domingo, 27 de diciembre de 2009

La Prueba del Profeta


Los imitadores y los falsificadores siempre han asediado la Palabra y el Camino verdaderos de Dios. Por esta razón, el Señor determinó un claro conjunto de pruebas que la persona debe pasar para que la reconozcan como vocero auténtico de Dios. Hay cuatro pasajes principales del Antiguo Testamento que tratan el tema de los falsos profetas: 1) Deuteronomio 13:1-18; 2) Deuteronomio 18:9-22; 3) Jeremías 23:9-40; y 4) Ezequiel 12:21-14:11.

Al examinar estos cuatro pasajes, y muchos otros, la Escritura presenta por lo menos siete características del profeta verdadero. Aunque todas estas características no se hallen en cada profeta, algunos profetas las presentan todas. Sin embargo, para todo seguidor de Dios que realmente deseara saber quién era verdadero y quién era falso, no había duda acerca de la autenticidad del profeta.

Las siete características distintivas del profeta verdadero

1. El profeta verdadero nunca recurría a la adivinación, la hechicería ni la astrología (Dt. 18:9-14: Miqueas 3:7; Ezequiel 12:24). La fuente del mensaje profético era Dios mismo (2 Pedro 1:20-21).

2. El profeta verdadero nunca adaptaba su mensaje para servir las ansias o deseos de la gente (Jeremías 8:11; 28:8; Ezequiel 13:10). Los profetas falsos daban un mensaje que les acarreaba popularidad y dinero. Eran los profetas al estilo de las grandes empresas ricas, como las 500 de la revista Fortune, los oportunistas religiosos (Miqueas 3:5-6, 11). El profeta verdadero daba el mensaje de Dios sin alteraciones e independientemente de sufrir pérdidas y vergüenzas personales y hasta daño físico.

3. El profeta verdadero mantenía su integridad y carácter personal (Isaías 28:7; Jeremías 23:11; Oseas 9:7-9; Miqueas 3:5, 11; Sofonías 3:4). Jesús dice que los profetas verdaderos y los falsos serían conocidos por sus frutos, esto es, por lo que hacen y dicen (Mateo 7:15-20).

4. El profeta verdadero estaba dispuesto a sufrir en aras de su mensaje (1 Reyes 22:27-28; Jeremías 38:4-13; Ezequiel 3:4-8).

5. El profeta verdadero anunciaba el mensaje coherente con la ley y los mensajes de otros profetas verdaderos (Jeremías 26:17-19). El mensaje nunca contradecía ni desechaba una verdad anteriormente revelada, sino que la confirmaba y se edificaba sobre ese cuerpo de verdad (Dt. 13:1-3).

6. El profeta verdadero tenía el cien por ciento de éxito cuando predecía acontecimientos futuros (Dt. 18:21-22). ¡Al contrario de los “psíquicos” (espiritistas) modernos, no bastaba con tener una tasa de éxito que fuera interior a lo absoluto! Si el supuesto profeta no tenía el cien por ciento de precisión, la gente tenía que sacarlo fuera de la ciudad y apedrearlo (Dt. 18:20).

7. A veces el profeta veía legitimado su mensaje por la obra de uno o más milagros (ver Éxodo 5-12). Sin embargo, esta prueba no era concluyente porque los profetas falsos también hacían milagros ocasionalmente (Éxodo 7:1-12; 8:5-7; Marcos 13:22; 2 Tes. 2:9). Por tanto, Moisés señala más de esta prueba en Deuteronomio 13:1-3:

Si se levanta en medio de ti un profeta o soñador de sueños, y te anuncia una señal o un prodigio, y la señal o el prodigio se cumple, acerca del cual él te había hablado, diciendo: “Vamos en pos de otros dioses a los cuales no has conocido y sirvámosles”, no darás oído a las palabras de ese profeta o de ese soñador de sueños; porque el Señor tu Dios te está probando para ver si amas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.

La prueba verdadera era el contenido del mensaje, no los milagros. El profeta verdadero sólo hablaba en el nombre del Señor y llamaba a la gente hacia Dios, no para alejarla de Dios.


Tomado de:
El Libro Completo sobre Profecía Bíblica; por Mark Hitchcock

Artículos relacionados:
Cómo reconocer a un falso profeta
17 señales de la Gran Apostasía

Los explotadores de la fe
Pactos financieros con Dios
¡Cuidado con estos lobos rapaces!
Los profetas del Evangelio de la Prosperidad
Contra los pastores de la prosperidad

Contra los pastores de la prosperidad, parte 2
Contra los pastores de la prosperidad, parte 3

viernes, 25 de diciembre de 2009

Esperamos al Señor Jesús


Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús.
Apocalipsis 22:20

Aún un poquito, y el que ha de venir vendrá.
Hebreos 10:37

El momento del arrebatamiento de los creyentes, cuando el Señor Jesús venga, puede parecer más lejano de lo que desearíamos, pero no debemos desanimarnos, porque una de las razones de esa demora es la salvación de los pecadores. “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3:9).

Toda clase de cataclismos, revoluciones, guerras y acontecimientos extraños y terribles pueden sucederse en breve plazo en la tierra. Si anuncian el próximo fin del tiempo de la gracia, no hay ninguno que haya sido dado como señal precisa de la inminente venida del Señor. El regreso de los judíos a su país, anunciado proféticamente en la Escritura, ya empezó bajo nuestros ojos, pero podría interrumpirse por un tiempo. De todos modos se efectuará completamente después del arrebatamiento de los creyentes.

Nuestra partida para ir al encuentro del Señor es independiente de todo lo que ocurre en la tierra. Esperemos al Señor, atentos a la misión que él nos dejó hasta su venida. “Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así” (Mateo 24:46). Entonces los acontecimientos terrenales y las maquinaciones de los hombres ya no serán nuestra mayor preocupación. Cuidémonos de no dejarnos seducir y aturdir por este mundo, así su venida no nos pillará de sorpresa.

Tomado de: www.labuenasemilla.net; meditación del 17 de febrero 2009

Lectura recomendada:

jueves, 19 de noviembre de 2009

Song: Days of Elijah

Days of Elijah - Paul Wilbur

Alabanza: Israel


En esta ocasión les invito a ver este hermoso video de una alabanza interpretada por el cantante español Marcos Vidal.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

La Identidad de la Babilonia de los Tiempos del Fin

¿Es la moderna Babilonia, la Babilonia de los tiempos del fin?


Una ubicación geográfica que se ha convertido en un punto focal de debate entre los expertos de la profecía bíblica es la ubicación de la ciudad de Babilonia.

La Babilonia de los tiempos del fin ha sido siempre un asunto desconcertante para los eruditos proféticos, especialmente para los premilenaristas, quienes tratan de aceptar siempre el significado de sentido llano de las Escrituras.

La Biblia claramente enseña que Babilonia será la capital en los tiempos del fin del reino mundial del Anticristo (lea Revelación 17 y 18). La Biblia también está llena de profecías acerca de la destrucción total de esta ciudad (vea Isaías 13 y 47; Jeremías 50 y 51; y Revelación 17 y 18).

Pero hay algunas buenas razones para concluir que la Babilonia de los tiempos del fin no será la misma ciudad que la antigua Babilonia, que está ubicada en la moderna nación de Irak.

La primera razón para llegar a esta conclusión puede encontrarse en Isaías 13:7-22, donde se da una profecía muy clara que Babilonia perderá su esplendor después de su derrota con los medos y que dejará de ser habitada para siempre. De conformidad con esta profecía, Babilonia fue conquistada por lo medos, y empezó una larga decadencia que condujo finalmente a su abandono a las fuerzas de la naturaleza. Para la época de Cristo, un testigo reportó que la ciudad no era nada más que “montículos y piedras y ruinas”.

La segunda razón para concluir que la Babilonia de los tiempos del fin será una ciudad diferente se halla en la descripción registrada en Revelación 17. En primer lugar, la ciudad es llamada “misterio” Babilonia, un indicio claro que el nombre está siendo usado simbólicamente (v. 5). Luego el pasaje procede a declarar que la ciudad es la que está ubicada sobre “siete montes” (v. 9). Esto parece ser una clara referencia a Roma, dado que en esa época era conocida como “la ciudad construida sobre siete colinas”. Finalmente, en el versículo 18, la ciudad es identificada como “la gran ciudad que reina sobre los reyes de la tierra”. En la época en la que Revelación fue escrito, esta frase sólo podría referirse a Roma.

La ciudad es llamada metafóricamente como Babilonia porque en el tiempo del reinado del Anticristo, representará el epítome de la maldad espiritual ocultista que se originó en Babilonia y que siempre ha estado asociada con su nombre. De forma similar, en ese mismo tiempo, Jerusalén será un centro de rebelión contra el Señor, y es llamada, en una forma metafórica similar, como “Sodoma y Egipto” en Revelación 11:8, simbolizando inmoralidad e idolatría.

El argumento acerca de la ubicación de la Babilonia de los tiempos del fin se ha agudizado recientemente por la publicación de un libro llamado The Rise of Babylon [La Ascendencia de Babilonia] (Tyndale House, 1991). Fue escrito por Charles Dyer, un profesor del Seminario Teológico de Dallas.

Dyer toma la postura que la Babilonia de los tiempos del fin es la misma que la antigua Babilonia, y se esfuerza valientemente en demostrar su punto reproduciendo fotos de lo que él asegura ser la reconstrucción de Babilonia. Pero las fotos no muestran que la ciudad está siendo reconstruida para habitación. En cambio, ellas muestran que Saddam Hussein simplemente había construido un centro turístico.

Fui a escuchar al autor hablar acerca de Babilonia. Quería ver cómo manejaría el pasaje de Isaías 13:17-18, que dice que Babilonia se convertirá en una ciudad desolada y nunca será edificada de nuevo después que sea conquistada por los medos. El autor inició leyendo el versículo 9, y cuando terminó de leer el versículo 16, simplemente dijo: “Ahora pasemos al versículo 19”. En resumen, ignoró completamente el pasaje acerca de los medos. Creo que eso es mejor que intentar explicar que el pasaje realmente no significa lo que dice.

Desafortunadamente, eso es exactamente lo que el autor intenta hacer en su libro. El argumenta que la profecía con respecto a los medos se refiere a los modernos curdos, quienes se unirán a una fuerza multinacional que destruirán a Babilonia. El argumento no es convincente.

Aunque no estoy de acuerdo con las conclusiones de este libro, se lo recomiendo. Lo inducirá a pensar y a escudriñar las Escrituras – dos ejercicios que necesitamos mucho más en la Iglesia de hoy.

Artículos relacionados:
>> El Gobierno Mundial

>> La Marca de la Bestia

>> Un perfil del Anticristo

>> El Símbolo 666

Traducido por: Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (www.atalayadejesus.blogspot.com)

Artículo original:
The Identity of End Time Babylon


Cortesía de:

Lamb & Lion Ministries (www.lamblion.com)

jueves, 5 de noviembre de 2009

La Marca de la Bestia


En Revelación 13:16-18, se nos dice que durante la Gran Tribulación nadie será capaz de comprar o vender algo sin tomar la “Marca de la Bestia”. La marca será el nombre de la Bestia (el Anticristo) o el número de su nombre (el que totalizará 666). La marca se colocará en la mano derecha o en la frente.

Se da una fuerte advertencia que cualquiera que adore a la Bestia o que reciba su marca “beberá del vino de la ira de Dios” y será enviado al Infierno (Ap. 14:9-10). Esto significa, por supuesto, que aquéllos que acepten a Jesús durante la Tribulación tendrán que vivir de la tierra como proscritos, porque no serán capaces de comprar o vender ningún bien. La mayoría serán perseguidos y asesinados. Una gran hueste de estos mártires de la Tribulación es descrita en Ap. 7:9-17.

Muchos se han preguntado si la Marca de la Bestia será visible, tal como se muestra en la ilustración de arriba de la revista Psychology Today (Psicología Hoy). Nosotros, por supuesto, no sabemos, pero la tecnología ya existe para que la marca sea invisible.

En 1999, a un hombre de Houston, Texas, llamado Thomas Heeter, se le concedió una patente de los E.U. para un proceso que permitiría la colocación de una marca invisible e indeleble en la mano. La marca sólo podía ser leída por una máquina especial, cuando la mano marcada fuera introducida en ella. La idea detrás de la patente era deshacerse de las tarjetas de crédito, al poner el número de la tarjeta de crédito en la mano de una persona. De esa forma, la tarjeta no podía perderse o ser robada. Para ver esta patente, vaya al sitio web de la Oficina de Patentes de E.U., ubicado en
www.uspto.gov y digite el número 5,878,155 en el motor de búsqueda del sitio.

Nota del traductor: Antes de publicar este artículo, quise corroborar la existencia de esta patente. Efectivamente, la patente fue concedida a este señor. El título de dicha patente es: “Método para verificar la identidad humana durante transacciones de ventas electrónicas”. Adjunto el enlace para que lo verifique por usted mismo:

Method for verifying human identity during electronic sale transactions


Cortesía de:

Lamb & Lion Ministries (www.lamblion.com)

domingo, 25 de octubre de 2009

La Interpretación del Libro de Apocalipsis

¿Es de naturaleza simbólica o literal?

Por Dr. David R. Reagan


Por favor no se deje engañar por esas personas que se aparecen y dicen: “El libro de Revelación es apocalíptico; por lo tanto, usted no puede entenderlo”. Eso es un montón de tonterías – puras tonterías. Escuché eso por años. “¡Es apocalíptico! ¡Es apocalíptico!” La palabra me asustaba a muerte. Sonaba como a una enfermedad.

Todo lo que el término significa es que el libro de Apocalipsis es un tipo de literatura profética que usa muchos símbolos. Debido a que contiene tantos símbolos, algunas personas enseñan el libro como si fuera una clase de cuento de Alicia en el País de las Maravillas para adultos. Parte de ese enfoque es minimizar las vívidas imágenes, espiritualizándolas para que signifiquen cualquier cosa que el maestro desee. El único límite es la imaginación. Este es un enfoque poco sólido.

Tenga presente que los símbolos son usados para un propósito específico. Representan algo. Tienen un significado literal detrás de ellos. No fueron seleccionados en desorden por el Espíritu Santo cuando inspiró el libro y no representan simplemente cualquier cosa que podamos desear.

Por ejemplo, tome a Jesús. La Biblia se refiere a El como la “Rosa de Sarón” (Cant. 2:1). Bien, Jesús no es una rosa, pero la declaración que El es la “Rosa de Sarón” comunica algo real acerca de El. Nos dice que El es bello, que es glorioso, que es maravilloso, que El es el aroma espiritual de Dios. El también es llamado el “Pan de Vida” y la “Fuente de Vida”. Cada uno de estos símbolos es usado para enfatizar una faceta diferente de Su carácter. ¡Piense en cuán inapropiado sería referirse a El como “el Cardo Ruso de Texas”! Ese símbolo conjura la imagen de algo que es feo y que carece de raíces, sujeto a cada capricho del viento.

Imagen que muestra un cardo ruso siendo arrastrado por el viento.

Lo mismo puede decirse de los símbolos de toda la Biblia. Cuando se use un símbolo, busque siempre el significado literal detrás de él. Dios no usa símbolos aleatoriamente, simplemente sacándolos del cielo como si no tuvieran ningún significado en absoluto.

Usando las profecías de la Primera Venida como guía

Si usted observa libros apocalípticos en el Antiguo Testamento, como el libro de Zacarías, verá que las profecías de la Primera Venida contenidas en esta literatura significaron exactamente lo que ellas dijeron. Este es un punto sumamente importante debido a que la forma en la que las profecías de la Primera Venida fueron cumplidas, es la mejor pista acerca de la forma en la que las profecías de la Segunda Venida serán cumplidas.

Consideremos algunos ejemplos del libro de Zacarías. El profeta dijo que el Mesías vendría sobre un asno y que El cabalgaría hacia Jerusalén en ese asno (Zac. 9:9). Ahora bien, estoy seguro que algunos de nuestros teólogos liberales de hoy en día, si hubiesen vivido antes de la venida de Cristo, hubieran tomado ese versículo y dicho: “Bueno, por supuesto, este versículo no significa lo que dice. Esto es literatura apocalíptica. Toda la literatura apocalíptica debe ser espiritualizada. El Mesías seguramente no va a venir sobre un asno. Eso es tonto. Todo lo que el versículo significa es que El va a ser una persona humilde”. Incorrecto. El versículo significó lo que dijo. Jesús llegó sobre un asno, exactamente como fue profetizado en la literatura apocalíptica (Mt. 21:1-9).

Zacarías también profetizó que el Mesías sería traicionado por un amigo (Zac. 13:6) por treinta piezas de plata (Zac. 11:12). El dijo que el Mesías sería traspasado (Zac. 12:10) y que tendría heridas en Sus manos (Zac. 13:6). Todas estas profecías demostraron ser literales más bien que simbólicas.

Estas imágenes me fueron proporcionadas por Nathan Jones, el Administrador del sitio web de Lamb and Lion Ministries

Con respecto a la Segunda Venida del Mesías, Zacarías dijo que El regresará al Monte de los Olivos y que el monte se partirá por la mitad cuando Sus pies toquen el suelo (Zac. 14:4). El Mesías pronunciará una palabra sobrenatural, destruyendo al Anticristo y sus fuerzas con una plaga (Zac. 4:12). Y en Zacarías 14:9 dice: “En aquel día el Señor será rey sobre toda la tierra”. Creo que esas palabras significan exactamente lo que dicen.

Aceptando el sentido llano

Otra clave para entender el libro de Apocalipsis, una clave muy importante, es aceptar el significado del sentido llano de cada pasaje. Aunque usted no lo entienda, la mejor regla básica es simplemente aceptar el significado de sentido llano. Mi “Regla de Oro de Interpretación” que uso en todas partes de la Biblia de principio a fin, ya sea profecía o no, es ésta: “Si el sentido llano tiene sentido, no busque otro sentido, o terminará sin sentido”*.

*Nota del traductor: En esta oración, el autor usa un juego de palabras que quiere decir obtener disparates o tonterías – nonsense.

Debido a que me doy cuenta que la literatura profética contiene símbolos, no me gusta usar el término “interpretación literal”. Prefiero el término “interpretación del sentido llano”. Sí, hay símbolos, pero los símbolos tienen significado. Y cuando se usan los símbolos, busco el significado de ellos. Otra vez: “Si el sentido llano tiene sentido, no busque otro sentido, o terminará sin sentido”.

Recuerde, Dios no escribe en acertijos para confundirnos a propósito. El sabe cómo comunicarse. Normalmente, El dice lo que significa y significa lo que dice. Procure aceptar siempre el significado del sentido llano. Si no lo entiende, no se preocupe por ello. Deje de lado lo que es confuso y aférrese a lo que usted entiende. No ceda a la tentación de espiritualizar a muerte un pasaje o de alegorizarlo. Es una cosa muy seria jugar flojamente con la Palabra de Dios.

La espiritualización de las Escrituras es en realidad un acto blasfemo. La razón es que cuando usted empieza a espiritualizar la Palabra de Dios, usted empieza a jugar a ser dios, porque usted puede hacer que las Escrituras signifiquen lo que usted quiera, en lugar de lo que Dios pensó.

Creyendo cuando es difícil

El mejor comentario que alguna vez he leído del libro de Apocalipsis es uno llamado “El Registro de Revelación” (The Revelation Record) por el Dr. Henry Morris. Justo en el comienzo mismo él hace una declaración que me hizo querer gritar “¡Aleluya!” El dice: “El libro de Apocalipsis no es difícil de entender. Sólo es difícil de creer. Si usted lo creerá, usted lo entenderá”. ¡Qué percepción tan profunda! Y es tan cierta. No lo olvide.

Aceptar el significado del sentido llano aplica incluso cuando usted no entiende el pasaje. Déjeme darle un ejemplo. En Apocalipsis 9 dice que en los tiempos del fin un ejército de 200 millones va a marchar desde el Este hacia Israel. En la época que eso fue escrito ni siquiera había 200 millones de personas en el mundo. ¿Puede imaginarse a los primeros lectores del libro tratando de imaginarse lo que eso significaba? En la actualidad, una nación, China, puede enviar contra Israel un ejército de ese tamaño. ¿Puede ver lo que quiero decir acerca de aceptar lo que el pasaje dice incluso si usted no lo entiende?

Ésta es una de las razones por las que siempre he mantenido los escritos de C. I. Scofield en alta estima. El es el hombre que en 1909 produjo la primera Biblia de estudio – una Biblia con notas explicativas. El dio una interpretación literal a Ezequiel 38 y 39, llegando a la conclusión que estos capítulos profetizan que Rusia, junto a aliados específicos, invadirá a Israel en los tiempos del fin. Comentando acerca de esta interpretación, él declaró: “No la entiendo. No la puedo explicar. Pero eso es lo que dice. Por lo tanto, la creo”.

Esa afirmación requirió mucha fe en el significado literal de la Palabra de Dios. Piense en ello: ¡En 1909 Rusia era una nación cristiana ortodoxa e Israel no existía ni tampoco había alguna perspectiva de que Israel alguna vez existiría!


El Impacto de la Tecnología

La tecnología moderna nos ha ayudado a entender muchas profecías que anteriormente habían sido un misterio. Por ejemplo, en Apocalipsis 13 dice que cuando el Anticristo sea revelado, va a estar acompañado por una persona conocida como el Falso Profeta. Este Falso Profeta hará una imagen del Anticristo y esa imagen parecerá cobrar vida. Las personas adorarán a la imagen. Por miles de años, las personas han tenido que preguntarse lo que significaba la referencia a una imagen que parece estar viva. Los eruditos escribieron muchas páginas dándole al pasaje toda clase de explicaciones espiritualizadas. Hoy, con la tecnología que tenemos, no es del todo difícil hacer una imagen robótica o digital que parezca estar viva.


Hace 40 años fui a un teatro en Disneylandia. Cuando el telón se abrió, vi a una persona que se parecía a Abraham Lincoln sentada sobre el escenario. Se levantó, caminó sobre la orilla del escenario, tomó sus solapas de cuero y procedió a pronunciar el “Discurso de Gettysburg”. La persona era muy realista. Pensé que era un actor. No lo era. La persona era un robot.

En el mismo capítulo de Apocalipsis, el capítulo 13, se nos dice que cada persona en la tierra durante el periodo de la Tribulación requerirá tener una marca de la bestia (ya sea su nombre o su número) en su frente o en su mano derecha para comprar y vender. Durante siglos, ésta fue una profecía cuyo cumplimiento de su sentido llano fue difícil de comprender. Pero ya no más. Hoy, con la clase de tecnología que tenemos con computadoras y láseres, tal marca es algo que es fácilmente posible. Sin embargo, hasta hace poco tiempo las personas sólo tenían que aceptar por fe que el pasaje significaba lo que dijo.

Otro ejemplo se encuentra en Apocalipsis 11, donde dice que durante la Tribulación dos grandes testigos de Dios testificarán por tres años y medio. Ellos realizarán milagros poderosos y luego serán asesinados por el Anticristo. Sus cuerpos yacerán en las calles de Jerusalén por tres días y dice que todas las personas del mundo los verán. Luego, de repente, serán resucitados y llevados al Cielo. No es necesario decir, que antes del Sputnik soviético de 1957, ese pasaje era difícil de explicar. ¿Cómo podría todo el mundo observar dos cuerpos muertos yaciendo en las calles de Jerusalén? Hoy, es facilísimo. Todo lo que usted hace es tomar una cámara de TV, apuntarla hacia ellos y enviar la transmisión hacia un satélite. Instantáneamente, el mundo entero puede observar esos cuerpos sin ninguna dificultad en absoluto.

Resumiéndolo

Las personas han pasado siglos desestimando la Palabra de Dios simplemente porque no necesariamente la entendieron. Estoy diciendo que escoja el enfoque del sentido llano. Asuma que Dios quiere comunicarse, que sabe cómo comunicarse y que Dios dice lo que significa y significa lo que dice. Crea que los símbolos representan algo literal y acéptelos por su significado de sentido llano. Usted empezará a entender el libro de Apocalipsis.

Artículos relacionados:
Artículos acerca de Apocalipsis

Traducción y diagramación: Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Artículo original:
The Interpretation of the Book of Revelation

Cortesía de:

Lamb & Lion Ministries (www.lamblion.com)

miércoles, 14 de octubre de 2009

Video: Conteo Regresivo a la Eternidad



¿Está buscando la verdad absoluta? A través de la profecía, la Biblia autentica que sólo ella trasciende el tiempo y el espacio. Ningún otro libro se atreve a establecer su credibilidad diciendo el futuro de antemano. La Biblia es 100% exacta y la profecía lo demuestra.

El maestro bíblico, Bill Gallatin, conduce este provocativo vistazo a las “Señales de los Tiempos”, con Dave Hunt, Chuck Missler, Roger Oakland y Chuck Smith. En este video, veremos varias áreas de la Profecía Bíblica que se están cumpliendo en la actualidad. Entre ellas… ¡la decadencia moral, Israel, la tecnología y muchas más!


Vea este video en el sitio oficial de los creadores de este excelente documental (en inglés):

Countdown to Eternity - Eternal Productions

Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (www.endefensadelafe.org)
Managua, Nicaragua

miércoles, 7 de octubre de 2009

Los Juicios de la Tribulación

¿Son secuenciales? y ¿Son naturales o sobrenaturales?



¿Son los juicios de la Tribulación de naturaleza secuencial?

Los eruditos que rechazan la interpretación premilenial de la profecía de los tiempos del fin siempre han jugado con el libro de Apocalipsis con el fin de eludir la clara enseñanza del capítulo 20 que Jesús va a regresar y a reinar por mil años.

Algunos han espiritualizado este pasaje hacia la nada. Otros han argumentado que los juicios en Apocalipsis son repetitivos en lugar de secuenciales. Su argumento es que los juicios de los sellos, las trompetas y las copas son descripciones de la misma cosa – a saber, la destrucción de Jerusalén que ocurrió cerca de cuarenta años después del establecimiento de la Iglesia. Así que, en Apocalipsis 19, Jesús es visto regresando en el 70 AD para derramar la ira de Dios sobre los judíos, y el capítulo 20 es visto como Su reinado posterior sobre la Iglesia.

Ciertamente hay flash-backs y flash-forwards (*) en el libro de Apocalipsis, pero la mayor parte de la acción es claramente de carácter secuencial y ése es el enfoque bíblico que está incorporado en la serie “Dejados Atrás”.

Los juicios definitivamente no son circulares o de naturaleza repetitiva. Los juicios de los sellos matan a un cuarto de la humanidad (Ap. 6:8). Los juicios de las trompetas resultan en la muerte de un tercio de aquéllos restantes (Ap. 9:15). Los juicios de las copas no resultan en muertes masivas del todo. En cambio, producen un sufrimiento intenso extendido y la quinta copa (oscuridad) está enfocada sobre la capital del Anticristo (Ap. 16:1-16).

Para argumentar que Apocalipsis 20 describe el reinado de Jesús sobre el mundo a través de la Iglesia, uno tendría que espiritualizar los mil años, dado que la Iglesia ha existido casi por 2,000 años. El capítulo refiere seis veces que el reinado de Jesús dura mil años. ¿Qué tendría que decir Dios para convencernos que El quiso decir mil años?

También, es dolorosamente claro que la Iglesia no está reinando sobre el mundo. Jesús puede estar reinando sobre Su Iglesia, pero obviamente El no está reinando sobre el mundo a través de Su Iglesia, ya que todas las naciones de la tierra están en rebelión contra Dios y Su Ungido (Salmo 2).

¿Son los juicios de la Tribulación de carácter natural o sobrenatural?

Realmente hay tres posibles fuentes de la muerte y devastación predichas tan significativamente por las Escrituras durante la Tribulación. Primero, podría ser que las grandes y terribles destrucciones predichas serán ocasionadas sobrenaturalmente por Dios mismo sin ninguna otra explicación posible. Hasta la era nuclear, éste era el enfoque primario, ya que era difícil ver cómo se podría causar tal escenario por medios humanos naturales. En el Antiguo Testamento encontramos a Dios matando a 185,000 de los enemigos de Israel a través de un ángel, sin ninguna explicación natural. Si un ángel puede eliminar a tanta gente, no debería ser demasiado problema para todas las huestes de ejércitos angelicales de Dios destruir tres cuartos de la población de la tierra.

En segundo lugar, algunos de los juicios predichos podrían venir posiblemente de los disturbios cósmicos creados por un cometa cuya trayectoria lo dirige peligrosamente cerca de la tierra. Terremotos globales y maremotos, que provocarían hambrunas en una escala sin precedentes, serían casi seguramente el resultado. Algunos, pero probablemente no todos, de estos juicios podrían llevarse a cabo de esta forma.

La tercera y, en mi opinión, la explicación más probable para los terribles juicios que vaciarán la tierra, tiene que ver con armas nucleares. Desde el final de la II Guerra Mundial, las armas nucleares han estado proliferando en todo el mundo. Al principio limitadas a los Estados Unidos, luego producidas por la Unión Soviética, ahora están en manos de toda clase de poderes de segunda y tercera clase. Parece que casi cada año nuevas naciones son añadidas a la lista de aquellos países con capacidades nucleares. ¡El hecho que aún no hemos visto una guerra nuclear desde 1945 sólo puede ser atribuido a la mano restrictiva del Dios Todopoderoso! Ciertamente es Su mano la que ha prevenido que nos destruyamos el uno al otro hasta este punto. Sólo Dios sabe cuánto tiempo continuará esa mano impidiéndonoslo.

Términos pintorescos para las armas modernas

Fue Hal Lindsey el primero que popularizó la teoría que las terribles plagas y juicios vistos y descritos por Juan en el libro de Revelación podrían ser la descripción de un hombre del I Siglo de una guerra termonuclear. En su libro There's A New World Coming (1973), Lindsey se refiere a la bomba orbital fraccionaria, y luego procede a citar pasajes nucleares en el libro de Revelación: “Consiste (la bomba) de casi una docena de misiles con puntas nucleares que pueden ser disparados simultáneamente desde una plataforma espacial orbitante. Debido a que los misiles caen directamente del cielo, pueden impactar simultáneamente varias ciudades y virtualmente sin ninguna advertencia. Cuando estos misiles rayan a través del aire, ¡parecerán meteoritos bañando la atmósfera! (Cumpliendo posiblemente Ap. 6:13: ‘las estrellas del cielo cayeron a la tierra’)”.

La descripción del apóstol Juan del sol volviéndose negro como tela de silicio y la luna convirtiéndose en sangre, describe el fenómeno que resultaría de cantidades masivas de polvo y escombros lanzados al cielo por múltiples explosiones nucleares.

“Y la atmósfera se desvaneció como un pergamino que se enrolla” (Ap. 6:14). ¿Sabe lo que pasa en una explosión nuclear? ¡La atmósfera se enrolla sobre sí misma! Es esta tremenda acometida de aire hacia el vacío que causa la mayor parte de la destrucción de una explosión nuclear. Las palabras de Juan en este versículo son una imagen perfecta de un intercambio nuclear total… ¡El mundo entero será literalmente deshecho en pedazos!

Mientras leemos el libro de Revelación, encontramos que Juan no usó términos como “armas nucleares, misiles balísticos intercontinentales (ICBM’s por sus siglas en inglés) o bombas orbitantes fraccionarias”. En cambio, lo hallamos describiendo cosas como “fuego y granizo”, “una gran montaña ardiendo en fuego” y “una gran estrella… ardiendo como una antorcha”. Esto es lo que esperaríamos de un hombre del I Siglo, describiendo cosas de las que no tenía conocimiento, en los únicos términos que él podía usar. ¿Podría ser que lo que Juan estaba atestiguando realmente en el Espíritu era un holocausto nuclear del fin de la era? Los efectos que él describe ciertamente parecen corroborar esto.

(*) Flash-forward (en inglés) es una técnica utilizada tanto en el cine como en la literatura que altera la secuencia cronológica de la historia, conectando momentos distintos y trasladando la acción al futuro.

El flash-forward es una ida repentina y rápida al futuro de un personaje en una historia. Se asemeja a flash-back, con la única diferencia que en éste último se conectan el pasado y el presente.

Definición tomada de Wikipedia: Flash-forward


Artículos relacionados:
>> Artículos acerca de Apocalipsis
>> El Destino del Medio Oriente
>> ¿Atacará Israel a Irán?
>> La Naturaleza y Propósito de la Tribulación
>> El Destino de los Musulmanes
>> Mateo 24


Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (www.atalayadejesus.blogspot.com)

Artículo original:
The Tribulation Judgments

Cortesía de:

Lamb & Lion Ministries (www.lamblion.com)

martes, 29 de septiembre de 2009

Desenmascarando al G12




Un llamado urgente:

Antes de moverse a una iglesia del G12 o de implantar el modelo G12 en la suya; más aun, antes de asistir a un Encuentro, le rogamos encarecidamente en el nombre del Señor Jesucristo, que lea este libro con su Biblia en mano y en ferviente oración.

Esta obra, es el producto de un año de investigación sobre la doctrina del G12. El propósito de la misma, es llevarle a escudriñar las Escrituras, para que pueda discernir entre la verdad y la mentira. Su método, consiste en confrontar la enseñanza del fundador del G12 a la luz de la Palabra de Dios. Como dice la Palabra: “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:32).

¡Esfuércese y haga tiempo para leer este libro! El mismo, podría hacer la diferencia entre fortalecerse en la verdad o caer en el engaño. No olvide que tiene una importante decisión por delante, pues hay una advertencia muy seria en 2 Juan 9-11:

“Cualquiera que se extravía,
y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios;
el que persevera en la doctrina de Cristo,
ése sí tiene al Padre y al Hijo.
Si alguno viene a vosotros,
y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa,
ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice:
¡Bienvenido!, participa en sus malas obras”.

Sobre la autora: La Rev. Elba I. Toledo, es graduada con honores en Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico. En 1998, obtuvo su licencia ministerial, del Concilio Pentecostal Free Will Baptist Church. En ese mismo año, fundó junto a su esposo, la Iglesia Cristiana Renacer, en Raleigh, Carolina del Norte, la cual continúan pastoreando en la actualidad. La Rev. Toledo es, además, directora ejecutiva y profesora del Instituto Bíblico y Ministerial Raíces, el cual fundó en 1999.

Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (www.atalayadejesus.blogspot.com)
Managua, Nicaragua

martes, 15 de septiembre de 2009

El Regreso del Mesías

La Certeza del Reinado Futuro del Señor


¿Volverá Jesucristo a esta tierra para reinar sobre todas las naciones del mundo? La mayoría de los cristianos profesantes del mundo de hoy contestarían: “¡No!” Ellos sostienen que Jesús nunca pondrá Sus pies sobre esta tierra de nuevo. Se burlan de la idea misma que el Señor estaría aun interesado en regresar para reinar.

¿De dónde, entonces, proviene el enfoque de la minoría? ¿Por qué algunos cristianos creen que habrá un reinado futuro, literal y personal de Jesús sobre toda la tierra? ¿Son estas personas víctimas de ilusiones? ¿Están abrigando ellos simplemente una esperanza fantasiosa? O, ¿tiene su opinión alguna base en las Escrituras?

¿Podría posiblemente ser que el punto de vista de la mayoría está errado? Si es así, ¿cómo se desarrolló entonces el enfoque y cuáles son sus debilidades escriturales y contradicciones?

Como la Noche y el Día

Los dos puntos de vista son radicalmente diferentes. Por ejemplo, el enfoque de la mayoría sostiene que la historia tal como la conocemos terminará muy pronto con la destrucción de la tierra. En agudo contraste, el enfoque de la minoría aguarda la continuación de la historia en un glorioso reinado del Señor de mil años aquí en esta tierra.

No hay un papel futuro para Israel en el punto de vista de la mayoría; Dios se ha lavado las manos de los judíos. El enfoque de la minoría ve a los judíos como una nación bajo disciplina, puesta a un lado temporalmente, pero ellos creen que se acerca muy pronto un tiempo cuando la Iglesia será sacada del mundo y Dios se enfocará de nuevo en los judíos, trayendo un gran remanente de ellos a la salvación en Yeshúa, su Mesías.

El enfoque de la mayoría considera que no queda ningún propósito para este planeta. Está contaminado y despojado. Cuando el Señor regrese, tomará a los redimidos para vivir con Él eternamente en el Cielo y la tierra cesará de existir, así como lo hará todo el universo material. Aquéllos que sostienen el enfoque de la minoría creen que Dios se propone redimir a la tierra y toda Su creación – los reinos vegetal y animal. Además, creen que la tierra regresará un día a su perfección original y servirá como la morada eterna de los redimidos.
Como puede observar, las diferencias son como la noche y el día. Un forastero concluiría indudablemente que los dos grupos han estado leyendo un libro diferente, porque, ¿cómo podría la gente leer el mismo libro y llegar a tales conclusiones totalmente diferentes?

El Desafío de la Búsqueda de la Verdad

Como indica el título de este artículo, creo que el punto de vista de la minoría acerca de este asunto central de las Escrituras es correcto y es mi intención mostrarle el porqué creo que la Biblia enseña que Jesús regresará a reinar.

No he llegado a esta conclusión de forma casual. Crecí en una iglesia que enseñaba el punto de vista de la mayoría. Me fue instruido desde una temprana edad. El camino que me condujo a un enfoque diferente fue uno tortuoso y doloroso. Me costó amigos. Trajo condenación sobre mi cabeza. Finalmente me forzó a dejar la iglesia donde había pasado 30 años de mi vida.

Pero las recompensas que provienen por seguir la verdad de las Escrituras, a dondequiera que te pueda conducir, siempre son mayores que las desventajas en las que se pueda incurrir. Jesús dijo: “Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres" (Juan 8:32). Pero Él calificó esa promesa con una condición que generalmente se pasa por alto. Está indicada en el versículo previo: “Si permaneciereis en Mi palabra” (Juan 8:31). Ése es un gran “si”.

Mientras lee este artículo, quiero desafiarle a que ponga a un lado todos los prejuicios y tradiciones de hombres. Tenga un corazón abierto y pruebe por medio de las Escrituras lo que tengo qué decirle y no por las creencias de su denominación particular.

Lo desafío a que sea como los bereanos, a quienes Pablo elogió como “más nobles que los estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud escudriñando cada días las Escrituras para ver si estas cosas eran así” (Hechos 17:11).

La Declaración Bíblica

“Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con Él mil años” (Ap. 20:6).

Uno de los conceptos erróneos más grandes acerca de las Escrituras que existe entre los cristianos hoy en día es que Apocalipsis 20 es el único lugar en la Biblia que menciona un futuro reinado terrenal de Jesús. Nada podría estar más alejado de la verdad; porque la Biblia, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamentos, está llena de referencias a un futuro reinado del Mesías en esta tierra.

Pero permítame dejar en claro algo. Si este pasaje en Apocalipsis 20 fuera el único en la Biblia en hablar de un futuro reinado terrenal de Jesús, yo aún creería en tal reinado. Dios no tiene que decir algo más de una vez para que yo lo crea. Y Dios dice claramente en Apocalipsis 20 que Jesús reinará en esta tierra por 1,000 años.

El Flujo de Eventos

En el capítulo 19 de Apocalipsis, Jesús regresa a la tierra y derrota al Anticristo y a su falso profeta. Su siguiente orden del día es atar a Satanás (Ap. 20:1-3). A continuación, comienza Su reinado con Sus santos.

"Vi a un ángel que descendía del cielo..., y prendió al dragón, que es Satanás, y lo ató por mil años" (Ap. 20:1-2) - Ilustración por Pat Marvenko Smith [www.revelationillustrated.com]

En Apocalipsis 20:1-7 se nos dice 6 veces que el reinado del Señor durará 1,000 años. Considere por ejemplo Revelación 20:4. El versículo dice que los santos “vivieron y reinaron con Cristo mil años”. ¿Qué podría ser más claro? ¿Qué tendría Dios que hacer para convencernos de que El significa lo que El dice? ¿Tiene que poner el mensaje en el cielo con luces parpadeantes de neón?

Al final de los mil años, se nos dice que Satanás será soltado “para engañar a las naciones” (Ap. 20:8). El reunirá a la mayoría de la Humanidad en rebelión contra el Señor y marcharán hacia Jerusalén para derrocar el reino del Señor. Observe que Ap. 20:9 dice que toda esta acción toma lugar “sobre la anchura de la tierra”. Esta no es ninguna batalla etérea entre seres espirituales en los cielos.

Mientras los rebeldes milenarios se acercan a Jerusalén, son destruidos con fuego del cielo (Ap. 20:9), y Satanás es lanzado al lago de fuego (Infierno) donde él “será atormentado día y noche por los siglos de los siglos” (Ap. 20:10).

Imaginación Contra Sentido Obvio

El mensaje de Apocalipsis 19 y 20 es muy claro. Un pequeño niño podría entenderlo sin interpretación. Se requiere un fantástico vuelo de la imaginación para desestimar su significado obvio.

Pero eso es exactamente lo que San Agustín logró con mucho éxito cerca del 400 AD, cuando desarrolló la interpretación Amilenial de Apocalipsis 20. Lo hizo aplicando su imaginación al pasaje y espiritualizándolo más allá del reconocimiento.

Cuando consiguió interpretar los eventos descritos en estos dos capítulos, Apocalipsis 19 había sido transformado en una descripción de la batalla de Cristo en la Cruz, y Apocalipsis 20 había sido cambiado en una descripción del reinado espiritual del Señor sobre el mundo desde el Cielo, a través de Su Iglesia. El encadenamiento de Satanás fue atribuido a la Cruz y no a la Segunda Venida.

En otras palabras, Agustín sostuvo que el reinado Milenial del Señor empezó en la Cruz y continuará hasta que Él regrese por Su Iglesia. Eso significa que de acuerdo al punto de vista Amilenial, ¡ahora estamos en el Milenio! También significa que los 1,000 años mencionados seis veces en el capítulo 20 no significan realmente 1,000 años. Más bien, es un número simbólico que representa un periodo indefinido de tiempo.

Esta interpretación increíblemente imaginativa que está en conflicto con el significado del sentido obvio del pasaje fue adoptado inmediatamente por la Iglesia Católica Romana el 431 AD. Hasta el día de hoy todavía es dogma católico. También ha sido adoptada por todas las principales denominaciones Protestantes liberales. En resumen, este enfoque de los eventos del tiempo del fin es el que es sostenido hoy por la vasta mayoría de todos los cristianos profesantes.

La Trampa de la Imaginación

El defecto básico en toda la interpretación Amilenial de Apocalipsis 19 y 20 está arraigado en su negación del significado del sentido obvio de los pasajes.

Dios sabe cómo comunicarse y El desea comunicarse. Usted no necesita tener un doctorado en hermenéutica o una imaginación activa para entender Su Palabra.

El libro de Revelación empieza con las palabras, “La revelación de Jesucristo…” (Rev. 1:1). La palabra revelación, en el griego es “apocalypse”, que significa “desvelar”. El propósito del libro de Revelación es revelar o develar el triunfo definitivo de Jesús sobre Satanás. Si el propósito de Dios es revelar algo tan significante, ¿por qué lo escribiría en un lenguaje código que una persona no podría entender a menos que se haya graduado de un seminario? No tiene sentido.

Los defensores del enfoque Amilenial usualmente responden diciendo que Revelación está lleno de símbolos. Sí, hay mucho lenguaje simbólico en el libro, pero los símbolos tienen un significado de sentido obvio. No se utilizan en desorden y el lector no tiene la libertad de asignarles cualquier significado que le plazca.

Además, el cumplimiento de las profecías de la Primera Venida provee la mejor regla de oro para la interpretación de las profecías de la Segunda Venida. Y cualquier examinación superficial de las profecías de la Primera Venida revelará rápidamente que fueron cumplidas en su significado de sentido obvio.

Tome por ejemplo la profecía en el libro de Zacarías que dice que el Mesías vendría en un asno (Zac. 9:9). Si los espiritualizantes Amilenaristas de hoy hubiesen vivido en los tiempos del Antiguo Testamento, estoy seguro que habrían negado el significado del sentido obvio de este versículo. “Zacarías es literatura apocalíptica”, habrían dicho, “y tal literatura nunca significa lo que dice. Por lo tanto, este versículo debe simplemente significar que el Mesías será una persona humilde”. No, el versículo significó lo que dijo y, en cumplimiento de él, Jesús hizo Su entrada triunfal en Jerusalén cabalgando sobre un asno.

Representación de la entrada triunfal a Jerusalén

Lo fundamental es que cuando usted interpreta imaginativamente las Escrituras en lugar de por su significado de sentido obvio, usted puede hacer que signifiquen lo que usted quiera que signifiquen, y el mensaje de Dios se pierde en los vuelos de la fantasía.

La Actividad de Satanás

Otro defecto en el enfoque Amilenial es su afirmación que el encadenamiento de Satanás que está mencionado en Revelación 20:1-3 ocurrió en la Cruz.

Lo primero que debe tenerse en cuenta con respecto a este punto es que Satanás siempre ha estado atado, en el sentido de que nunca ha tenido la libertad para hacer lo que a él le place. Muchos eruditos consideran al libro de Job como el libro más antiguo de la Biblia. Ese libro comienza con Satanás estando de pie ante el trono de Dios pidiendo permiso para tocar a Job, a su familia y a sus posesiones. Satanás no es omnipotente. El siempre ha obrado dentro de los parámetros establecidos por el Señor.

Es cierto que Satanás fue limitado más por la Cruz. Como resultado de la obra de nuestro Señor en la Cruz, los creyentes desde esa época han recibido el poder interior del Espíritu Santo (Romanos 5:5), y las Escrituras nos aseguran que “mayor es el que está en nosotros, que el que está en el mundo” (1 Juan 4:4). Por lo tanto, ahora tenemos mayor poder para resistir las tentaciones y ataques de Satanás que el que tuvieron los creyentes en los tiempos del Antiguo Testamento.

Pero el encadenamiento de Satanás que Revelación 20:1-3 dice que marcará el comienzo del Milenio es un tipo especial de encadenamiento que no ocurrió en la Cruz. Revelación dice que Satanás será atado de una manera tal que no “engañará más a las naciones” (Revelación 20:3).

Instantánea de la Asamblea General de las Naciones Unidas

Mientras usted mira el mundo hoy y observa el comportamiento de las naciones, ¿puede usted creer realmente que ya no están siendo engañadas? El hecho del asunto es que están siendo engañadas terriblemente. Como en la época de David, las naciones están “en tumulto” y sus gobernantes continúan en “consultar unidos contra el Señor y contra Su Ungido” (Salmos 2:1-2).

El Gobierno Continuo de Satanás

El tercer defecto crítico en el enfoque Amilenial es la idea de que Jesús está reinando hoy sobre todas las naciones del mundo. Esta aseveración es realmente un insulto al Señor, porque si Él está reinando, ¡está haciendo un trabajo muy pobre! Vivimos en un mundo caracterizado por la injusticia, la pobreza, pestilencia y el terrorismo – para nombrar sólo unos pocos males de nuestro planeta.

La Palabra dice que cuando el Señor reine “la tierra será llena del conocimiento del Señor como las aguas cubren el mar” (Isaías 11:9). ¿Esto es cierto hoy? ¿Alguna vez lo ha sido? ¡Claro que no!

Se nos dice en 1 Pedro 5:8 que Satanás aún merodea alrededor “como un león rugiente, buscando a quien devorar”. Y en 1 Juan 5:19, escrito mucho después de la Cruz, se nos dice que “el mundo entero está bajo el maligno”. Las Escrituras aclaran que Satanás continúa como “el gobernante de este mundo (Juan 12:31).

La Cruz selló el destino de Satanás. Es un monarca mortalmente herido que está aferrándose desesperadamente a su reino. Un día cercano, cuando el Señor regrese, Satanás será aplastado bajo los pies de los redimidos (Romanos 16:20). Pero la derrota total de Satanás es aún futura. Es uno de los beneficios de la Cruz que aún no se ha convertido en una realidad en la historia.

El Triunfo Definitivo de Jesús

Como un resultado de la Cruz, Jesús ha ganado el dominio sobre esta tierra que fue perdido por Adán y Eva cuando pecaron contra Dios (Daniel 7:13-14 y Revelación 5:9-10). Pero, El aún no está ejerciendo ese dominio. El escritor de Hebreos hace este punto. El dice que Jesús ha sido coronado con gloria y honra y que Dios “ha sujetado todas las cosas bajo Sus pies” (Hebreos 2:7-8), pero luego él procede a observar: “Pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas” (Hebreos 2:8).

Algunos de los beneficios de la Cruz están demorados y no se producirán hasta que Jesús regrese. Por ejemplo, la Cruz garantiza la salvación de los cuerpos de los creyentes, pero esa bendición de glorificación no se producirá hasta “la revelación de los hijos de Dios” (Romanos 8:19). Esta frase es una referencia a la resurrección de los santos, algo que Pablo aclara unos pocos versículos después (Romanos 8:23).

"Morará el lobo con el cordero..., y un niño los pastoreará" (Isaías 11:6)

De forma similar, la Cruz garantiza la derrota total de Satanás y el triunfo definitivo de Jesús como “Rey de reyes y Señor de señores” (Revelación 17:14). Pero ese triunfo no ocurrirá en la historia hasta que el Señor regrese. En este sentido, Jesús es como David cuando fue ungido como el Rey de Israel, pero luego tuvo que esperar un largo tiempo antes de que él tomara posesión de su reino.

Por consiguiente, Jesús no es representado en las Escrituras como un rey gobernando ya. Más bien, Él es descrito como nuestro Sumo Sacerdote ante el trono de Dios (Hebreos 8:1). El es nuestro mediador, nuestro intercesor (Hebreos 9:11-16).

Jesús: El Cordero y el León

Cuando El vino la primera vez, vino como nuestro Salvador. Ahora es nuestro Mediador. El regresará como nuestro Soberano. Redentor, Sacerdote y Rey – éstos son los tres papeles de Jesús – pasado, presente y futuro.

Revelación 19:11 afirma que cuando Jesús regrese, Su propósito inicial será juzgar y hacer guerra contra los enemigos de Dios. Pero el versículo 16 revela que Su propósito definitivo será el de ejercer como “Rey de reyes y Señor de señores”. Muchos antes de que Revelación fuera escrito, el profeta Zacarías había revelado la misma cosa. Al retratar el regreso del Señor, él describió al Señor destruyendo las naciones que se rebelan contra Dios y, cuando esa obra sea completada, declara él, “el Señor será rey sobre toda la tierra” (Zacarías 14:9).

Revelación 19 y 20 establecen claramente el hecho de que Jesús va a regresar para reinar – pero hay otras razones por las que creo en tal reinado futuro en esta tierra.

Artículo original:
The Return of the Messiah

Cortesía de:

Lamb & Lion Ministries (
www.lamblion.com)
Share/Bookmark