miércoles, 26 de agosto de 2020

Video: Señales Proféticas del Tiempo del Fin (parte 1)

Estimados lectores:

Comparto con ustedes el sermón que impartí el día sábado 22 de agosto, en el auditorio de Radio Ondas de Luz. 

También les comparto el bosquejo de mi exposición. Espero que les sea de bendición.


 ¿Qué es una señal profética?

Es básicamente una profecía concerniente a un evento histórico o un desarrollo tecnológico, que caracterizará un tiempo futuro.

El método de advertencia de Dios

Dios está alertando a los creyentes del pronto regreso de Su Hijo a través de lo que se llaman "señales de los tiempos". Éstas son profecías acerca de los eventos mundiales que se nos dice que debemos vigilar, profecías que identificarán la época del regreso del Señor.

La Biblia está llena de estas señales. Hay cerca de 500 profecías en el Antiguo Testamento que se relacionan con la Segunda Venida del Mesías. En el Nuevo Testamento, 1 de cada 25 versículos está relacionado con el regreso de Jesús.

¿Qué es la inminencia profética?

Inminente: La calidad o condición de estar a punto de ocurrir.

Inminencia: Relacionada con la profecía bíblica, simplemente quiere decir que el regreso de Jesús por la Iglesia puede ocurrir en cualquier momento. Ninguna señal de advertencia indicará un conteo regresivo de corto plazo. Como cristianos, debemos permanecer alertas 24 horas al día, 7 días a la semana.

La mejor forma de estar atentos a las señales de los tiempos es organizarlas en categorías. A continuación, veremos cuáles son.

1) Señales de la Naturaleza 

(Mt. 24:7; Lc. 21:11)

Es la categoría menos respetada. Esto se debe a que la mayoría de cristianos son racionalistas: encuentran difícil de creer que Dios le hable al mundo a través de las señales de la naturaleza.

Veamos algunos ejemplos: 

– Diluvio de Noé (Génesis 6)

– Invasión de langostas a Judá (Joel 1)

– Sequía, tormentas, langostas, hambre y pestilencia a Israel (Amós 4:6-10)

2) Señales de la Sociedad

– Jesús dijo que la sociedad se volverá cada vez más anárquica e inmoral a medida que se acerque el momento de Su regreso. De hecho, dijo que ésta se volverá tan malvada como lo fue en los días de Noé (Mt. 24:12; 37-39).

– Pablo pinta un cuadro escalofriante de la sociedad del tiempo del fin en 2 Tim. 3:1-5. Dice que ésta se caracterizará por 3 amores:

a. El amor a uno mismo (humanismo)

b. El amor al dinero (materialismo)

c. El amor al placer (hedonismo)

La recompensa de este estilo de vida carnal será lo que los filósofos llaman nihilismo, es decir una sociedad que se revuelca en la desesperación.

¿Qué es el nihilismo?

Nihilismo, del latin nihil, "nada", es una corriente filosófica que toma como base la negación de uno o más de los supuestos sentidos de la vida. El nihilismo critica social, política y culturalmente a las costumbres, valores, y creencias de la sociedad, en la medida que éstas le dan sentido a la vida; planteando desde su punto de vista existencialista que la vida carece de valor, significado y propósito.

– La mente de los hombres se volverá depravada (Rom. 1:28), y la gente llamará al mal bien y al bien mal (Is. 5:20).

Las características de esta sociedad son: anarquía, violencia, inmoralidad, codicia, egoísmo, hedonismo, rebelión, y desesperación.

3) Señales Espirituales

A. Negativas

– Falsos cristos y profetas y sus grupos sectarios.

– Apostasía en la iglesia profesante, especialmente a partir de la década de 1920, cuando los seminarios estadounidenses se vieron influenciados por la escuela de la Alta Crítica alemana.

– Herejía generalizada en la iglesia.

– Movimiento hacia una religión mundial.

– Persecución de los verdaderos creyentes:

A medida que la sociedad se ha secularizado, el verdadero cristianismo ha sido objeto de ataques cada vez mayores. Los valores judeocristianos, que alguna vez fueron la base de la civilización occidental, ahora son abiertamente ridiculizados, y aquellos que todavía se adhieren a ellos son criticados como "fundamentalistas intolerantes" por los medios de comunicación.

– Estallido de actividad demoníaca y oculta.

B. Positivas

– Derramamiento del Espíritu Santo.

– Evangelismo mundial.

– Comprensión de la profecía bíblica

Mediante el uso de la tecnología moderna, el Evangelio se ha proclamado en todo el mundo en este siglo, y la Biblia se ha traducido a todos los idiomas principales. 

Libro: El Plan de Dios para las Edades (2da. Ed.) – Prólogo

El Cianotipo de la Profecía Bíblica



Haga clic sobre la imagen para ir al Índice


Estoy cansado de leer libros de profecía sensacionalistas. Debido a que la profecía bíblica trata sobre el futuro, ésta atrae a los buscadores de curiosidades, y eso, a su vez, motiva a los sensacionalistas a escribir libros estimulantes que atraen a la carne en lugar de ministrar al espíritu.

Profecía Periodística

Los títulos de los libros en la sección de profecía de cualquier librería cristiana a menudo tienen el mismo sabor que los titulares de los periódicos sensacionalistas:

“¡Babilonia Reconstruida!”.

“¡El Arca del Pacto es Descubierta!”.

“¡Buitres Reuniéndose en Israel!”.

“¡La Computadora Bestia en Bélgica!”.

“¿Es Gorbachov Gog?”.

“¿Podría el Rey Carlos ser el Anticristo?”.

“¡La Marca de la Bestia está Aquí!”.

Y así sucesivamente, ad nauseam.

Rumores de Profecía

Hace algunos años, recibí una carta de un oyente de la radio que decía  que su pastor había predicado un sermón completo basado en un rumor que había oído de algún maestro de profecía. El rumor, lo crea o no, era que los bloques de construcción del próximo Templo judío habían sido cortados y numerados, y que los bloques habían sido almacenados en K-Marts a lo largo de los Estados Unidos, ¡esperando la llamada para enviarlos a Jerusalén!

Rumores extraños como éste circulan constantemente entre los entusiastas de la profecía. Es suficiente para hacer que alguien concluya que todo el campo de la profecía bíblica no es más que un patio de recreo para los fanáticos. Desafortunadamente, muchos cristianos han llegado a esa conclusión y han descartado la profecía como un campo fructífero de estudio. 

Eso es una lástima, porque la profecía, correctamente enseñada, puede ser pastos verdes para los discípulos.

Propósitos de Este Libro

Dios tiene un plan para el futuro. Lo ha tenido desde la fundación del mundo. Dios proclamó esta verdad por medio del profeta Isaías, en el capítulo 46 de sus profecías:

9) …porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí,

10) que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero;

11) …Yo hablé, y lo haré venir; lo he pensado, y también lo haré.

El propósito básico de este libro es explicar los detalles del plan de Dios para el futuro, como se revela en Su Palabra Profética.

En el proceso, intentaré explicar algunos de los conceptos y temas básicos de la profecía bíblica de una manera no sensacionalista. El propósito no es estimular la imaginación, sino alimentar el espíritu.

Además, el libro tiene como objetivo usar la Palabra Profética de Dios para motivar el estudio bíblico; generar una mayor esperanza acerca del futuro; estimular el evangelismo; incentivar un compromiso a la santidad;  y desarrollar una relación más profunda con Jesús.

También está escrito para crear un sentido de urgencia acerca del pronto regreso de Jesús — y más que eso, un sentido de expectativa.

El Formato del Libro

He tratado deliberadamente de construir cada capítulo de una manera que le permita sostenerse por sí mismo. Eso significa que no tiene que leer el libro en orden. Simplemente puede ir directamente a cualquier capítulo en particular que le pueda interesar.

Este enfoque da como resultado cierta repetición, con el fin de hacer que los capítulos sean independientes entre sí. Pero, entonces, la repetición es una de las claves del aprendizaje.

Apatía Profética

Debido a que el estudio apropiado de la profecía bíblica ha sido tan ignorado en la Iglesia de hoy en día, el cristiano promedio es apático acerca del regreso de Jesús. La Biblia dice que debemos anhelar el regreso del Señor (2 Timoteo 4:7-8). La Iglesia de hoy está bostezando.

El anhelo bíblico apropiado se puede encontrar hoy principalmente entre los judíos ortodoxos de todo el mundo, que están esperando fervientemente la venida del Mesías en cualquier momento. Sienten Su pronta venida porque conocen las profecías de las Escrituras hebreas — lo que nosotros llamamos el Antiguo Testamento.

La Iglesia, por el contrario, generalmente ignora las profecías del Antiguo Testamento y ha ignorado o espiritualizado las profecías del Nuevo Testamento.

La paradoja resultante es que, mientras los judíos no reconocieron la Primera Venida del Mesías, son los judíos quienes ahora están en sintonía con las señales de los tiempos, mientras que la Iglesia gentil parece ciega.

Como veremos en este libro, Dios está realizando actualmente uno de Sus mayores milagros en la historia. Los judíos lo reconocen plenamente. La Iglesia parece ajena a ello. 

Una Oración

Oro para que este libro desafíe y transforme su forma de pensar acerca del futuro, al llevarlo a profundizar más en la Palabra Profética de Dios de lo que jamás se haya atrevido a aventurarse.

Oro para que el libro le haga apreciar el hecho de que Dios está en control de la historia, que tiene un plan maestro y que es capaz de orquestar su cumplimiento.

Oro también para que el libro emocione su alma con las maravillosas bendiciones que Dios ha prometido a Su pueblo en el futuro. 

Una Promesa

Espero y oro que este estudio de la profecía le bendecirá. Puede que no esté de acuerdo con todo lo que tengo que decir, pero será bendecido por las promesas de Dios que le mostraré en las Escrituras. Le insto a que sea un buen bereano y que pruebe con las Escrituras todo lo que tengo que decir (Hechos 17:10-11).

Cuanto más avance en el libro, más llegará a apreciar plenamente la declaración del apóstol Pablo en Romanos 8:18: “Porque considero que los padecimientos del tiempo presente no son dignos de comparar con la gloria que pronto nos ha de ser revelada”.

¡Maranata!
Dr. David R. Reagan
Allen, Texas
Primavera de 2020


Estimados lectores: Gracias a las ofrendas de amor de nuestros colaboradores, podemos poner gratuitamente a su disposición este material exclusivo de nuestro Ministerio. Si siente de parte del Señor apoyar la labor que su servidor está llevando a cabo, visite nuestra sección Donativos, para descubrir cómo podrá hacerlo.

Libro: El Plan de Dios para las Edades (2da. Ed.) – Índice

El Cianotipo de la Profecía Bíblica




Contenido

Prólogo

Introducción: La Puerta a la Profecía


Parte Uno
Importancia Profética

1) La Importancia de la Profecía
¿Es sólo falsas esperanzas?

2) El Abuso de la Profecía
¿Merece el desprecio que recibe?

3) El Alcance de la Profecía
¿Cuáles son las variedades?

4) La Interpretación de la Profecía
¿Necesita la imaginación o el sentido común?

5) El Mesías en la Profecía
¿Valida la profecía a Jesús?

6) La Profecía y la Evolución
¿Cómo se relacionan?

7) La Profecía y la Salvación
¿Es la creencia en el milenio esencial?


Parte Dos
Asuntos Proféticos

8) Los Judíos en la Profecía
¿Han sido puestos a un lado?

9) Los Árabes en la Profecía
¿Tienen alguna esperanza?

10) Los Imperios en la Profecía
¿Revivirá el Imperio Romano? 

11) Las Naciones en la Profecía
¿Habrá una cierta configuración del tiempo del fin?

12) Los Estados Unidos en la Profecía
¿Jugará Estados Unidos un papel central o periférico?

13) Babilonia en la Profecía
¿Será el cuartel general del Anticristo?

14) Jerusalén en la Profecía
¿Tiene un futuro?

15) La Iglesia en la Profecía
¿Está destinada para la Tribulación o el Cielo?

16) La Tierra en la Profecía
¿Será destruida o es eterna?

17) La Ira de Dios
¿Es un mito o una realidad?

18) El Anticristo
¿Cuáles serán su origen y destino?

19) El Significado del Cielo
¿Es un lugar etéreo o tangible?

20) La Naturaleza del Lago de Fuego
¿Es un castigo eterno?


Parte Tres 
Enfoques Proféticos

21) Puntos de Vista Proféticos
¿Por qué hay tantos conceptos?

22) Problemas Amileniales
¿Estamos realmente en el Milenio ahora?

23) El Postmilenialismo
¿Convertirá la Iglesia al mundo?

24) El Preterismo
¿Ha ocurrido ya la Segunda Venida?

25) El Regreso de Jesús
¿Será un solo evento o ocurrirá en etapas?

26) El Rapto 
¿Cuándo es más probable que ocurra?

27) La Tribulación
¿De qué se trata?

28) El Milenio
¿Por qué Jesús debe reinar durante mil años?


Parte Cuatro
Señales Proféticas

29) El Establecimiento de Fechas
¿Podemos saber cuándo regresará Jesús?

30) Las Señales de los Tiempos
¿Cuáles son los indicadores?

31) Señales Modernas
¿Hay señales que son exclusivas de nuestro tiempo?

32) La Curva Exponencial
¿Qué es y qué significa?

33) La Creciente Apostasía en la Iglesia
¿Estamos siendo testigos del surgimiento 
de la  Iglesia Mundial Única?

34) La Explosión de las Sectas
¿Cuál es su importancia?

35) El Derramamiento del Espíritu Santo
¿Cómo se manifiesta?

36) El Renacimiento de la Adoración Davídica
¿Cómo se relaciona con los tiempos del fin?

37) La Señal más Importante
¿Cuál piensa que es?


Parte Cinco 
Esperanza Profética

38) El Destino Eterno
¿Qué pasa cuando muere?

39) Las Resurrecciones y los Juicios
¿Cuántos ocurrirán y cuándo?

40) Recompensas
¿Qué recompensas pueden esperar los creyentes?

41) Estilo de Vida
¿Está viviendo con una esperanza eterna?

42) Actitud
¿Está anhelando o bostezando acerca del regreso del Señor?


Acerca del Autor y el Ministerio




Estimados lectores: Gracias a las ofrendas de amor de nuestros colaboradores, podemos poner gratuitamente a su disposición este material exclusivo de nuestro Ministerio. Si siente de parte del Señor apoyar la labor que su servidor está llevando a cabo, visite nuestra sección Donativos, para descubrir cómo podrá hacerlo.

Libro: El Plan de Dios para las Edades (Segunda Edición)

El Cianotipo de la Profecía Bíblica



Haga clic sobre la imagen para ir al Índice


¿Cuál es el destino de la humanidad?


No tenemos que adivinarlo.

La Biblia explica el plan de Dios para las edades con gran detalle, a través de profecías dadas hace miles de años.

En este libro, el Dr. David Reagan presenta un estudio panorámico de los fundamentos de la profecía bíblica, con un enfoque en las profecías que se relacionan con los tiempos del fin. En el proceso, revela el plan de Dios para la redención de la humanidad y la restauración de la creación.

Escrito en un estilo práctico y fácil de entender, este libro hace que sea fácil de entender para cualquier laico. Aunque cada capítulo se relaciona con el tema general, también está diseñado para leerse por sí solo. Esto hace posible que el lector lea de forma corrida o salte a temas seleccionados. 


El Dr. David R. Reagan fue un profesor de Derecho Internacional y Política durante veinte años, antes de que se rindiera al llamado de Dios a su vida. Él es el fundador y el Evangelista Sénior del Ministerio Cordero y León, cuyo propósito es proclamar el pronto regreso de Jesús a tantas personas como sea posible, lo más rápido posible. 






Estimados lectores: Gracias a las ofrendas de amor de nuestros colaboradores, podemos poner gratuitamente a su disposición este material exclusivo de nuestro Ministerio. Si siente de parte del Señor apoyar la labor que su servidor está llevando a cabo, visite nuestra sección Donativos, para descubrir cómo podrá hacerlo.

jueves, 20 de agosto de 2020

Nota de Duelo: Ann Reagan ha pasado a la presencia del Señor

Estimados lectores: 

La esposa de mi mentor espiritual, Ann Reagan, falleció el día lunes 17 de agosto de 2020.

Ann Reagan (centro) se muestra arriba con su hija, Rachel, y su esposo, el Dr. David Reagan

Comparto con ustedes el aviso publicado en la página de Facebook del Ministerio Cordero y León:

««La querida esposa del Dr. Reagan, Ann, finalmente se ha ido a casa para estar con su Salvador después de una larga batalla de 9 años contra el deterioro de su salud. Ore por la familia Reagan durante este momento difícil y que su regreso a casa lleve a muchos a Jesucristo. "Bien hecho, buen siervo y fiel" (Mateo 25:21)»».

Una Fe Tenaz en Tiempos de Ansiedad (parte 1)

La Pandemia




Hay un viejo dicho que contiene sabiduría: “Cuando te encuentres en un agujero, ¡deja de cavar!”. 

Durante las últimas semanas, nuestra nación ha sido empujada a un agujero. Después de experimentar un auge económico durante los últimos años, de repente nos encontramos enfrentando una crisis de salud pública, una potencial calamidad económica, y un futuro incierto. ¿Cómo deberían reaccionar los cristianos ante un aluvión de noticias negativas y temores crecientes?

En primer lugar, debemos recordarnos constantemente — y a nuestros hermanos creyentes — que nuestra esperanza no está en nuestra cuenta corriente, nuestro 401K (plan de ahorro para la jubilación), nuestra reserva de alimentos y necesidades o cualquier otra persona o cosa. Nuestra esperanza está en Cristo solo. 

Parados firmemente en esa Roca de la Verdad, necesitamos decir la verdad — entre nosotros y ante un mundo que se tambalea por el miedo. 

Los Juicios Correctivos de Dios

Cuando hablamos de la ira de Dios, el mundo se ofende. Visualizan a Dios como un monstruo, que derrama el juicio inmerecido sin misericordia.

Me acordé de esto recientemente cuando el representante estatal de Kentucky, Chris Fugate (quien también es pastor bautista) abrió una sesión diaria de la legislatura con una oración en la que habló del juicio de Dios contra el pecado y nuestra necesidad de arrepentirnos por los pecados individuales y corporativos. Los legisladores izquierdistas en Kentucky estaban indignados de que alguien hablara de juicio o llamara al arrepentimiento.

Pero la Escritura es clara. El apóstol Pablo declaró que el Dios vivo y verdadero no tolerará el pecado para siempre — y no será burlado (Gálatas 6:7-8). Pero, incluso en medio de la ira, Él siempre recuerda la misericordia (Habacuc 3:2). Y, Él es paciente, y no desea que nadie perezca, sino que todos lleguen al arrepentimiento (2 Pedro 3:9). 

Esa paciencia y misericordia son evidentes en toda la Biblia. Cuando Dios anunció el juicio sobre un mundo lleno de iniquidad, en forma de un diluvio mundial, comisionó a Noé como pregonero de justicia (2 Pedro 2:5). Mientras construía el arca, Noé llamaba a la gente al arrepentimiento — tanto a través de sus acciones obedientes como de su predicación.

Jonás llegó a comprender la profundidad del amor de Dios por los perdidos. Comprendieron la precariedad de su situación y se arrepintieron en silicio y ceniza — y Dios se arrepintió de Su juicio.


Una Respuesta Adecuada al Juicio

Jesús desafió el pensamiento equivocado de los hombres que plantearon una pregunta sobre la matanza de algunos galileos (Lucas 13:1). Él preguntó, “¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos?” (Lucas 13:2). En lugar de menospreciar la tragedia o señalar la pecaminosidad de esas personas, habló de la condición de toda la humanidad: “…si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente” (Lucas 13:3).

Entonces, siguiendo el ejemplo de Noé y Jonás y Pablo y Jesús, debemos decir la verdad a los que están pereciendo — llamándolos al arrepentimiento y la salvación en Jesús. No es el momento de ofrecer clichés de esperanza vacía. A medida que la tormenta arrecia, debemos señalar el único fundamento de la Iglesia: Jesucristo, su Señor. 

Al igual que la palabra de la cruz, tal mensaje seguirá siendo una insensatez ofensiva para muchos de los que están pereciendo, pero, para otros, representará el poder de Dios (1 Corintios 1:18).


Traducido por Donald Dolmus
Ministerio En Defensa de la Fe

Original article:
Tough faith in a time of anxiety

lunes, 10 de agosto de 2020

Amenazas Virales a la Libertad Religiosa (pdf)

Cuidado con el Poder que Corrompe Absolutamente


Haga clic sobre la imagen para ir a la página de descarga


Fragmento: 

Se ha debatido mucho sobre el equilibrio adecuado que los cristianos deben lograr en medio de una crisis de salud pública. Un deseo real de “amar a otros como a nosotros mismos”, al tomar medidas razonables para salvaguardar la salud pública parece necesario y prudente.

Pero, a medida que la crisis continúa, las voces han sonado una alarma legítima sobre las consecuencias a largo plazo de una catástrofe económica — algo que afectará la salud mental, social y física.  
Entre las lecciones importantes que se pueden extraer de esta experiencia se encuentra la conciencia de la corrosividad del poder ejercido sin restricciones. La naturaleza pecaminosa de la humanidad significa que el poder absoluto realmente tiende a corromper absolutamente.  Es por eso que nuestros Fundadores crearon un sistema de controles y equilibrios — lo que asegura que el poder nunca se consolide en un poder o un cargo. 


Estimados lectores: Gracias a las ofrendas de amor de nuestros colaboradores, podemos poner gratuitamente a su disposición este material exclusivo de nuestro Ministerio. Si siente de parte del Señor apoyar la labor que su servidor está llevando a cabo, visite nuestra sección Donativos, para descubrir cómo podrá hacerlo.

jueves, 6 de agosto de 2020

Revista Llamada de Medianoche – Agosto 2020

Cinco referencias a la Segunda Venida de Jesús

Haga clic sobre la imagen para descargar la revista

Temas incluidos en esta edición:

»» Dos templos diferentes y dos señales para la huida
»» ¿Dividirá la COVID-19 a la sociedad israelí?
»» Israel: un pueblo muy especial
»» COVID-19 y la Segunda Venida de Cristo 
»» Salmo 91: ¿arma milagrosa de los cristianos?

Entre otros.

Para poder descargar y leer esta revista, necesitará tener instalado el programa gratuito Adobe Reader.


Si desea obtener materiales adicionales, visite la página web del Ministerio Llamada de Medianoche:

domingo, 2 de agosto de 2020

La Pandemia:

Consecuencias Económicas de Largo Plazo




Muchos han estado afirmando todo el tiempo que la cura que nuestra nación ha perseguido para el coronavirus — es decir, las órdenes de quedarse en casa y el cierre de negocios — va a demostrar ser más dolorosa que el virus mismo. 

Esa afirmación parece estar haciéndose realidad ante nuestros propios ojos, ya que millones de personas se han quedado sin trabajo y miles de negocios se han declarado en bancarrota.

Pero hay una mayor amenaza de largo plazo en el horizonte que podría resultar aún más devastadora. Estoy pensando en el impacto de los paquetes de estímulo aprobados por el Congreso. Han agregado cuatro billones de dólares a nuestra deuda nacional de la noche a la mañana. Y los paquetes posteriores podrían agregar fácilmente uno o dos billones, lo que hace que el total sea de alrededor de seis billones. 

Nuestra deuda nacional ya estaba en $24 billones cuando el Congreso promulgó los paquetes de estímulo por la pandemia. Pero ése no es el verdadero nivel de deuda de nuestro gobierno nacional. Cuando agrega a eso las promesas no financiadas de Medicare y de Seguro Social, más las obligaciones de pensiones y atención médica, la deuda total de nuestro gobierno nacional antes de la pandemia llegaba a más de $124 billones, ¡o un total de $802,000 por contribuyente! (Para obtener estadísticas detalladas, vea el reloj de la deuda nacional en truthinaccounting.org)

¿Y cómo estamos cubriendo el costo de los paquetes de estímulo? Lo estamos haciendo vendiendo bonos del tesoro e imprimiendo dinero. Esa solución significa que dos perspectivas sombrías nos están mirando a la cara — ya sea una inflación desbocada o un servicio de deuda tan grande que aplasta a nuestra economía.

Manifestación en el edificio del Capitolio del Estado de Colorado

El Peligro de la Inflación

La mayoría de la gente no reconoce el impacto devastador de la inflación, así que permítanme darles algunos ejemplos. En 1960, cuando mi esposa y yo nos casamos, podíamos comprar una semana de comestibles y las necesidades del hogar por menos de $25. Siete años después, en 1967, compramos nuestra primera casa. Estaba ubicada en Sherman, Texas, Era una casa nueva de ladrillo, de tres dormitorios y dos baños en un vecindario muy agradable. Costó $17,500. Los pagos eran de $200 al mes, y estaba financieramente estirado para hacerlos con mi salario de profesor de $9,000 al año.

El valor del dólar cambió repentina y radicalmente por la rápida inflación que ocurrió cuando el Presidente Nixon abandonó el patrón oro en la década de 1970, lo que resultó en una tasa del 11%. Durante el gobierno del Presidente Jimmy Carter (1977-1982), la tasa se disparó por encima del 14% y los precios comenzaron a aumentar tan rápido que los restaurantes dejaron de imprimir el precio de las comidas en sus menús. En vez de eso, escribían los precios cada día. En comparación, la tasa de inflación de nuestra nación durante 2019 fue de 1.5%.

En 1967, el ingreso familiar promedio en nuestra nación era de $6,900 por año. Hoy es de $63,000. El salario promedio de un maestro de escuela en 1967 era $7,692. Hoy es de $60,482. ¡Tenga en cuenta que éstas son cifras equivalentes! Por lo tanto, $8,000 en 1967 tenían el mismo poder adquisitivo que $65,125 hoy.

El punto es que la inflación rápida es un monstruo que puede hacer que todos sus ahorros no valgan nada de la noche a la mañana.  


La Amenaza de la Deflación

Y luego está la amenaza de la deflación que podría producirse cuando las tasas de interés de nuestras deudas nacionales, estatales y municipales dan como resultado quiebras e impagos en los planes de jubilación y los programas de beneficios como el Seguro Social y Medicare.

La conclusión es que no podemos seguir acumulando deuda tratando de posponer el problema. Tarde o temprano tendremos que afrontar las consecuencias, particularmente  cuando no hay voluntad política para recortar nuestros sobre-hinchados presupuestos municipales, estatales, y nacionales.

Además, debemos tener en cuenta que estamos actuando irresponsablemente al colocar nuestras deudas en los hombres de nuestros hijos, nietos y bisnietos. Lo que estamos haciendo es equivalente a que compre una mansión de 50 millones de dólares con una nota de 100 años, que obligue a mis descendientes a hacer los pagos de la hipoteca mucho después de que muera.

El Juicio que Estamos Rogando

Siempre he creído que el juicio final de Dios sobre nuestra nación por nuestros pecados impenitentes sería de naturaleza económica. Primero expresé esta creencia en mi libro, ¿América la Hermosa? (2003). Al considerar las posibles formas en la que Dios podría derramar Su ira sobre esta nación, escribí: “Lo primero que me viene a la mente es una catástrofe económica que resultará de nuestra situación de deuda fuera de control…No hay forma de escapar a la conclusión de que Estados Unidos se ha convertido en un adicto a la deuda”. Concluí con esta observación:

Creo que un colapso económico sin precedentes es muy probable porque el dinero es el verdadero dios de Estados Unidos, y el verdadero Dios de este universo es un Dios celoso y no tolera la idolatría, Dios, por Su propia naturaleza, se verá obligado a destruir a nuestro falso dios. 

Una Experiencia Personal Impactante

Fui a la Unión Soviética en 1992, poco después del colapso del gobierno comunista. La nación estaba en un caos absoluto. Era difícil creer que, sólo unos meses antes, ésta había sido la nación más poderosa del planeta tierra, con más armas nucleares que cualquier otro país.

En Moscú, todas las tiendas estaban vacías — y quiero decir completamente vacías de comida y ropa. Miles de personas estaban de pie en la acera con mesas de cartón llenas de artículos para intercambiar. La gente intercambiaba productos alimenticios como leche y papas por ropa y otros artículos esenciales. En el hotel de primera clase donde estábamos alojados, la única comida que tenían para servirnos eran papas, y teníamos que compartir una Coca-Cola entre cuatro de nosotros.

Al ver esta escena desgarradora, el Señor habló a mi corazón y me dijo que regresara a Estados Unidos y compartiera la devastación que Él puede derramar sobre una nación en un instante, sin importar cuán poderosa puede ser — tal como lo hizo con Babilonia en los tiempos del Antiguo Testamento.

Me dijo que enfatizara que Su juicio sobre nuestra nación sería mucho peor. Después de todo, el pueblo ruso había estado bajo una dictadura totalitaria durante 70 años, tiempo durante el cual los cristianos habían sido severamente perseguidos y la distribución de Biblias había sido prohibida.

Las señales de advertencia de Dios

En contraste, durante ese mismo período de tiempo, Dios había derramado abundantes bendiciones sobre nuestra nación. Además, tenemos iglesias en cada esquina, un promedio de cinco Biblias en cada hogar y tenemos el Evangelio siendo proclamado en la radio y la televisión. En resumen, a diferencia del pueblo ruso, no tenemos excusa ante Dios por nuestra rebelión desenfrenada contra Él y Su Palabra. El versículo que el Señor puso en mi corazón para esta nación era Lucas 12:48, que dice: “a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará…”.

Dios has enviado voces proféticas a esta nación para llamarnos al arrepentimiento, y ha enfatizado la seriedad de sus mensajes al infligirnos con juicios correctivos como la Guerra de Vietnam, los ataques del 11 de Septiembre y el Huracán Katrina. 

Pero hemos hecho oídos sordos y nos hemos precipitado a toda velocidad con nuestro comportamiento impío. Literalmente estamos rogando la ira de Dios y, cuando caiga, no tendremos a nadie a quien culpar más que a nosotros mismos. Necesitamos recordarnos estas palabras en 2 Crónicas 7:

13) Si yo cerrare los cielos para que no haya lluvia, y si mandare a la langosta que consuma la tierra, o si enviare pestilencia a mi pueblo;

14) si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.


Traducido por Donald Dolmus
Ministerio En Defensa de la Fe

Original article:
The Pandemic: Long-Range Economic Consequences
Share/Bookmark