domingo, 22 de febrero de 2009

¿Es el Rapto...

"...una enseñanza traída del mismo Infierno"?


Dejemos que sea la Palabra de Dios quien responda esta pregunta:


Mateo 24:36

Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo a mi Padre.


Mateo 25:1-6

Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo, salid a recibirle!


Marcos 13:33-37

Mirad, velad y orad; porque no sabéis cuándo será el tiempo. Es como el hombre que yéndose lejos, dejó su casa, y dio autoridad a sus siervos, y a cada uno su obra, y al portero mandó que velase. Velad, pues, porque no sabéis cuándo vendrá el señor de la casa; si al anochecer, o a la medianoche, o al canto del gallo, o a la mañana; para que cuando venga de repente, no os halle durmiendo. Y lo que a vosotros digo, a todos lo digo: Velad.


Romanos 13:11, 12

Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz.


Romanos 16:20

Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros.


1 Corintios 1:7

De tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo.


Filipenses 3:20

Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo.


Filipenses 4:5

Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.


1 Tesalonicenses 1:10

Y esperar de los cielos a Su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.


1 Tesalonicenses 5:6

Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios


1 Timoteo 6:14

Que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo.


Tito 2:13

Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.


Hebreos 9:28

Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.


Hebreos 10:24, 25

Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.


Hebreos 10:37

Porque aún un poquito, y el que ha de venir vendrá, y no tardará.


Santiago 5:7-9

Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador, espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía. Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca. Hermanos, no os quejéis unos contra otros, para que no seáis condenados; he aquí, el juez está delante de la puerta.


1 Pedro 1:13

Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado.


1 Pedro 4:7

Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración.


Judas 21

Conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.


Apocalipsis 3:11

He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.


Apocalipsis 22:7

¡He aquí vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.


Apocalipsis 22:20

El que da testimonio de estas cosas dice: Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús.


Estimado lector, ¿usted a quién esperará: a Jesucristo o al Anticristo?


1 comentario:

Angel Luis González dijo...

tremendo artículo, hay gente que no cree y se burlan, lamentablemente hasta supuestos cristianos; pero si el Rspto no fuera cierto ¡para qué? esperar al Señor pues si ese fuera el caso,tendríamos que esperar al anticristo.Entonces todo el mundo sabría cuando el viniera, exactamente al final de la Gran Tribulación.

Dios te bendiga.

Support/Donar

Share/Bookmark

Psalm 83 - A Prayer for Israel [Salmo 83 - Una Oración por Israel]


Vea y descargue esta presentación desde su sitio original, en los siguientes idiomas:
  • English
  • Français
  • Deutsch
  • Português
  • Español