “los cuatro seres vivientes” (criaturas angélicas especiales llamadas serafines en Isaías 6) y a “los veinticuatro ancianos” (probablemente sean representantes de los redimidos) cantando un cántico de alabanza a Jesús. En este cántico ellos dicen que Jesús es un Cordero Digno que ha hecho un reino para Sus redimidos, “y ellos reinarán sobre la tierra”.


3. Los Ángeles de Dios

Apocalipsis 11:15 – Voces del Cielo hacen una proclamación proléptica en la mitad de la Tribulación: “Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de Su Cristo; y El reinará por los siglos de los siglos”. (Nota: Una declaración proléptica es una que habla de un evento futuro como si ya hubiese ocurrido. Esta es una forma común de expresión en la profecía porque todos los eventos futuros están establecidos en la mente de Dios como si ellos ya hubiesen ocurrido en la historia).


4. Los Mártires de la Tribulación

Apocalipsis 15:3-4 – Al final de la Tribulación, justo antes del derramamiento final de la ira de Dios en la forma de los juicios de las copas, todos los mártires de la Tribulación que están en el Cielo se unen para cantar “el cántico de Moisés… y el cántico del Cordero”. En ese cántico, ellos declaran que el Cordero (Jesús) es “Rey de las naciones” y ellos proclaman que “todas las naciones vendrán y Te adorarán”.

Jesús vuelve para reinar sobre la tierra, porque El lo dijo

Mateo 19:28 – Jesús dijo que durante “la regeneración” (el mismo tiempo que “el periodo de restauración” referido por Pedro en Hechos 3:21), El se “sentará en el Trono de Su gloria” y los apóstoles se unirán a El para juzgar a las doce tribus de Israel.

Mateo 25:31 – Jesús dijo que cuando El regrese en gloria, “el Hijo del Hombre… se sentará en Su trono de gloria, y serán reunidas delante de él todas las naciones” para ser juzgadas. El trono de Jesús es el trono de David que siempre ha estado ubicado en un solo lugar – en Jerusalén (vea Isaías 9:6-7 y Salmo 122)

Hechos 1:3-6 – Lucas dice que Jesús pasó 40 días enseñando a Sus discípulos acerca del Reino de Dios. Luego, mientras se preparaba para ascender al Cielo, uno de sus discípulos le preguntó: “Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo?” La pregunta indica que Jesús enseñó que vendría un tiempo cuando el reino sería restaurado a Israel. La respuesta de Jesús a la pregunta indicó la misma cosa. El no reprendió la pregunta. En lugar de eso, El simplemente dijo que no les correspondía a ellos conocer los tiempos y las sazones cuando el reino sería restaurado a Israel.

Apocalipsis 2:26-27 – Jesús dice que El tiene una recompensa especial para cualquier “vencedor” que guarde Sus obras hasta el fin: “Yo le daré autoridad sobre las naciones, y las regirá con vara de hierro”.

Apocalipsis 3:21 – Jesús aclara que los vencedores reinarán juntamente con El: “Al que venciere, le daré que se siente conmigo en Mi trono, así como Yo he vencido, y Me he sentado con Mi Padre en Su trono”. Nuevamente, el trono de Jesús es el trono de David (Lucas 1:32 y Apocalipsis 3:7). El trono de David está en Jerusalén, no en el Cielo (Salmo 122). Jesús actualmente comparte el trono de Su Padre. El no está sentado en Su propio trono y no lo hará hasta que El regrese a esta tierra. Entonces permitirá que los redimidos compartan Su trono con El.
Artículos relacionados:

Los Mil Años
Los Judíos en la Profecía Bíblica de los Tiempos del Fin
Venga tu Reino
Profecía Cumplida e Israel
La Mujer Misteriosa
Diez Razones para Rechazar el Reino Ahora


Traducción y diagramación por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe

1 comentario:

El Ojo Protestante blog dijo...

Donald
Es un artículo muy claro. Las referencias son precisas y no creo que haya quien se atreva a decir que están descontextuadas.
¡Cristo Viene y reinaremos con Él!

Share/Bookmark