martes, 29 de septiembre de 2009

Desenmascarando al G12




Un llamado urgente:

Antes de moverse a una iglesia del G12 o de implantar el modelo G12 en la suya; más aun, antes de asistir a un Encuentro, le rogamos encarecidamente en el nombre del Señor Jesucristo, que lea este libro con su Biblia en mano y en ferviente oración.

Esta obra, es el producto de un año de investigación sobre la doctrina del G12. El propósito de la misma, es llevarle a escudriñar las Escrituras, para que pueda discernir entre la verdad y la mentira. Su método, consiste en confrontar la enseñanza del fundador del G12 a la luz de la Palabra de Dios. Como dice la Palabra: “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8:32).

¡Esfuércese y haga tiempo para leer este libro! El mismo, podría hacer la diferencia entre fortalecerse en la verdad o caer en el engaño. No olvide que tiene una importante decisión por delante, pues hay una advertencia muy seria en 2 Juan 9-11:

“Cualquiera que se extravía,
y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios;
el que persevera en la doctrina de Cristo,
ése sí tiene al Padre y al Hijo.
Si alguno viene a vosotros,
y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa,
ni le digáis: ¡Bienvenido! Porque el que le dice:
¡Bienvenido!, participa en sus malas obras”.

Sobre la autora: La Rev. Elba I. Toledo, es graduada con honores en Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico. En 1998, obtuvo su licencia ministerial, del Concilio Pentecostal Free Will Baptist Church. En ese mismo año, fundó junto a su esposo, la Iglesia Cristiana Renacer, en Raleigh, Carolina del Norte, la cual continúan pastoreando en la actualidad. La Rev. Toledo es, además, directora ejecutiva y profesora del Instituto Bíblico y Ministerial Raíces, el cual fundó en 1999.

Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (www.atalayadejesus.blogspot.com)
Managua, Nicaragua

jueves, 24 de septiembre de 2009

Benjamin Netanyahu´s United Nations Speech



Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (www.atalayadejesus.blogspot.com)
Managua, Nicaragua

martes, 15 de septiembre de 2009

El Regreso del Mesías

La Certeza del Reinado Futuro del Señor


¿Volverá Jesucristo a esta tierra para reinar sobre todas las naciones del mundo? La mayoría de los cristianos profesantes del mundo de hoy contestarían: “¡No!” Ellos sostienen que Jesús nunca pondrá Sus pies sobre esta tierra de nuevo. Se burlan de la idea misma que el Señor estaría aun interesado en regresar para reinar.

¿De dónde, entonces, proviene el enfoque de la minoría? ¿Por qué algunos cristianos creen que habrá un reinado futuro, literal y personal de Jesús sobre toda la tierra? ¿Son estas personas víctimas de ilusiones? ¿Están abrigando ellos simplemente una esperanza fantasiosa? O, ¿tiene su opinión alguna base en las Escrituras?

¿Podría posiblemente ser que el punto de vista de la mayoría está errado? Si es así, ¿cómo se desarrolló entonces el enfoque y cuáles son sus debilidades escriturales y contradicciones?

Como la Noche y el Día

Los dos puntos de vista son radicalmente diferentes. Por ejemplo, el enfoque de la mayoría sostiene que la historia tal como la conocemos terminará muy pronto con la destrucción de la tierra. En agudo contraste, el enfoque de la minoría aguarda la continuación de la historia en un glorioso reinado del Señor de mil años aquí en esta tierra.

No hay un papel futuro para Israel en el punto de vista de la mayoría; Dios se ha lavado las manos de los judíos. El enfoque de la minoría ve a los judíos como una nación bajo disciplina, puesta a un lado temporalmente, pero ellos creen que se acerca muy pronto un tiempo cuando la Iglesia será sacada del mundo y Dios se enfocará de nuevo en los judíos, trayendo un gran remanente de ellos a la salvación en Yeshúa, su Mesías.

El enfoque de la mayoría considera que no queda ningún propósito para este planeta. Está contaminado y despojado. Cuando el Señor regrese, tomará a los redimidos para vivir con Él eternamente en el Cielo y la tierra cesará de existir, así como lo hará todo el universo material. Aquéllos que sostienen el enfoque de la minoría creen que Dios se propone redimir a la tierra y toda Su creación – los reinos vegetal y animal. Además, creen que la tierra regresará un día a su perfección original y servirá como la morada eterna de los redimidos.
Como puede observar, las diferencias son como la noche y el día. Un forastero concluiría indudablemente que los dos grupos han estado leyendo un libro diferente, porque, ¿cómo podría la gente leer el mismo libro y llegar a tales conclusiones totalmente diferentes?

El Desafío de la Búsqueda de la Verdad

Como indica el título de este artículo, creo que el punto de vista de la minoría acerca de este asunto central de las Escrituras es correcto y es mi intención mostrarle el porqué creo que la Biblia enseña que Jesús regresará a reinar.

No he llegado a esta conclusión de forma casual. Crecí en una iglesia que enseñaba el punto de vista de la mayoría. Me fue instruido desde una temprana edad. El camino que me condujo a un enfoque diferente fue uno tortuoso y doloroso. Me costó amigos. Trajo condenación sobre mi cabeza. Finalmente me forzó a dejar la iglesia donde había pasado 30 años de mi vida.

Pero las recompensas que provienen por seguir la verdad de las Escrituras, a dondequiera que te pueda conducir, siempre son mayores que las desventajas en las que se pueda incurrir. Jesús dijo: “Conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres" (Juan 8:32). Pero Él calificó esa promesa con una condición que generalmente se pasa por alto. Está indicada en el versículo previo: “Si permaneciereis en Mi palabra” (Juan 8:31). Ése es un gran “si”.

Mientras lee este artículo, quiero desafiarle a que ponga a un lado todos los prejuicios y tradiciones de hombres. Tenga un corazón abierto y pruebe por medio de las Escrituras lo que tengo qué decirle y no por las creencias de su denominación particular.

Lo desafío a que sea como los bereanos, a quienes Pablo elogió como “más nobles que los estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud escudriñando cada días las Escrituras para ver si estas cosas eran así” (Hechos 17:11).

La Declaración Bíblica

“Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con Él mil años” (Ap. 20:6).

Uno de los conceptos erróneos más grandes acerca de las Escrituras que existe entre los cristianos hoy en día es que Apocalipsis 20 es el único lugar en la Biblia que menciona un futuro reinado terrenal de Jesús. Nada podría estar más alejado de la verdad; porque la Biblia, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamentos, está llena de referencias a un futuro reinado del Mesías en esta tierra.

Pero permítame dejar en claro algo. Si este pasaje en Apocalipsis 20 fuera el único en la Biblia en hablar de un futuro reinado terrenal de Jesús, yo aún creería en tal reinado. Dios no tiene que decir algo más de una vez para que yo lo crea. Y Dios dice claramente en Apocalipsis 20 que Jesús reinará en esta tierra por 1,000 años.

El Flujo de Eventos

En el capítulo 19 de Apocalipsis, Jesús regresa a la tierra y derrota al Anticristo y a su falso profeta. Su siguiente orden del día es atar a Satanás (Ap. 20:1-3). A continuación, comienza Su reinado con Sus santos.

"Vi a un ángel que descendía del cielo..., y prendió al dragón, que es Satanás, y lo ató por mil años" (Ap. 20:1-2) - Ilustración por Pat Marvenko Smith [www.revelationillustrated.com]

En Apocalipsis 20:1-7 se nos dice 6 veces que el reinado del Señor durará 1,000 años. Considere por ejemplo Revelación 20:4. El versículo dice que los santos “vivieron y reinaron con Cristo mil años”. ¿Qué podría ser más claro? ¿Qué tendría Dios que hacer para convencernos de que El significa lo que El dice? ¿Tiene que poner el mensaje en el cielo con luces parpadeantes de neón?

Al final de los mil años, se nos dice que Satanás será soltado “para engañar a las naciones” (Ap. 20:8). El reunirá a la mayoría de la Humanidad en rebelión contra el Señor y marcharán hacia Jerusalén para derrocar el reino del Señor. Observe que Ap. 20:9 dice que toda esta acción toma lugar “sobre la anchura de la tierra”. Esta no es ninguna batalla etérea entre seres espirituales en los cielos.

Mientras los rebeldes milenarios se acercan a Jerusalén, son destruidos con fuego del cielo (Ap. 20:9), y Satanás es lanzado al lago de fuego (Infierno) donde él “será atormentado día y noche por los siglos de los siglos” (Ap. 20:10).

Imaginación Contra Sentido Obvio

El mensaje de Apocalipsis 19 y 20 es muy claro. Un pequeño niño podría entenderlo sin interpretación. Se requiere un fantástico vuelo de la imaginación para desestimar su significado obvio.

Pero eso es exactamente lo que San Agustín logró con mucho éxito cerca del 400 AD, cuando desarrolló la interpretación Amilenial de Apocalipsis 20. Lo hizo aplicando su imaginación al pasaje y espiritualizándolo más allá del reconocimiento.

Cuando consiguió interpretar los eventos descritos en estos dos capítulos, Apocalipsis 19 había sido transformado en una descripción de la batalla de Cristo en la Cruz, y Apocalipsis 20 había sido cambiado en una descripción del reinado espiritual del Señor sobre el mundo desde el Cielo, a través de Su Iglesia. El encadenamiento de Satanás fue atribuido a la Cruz y no a la Segunda Venida.

En otras palabras, Agustín sostuvo que el reinado Milenial del Señor empezó en la Cruz y continuará hasta que Él regrese por Su Iglesia. Eso significa que de acuerdo al punto de vista Amilenial, ¡ahora estamos en el Milenio! También significa que los 1,000 años mencionados seis veces en el capítulo 20 no significan realmente 1,000 años. Más bien, es un número simbólico que representa un periodo indefinido de tiempo.

Esta interpretación increíblemente imaginativa que está en conflicto con el significado del sentido obvio del pasaje fue adoptado inmediatamente por la Iglesia Católica Romana el 431 AD. Hasta el día de hoy todavía es dogma católico. También ha sido adoptada por todas las principales denominaciones Protestantes liberales. En resumen, este enfoque de los eventos del tiempo del fin es el que es sostenido hoy por la vasta mayoría de todos los cristianos profesantes.

La Trampa de la Imaginación

El defecto básico en toda la interpretación Amilenial de Apocalipsis 19 y 20 está arraigado en su negación del significado del sentido obvio de los pasajes.

Dios sabe cómo comunicarse y El desea comunicarse. Usted no necesita tener un doctorado en hermenéutica o una imaginación activa para entender Su Palabra.

El libro de Revelación empieza con las palabras, “La revelación de Jesucristo…” (Rev. 1:1). La palabra revelación, en el griego es “apocalypse”, que significa “desvelar”. El propósito del libro de Revelación es revelar o develar el triunfo definitivo de Jesús sobre Satanás. Si el propósito de Dios es revelar algo tan significante, ¿por qué lo escribiría en un lenguaje código que una persona no podría entender a menos que se haya graduado de un seminario? No tiene sentido.

Los defensores del enfoque Amilenial usualmente responden diciendo que Revelación está lleno de símbolos. Sí, hay mucho lenguaje simbólico en el libro, pero los símbolos tienen un significado de sentido obvio. No se utilizan en desorden y el lector no tiene la libertad de asignarles cualquier significado que le plazca.

Además, el cumplimiento de las profecías de la Primera Venida provee la mejor regla de oro para la interpretación de las profecías de la Segunda Venida. Y cualquier examinación superficial de las profecías de la Primera Venida revelará rápidamente que fueron cumplidas en su significado de sentido obvio.

Tome por ejemplo la profecía en el libro de Zacarías que dice que el Mesías vendría en un asno (Zac. 9:9). Si los espiritualizantes Amilenaristas de hoy hubiesen vivido en los tiempos del Antiguo Testamento, estoy seguro que habrían negado el significado del sentido obvio de este versículo. “Zacarías es literatura apocalíptica”, habrían dicho, “y tal literatura nunca significa lo que dice. Por lo tanto, este versículo debe simplemente significar que el Mesías será una persona humilde”. No, el versículo significó lo que dijo y, en cumplimiento de él, Jesús hizo Su entrada triunfal en Jerusalén cabalgando sobre un asno.

Representación de la entrada triunfal a Jerusalén

Lo fundamental es que cuando usted interpreta imaginativamente las Escrituras en lugar de por su significado de sentido obvio, usted puede hacer que signifiquen lo que usted quiera que signifiquen, y el mensaje de Dios se pierde en los vuelos de la fantasía.

La Actividad de Satanás

Otro defecto en el enfoque Amilenial es su afirmación que el encadenamiento de Satanás que está mencionado en Revelación 20:1-3 ocurrió en la Cruz.

Lo primero que debe tenerse en cuenta con respecto a este punto es que Satanás siempre ha estado atado, en el sentido de que nunca ha tenido la libertad para hacer lo que a él le place. Muchos eruditos consideran al libro de Job como el libro más antiguo de la Biblia. Ese libro comienza con Satanás estando de pie ante el trono de Dios pidiendo permiso para tocar a Job, a su familia y a sus posesiones. Satanás no es omnipotente. El siempre ha obrado dentro de los parámetros establecidos por el Señor.

Es cierto que Satanás fue limitado más por la Cruz. Como resultado de la obra de nuestro Señor en la Cruz, los creyentes desde esa época han recibido el poder interior del Espíritu Santo (Romanos 5:5), y las Escrituras nos aseguran que “mayor es el que está en nosotros, que el que está en el mundo” (1 Juan 4:4). Por lo tanto, ahora tenemos mayor poder para resistir las tentaciones y ataques de Satanás que el que tuvieron los creyentes en los tiempos del Antiguo Testamento.

Pero el encadenamiento de Satanás que Revelación 20:1-3 dice que marcará el comienzo del Milenio es un tipo especial de encadenamiento que no ocurrió en la Cruz. Revelación dice que Satanás será atado de una manera tal que no “engañará más a las naciones” (Revelación 20:3).

Instantánea de la Asamblea General de las Naciones Unidas

Mientras usted mira el mundo hoy y observa el comportamiento de las naciones, ¿puede usted creer realmente que ya no están siendo engañadas? El hecho del asunto es que están siendo engañadas terriblemente. Como en la época de David, las naciones están “en tumulto” y sus gobernantes continúan en “consultar unidos contra el Señor y contra Su Ungido” (Salmos 2:1-2).

El Gobierno Continuo de Satanás

El tercer defecto crítico en el enfoque Amilenial es la idea de que Jesús está reinando hoy sobre todas las naciones del mundo. Esta aseveración es realmente un insulto al Señor, porque si Él está reinando, ¡está haciendo un trabajo muy pobre! Vivimos en un mundo caracterizado por la injusticia, la pobreza, pestilencia y el terrorismo – para nombrar sólo unos pocos males de nuestro planeta.

La Palabra dice que cuando el Señor reine “la tierra será llena del conocimiento del Señor como las aguas cubren el mar” (Isaías 11:9). ¿Esto es cierto hoy? ¿Alguna vez lo ha sido? ¡Claro que no!

Se nos dice en 1 Pedro 5:8 que Satanás aún merodea alrededor “como un león rugiente, buscando a quien devorar”. Y en 1 Juan 5:19, escrito mucho después de la Cruz, se nos dice que “el mundo entero está bajo el maligno”. Las Escrituras aclaran que Satanás continúa como “el gobernante de este mundo (Juan 12:31).

La Cruz selló el destino de Satanás. Es un monarca mortalmente herido que está aferrándose desesperadamente a su reino. Un día cercano, cuando el Señor regrese, Satanás será aplastado bajo los pies de los redimidos (Romanos 16:20). Pero la derrota total de Satanás es aún futura. Es uno de los beneficios de la Cruz que aún no se ha convertido en una realidad en la historia.

El Triunfo Definitivo de Jesús

Como un resultado de la Cruz, Jesús ha ganado el dominio sobre esta tierra que fue perdido por Adán y Eva cuando pecaron contra Dios (Daniel 7:13-14 y Revelación 5:9-10). Pero, El aún no está ejerciendo ese dominio. El escritor de Hebreos hace este punto. El dice que Jesús ha sido coronado con gloria y honra y que Dios “ha sujetado todas las cosas bajo Sus pies” (Hebreos 2:7-8), pero luego él procede a observar: “Pero todavía no vemos que todas las cosas le sean sujetas” (Hebreos 2:8).

Algunos de los beneficios de la Cruz están demorados y no se producirán hasta que Jesús regrese. Por ejemplo, la Cruz garantiza la salvación de los cuerpos de los creyentes, pero esa bendición de glorificación no se producirá hasta “la revelación de los hijos de Dios” (Romanos 8:19). Esta frase es una referencia a la resurrección de los santos, algo que Pablo aclara unos pocos versículos después (Romanos 8:23).

"Morará el lobo con el cordero..., y un niño los pastoreará" (Isaías 11:6)

De forma similar, la Cruz garantiza la derrota total de Satanás y el triunfo definitivo de Jesús como “Rey de reyes y Señor de señores” (Revelación 17:14). Pero ese triunfo no ocurrirá en la historia hasta que el Señor regrese. En este sentido, Jesús es como David cuando fue ungido como el Rey de Israel, pero luego tuvo que esperar un largo tiempo antes de que él tomara posesión de su reino.

Por consiguiente, Jesús no es representado en las Escrituras como un rey gobernando ya. Más bien, Él es descrito como nuestro Sumo Sacerdote ante el trono de Dios (Hebreos 8:1). El es nuestro mediador, nuestro intercesor (Hebreos 9:11-16).

Jesús: El Cordero y el León

Cuando El vino la primera vez, vino como nuestro Salvador. Ahora es nuestro Mediador. El regresará como nuestro Soberano. Redentor, Sacerdote y Rey – éstos son los tres papeles de Jesús – pasado, presente y futuro.

Revelación 19:11 afirma que cuando Jesús regrese, Su propósito inicial será juzgar y hacer guerra contra los enemigos de Dios. Pero el versículo 16 revela que Su propósito definitivo será el de ejercer como “Rey de reyes y Señor de señores”. Muchos antes de que Revelación fuera escrito, el profeta Zacarías había revelado la misma cosa. Al retratar el regreso del Señor, él describió al Señor destruyendo las naciones que se rebelan contra Dios y, cuando esa obra sea completada, declara él, “el Señor será rey sobre toda la tierra” (Zacarías 14:9).

Revelación 19 y 20 establecen claramente el hecho de que Jesús va a regresar para reinar – pero hay otras razones por las que creo en tal reinado futuro en esta tierra.

Artículo original:
The Return of the Messiah

Cortesía de:

Lamb & Lion Ministries (
www.lamblion.com)

martes, 8 de septiembre de 2009

El Rapto de la Iglesia

¿Qué es y cuándo ocurrirá?

Por
Dr. David R. Reagan

[read in Lamplighter (pdf)]


El Rapto es un glorioso evento que Dios ha prometido a la Iglesia. La promesa es que algún día muy cercano, al sonar de una trompeta y el grito de un arcángel, Jesús aparecerá en el cielo y llevará a Su Iglesia, vivos y muertos, al Cielo.

El término

El término Rapto proviene de una palabra latina que significa coger, arrebatar o sacar. Es una palabra bíblica que proviene directamente de la traducción Vulgata Latina de la Biblia. La palabra se encuentra en 1 Tesalonicenses 4:17. En la Nueva Versión Estándar Americana (NASV, por sus siglas en inglés), se usa la frase inglesa “arrebatar”. La misma frase es usada en las versiones King James y Nueva Versión Internacional.

Una promesa a la Iglesia

El concepto del Rapto no fue revelado a los profetas del Antiguo Testamento porque es una promesa a la Iglesia del Nuevo Testamento y no a los santos de Dios que vivieron antes del establecimiento de la Iglesia.

Los santos de las épocas del Antiguo Testamento serán resucitados al final de la Tribulación y no al momento del Rapto de la Iglesia. Daniel revela este hecho en Daniel 12:1-2 donde él dice que los santos de esa era serán resucitados al final del “tiempo de angustia”.

Referencias bíblicas

La primera mención clara del Rapto en las Escrituras se encuentra en las palabras de Jesús registradas en Juan 14:1-4. Jesús dijo: “Vendré otra vez y os tomaré a Mí mismo para que donde Yo esté, vosotros también estéis”.

La revelación más detallada de los eventos actuales relacionados con el Rapto es dada por Pablo en 1 Tesalonicenses 4:13-18. El dice que cuando Cristo aparezca, los muertos en Cristo (los santos de la era de la Iglesia) serán resucitados y arrebatados primero. Luego, aquellos de nosotros en Cristo que estemos vivos seremos trasladados “para recibir al Señor en el aire”. Pablo entonces nos exhorta a “consolarnos unos a otros con estas palabras”.

Pablo menciona otra vez el Rapto en 1 Corintios 15, su famoso capítulo acerca de la resurrección de los muertos: “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos, pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta” (versículos 51 y 52)

La referencia de Pablo a ser cambiados aquí, es una alusión al hecho de que los santos recibirán cuerpos glorificados que serán perfeccionados, imperecederos e inmortales (1 Cor. 15:42-44; 50-55)

El momento

El aspecto más controversial del Rapto es su momento. Algunos lo ubican al final de la Tribulación, haciéndolo un evento único e igual a la Segunda Venida. Otros lo ubican en la mitad de la Tribulación. Aun otros creen que ocurrirá al principio de la Tribulación.

La razón para estos puntos de vista diferentes es que el momento exacto del Rapto no está revelado precisamente en las Escrituras. Sólo está inferido. Hay, por lo tanto, margen para diferencias honestas de opinión, y las líneas de amistad ciertamente no deberían ser dibujadas sobre las diferencias con respecto a este punto, incluso aunque es un punto importante.

El Rapto Post-Tribulación

Aquéllos que ubican el momento al final de la Tribulación, usualmente basan su argumento en dos parábolas en Mateo 13 y en el Discurso del Señor en el Monte de los Olivos en Mateo 24.

En Mateo 24, el Señor retrata Su reunión de los santos como un acontecimiento que tomará lugar “inmediatamente después de la tribulación de aquellos días” (Mt. 24:29). Esto ciertamente suena como a un Rapto Post-Tribulación. Pero debe mantenerse en mente que el libro de Mateo fue escrito a los judíos y, por lo tanto, el registro de Mateo del discurso de Jesús tiene un sabor judío distintivo comparado con el registro de Lucas del mismo discurso.

Observe, por ejemplo, las referencias de Mateo a Judea y a la ley judía con respecto a viajar en el Sabbath (Mt. 24:15-20). Éstas se omiten en el relato de Lucas. En cambio, Lucas habla de los santos levantando la mirada por liberación “para escapar de todas estas cosas” cuando las señales de los tiempos del fin “empiecen a suceder” (Lc. 21:28 y 36). Los santos en Mateo son instruidos a escapar de Judea y a esconderse. A los santos en Lucas se les dice que deben levantar la mirada para ser rescatados.

Parece, por lo tanto, que Mateo y Lucas están hablando de 2 grupos diferentes de santos. Los santos en el relato de Mateo son muy probablemente judíos que reciben a Jesús como su Mesías durante la Tribulación. Los santos en Lucas son aquéllos que reciben a Cristo antes que comience la Tribulación. La mayoría de aquéllos que acepten al Señor durante la Tribulación serán martirizados (Ap. 7:9-14). Aquellos que vivan hasta el final serán reunidos por los ángeles del Señor (Mt. 24:31)

La parábola del trigo y la cizaña (Mt. 13:24-30) y la parábola de la red (Mt. 13:47-50) pueden ser explicadas en la misma forma. Ellas se refieren a una separación de santos y pecadores que ocurrirá al final de la Tribulación. Los santos son aquéllos que reciben a Jesús como su Salvador durante la Tribulación (gentiles y judíos) y que viven hasta el final de ese horrible período.

Rapto Mid-Tribulación

Hay variaciones del concepto del rapto mid-Tribulación. La más común es que la Iglesia será sacada en la mitad exacta de la Tribulación, en el punto de tiempo cuando el Anticristo es revelado.

Este concepto está basado sobre una declaración en 1 Corintios 15:52 que dice que el Rapto ocurrirá al sonar de “la final trompeta”. Esta trompeta es identificada entonces con la séptima trompeta de los juicios de las trompetas en el libro de Revelación. Dado que el toque de la séptima trompeta está registrado en Revelación 11, el punto medio de la Tribulación, la conclusión es que el Rapto debe ocurrir en la mitad de la Tribulación.

Pero hay dos problemas con esta interpretación. El primero es que la última trompeta de 1 Corintios 15 se toca para los creyentes mientras que las siete trompetas de Revelación 8, 9 y 11 se hacen sonar para los incrédulos. Las trompetas de Revelación no tienen ninguna relevancia para la Iglesia. La última trompeta de 1 Corintios 15 es una trompeta para los justos. La última trompeta para los impíos es la que está descrita en Revelación 11.

Otro problema con esta interpretación es que el pasaje en Revelación 11, que retrata el toque de la séptima trompeta, es un “flash-forward”* hacia el final de la Tribulación. Los flash-forwards son muy comunes en el libro de Revelación. Ocurren después de que algo terrible es descrito, con el fin de asegurarle al lector que todo va a resultar bien cuando Jesús regrese al final de la Tribulación.

Así, los capítulos octavo y noveno de Revelación, que describen los horrores de los juicios de las trompetas, son seguidos inmediatamente por un flash-forward en el capítulo 10 que muestra el regreso de Cristo en victoria al final de la Tribulación. La acción de la mitad de la Tribulación se reanuda en el capítulo 11 con una descripción del asesinato de los dos grandes profetas de Dios por el Anticristo. Luego, para compensar ese terrible evento, se nos presenta otro flash-forward, empezando con el versículo 15. La séptima trompeta es tocada y nos encontramos siendo impulsados hasta el final de la Tribulación cuando “los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor”.

El punto es que la séptima trompeta de Revelación se refiere al final de la Tribulación y no a la mitad. Por lo tanto, no hay base para un argumento a favor de un Rapto mid-Tribulación.

Rapto Pre-Ira

La piedra angular de este concepto es que los eventos aterrorizantes de la primera mitad de la Tribulación se deben a la ira del Hombre y de Satanás y no a Dios. Dado que a la Iglesia sólo se le ha prometido protección de la ira de Dios, el Rapto no ocurrirá hasta muy cerca del final de la Tribulación, cuando Dios derramará Su ira sobre el mundo.

Este concepto plantea un grave problema teológico, ya que pone en duda la soberanía de Dios. Asume que el Hombre y Satanás pueden actuar al margen de la voluntad de Dios, cuando la verdad del asunto es que ninguno puede hacer algo que Dios no está dispuesto a permitir. La Biblia a menudo describe a Dios llevando a cabo Su voluntad a través de personas o naciones perversas. Uno de los ejemplos clásicos es cuando Él permitió que la malvada nación de Babilonia disciplinara a Israel mediante la destrucción de Jerusalén y el Templo y al llevar hacia el cautiverio a los judíos sobrevivientes. Fue una acción que llevó al profeta Habacuc a preguntar por qué Dios castigaría a los que son malvados con aquéllos que son más malvados (Habacuc 1:13).

Cualquier carnicería causada por el Hombre o Satanás durante la Tribulación aún constituirá la ira de Dios. Ellos serán simplemente sus instrumentos. La Biblia dice que Dios se sienta en los cielos y se burla de los planes y hechos de los hombres malos, no porque a El no le importa, sino porque Él tiene todo bajo control (Salmo 2:1-6). El punto es que Él tiene la sabiduría y el poder para organizar todo el mal para el triunfo de Su voluntad en la historia. Es por eso que el salmista escribió que "la ira del hombre alabarán te alabará [Dios]" (Salmo 76:10).

Creo que también es importante señalar que cuando Dios derrama Su ira, no siempre El lo hace directamente. Una de Sus formas más comunes es simplemente alejarse de la nación o de la persona y bajar la cobertura de protección a su alrededor. Esto se explica claramente en Romanos 1:18-32. Ese pasaje dice que cuando las personas se rebelan contra Dios hasta el punto en que empiezan adorar a la creación en lugar de al Creador, Dios "los entrega" al mal en sus corazones. En otras palabras, El sólo retrocede y permite que el mal se multiplique. El pasaje declara, además, que si todavía se niegan a arrepentirse, El retrocede de nuevo y “los entrega a pasiones degradantes”. Y si persisten en su rebelión y pecado, Él finalmente "los entrega a una mente depravada", punto en el que la sociedad se destruye a sí misma. Esa destrucción podría considerarse como la ira del Hombre, pero es realmente la ira de Dios obrando a través del Hombre.

Hay otro problema grave con el concepto del Arrebatamiento pre-Ira. Se relaciona con el hecho de que toda la ira de Revelación está descrita específicamente como la ira de Dios. ¿De dónde se originan los juicios de los sellos? La respuesta es, del trono de Dios, mientras Jesús abre cada sello del rollo que estaba en la mano derecha del Padre (Apocalipsis 6:1). Y, ¿de dónde se originan los juicios de las trompetas? El mismo lugar – del trono de Dios (Apocalipsis 8:2). Cuando llegamos a los juicios de las copas en Revelación 15:1, se nos dice que con ellos, "la ira de Dios se ha consumado".

Otro problema con el concepto del Arrebatamiento pre-Ira es que hace violencia al orden cronológico de Revelación. Los juicios de los sellos son vistos como la ira del Hombre y Satanás, que ocurren durante la primera mitad de la Tribulación. Los juicios de las trompetas y las copas son considerados la ira de Dios.

Ellos son agrupados juntos al final de Tribulación. No hay justificación para poner los juicios de las trompetas al final de la Tribulación. Ellos están colocados claramente en la primera mitad de la Tribulación en el esquema cronológico del libro de Revelación.

Un problema final con el concepto del Arrebatamiento pre-Ira es que discute el hecho de que no hay un propósito para que la Iglesia esté en la Tribulación. La Tribulación es la 70ª semana de Daniel, un tiempo dedicado a que Dios logre Sus propósitos entre el pueblo judío, no la Iglesia.

El Rapto Pre-Tribulación

Creo que la mejor inferencia de las Escrituras es que el Arrebatamiento ocurrirá al comienzo de la Tribulación. La razón más importante por la que creo esto, tiene que ver con el asunto de la inminencia. Una y otra vez en las Escrituras se nos dice que aguardemos la aparición del Señor. Se nos dice “estad preparados” (Mt. 24:44), “estad alertas” (Mt. 24:42), “estén ceñidos” (Lc. 12:35) y “mantengan sus lámparas encendidas” (Lc. 12:35). La fuerza clara de estas advertencias persistentes es que Jesús puede aparecer en cualquier momento.

Sólo el concepto pre-Tribulación del Arrebatamiento permite la inminencia de la aparición del Señor por Su Iglesia. Cuando el Arrebatamiento es ubicado en cualquier otro punto en el tiempo, la inminencia de la aparición del Señor se destruye, porque otros eventos proféticos deben ocurrir primero.

Por ejemplo, si el Arrebatamiento va a ocurrir a mitad de la Tribulación, ¿entonces por qué debería vivir esperando la aparición del Señor en cualquier momento? En su lugar, estaría esperando un tratado de paz israelí, la reconstrucción del Templo y la revelación del Anticristo. Entonces y sólo entonces, podría aparecer el Señor.

Enfoque

Esto plantea el asunto de qué es lo que debemos aguardar. En ninguna parte se les dice a los creyentes que esperemos la aparición del Anticristo. Por el contrario, se nos dice que esperemos a Jesucristo. En Tito 2:13 Pablo dice que debemos vivir “aguardando la esperanza bienaventurada y la aparición gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador, Jesucristo”. Asimismo, Pedro nos insta a “esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado” (1 P. 1:13). Juan completa el coro apostólico instándonos de forma similar a “fijar nuestra esperanza en El” en Su manifestación (1 Jn. 3:2-3)

Sólo Mateo habla de velar por el Anticristo (Mt. 24:15), pero él está hablándole a los judíos viviendo en Israel en la mitad de la Tribulación cuando el Anticristo profane el Templo reconstruido.

Ira

Otro argumento a favor de un Rapto pre-Tribulación tiene que ver con las promesas de Dios de proteger a la Iglesia de Su ira. Tal como ha sido demostrado, el libro de Revelación muestra que la ira de Dios será derramada durante el periodo completo de la Tribulación.

La Palabra promete una y otra vez que la Iglesia será librada de la ira de Dios. Romanos 5:9 dice que “por El (Jesús) seremos salvos de la ira”. 1 Tes. 1:10 declara que estamos esperando “de los cielos a Su Hijo, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera”. La promesa se repite en 1 Tes. 5:9“Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo”.

Liberación

Algunos argumentan que Dios podría proteger sobrenaturalmente a la Iglesia durante la Tribulación. Sí, El podría. De hecho, El promete hacer justamente eso para los 144,000 judíos que serán sellados como siervos al comienzo de la Tribulación (Ap. 7:1-8).

Pero la promesa de Dios a la Iglesia durante la Tribulación no es una de protección, sino una de liberación. Jesús dijo que “escaparíamos” los horrores de la Tribulación (Lc. 21:36). Pablo dice que Jesús viene a “librarnos” de la ira de Dios (1 Tes. 1:10).

Simbolismo

Hay varios tipos proféticos que parecen afirmar el concepto de liberación de la Tribulación. Tome por ejemplo a Enoc. El fue un profeta a los gentiles quien fue arrebatado fuera del mundo antes que Dios derramara Su ira en el gran diluvio de la época de Noé. Enoc parece ser un tipo de la Iglesia gentil que será sacada del mundo antes que Dios derrame Su ira otra vez. Si es así, entonces Noé y su familia son un tipo del remanente judío que será protegido a través de la Tribulación.

Otro tipo simbólico del Antiguo Testamento que apunta hacia un Rapto pre-Tribulación es la experiencia de Lot y su familia. Ellos fueron sacados de Sodoma y Gomorra antes que esas ciudades fueran destruidas.

El apóstol Pedro se refiere a estos dos ejemplos en su segunda epístola. El declara que si Dios escatimó a Noé y a Lot, entonces El seguramente “sabe librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio” (2 P. 2:9).

Otro hermoso tipo profético se encuentra en las tradiciones judías de boda de la época de Jesús. Después de los esponsales, el novio regresaría a la casa de su padre para preparar una cámara de boda para su esposa. El regresaría por su novia en un momento inesperado, así que la novia tenía que estar preparada constantemente. Cuando regresaba, el llevaría a su novia de regreso a la casa de su padre, a la cámara que él había preparado. El y su novia serían entonces sellados en la cámara por siete días. Cuando surgían, se celebraría una gran fiesta de bodas.

De forma similar, Jesús ha regresado al Cielo para preparar un lugar para Su novia, la Iglesia. Cuando El regrese por Su novia, la llevará al hogar celestial de Su Padre. El permanecerá ahí con Su novia por siete años (la duración de la Tribulación). El periodo terminará con “la cena de las bodas del Cordero” descrita en Revelación 19. Así pues, los siete días en la cámara de bodas apunta proféticamente a los siete años que Jesús y Su novia permanecerán en el Cielo durante la Tribulación.

Revelación

Hablando de Revelación, la estructura de ese libro también implica un Rapto pre-Tribulación en un sentido simbólico. Los tres primeros capítulos se enfocan en la Iglesia. El capítulo 4 comienza con la puerta del Cielo abriéndose y Juan siendo arrebatado de la isla de Patmos al trono de Dios en el Cielo. La Iglesia no se menciona a partir de entonces hasta Ap. 19:7-9 cuando es representada como la “novia de Cristo” en el Cielo con Jesús celebrando la “cena de las bodas del Cordero”. En Ap. 19:11 la puerta del Cielo se abre otra vez y Jesús surge cabalgando un caballo blanco en Su camino hacia la tierra, seguido por Su Iglesia (Ap. 19:14)

El rapto del apóstol Juan en Revelación 4 parece ser un tipo simbólico del Rapto de la Iglesia. Observe que se inicia con el grito de una voz que suena como el toque de una trompeta (Ap. 4:1). Dado que la Tribulación no comienza hasta en Revelación 6, el rapto de Juan en Revelación 4 parece ser un tipo simbólico que apunta a un Rapto pre-Tribulación de la Iglesia.

Algunos contrarrestan este argumento señalando que aunque la Iglesia no está mencionada en Revelación durante la descripción de ese libro de la Tribulación, hay una mención constante de “santos” (por ejemplo, Ap. 13:7). Pero ese término no se utiliza en la Biblia para referirse exclusivamente a miembros de la Iglesia. Daniel lo usa para referirse a creyentes del Antiguo Testamento que vivieron mucho antes que la Iglesia fuera establecida (Dn. 7:18). Los santos mencionados en el libro de Revelación son muy probablemente aquellas personas que serán salvadas durante la Tribulación, después que la Iglesia ha sido sacada de este mundo.

La Seguridad de Pablo

Un argumento interesante en favor del momento pre-Tribulación del Rapto puede encontrarse en 2 Tesalonicenses. La iglesia en Tesalónica se encontraba en un caos porque alguien les había escrito una carta en nombre de Pablo en la que se indicaba que ellos habían perdido la “reunión con el Señor” y estaban, de hecho, viviendo en “el día del Señor” (2 Tes. 2:1-2).

Pablo intentó calmarlos recordándoles su enseñanza que el día del Señor no vendría hasta que el Anticristo fuera revelado. El luego declaró que el Anticristo no sería revelado hasta que una fuerza restrictiva “sea quitada de en medio” (2 Tes. 2:3-7).

Ha habido mucha especulación en cuanto a la identidad de esta fuerza restrictiva a la que Pablo se refiere. Algunos la han identificado como el Espíritu Santo. Pero no puede ser el Espíritu Santo porque habrá personas salvadas durante la Tribulación y nadie puede ser salvo aparte del testimonio del Espíritu (Juan 16:8-11 y 1 Juan 5:7).

Otros han identificado al retenedor como el gobierno humano. Es cierto que el gobierno humano fue ordenado por Dios para impedir el mal (Ro.13:1-4). Pero los gobiernos del mundo están en rebelión contra Dios y Su Hijo (Salmo 2) y son, por tanto, un contribuyente a la maldad que caracteriza al mundo. Además, la Tribulación no estará caracterizada por la falta de gobierno. Por el contrario, contará con el verdadero primer gobierno mundial (Rev. 13:7).

En mi opinión, eso deja sólo otro candidato para el retenedor de Pablo – y ése es la Iglesia. Es la Iglesia la que sirve como el retenedor primario de la maldad en el mundo hoy mientras proclama el Evangelio y apoya la justicia. Cuando la Iglesia fracasa en esta misión, la maldad se multiplica, tal como Pablo señala gráficamente en 2 Timoteo 3:1-5. Pablo dice que la sociedad en los tiempos del fin estará caracterizada por el caos y la desesperación porque los “hombres tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella”. Cuando la Iglesia sea removida del mundo, literalmente todo el infierno se desatará.

¿Escapismo?

El concepto pre-Tribulación del Rapto a menudo ha sido condenado como “escapismo”. Pienso que este criticismo es injustificado. La Biblia misma dice que los cristianos deben “consolarse unos a otros” con la idea del Rapto (1 Tes. 4:18). ¿Es un consuelo pensar que el Rapto ocurre al final del peor periodo de guerra mundial en lugar de al principio?

Sin importar cuándo ocurra el Rapto en realidad, necesitamos tener en mente que la Biblia enseña que las condiciones sociales van a empeorar cada vez más conforme nos acercamos al regreso del Señor. Eso significa que los cristianos sufrirán tribulación, ya sea que pasen o no por la Gran Tribulación. Y eso significa que todos nosotros mejor vayamos preparándonos para el sufrimiento y la guerra espiritual sin precedentes.

Si usted es un cristiano, puede hacerlo diariamente poniéndose “toda la armadura de Dios” (Ef. 6:13), orando en todo tiempo en el Espíritu que será capaz de mantenerse firme contra los ataques de Satanás (Ef. 6:14-18).

Si usted no es un cristiano, su única esperanza es extender su mano en fe y recibir el regalo gratuito de salvación de Dios que El ha provisto a través de Su Hijo, Jesús (Juan 3:16).

(*) Flash-forward (en inglés) es una técnica utilizada tanto en el cine como en la literatura que altera la secuencia cronológica de la historia, conectando momentos distintos y trasladando la acción al futuro.

El flash-forward es una ida repentina y rápida al futuro de un personaje en una historia.

Definición tomada de Wikipedia: Flashforward


Artículos relacionados:
Artículos acerca del Arrebatamiento
Segunda Venida de Cristo

Traducido por Donald Dolmus
En Defensa de la Fe (www.atalayadejesus.blogspot.com)

Artículo original:
The Rapture of the Church

Cortesía de:

Lamb & Lion Ministries (www.lamblion.com)

domingo, 6 de septiembre de 2009

2012...

¿El Fin del Mundo?

Un Estudio Bíblico por Jack Kelley

“Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas” (Lucas 21:25).

El año 2012 se está preparando como un año crucial único en muchos sentidos. Aparte del hecho de que algunos futuristas están prediciendo escasez de alimentos y disturbios laborales para ese año, y los dos tronos más poderosos sobre la Tierra (los EE.UU. y las NN.UU.) tendrán elecciones también, nunca antes se ha visto una confluencia de señales en los cielos como la que supuestamente se verá entonces. En el caso de que usted haya estado de visita en otro planeta durante los últimos dos años y no se ha dado cuenta, esas señales son las siguientes:

El calendario maya termina el 21 de diciembre del 2012

A manera de introducción, de alguna forma los mayas conocían que el sol viaja en una órbita a través de la galaxia de igual forma como lo hacen los planetas de nuestro sistema solar en una órbita alrededor del sol. Ellos calcularon que se necesitaban 25.625 de nuestros años para que el sol completara una órbita, llamada un día galáctico. Los mayas dividieron ese día en cinco ciclos de 5.125 años cada uno. Según su calendario, el ciclo actual, que es el número cinco, termina el día que nosotros conocemos como el 21 de diciembre de 2012, correspondiente al solsticio de invierno.

El calendario maya no necesariamente predice que el mundo va a acabar en ese día, como algunas personas creen, sino que ellos creían que el sol, habiendo alcanzado el centro exacto de la galaxia, va a recibir y emitir un poderoso rayo de luz debido a esta alineación y también va a invertir su polaridad magnética. Esto ocasionará un gran evento cósmico en la tierra dando como resultado la terminación de la vida como la conocemos hoy día. Más adelante aparecen unas confirmaciones modernas que demostrarán cuán exactos eran los mayas. Estas dan más credibilidad al punto de vista de la influencia de los nefilim y que su conocimiento sobrenatural pudo haber estado más difundido de lo que previamente se ha creído. Pistas de su manoseo se pueden ver en todo el mundo.

Según los mayas, el efecto de todo esto dependerá de nuestra reacción al mismo. Si, como una civilización, tratamos de aferrarnos a nuestras maneras de ser de ahora, sufriremos el caos y la destrucción. Pero si cambiamos para unirnos con una conciencia positiva y dejamos de pelearnos entre nosotros y de envenenar nuestro entorno, entonces entraremos a nuestra Era Dorada. Suena como sacado de la Nueva Era, ¿verdad?

El cambio simultáneo de polaridad magnética de la Tierra y del sol, en el año 2012

“Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar” (Apocalipsis 6:12-14).

Durante los últimos años el polo norte magnético ha estado desplazándose por Canadá en dirección a Siberia. Al mismo tiempo, el campo magnético de la tierra se ha debilitado considerablemente cuando se compara su fuerza con la que los científicos empezaron a medir en el año 1845. Basados en estos descubrimientos, algunos científicos están ahora convencidos de que un cambio en la polaridad magnética de la tierra se está llevando a cabo en este momento. Están prediciendo que para el año 2012 el campo magnético de la tierra se encontrará en su punto más débil y que una reversión de polaridad puede suceder de una manera súbita y dramática, quedando el polo norte con la polaridad del polo sur y viceversa.

En el año 2012 el sol también va a sufrir una reversión de polaridad magnética produciendo emisiones de radiación que serían las más potentes de los últimos 50 años. A pesar de que los polos magnéticos del sol se invierten cada once años, en la historia humana, la tierra nunca ha sufrido un evento como tal. Así como nadie puede predecir el resultado de esta doble reversión magnética, la misma podría producir terremotos cataclísmicos y erupciones volcánicas de tal magnitud que realmente podrían ocasionar un desplazamiento continental medible.

Un estudio de la Academia Nacional de las Ciencias de los EE.UU. divulgado a inicios del año 2009, indicó que una “tormenta solar” como esta podría causar daños catastróficos al sistema de transmisión eléctrica como también a los sistemas de comunicaciones, dañando satélites, teléfonos y computadoras. Ellos han confirmado que el evento del año 2012 será más severo que otros que han experimentado en el pasado.

Si esta reversión produce que el campo magnético que rodea la tierra colapse, el efecto sería aun más severo. Según algunas proyecciones, la energía electromagnética liberada por el sol durante una reversión de polaridad podría hacer que la atmósfera superior de la tierra “estalle en llamas” si nuestro campo magnético no se encuentra allí para desviarla. ¿Se estaría Juan refiriendo a esto cuando dijo que el cielo se desvanecería como un pergamino que se enrolla? Nadie lo sabe. Solamente podemos imaginar lo que una reversión súbita de los polos magnéticos le produciría a la vida en la tierra. Las predicciones van desde un aumento temporal en la frecuencia y severidad de las erupciones volcánicas y los terremotos, hasta un desastre mundial de “proporciones bíblicas”.

La alineación galáctica. El sol en el centro de la Vía Láctea. 21 de diciembre del 2012

“Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar, y lo arrojó a la tierra; y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto” (Apocalipsis 8:5).

“Los montes saltaron como carneros, los collados como corderitos” (Salmo 114:4).

En Diciembre del año 2012 el sol llegará al centro de la Galaxia Vía Láctea, tal y como los mayas lo predijeron, con todos los planetas formando una sola línea en sus órbitas detrás del sol, como los pollitos que siguen a la gallina. Algunos científicos creen que esto va a aumentar la fuerza gravitacional del sol sobre la tierra produciendo un aumento en la inestabilidad de su núcleo interior. Ellos dicen que la atracción gravitacional más fuerte combinada con el aumento en la radiación debido a las reversiones combinadas de polaridad magnética, producirán un mayor calentamiento en el núcleo derretido de la tierra lo cual causaría que esta rotara con mayor velocidad. Esto a su vez daría como resultado terremotos más violentos y mayores erupciones volcánicas, grandes tsunamis y aun el desplazamiento de la corteza terrestre.

El retorno del Planeta X al Sistema Solar en el año 2012

"El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre. Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida.

El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas. Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas" (Apocalipsis 8:8-11).

El planeta X ha sido objeto de mucho debate entre los científicos, tanto como en su existencia real y en su nombre. Algunos se refieren al planeta X como Nibiru, un planeta grande que se menciona en las tablillas sumerias de hace 5000 años, pero que hoy en día no está presente en nuestro sistema solar. Otros dicen que es Rahab, el trono antiguo de Satanás, sugerido en Job 9:13 y 26:12, Salmo 87:4 y 89:10, y en Isaías 30:7 y 51:9 (NVI). Aquellas personas que abogan por su existencia sostienen que la NASA lo ha estado monitoreando en privado desde los años de 1980 y tanto el periódico New York Times como el Washington Post han especulado sobre su aparición en el cielo. También se afirma que se han documentado avistamientos a simple vista desde el hemisferio sur.

El nombre Rahab aparece en el Antiguo Testamento un total de once veces (NVI). Cinco de las cuales se refiere a Rahab de Jericó, quien fue la que ocultó a los dos espías y la que fue la madre de Booz, y aparece en la lista de la genealogía del Señor. Las otras seis veces, que se mencionan anteriormente, se refieren a esa otra cosa. Algunas personas creen que estas otras referencias son de un planeta que una vez fue parte de nuestro sistema solar y que Satanás y sus seguidores lo habitaron junto con la Tierra y Marte. Estas personas están en desacuerdo en que si ese era originalmente nuestro quinto o sexto planeta, pero supuestamente estos tres planetas fueron juzgados en el momento de la rebelión de Satanás en el espacio entre Génesis 1:1 y 1:2. También no concuerdan en que si éste fue totalmente destruido dejando únicamente el anillo de asteroides como un memorial, o fue enviado fuera de su órbita muy lejos dentro del universo, o si es una combinación de ambas situaciones. Los que proponen la teoría de la destrucción parcial alegan que el remanente del planeta Rahab puede ser visto ahora, y que Dios va a utilizarlo para efectuar algunos de los juicios que aparecen en Apocalipsis.

Para muchas personas, la idea del planeta del reino de Satanás re-entrando a nuestro sistema solar es pura conjetura. Después de todo, dicen, eso fue desarrollado de un estudio que combinó el libro apócrifo de Enoc con la aplicación del ELS (Equi-distant Letter Secuencing-Secuencia Equidistante de las Letras), comúnmente conocida como los Códigos Bíblicos. Pero si nos encontramos tan cerca del fin, como yo creo que estamos, no tomará mucho tiempo para que nos demos cuenta si las teorías de Rahab son verdaderas o son ficción. Por lo que esto pueda valer, algunas personas también creen que Nostradamus predijo la llegada de un planeta en el año 2012.

En cualquier caso, ya sea que ustedes lo llamen X, o Nibiru, o Rahab, hay algunas personas de reconocida seriedad que creen que se está dirigiendo hacia nosotros y que por lo menos se acercará peligrosamente a la Tierra en el año 2012, llenándonos de asteroides que ha capturado su campo gravitacional, causándole gran daño a la Tierra.

¿Cuál es el punto?

La respuesta corta a la pregunta del título de este artículo es, “No, el año 2012 no traerá el fin del mundo”. Pero sin tener la intención de amarrar estos eventos predichos a profecías específicas, yo sí creo que es interesante ver la similitud de las descripciones que contiene la Biblia sobre los juicios del fin de los tiempos al compararlas con el punto de vista científico de los posibles eventos. Debido a la cercanía del año 2012, solamente he utilizado anteriormente versículos de Apocalipsis que describen los juicios durante la primera mitad de la Semana Setenta de Daniel, antes de que comience la gran tribulación. Después de eso, las cosas se ponen peor muy rápidamente.

“He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores. Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor. Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes. Haré más precioso que el oro fino al varón, y más que el oro de Ofir al hombre. Porque haré estremecer los cielos, y la tierra se moverá de su lugar, en la indignación de Jehová de los ejércitos, y en el día del ardor de su ira” (Isaías 13:9-13).

Entonces, ¿qué lograrán los desastres del año 2012? Yo creo que Dios va a utilizar estos y otros juicios de los tiempos del fin para comenzar a colocar a la Tierra de vuelta a la condición que tenía cuando se la entregó a Adán. Recuerden, Jesús le llamó al Milenio el tiempo de la renovación de todas las cosas (Mateo 19:28 NVI) y Pablo dijo que toda la creación ha estado gimiendo anticipando ser liberada de la atadura a la que fue sujeta (Romanos 8:20-21). Y al comienzo del Milenio Dios va a proclamar, “He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21:5).

Desde la creación, las montañas han sido empujadas hacia arriba y los valles se han bajado más para contener las grandes cantidades de agua generadas por el diluvio universal. El toldo protector de vapor de agua que rodeaba la Tierra y permitía mayores lapsos de vida antes del diluvio, colapsó en ese momento. La masa de tierra del planeta ha sido separada para formar los continentes actuales y las islas, la órbita de la Tierra se ha incrementado en 5-1/4 días, y su eje se inclinó en 23,44 grados. Todo esto y más, tendrá que ser arreglado para que la Tierra vuelva a ser de nuevo el paraíso como fue creada al principio.

Ustedes y yo vamos a mirar todo esto desde el mezanine durante nuestro tiempo de reposo con el Señor. En la Tierra será el comienzo del tiempo más terrible que la humanidad haya conocido.

“¡Ay de los que desean el día de Jehová! ¿Para qué queréis este día de Jehová? Será de tinieblas, y no de luz; como el que huye de delante del león, y se encuentra con el oso; o como si entrare en casa y apoyare su mano en la pared, y le muerde una culebra. ¿No será el día de Jehová tinieblas, y no luz; oscuridad, que no tiene resplandor?” (Amós 5:18-20). Ya casi se escuchan los pasos del Mesías. (29/08/09).

En Defensa de la Fe (www.atalayadejesus.blogspot.com)

Artículo original:

2012… ¿El Fin del Mundo?

Gracethrufaith – Estudios Bíblicos en Español

About the Author

Share/Bookmark