jueves, 7 de diciembre de 2017

Video: Paso a Paso a Través del Arrebatamiento – Parte 2


En Juan 14, Jesús prometió que volvería de nuevo. Desafortunadamente, muchos creyentes se pierden los otros detalles que Jesús compartió en este pasaje acerca de dónde iría, qué va a hacer mientras está ausente, y lo que va a pasar cuando regrese. Su promesa de volver incluye una gran cantidad de información que debería de animarnos en nuestro caminar cristiano. En este programa, aprenderás estos detalles y cómo pueden ayudarnos a apreciar mejor la promesa del regreso de Cristo, así como qué podemos esperar en el futuro.

Tres estudiosos de la Profecía Bíblica, Renald Showers, Jimmy DeYoung y John Ankerberg, analizan este tema tan importante para los creyentes hoy.


Vea también:

Si desea conocer más acerca de este tema, visite nuestra sección dedicada al estudio del:

martes, 5 de diciembre de 2017

La Reprensión Divina de la Autoridad Religiosa Corrupta


El Papa Francisco I dirige una audiencia de navidad en el salón Clementina, en el Vaticano

Dos corrientes del cristianismo han estado operando lado a lado durante 2,000 años. Una es el Cuerpo de Cristo, la Iglesia Apostólica, que incluye a todos aquellos que han nacido de nuevo con el Espíritu de Dios. Esta iglesia verdadera se aferra a la fe de los apóstoles y se somete a la autoridad de la Escritura. La otra corriente es el cristianismo apóstata; aquellos que profesan a Cristo pero que se aferran a un evangelio diferente y que, por lo tanto, nunca han experimentado el segundo nacimiento (1 Juan 2:19-20).

Dado que la apostasía también ocurrió en el judaísmo, existe una pregunta crítica a considerar. ¿Fue la acción que causó que los judíos se desviaran de la única religión que Dios había ordenado, la misma acción que causó que los apóstatas se desviaran de la única Iglesia que Cristo estableció? ¡Sí! El error fatal común a ambos ocurrió cuando los líderes religiosos reemplazaron la autoridad de Dios con su propia autoridad. Los fariseos usaron la Cátedra de Moisés para distorsionar la Palabra de Dios con sus propias tradiciones y la Iglesia Católica Romana ha usado la Cátedra de Pedro para hacer lo mismo. Es en efecto asombroso ver cómo el clero católico se asemeja a los fariseos del judaísmo del Siglo I. Ambos se corrompieron cuando rechazaron la absoluta autoridad suprema de la Escritura. Mientras que conocemos cómo condenó Jesús a los fariseos hipócritas por su carácter y conducta, sólo podemos adivinar si las mismas reprensiones aplican hoy al clero católico. El terco rechazo de los fariseos a someterse a la autoridad de Dios los condujo en última instancia a rechazar a Jesús como el Mesías, mientras que el mismo rechazo terco ha conducido al clero católico a rechazarlo como su Salvador todo suficiente.

En Mateo 23 Jesús da Su último sermón público y éste está lleno de fuertes reproches contra el corrupto liderazgo religioso de los fariseos. El sermón también es una advertencia para aquellos que siguen a falsos pastores en lugar de al Pastor Verdadero. Es, por lo tanto, mi oración que los católicos darán una mirada objetiva a sus líderes religiosos. ¿Se han vuelto tan corruptos como los pastores del pueblo escogido de Dios? Veamos las similitudes entre los fariseos y el clero católico romano.

Se Oponen a la Autoridad Divina

En Mateo 23:2, Jesús dice: “En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos”, la posición de autoridad. Observe que fueron ellos los que se sentaron, Dios no los puso ahí. Al hacer eso, se opusieron a la autoridad divina al establecer la suya. Esto es análogo a los sacerdotes católicos. Obstinadamente continúan un sacerdocio sacrificial que fue terminado divinamente hace 2000 años. Cuando Jesús, el Sumo Sacerdote se ofreció a Sí Mismo una vez, como sacrificio por el pecado, para siempre, no había más necesidad de sacrificios sacerdotales. Nuestro Dios misericordioso puso en claro esto cuando rasgó el velo que una vez impedía el acceso a Su presencia de alguien distinto a los sacerdotes santificados (Marcos 15:38). Ahora “teniendo libertad para entrar al Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que Él nos abrió a través del velo, esto es, de Su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe…” (Hebreos 10:19-22).

Los sacerdotes católicos no son llamados por Dios, ni están en la voluntad de Dios. Sus ofrendas falsas nunca pueden quitar el pecado ni tampoco pueden hacer lo que Jesús ya ha hecho: “Con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados” (Hebreos 10:14).

Impiden la Entrada al Cielo

En Mateo 23:13, Jesús condena a los fariseos por hacer la misma cosa que los sacerdotes católicos están haciendo. Jesús declara: “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando”. Los fariseos y el clero católico han mantenido a las personas fuera del Reino con sus enseñanzas legalistas que nulifican la gracia soberana de Dios. Ellos trancan las puertas del Cielo con un sistema de obras-justicia que deja a sus seguidores desesperadamente culpables y sin seguridad o paz. Muchos católicos, que son celosos de Dios, están trabajando para establecer su propia justicia debido a que se les ha enseñado una perversión del Evangelio. Sus sacerdotes “difaman el camino de la verdad” y les señalan el camino ancho que conduce a la destrucción (Mt. 7:13; 2 P. 2:1-2).

Sus Conversos se Vuelven Hijos del Infierno

En el versículo 15, Jesús maldice de nuevo a los fariseos: “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros”. El clero católico también vuelve a sus conversos “hijos del infierno”. Su ministerio no es uno de conversión, sino de perversión. En lugar de proclamar las buenas noticias de la finalizada obra de redención de Cristo, pervierten el mensaje con ofrendas continuas que mantienen a los conversos en esclavitud legalista (Catecismo [CIC], 1367). Los sacerdotes niegan la suficiencia del sacrificio de Cristo al insistir que los católicos deben hacer su propia satisfacción por los pecados (CIC, 1459). Después de hacer penitencia, los sacerdotes dan a los católicos la falsa esperanza de que sus pecados han sido perdonados.

A los católicos se les instruye que Jesús simplemente abrió las puertas del Cielo con Su muerte y resurrección. Dado que sólo Él hizo posible la salvación, es necesaria una perversión del verdadero evangelio para instruir a los católicos lo que deben hacer para entrar por las puertas del Cielo (CIC, 2027). Los conversos a este evangelio condenatorio de obras y sacramentos permanecen bajo la ira de Dios. Su destino permanece sin cambio – una eternidad de tormento sin Cristo.

Son Auto-Indulgentes y Ladrones

En el versículo 25, Jesús maldijo a los líderes judíos por su piedad externa que escondía su corrupción interna. “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia”. El clero católico también es culpable de robo y auto-indulgencia. Aunque sus súbditos los miran como dignos de confianza con un toque sobrenatural de santidad, tienen una larga historia de inmoralidad sexual que incluye violar niños y robarles su inocencia. Algunos de los sacerdotes pedófilos han sido capturados y expuestos, pero sus obispos los reubicaron en otras parroquias donde continuaron satisfaciendo sus perversiones sexuales. En lugar de ser pastores piadosos que protegen su rebaño, son lobos perversos que destruyen el rebaño.

No existe forma amable de exponer al clero católico que roba y extorsiona millones de dólares cada año de sus congregaciones con la práctica impía de las indulgencias. Los sacerdotes perpetúan la estafa fraudulenta de las indulgencias y el purgatorio con el fin de recolectar estipendios de individuos dolientes que quieren reducir el tiempo de sufrimiento para sus seres amados. Éste podría ser el fraude más cruel de todos los tiempos. Es una práctica engañosa que mantiene a las personas en esclavitud a su iglesia, no sólo en esta vida sino que aun después de la muerte.

Son Hipócritas

En el versículo 27, Jesús los maldice por su hipocresía. “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia”. Esta hipocresía también es común entre el clero católico. Parecen piadosos en sus vestidos litúrgicos, pero debajo de sus vestimentas son hombres espiritualmente muertos. Sus corazones no regenerados provocan que otros caigan en hipocresía. Dado que no tienen corazones controlados por el Espíritu, deben esconder sus corazones perversos con pompa exterior. Dicen que representan a Jesucristo pero, por medio de la hipocresía, siguen las doctrinas de demonios (1 Timoteo 4:1-3). Dado que rechazan “la doctrina conforme a la piedad”, sus vidas están marcadas por el pecado en lugar de por la piedad (1 Timoteo 6:3; Judas 4, 8-16).

Son Orgullosos y Presumidos

En el versículo 29, Jesús condena a los líderes religiosos por jactarse de que ellos eran mejores que sus ancestros. “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos, y decís: ‘Si hubiésemos vivido en los días de nuestros padres, no hubiéramos sido sus cómplices en la sangre de los profetas”. Recientemente hemos escuchado disculpas del Vaticano por la persecución de los judíos y los cristianos a lo largo de la historia. El clero católico de hoy está diciendo, no somos como nuestros ancestros, no matamos más a los siervos de Dios, pueden confiar en nosotros. Estamos de acuerdo en que son mejores ahora que en el pasado, pero eso no es algo para presumir. La historia revela que los papas anteriores fueron culpables de cometer casi cada pecado y crimen posibles, incluyendo asesinatos, muerte, violación, adulterio, fornicación, incesto, robo, conspiración, soborno, fraude y perjuro. La corrupción de 29 papas es tan despreciable, que el Vaticano los ha enumerado como los “anti-papas”. Sin embargo, su intento de revisar la historia no puede borrar los escándalos y crímenes impíos del papado.

Jesús acentúa sus reprensiones con una pregunta aleccionadora, “¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?". ¡Qué todos podamos aprender de la historia bíblica y que urgente y convincentemente advirtamos a nuestros seres amados, que estén siguiendo a falsos pastores, a volverse al único Pastor Verdadero!


Mike Gendron fue un devoto católico romano y un fuerte defensor de la “única iglesia verdadera” durante 34 años, antes de que desarrollara una relación personal con Jesús en 1981.


Dejó la iglesia católica en 1985 y, en 1988, dejó una exitosa carrera en gerencia corporativa para estudiar en el Seminario Teológico de Dallas. Cuatro años después, formó el Ministerio Proclamando el Evangelio, con el objetivo principal de alcanzar a los católicos con el Evangelio. Se puede suscribir a su lista de correo y encontrar un listado completo de todos sus libros y álbumes de videos en el sitio web de su ministerio: pro-gospel.org

Artículos relacionados:
»» Apologética
»» Catolicismo Romano

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Original article
The Divine Rebuke of Corrupt Religious Authority

¿Puede María Ser Corredentora?


El Papa Francisco I rinde homenaje a la estatua de María de Fátima, durante su audiencia general en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el 13 de mayo de 2015 (L'Osservatore Romano)

El título de Redentor es posiblemente el título más preciado de Jesucristo entre Su pueblo. Le recuerda al hijo de Dios que su salvación ha sido comprada al máximo de todos los costos, la sangre derramada del hombre perfecto de Dios y el Dios perfecto del hombre. Fue el Señor Jesús, no María, quien dio Su vida como rescate por muchos (Marcos 10:45). Fue Jesús, no María, quien redimió a los que alguna vez fueron esclavos del pecado y compró su libertad para que ya no estén sujetos al pecado. Jesús se entregó a sí mismo para redimirnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo que es suyo (Tito 2:14).

Que cualquiera se refiera a María como corredentora, no sólo viola la verdad de la Palabra de Dios, sino que también deshonra al Señor Jesucristo y le roba la gloria, el honor y la alabanza que sólo Él merece. A lo largo de la Biblia vemos que Dios es el único que puede perdonar el pecado (Marcos 2:7). Él nos rescató del dominio de las tinieblas, y nos transfirió al reino de Su amado Hijo, en quien tenemos redención, el perdón de pecados (Colosenses 1: 13-14). En ninguna parte de la Escritura se menciona a María como corredentora o co-mediadora. Nunca dio su vida, ni derramó su sangre, ni se convirtió en maldición para rescatar a alguien. Cristo nos redimió de la maldición de la ley convirtiéndose en maldición por nosotros (Gálatas 3:13). Jesús compró con Su propia sangre (Hechos 20:28). Los cristianos son redimidos con la sangre preciosa de Cristo, un cordero sin mancha o defecto (1 Pedro 3: 18-19).

Ésta no es la primera vez que la Iglesia Católica ha tratado de elevar a María a corredentora. El Papa Juan Pablo II no tuvo éxito en su intento porque a muchos de los cardenales les preocupaba que frustrara el movimiento ecuménico, que busca unir a todos los cristianos bajo el papado. Dado que éste es el centenario de la aparición de María en Fátima, algunos cardenales creen que éste es un buen momento para el pronunciamiento. La versión católica de María es dramáticamente diferente de cómo se revela en la Escritura. Según el catecismo católico, María "no dejó de lado su cargo de salvación, sino que, por su intercesión múltiple, continúa trayéndonos los dones de la salvación eterna". Ella es "Abogada y Mediadora" (CIC, párrafo 969). Sus "oraciones liberarán nuestras almas de la muerte" (CIC, párrafo 966).

La Iglesia Católica da a María muchos de los atributos de Cristo. Ellos enseñan que ambos fueron concebidos sin pecado, y vivieron vidas sin pecado y ambos son nuestros defensores. Proclaman que Jesús es la fuente de la gracia, María es el canal de toda gracia; Jesús es el Mediador, María es la Mediadora; Jesús ascendió a la gloria, el cuerpo de María fue asumido en gloria; Jesús es el Rey del Cielo, María es la Reina del Cielo; Jesús es el Príncipe de la Paz, y María es la Reina de la paz.

Existe un gran peligro espiritual para los católicos cuando miran a María y no a Jesús. Pablo advirtió: “Pero temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestras mentes sean desviadas de la sencillez y pureza de la devoción a Cristo” (2 Corintios 11:3). Oro para que los católicos presten atención a la exhortación del libro de Hebreos: “Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de Él soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios” (Hebreos 12: 2).


Mike Gendron fue un devoto católico romano y un fuerte defensor de la “única iglesia verdadera” durante 34 años, antes de que desarrollara una relación personal con Jesús en 1981.

Dejó la iglesia católica en 1985 y, en 1988, dejó una exitosa carrera en gerencia corporativa para estudiar en el Seminario Teológico de Dallas. Cuatro años después, formó el Ministerio Proclamando el Evangelio, con el objetivo principal de alcanzar a los católicos con el Evangelio. Se puede suscribir a su lista de correo y encontrar un listado completo de todos sus libros y álbumes de videos en el sitio web de su ministerio: pro-gospel.org

Artículos relacionados:
»» Catolicismo Romano

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Original article:
Can Mary be the co-Redeemer?

Video: Paso a Paso a Través del Arrebatamiento – Parte 1



Para muchos, las enseñanzas de la Biblia con respecto al Arrebatamiento son un misterio. ¿Cuándo regresará Jesús? ¿Hay señales que tienen que suceder? ¿Qué dicen los titulares de hoy que se refieren a este evento? Pero, la Biblia ofrece palabras de esperanza. Por ejemplo, 1 Tesalonicenses 4:18 enseña a los creyentes a que se animen unos a otros con palabras respecto al Arrebatamiento. En este programa, te llevaremos paso a paso a través del Arrebatamiento de una manera clara y concisa para ayudarte a entender lo que la Biblia enseña y por qué es importante para nuestros días. 

Tres estudiosos de la Profecía Bíblica, Renald Showers, Jimmy DeYoung y John Ankerberg, analizan este tema tan importante para los creyentes hoy.


Si desea conocer más acerca de este tema, visite nuestra sección dedicada al estudio del:

domingo, 3 de diciembre de 2017

Libro Electrónico: Ángeles – Volumen 2: Mensajeros del Metacosmos


Haga clic sobre la imagen para descargar el ebook

Tabla de contenidos 

Capítulo 1: Satanás
Satanás en la literatura
Satanás en la Biblia
Nombres de Satanás
Características de Satanás

Capítulo 2: Antecedentes de Satanás
Ezequiel 28 – El rey de Tiro
Isaías 14 – El rey de Babilonia

Capítulo 3: Un vistazo detrás de la cortina

Capítulo 4: Destino y la estrategia de Satanás
El Dragón y la Mujer
El destino de Satanás
Estrategias de Satanás

Capítulo 5: Los Nefilim

Capítulo 6: Infierno
El hombre rico y Lázaro

Capítulo 7: El universo holográfico
Bohm y los plasmas
Nuestro universo pixelado

Capítulo 8: Demonios 
Ángeles caídos vs demonios
Entrada demoníaca
Territorios espirituales

Capítulo 9: La vida en otros planetas
Astrobiología

Capítulo 10: Los OVNIs y el engaño
El incidente de Roswell
Los majestuosos 12
Trucos para guardar secretos 
Los astronautas

Capítulo 11: OVNIs y abducciones 
La paz mundial

Capítulo 12: Zonas de peligro espiritual
Los nuevos híbridos
Nuestro software personal
Gobernando el mundo
Zonas espirituales peligrosas 

Capítulo 13: La protección espiritual 
La Armadura de Dios 

Capítulo 14: Artillería pesada 
Conectándonos con Dios
La protección de Dios 
Autoridad en Cristo 

Notas finales

Sobre el autor


Artículos relacionados:
»» El Ministerio de los Ángeles (pdf)


Traducción cortesía de la hermana Helena Aillón

jueves, 30 de noviembre de 2017

¿Es bíblico el "caer en trance en el Espíritu"?



Respuesta: La idea de “caer en trance en el Espíritu” es cuando un ministro impone las manos sobre alguien, y esa persona se colapsa al suelo, supuestamente siendo afectada por el poder del Espíritu. Aquellos que practican “el trance en el Espíritu” utilizan pasajes de la Biblia que hablan acerca de gente que se quedó “como muerta” (Apocalipsis 1:17), o cayó sobre su rostro (Ezequiel 1:28; Daniel 8:17-18; Daniel 10:7-9). Sin embargo, hay numerosos contrastes entre esta experiencia bíblica de “caer sobre el rostro” y la práctica de “caer en trance en el Espíritu”.

1. El “caer postrado” bíblico era resultado de la reacción de una persona ante lo que había visto en una visión, o que estaba más allá de los sucesos ordinarios, cosas tales como la transfiguración de Cristo (Mateo 17:6). En la práctica anti-bíblica de “caer en trance”, la persona responde al “toque” de otro, o al movimiento del brazo del orador.

2. Los casos bíblicos fueron pocos y esporádicos, a tal grado que sólo ocurrieron rara vez en las vidas de unos cuantos. En el fenómeno de “estar en trance”, el caer es un evento semanal en sus iglesias y una experiencia que sucede a muchos. 

3. En los casos bíblicos, la gente caía sobre su rostro en temor reverente ante lo que veían o ante Quién veían. En el fingido “trance en el Espíritu”, ellos caen de espaldas, ya sea en respuesta al agitar de la mano del orador, o como resultado del toque de un líder de la iglesia (o en algunos casos al empujón),

No estamos afirmando que todos los ejemplos de “caer en trance en el Espíritu” sean fingimientos o respuestas a un toque o un empujón. Mucha gente experimenta una energía o una fuerza que les causa caer hacia atrás. Sin embargo, no encontramos bases bíblicas para este concepto. Sí, puede haber alguna energía o fuerza involucrada, pero si es así, es muy probable que no proceda de Dios, y que no sea el resultado de la obra del Espíritu Santo.

Este tipo de prácticas son frecuentes en muchas iglesias de corte pentecostal/neopentecostal. Los principales promotores de dichas prácticas aberrantes son principalmente los así llamados evangelistas itinerantes que recorren las iglesias. Una gran parte de ellos proviene de Puerto Rico y son una verdadera plaga en toda América Latina.

Es desafortunado que la gente busque estas simulaciones bizarras que no producen fruto espiritual, en vez de buscar el fruto práctico que nos da el Espíritu con el propósito de glorificar a Cristo en nuestras vidas (Gálatas 5:22-23). El ser lleno con el Espíritu no se evidencia por tales fingimientos, sino por una vida que sobreabunde con la Palabra de Dios, a tal grado que la Palabra se derrame en cánticos espirituales y acciones de gracias a Dios. ¡Qué lo dicho en Efesios 5:18-20 y Gálatas 5:22-23 sea reflejado en nuestras vidas!

A modo de ejemplo, veamos lo que ocurrió en la "iglesia" del charlatán de Guillermo Maldonado: 




Fuente: GotQuestions.org

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Libro: No Perecerán Nunca Jamás – Capítulo 1 (pdf)

Preparando el terreno

Haga clic sobre la imagen para comprar el libro en Amazon


Haga clic sobre el ícono para descargar el capítulo

Si usted ha puesto su fe únicamente en Jesucristo y en Su obra terminada para salvarle, ¿es su salvación eterna y segura? O, ¿puede perderla? ¿Están los creyentes en Cristo en divina libertad condicional con su destino incierto, o es que la gracia y el poder de Dios los mantiene siempre salvos? Éstas son algunas de las preguntas cruciales que el libro NO PERECERÁN NUNCA JAMÁS responde bíblicamente en términos claros y concisos.

El libro contiene 32 capítulos de variable extensión, que consta de 5 secciones principales: 1) "Identificando los asuntos" de la seguridad eterna, qué enseña y qué no enseña; 2) "El apoyo bíblico" persuasivo para esta enseñanza controversial pero crucial; 3) una explicación minuciosa sobre la "garantía absoluta" de la salvación eterna y por qué algunas personas no la tienen y rechazan la seguridad eterna; 4) una advertencia de las graves "consecuencias de la carnalidad" en la vida de un creyente y cómo tener seguridad y victoria en Cristo; y 5) "Examinando los pasajes confusos" que son utilizados por algunos para negar la seguridad eterna (más de 40 pasajes son analizados y contestados).

NO PERECERÁN NUNCA JAMÁS no es un libro aburrido de teología estéril, sino que está escrito desde el corazón de un pastor que interactúa con el texto de las Escrituras, usando ilustraciones sencillas, abordando pasajes desconcertantes, utilizando gráficos útiles y haciendo aplicaciones prácticas que apelan a la mente y el corazón del lector.

NO PERECERÁN NUNCA JAMÁS tiene una fuerte recomendación de grandes líderes de varios ministerios evangélicos. Si usted no está seguro de su salvación eterna y quiere saber con certeza que cuando muera irá al cielo, o si usted es un creyente relativamente nuevo en Jesucristo y necesita establecerse en la fe, o si ha sido un creyente carnal y quiere encontrar su camino de vuelta a la comunión con Dios, o si ha luchado con adicciones durante toda su vida y necesita un firme fundamento para la seguridad y la victoria práctica, o si ha conocido y crecido en Cristo durante un buen número de años y necesita más ánimo y edificación, NO PERECERÁN NUNCA JAMÁS le ayudará grandemente en su explicación clara y fielmente la Palabra de Dios sobre este tema tan crucial.


El Dr. Dennis Rokser (M. Div., D. Min., Grace Biblical Seminary) ha pastoreado la Iglesia Bíblica de Duluth desde 1985. El enfoque de su enseñanza ha sido el Evangelio de la gracia de Dios, como se relaciona a la salvación, la seguridad eterna, la identificación del creyente con Cristo, su posición en Cristo y cómo vivir por gracia por medio de la vida de fe y descanso en Cristo, a través del poder del Espíritu Santo. 

lunes, 27 de noviembre de 2017

¿Puede el Rapto Ser Encontrado en 2 Tesalonicenses 2:3? (pdf)


Haga clic sobre la imagen para descargar el artículo

Recientemente, mi pensamiento acerca de 2 Tesalonicenses 2:3 ha cambiado — todo debido a una excelente presentación sobre el tema que escuché a Tommy Ice hacer en una conferencia en la que nosotros dos estábamos hablando —.

Para aquellos de ustedes que no estén familiarizados con Tommy Ice, él es un erudito bíblico que se graduó del Seminario Teológico de Dallas, y que sirve como el Director del Centro para la Investigación del Pre-Tribulacionismo (pre-trib.org).

Artículos relacionados:

El Rapto en 2 Tesalonicenses 2:3 (pdf)


Haga clic sobre la imagen para descargar el artículo

Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, — 2 Tesalonicenses 2:3 — 

Creo que existe una fuerte posibilidad de que 2 Tesalonicenses 2:3 esté hablando del Rapto. ¿Qué quiero decir? Algunos pretribulacionistas, como yo, pensamos que el sustantivo griego apostasia, usualmente traducido como “apostasía”, es una referencia al Rapto y debería ser traducido como “partida”. Por lo tanto, este pasaje estaría diciendo que el día del Señor no vendrá hasta que el Rapto venga antes que él. Si apostasia es una referencia a una partida física, entonces 2 Tesalonicenses 2:3 es una fuerte evidencia a favor del pretribulacionismo.

El Dr. Thomas Ice es el Director del Centro para la Investigación del Pre-Tribulacionismo


¿Hay un idioma celestial? ¿Qué idioma hablaremos en el cielo?


Respuesta: Hay algunas conjeturas sobre si existe algo así como un “idioma celestial”. ¿Hay un idioma desconocido en la tierra, pero que sea hablado con fluidez en el cielo? Si es así, ¿es posible que alguien aprenda a hablar este idioma esotérico? ¿Es posiblemente un don del Espíritu Santo?

En primer lugar, debemos señalar que la expresión “idioma celestial” no se encuentra en la Escritura. También, la frase “lenguas de ángeles” se usa una sola vez, en 1 Corintios 13:1, “Si yo hablo en lenguas de hombres y de ángeles pero no tengo amor vengo a ser como bronce que resuena o un címbalo que retiñe”.

Algunos han sugerido que la referencia de Pablo a “lenguas de ángeles” es prueba de que hay un idioma celestial que sólo los ángeles — y ciertos creyentes llenos del Espíritu — pueden hablar. Echemos un vistazo más de cerca al versículo y su contexto.

Cuando Pablo habla de “lenguas de hombres”, lo más probable es que se esté refiriendo al don dado el Día de Pentecostés, cuando los apóstoles fueron imbuidos por el Espíritu Santo para hablar idiomas virtualmente desconocidos para ellos (Hechos 2:4-12). “Lenguas de hombres”, es una referencia a los diversos lenguajes humanos en uso en ese tiempo. Los hermanos de Corinto valoraban tanto este don milagroso, que fue gravemente abusado y falsificado. Pablo abordó este problema en su epístola. Los corintios necesitaban saber que Dios dio la habilidad de hablar un idioma extranjero como una señal, y que el don tenía algunas restricciones (1 Corintios 14:1-33).

Cuando Pablo habla de las “lenguas de ángeles”, no está hablando literalmente de un “idioma celestial”, como algunos quieren creer, sino que está usando una expresión hiperbólica. La hipérbole es una exageración para hacer un punto. Pablo está diciendo que, sin importar cuán talentoso alguien sea, ya sea en su propio idioma, en idiomas extranjeros, o incluso en el hipotético idioma de los ángeles, todo es irrelevante sin amor. De hecho, sin amor, el discurso de uno no es mejor que el inútil balbuceo de las religiones paganas. La cultura pagana de Corinto honraba a sus dioses en ceremonias rituales acompañadas por ruidosos instrumentos musicales tales como gongs, címbalos y trompetas. Su adoración era una cacofonía caótica. 

Hablar en “lenguas de ángeles” probablemente se entiende mejor como tener la habilidad de hablar con “elocuencia divina”. Como lo expresó un erudito bíblico bien conocido, “Pablo está diciendo simplemente que, si tuviera la capacidad de hablar con la habilidad y la elocuencia de los hombres más grandes, incluso con elocuencia angelical, sólo sería un ruidoso gong…”.

El hecho es que Pablo usó el lenguaje hiperbólico en otras partes, incluso en el versículo siguiente, con su mención de la fe para “trasladar los montes”. Sus exageraciones sirven para enfatizar la necesidad del amor. Mostrar amor es más importante que la acción más grandiosa y más milagrosa que se pueda imaginar.

Sugerir que Pablo implica que “lenguas de ángeles” es una especie de “idioma celestial” es ir más allá de lo que la Escritura realmente enseña. Es tomar la expresión completamente fuera de contexto en un intento de enseñar algo diferente a lo que Pablo realmente dijo.

Artículos relacionados:
»» ¿Cuál es el significado de “lenguas angélicas”?
»» ¿Qué es orar en lenguas?
»» ¿Cuál es el don de hablar en lenguas?

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (endefensadelafe.org)

Original article:
Is there a heavenly language?

jueves, 23 de noviembre de 2017

¿Cuál es el significado de "lenguas angélicas"? (1 Corintios 13:1)



En 1 Corintios 13:1, Pablo escribe: “Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe”. Algunos escritores y defensores del misticismo y del conocimiento esotérico, tanto antiguos como modernos, han sostenido que lo que dice Pablo aquí es que existe un lenguaje exclusivo de los ángeles, un idioma celestial desconocido e incomprensible para los humanos. Para sostener esta idea, 1 Corintios 13:1 se vincula a menudo con 2 Corintios 12:4, donde Pablo dice que fue arrebatado al paraíso donde escuchó “palabras inefables que no le es dado al hombre expresar”. 

En el mundo del primer siglo, que tenía una gran presencia romana y una historia de influencia griega, la gente admiraba la elocuencia y la oratoria. Esto explica, seguramente y en parte, la fascinación de los corintios por el fenómeno de la glosolalia, el hablar en lenguas (que entendemos como lenguajes conocidos). En 1 Corintios 13:1, Pablo está hablando de su capacidad retórica y afirma que, incluso aunque usara todo tipo de lenguaje imaginable, pero no tuviera amor, sus palabras serían un parloteo vacío. Su referencia al lenguaje angélico es una hipérbole, una figura del lenguaje, parecida a las otras hipérboles que siguen de inmediato a esta afirmación en el pasaje bíblico, a saber: conocer todos los misterios y tener todo el conocimiento; tener toda la fe; entregar todos sus bienes a los pobres, y entregar su cuerpo para ser quemado. No está diciendo que los ángeles tengan un idioma exclusivo. 

Sus palabras en 2 Corintios 12:4 tampoco respaldan la idea de una lengua de los ángeles. Su comentario en ese pasaje quiere decir que le prohibieron hablar de lo que oyó. Como vimos antes, en el cristianismo temprano (y en el judaísmo) se debatió la existencia de un lenguaje angélico, debate basado en parte en 1 Corintios 13:1 y en escritos no canónicos. Dentro de estas reflexiones había cierta disparidad de pensamiento, y la creencia de que el lenguaje angélico era el mismo que el primer lenguaje humano, el hebreo, o algún idioma esotérico celestial. Aunque es una idea interesante, en el texto bíblico no hallamos nada que respalde la existencia de semejante lengua. Sabemos que cuando los ángeles hablaban a las personas en la Biblia, éstas podían comprenderles, y es razonable pensar que los ángeles se comunicaron en el idioma de aquellos individuos. También sabemos que los ángeles alaban y alabarán a Dios en el cielo (Salmo 148:2), pero no se dice nada de un idioma angelical. 

Fuente: Respuestas a preguntas sobre ángeles y demonios, H. Wayne House y Timothy J. Demy, páginas 72-73.

Artículos relacionados:

martes, 21 de noviembre de 2017

¿Dónde Mora Satanás?



Según las Escrituras, hay seis lugares donde mora Satanás. Algunos figuran en el pasado, uno de ellos en el presente y tres en el futuro. De la misma manera, que podemos conocer la vida de una persona si vemos en qué lugares ha vivido, la vida de Satanás también se puede conocer gracias a sus residencias. Esas moradas son las siguientes:

1. El trono de Dios o “el santo monte de Dios” (Ezequiel 28:11-15). Antes de la caída de Satanás, estaba con Dios en calidad de querubín, cubriendo con sus alas el trono divino.

2. El huerto de Edén (Ezequiel 28:13). Algunos intérpretes opinan que no era el mismo huerto donde estuvieron Adán  y Eva, sino un huerto mineral anterior. Independientemente de si Satanás acudió en forma de serpiente a ese huerto o al huerto de Génesis 2-3, la segunda morada fue posterior a la caída de Satanás. 

3. Los cielos atmosféricos (Efesios 2:2; 6:12). Ésta es la morada actual de Satanás, un espíritu creado. Sin embargo, tiene acceso tanto al cielo como a la tierra. En el cielo es el acusador de los redimidos (Job 1:2; 1:2, Apocalipsis 12:10), y en la tierra es el príncipe del mundo, que dirige la revuelta constante contra Dios, con intención de destruir a los redimidos (Lucas 4:5-7; Juan 12:31; 2 Corintios 4:4; 11:3,4; 1 Pedro 5:8).

4. La tierra (Apocalipsis 12:7-12). A la mitad de la Tribulación de siete años, Satanás será expulsado de los cielos atmosféricos y confinado a la tierra, donde pasará la segunda mitad de la Tribulación. Durante este tiempo provocará un gran caos y tremendas calamidades.

5. El abismo (Apocalipsis 20:1-3). Al final de la tribulación, tras la segunda venida de Cristo, Satanás será atado y arrojado al abismo (lit. “que no tiene límites” o “no tiene fondo”), un lugar de confinamiento temporal, durante mil años.

6. El lago de fuego (Apocalipsis 20:7-10). La última morada de Satanás será el lago de fuego, donde él y sus demonios permanecerán por toda la eternidad.


Tomado de: Respuestas a preguntas sobre ángeles y demonios. H Wayne House y Timothy J. Demy, páginas 56-57

Artículos relacionados:

¿Qué es orar en lenguas? ¿Es el orar en lenguas un lenguaje de oración entre Dios y el creyente?



Respuesta: Como un antecedente, favor de leer nuestro artículo sobre “El don de hablar en lenguas”. Hay cuatro pasajes principales en la Escritura que se señalan como evidencia del orar en lenguas: Romanos 8:26; 1 Corintios 14:4-17; Efesios 6:18; y Judas 20. Efesios 6:18 y Judas verso 20 mencionan “orar en el Espíritu”. Sin embargo, las lenguas como lenguaje de oración no es una interpretación adecuada del “orar en el Espíritu”.

Romanos 8:26 nos enseña, “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues que hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles”. Dos puntos clave hacen altamente improbable que Romanos 8:26 se refiera a las lenguas como un lenguaje de oración. (1) Romanos 8:26 dice que es el Espíritu quien “gime”, no los creyentes. (2) Romanos 8:26 establece que los gemidos del Espíritu “no pueden ser pronunciados”. La esencia misma de hablar en lenguas es la pronunciación de palabras. 

Eso nos deja con 1 Corintios 14:4-17 y especialmente el verso 14, “Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi entendimiento queda sin fruto”. ¿Qué significa esto? Primero, es muy valioso estudiar el contexto. 1 Corintios capítulo 14 es primeramente una comparación / contraste del don de hablar en lenguas y del don de profecía. Los versos 2-5 aclaran que Pablo veía a la profecía como un don superior al de las lenguas. Al mismo tiempo, Pablo exclama el valor de las lenguas y declara que se alegra de hablar en lenguas más que todos los demás (verso 18).

Hechos capítulo 2 describe la primera aparición del don de lenguas. En el día de Pentecostés, los apóstoles hablaron en lenguas. Hechos capítulo 2 aclara que los apóstoles estaban hablando en lenguas humanas (Hechos 2:6-8). La palabra traducida “lenguas” tanto en Hechos capítulo 2 como en 1 Corintios capítulo 14 es “glossa” que significa “lenguaje”. Es la palabra de la que procede nuestra moderna palabra “glosario”. Hablar en lenguas era la habilidad de hablar en un idioma que no conocías, a fin de comunicar el Evangelio a alguien que hablara esa lengua. En la región multicultural de Corinto, parece que ese don de lenguas era especialmente valorado y prominente. Los creyentes en Corinto podían comunicar mejor el Evangelio y la Palabra de Dios como resultado del don de lenguas. Sin embargo, Pablo hace totalmente claro, que aún este uso de las lenguas, debía ser interpretado, es decir, “traducido” (1 Corintios 14:13, 27). Un creyente de Corinto hablaría en lenguas, ministrando la verdad de Dios a alguien que hablara ese idioma, y entonces ese creyente, u otro creyente en la iglesia, debía interpretar lo que se había hablado, para que toda la asamblea pudiera entender lo que se había dicho. 

Entonces ¿qué es orar en lenguas, y cuál es la diferencia con hablar en lenguas? 1 Corintios 14:13-17 indica que el orar en lenguas también debe ser interpretado. Como resultado, parece que orar en lenguas era ofrecer una oración a Dios. Esta oración ministraría a alguien que hablara ese idioma, pero también necesitaría ser interpretado para que todo el cuerpo de Cristo pudiera ser edificado. 

Esta interpretación no concuerda con aquellas que ven el orar en lenguas como un lenguaje de oración. Esta creencia alternativa puede ser resumida como sigue: el orar en lenguas es un lenguaje de oración personal entre el creyente y Dios (1 Corintios 13:1), que el creyente utiliza para edificarse a sí mismo (1 Corintios 14:4). Esta interpretación no es bíblica por las siguientes razones: (1) ¿De qué manera el orar en lenguas puede ser un lenguaje privado de oración, si éste debe ser interpretado? (1 Corintios 14:13-17). (2) ¿Cómo puede el orar en lenguas ser para auto-edificación cuando la Escritura dice que los dones espirituales son para la edificación de la iglesia, y no para uno mismo? (1 Corintios 12:7). (3) ¿Cómo puede ser el orar en lenguas un lenguaje privado de oración, si las lenguas son por “señal a los incrédulos”? (1 Corintios 14:22). (4) La Biblia aclara que no todos poseen el don de lenguas (1 Corintios 12:11, 28-30). ¿Cómo pueden ser las lenguas un don para auto-edificación si no lo poseen todos los creyentes? ¿No necesitamos todos ser edificados? 

Hay una interpretación adicional sobre el orar en lenguas que necesita ser aclarada. Algunos entienden el orar en lenguas como un “código de lenguaje secreto” que evita que Satanás y sus demonios entiendan nuestras oraciones, y que por ello puedan aprovecharse de nosotros. Esta interpretación no es bíblica por las siguientes razones: (1) Consistentemente, el Nuevo Testamento describe las lenguas con un lenguaje humano. Es improbable que Satanás y sus demonios no sean capaces de entender los lenguajes humanos. (2) La Biblia registra a incontables creyentes orando en su propio lenguaje, en voz alta, sin preocuparse de que su oración pudiera ser interceptada por Satanás. Aun si Satanás y/o sus demonios escucharan y entendieran las oraciones que hacemos, carecen absolutamente del poder para evitar que Dios responda las oraciones de acuerdo a Su voluntad. Sabemos que Dios escucha nuestras oraciones, y ese hecho hace irrelevante el que Satanás o sus demonios las escuchen y entiendan. 

Después de todo lo dicho, ¿qué hay de los muchos cristianos que han experimentado el orar en lenguas y lo han encontrado muy edificante para ellos mismos? Primero, debemos basar nuestra fe y práctica en las Escrituras, no en experiencias. Debemos ver nuestras experiencias a la luz de la Escritura, no interpretar la Escritura a la luz de nuestras experiencias. Segundo, muchos de los cultos y religiones del mundo, también reportan experiencias de hablar en lenguas / orar en lenguas. Obviamente el Espíritu Santo no concede estos dones a individuos no creyentes. Así que, parece que los demonios pueden imitar el don de hablar en lenguas. Esto debe conducirnos a comparar aún más cuidadosamente nuestras experiencias con la Escritura. Tercero, muchos estudios han mostrado cómo el hablar/orar en lenguas puede ser un comportamiento aprendido. A través del escuchar y observar a otros hablar en lenguas, una persona puede aprender el procedimiento, aún inconscientemente. Esta es la explicación más probable para la gran mayoría de los casos, entre los cristianos que hablan / oran en lenguas. Cuarto, el sentimiento de “auto-edificación” es natural. El cuerpo humano produce adrenalina y endorfina cuando experimenta algo nuevo, excitante, emocionante inducido, y/o desconectado del pensamiento racional.

El orar en lenguas es definitivamente una cuestión sobre la que los cristianos pueden respetuosa y amorosamente acordar o discrepar. Orar en lenguas no es lo que determina la salvación. Orar en lenguas no es lo que separa a los cristianos maduros de los inmaduros. El que el orar en lenguas sea un lenguaje de oración, no es algo fundamental para la fe cristiana. Así que, mientras creamos que la interpretación bíblica de la oración en lenguas nos aleje de la idea de un lenguaje privado de oración para la edificación personal – también reconocemos que muchos de los que lo practican, son nuestros hermanos y hermanas en Cristo, y dignos de nuestro amor y respeto.

Fuente: GotQuestions

Libro: Pastores que Abusan – Parte I

Las víctimas hablan por sí mismas

Haga clic sobre la imagen para ir al Índice


"Obedece a tu pastor en todo lo que te diga, aunque esté mal". 
"No cuestiones al ungido del Señor". 
"Si ves algo mal en el ministro, no digas nada, sólo ora". 
"Tú no eres nadie para juzgar a un siervo de Dios. Si no haces lo que te digo estás en rebeldía". 
"No vayas a denunciar al sacerdote o te van a excomulgar. Déjalo en las manos de Dios". 

Seguramente, todos los que estamos relacionados con el cristianismo hemos escuchado frases como éstas en alguna ocasión. En especial si acostumbramos asistir regularmente a una congregación cristiana. A continuación leeremos las historias reales de hombres, mujeres y familias que oyeron y obedecieron frases como éstas de labios de líderes espirituales aparentemente bienintencionados. Veremos lo que sucedió en sus vidas como consecuencia de haber creído ciegamente estas enseñanzas y por no haber entendido cuál es el límite que marcan los evangelios para seguir a un ministro religioso. 

Los casos aquí descritos han sido seleccionados entre muchos y se escogieron precisamente por ser representativos de lo que cientos de personas viven cada año en el mundo latino. Son experiencias que en su momento vivieron matrimonios, familias, jóvenes, viudas y congregaciones enteras, en distintas organizaciones consideradas o llamadas cristianas.* 

* En la mayoría de los casos narrados a continuación, tanto los nombres como los lugares han sido cambiados para proteger la identidad de las personas involucradas. En un esfuerzo por hacer este libro relevante a los lectores latinos de distintos países, se han modificado varias localidades de la primera edición.

Libro: Pastores que Abusan – Índice


Contenido 

Introducción: Los abusos pastorales, 
una realidad que no podemos ignorar 


Parte I 
Las víctimas hablan por sí mismas 

1 Sacerdotes y abuso infantil: 
Traicionando a los más vulnerables 

2 Iglesias en la encrucijada: 
¿Qué tan grande es el problema? 

3 Estructuras Perversas: 
El ídolo de la Institución 

4 Los líderes autoritarios y el dinero  

5 María Luisa: Crónica de una infamia  

6 Corrupción e impunidad: 
El círculo de la complicidad 

7 Persecución, difamación e intimidación: 
Un arma clásica para controlar 

8 Explotando la relación pastoral:  
Cuando los ministros adulteran 

9 Incesto Espiritual: 
El crimen del reverendo Jackson 

10 Los pastores autoritarios pueden programar a la gente  

11 Sexo y manipulación sectaria:
David Koresh y otros más 

12 Autoritarismo y totalitarismo: 
Un signo clásico de las sectas 

13 ¿A quién le puede pasar? 

Parte II

Cómo reconocer a los pastores abusivos 

14 Métodos de manipulación y doctrinas  
autoritarias 

15 Los límites de la autoridad pastoral  

16 Lo que siempre creyó la Iglesia  
cristiana en cuanto a la autoridad 

17 Desenmascarando las doctrinas  
autoritarias 

18 Los líderes manipuladores dañan a la gente: 
¿Qué debemos hacer?  


Bibliografía 

jueves, 16 de noviembre de 2017

Un Fracaso de la Reforma (pdf)

Interpretación Escritural

Por Dr. Andy Woods

Haga clic sobre la imagen para descargar el artículo



Cuando se cuenta la historia de la Reforma Protestante, el tema debe abordarse con franqueza y honestidad intelectual. A pesar de las grandes contribuciones de los reformadores protestantes a la fe cristiana, la Reforma Protestante realmente representó una mezcla. Por mucho que los reformadores sean idolatrados hoy, su revolución sólo puede describirse como parcial, en el mejor de los casos.

Una de las mayores contribuciones de la Reforma Protestante al cristianismo implica la restauración de un método perdido de interpretación bíblica. Mientras que los reformadores protestantes aplicaron selectivamente este método a partes de la Biblia, la revolución completa tendría que esperar a las siguientes generaciones, que tomaron el método de interpretación de los reformadores y lo aplicaron a la totalidad de la Palabra de Dios. El propósito de este artículo es contar este otro lado de la historia.
Share/Bookmark