martes, 30 de septiembre de 2008

Israel obtendrá más tierra, no menos

Israel obtendrá más tierra, no menos
Por Bill Salus

América la hermosa, pero que rápidamente se está haciendo menos generosa, se encuentra actualmente en una posición precaria. Miseria económica, unida con la mala compañía del Medio Oriente, tiene a la administración Bush enfocada febrilmente en forzar la implementación inmediata del infame Plan de la Hoja de Ruta para la Paz.

Mientras Condoleezza Rice se está escurriendo alrededor en un intento por abrir el fideicomiso en una solución basada en dos estados en la Tierra Santa, los antiguos enemigos de Israel están volviendo a surtir sus arsenales mortales.

Indudablemente, el tiempo ha llegado para que los Estados Unidos sigan el programa teopolítico o para que salgan del teatro geopolítico. ¡Aunque las ventas bajas funcionan rampantes en América, los cierres prematuros en Israel en los tiempos finales no están endorsados bíblicamente!

El moderno Israel existe milagrosamente en cumplimiento de la profecía bíblica y, a menos que el Jehová judeo – cristiano mintiese en Génesis 15:18 acerca de las fortunas futuras de Abraham, porciones de Egipto, Jordania, Líbano, Siria y Arabia Saudita pertenecen a, y están a punto de ser poseídas por, el moderno estado judío.

Como estudiante de la profecía y autor del nuevo libro “Isralestine”, creo que puedo decir sin equivocación que la paz de Israel, resulta de su trozo de la Tierra Prometida. (Nota del traductor: En el artículo original, Bill Salus utiliza un juego de palabras, peace in results from their piece…)

Llámelo ridículo o ilógico, pero es una herencia que data de hace 4,000 años. De hecho, es este título que los antiguos enemigos de Israel han disputado desde tiempo inmemorial. La minúscula “muesca pequeña” de tierra que el mundo llama hoy Israel, no está en forma alguna cercana al tamaño y alcance de su patria prevista por Dios.

Por 60 años, la comunidad internacional ha intentado sin éxito negociar una solución en el Medio Oriente y un débil e inflamatorio plan “Hoja de Ruta” es su mejor avance. Afortunada o desafortunamente, dependiendo de su punto de vista, los días de declaraciones anticuadas, planes de partición y pactos de bienes raíces negociados políticamente han concluido para los “Elegidos”.

En “Isralestine: The Ancient Blueprints of the Future Middle East”, presento las profecías raramente discutidas que declaran que ¡el tiempo para hacerse a un lado ha llegado! Los intentos fútiles de reconciliar las diferencias irreconciliables están a punto de fallar y el mundo está a punto de atestiguar a tribus antiguas “enfrentadas” o incluso peor “atomizadas” (Nota del traductor: En el artículo original, Bill Salus utiliza un juego de palabras, “duke it out” y “nuke it out”)

Entreguen todas las riquezas del mundo a los enemigos de Israel y ellos no cambiarán sus actitudes adversas. Este asunto debe ser tratado a nivel de la raíz, y eso es exactamente lo que los profetas hebreos fueron instruidos a decirnos.

Los antiguos enemigos de Israel han dejado a su Dios sin otra opción más que flexionar sus músculos en el Medio Oriente. El mundo grita “Dios no lo permita”, pero el cielo conoce de antemano que un conflicto culminante árabe – israelí está en el horizonte cercano. Mientras el mundo busca desesperadamente una solución final, los terroristas y sus estados patrocinadores se han vuelto alarmantemente armados y peligrosos.

Uno no necesita ser una persona religiosa para darse cuenta que forzar a los judíos a sentarse junto a esos fundamentalistas islámicos opuestos a su existencia étnica es una petición extremadamente irrazonable. En estos tiempos turbulentos, puede que no sea más fácil, pero es ciertamente más sabio ser proféticamente sano que políticamente correcto.
El tiempo ha llegado para bloquear la Hoja de Ruta, abrir la Biblia y observar al Dios de Abraham, Isaac y Jacob restaurar las fortunas del pueblo judío. Ellos pertenecen justo donde se encuentran. Sus enemigos árabes, en cumplimiento de Salmo 83, montarán un intento final para destruir a la nación de Israel y, citando a Yul Brynner en la película de Cecil B. Demille, “Los Diez Mandamientos”, “así sea escrito, así sea hecho”.

Estos son los días cuando el pueblo judío no necesita negociar, sino que es mejor que recuerde sus historias heroicas como la de David venciendo a Goliat, Daniel el domador de leones y Josué enfrentando a los gigantes. Las arenas del tiempo se han acabado en la Cuna de la Civilización para soluciones políticas a problemas jihadistas cuyas raíces son religiosas.

“Isralestine”, disponible a través de WorldNetDaily, abre las profecías antiguas ante los ojos investigativos del mundo y los desafía a desempolvar en busca de Huellas Digitales Divinas.


Traducido por: Donald Dolmus
Del artículo: “Israel to get more land, not less”

lunes, 29 de septiembre de 2008

Los Pactos

Los Pactos

¿Qué es un pacto?

Un pacto es un contrato o acuerdo entre dos partes que se comprometen a cumplir lo estipulado. En el Antiguo Testamento, la palabra hebrea tyrb beriyth es traducida como “pacto”. Beriyth viene de una palabra que significa “cortar en pedazos”, de lo que se deriva que un pacto es un “corte”, haciendo referencia al hecho de que un pacto antiguamente consistía en cortar o dividir animales en dos partes, entre las cuales pasaban los contrayentes para establecer el pacto (Génesis 15; Jeremías 34:18,19).

Dios selló su pacto con Abraham cuando su presencia pasó por en medio de los animales divididos. Este acto significaba que si Dios no era capaz de mantener su acuerdo, a Él le ocurriría lo mismo que a los animales.
Hay dos tipos de pactos, los condicionales y los incondicionales. Los siguientes cuatro pactos son pactos incondicionales que Dios estableció y que se cumplirán independientemente de cualquier actuación humana:
  • El pacto Abrahámico
  • El pacto con Palestina/Canaán
  • El pacto Davídico
  • El Nuevo Pacto

Estos pactos contienen bendiciones y maldiciones condicionales, pero el cumplimiento final de los mismos está prometido por Dios. (Génesis 15; Jeremías 34:18,19)

El pacto Abrahámico

El pacto Abrahámico es el pacto que Dios estableció con un hombre llamado Abraham, a quien Dios le hizo promesas. Después de que Abraham dejara a su familia en Harán y viajara hasta la tierra de Moriah (en la zona de Jerusalén), donde Dios le había dicho que fuera, Él le declaró en Génesis 12:1-3,6-7:

1 Jehová había dicho a Abram: «Vete de tu tierra, de tu parentela y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. 2 Haré de ti una nación grande, te bendeciré, engrandeceré tu nombre y serás bendición. 3 Bendeciré a los que te bendigan, y a los que te maldigan maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra».
6 y pasó Abram por aquella tierra hasta el lugar de Siquem, donde está la encina de More. El cananeo vivía entonces en la tierra. 7 Y se apareció Jehová a Abram, y le dijo: «A tu descendencia daré esta tierra». Y edificó allí un altar a Jehová, quien se le había aparecido.
Génesis 12:1-3,6-7

14 Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: «Alza ahora tus ojos y, desde el lugar donde estás, mira al norte y al sur, al oriente y al occidente. 15 Toda la tierra que ves te la daré a ti y a tu descendencia para siempre. 16 Haré tu descendencia como el polvo de la tierra: que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada. 17 Levántate y recorre la tierra a lo largo y a lo ancho, porque a ti te la daré».
18 Así pues, Abram levantó su tienda, se fue y habitó en el encinar de Mamre, que está en Hebrón, donde edificó un altar a Jehová.
Génesis 13:14-18

1 Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo:
--No temas, Abram, yo soy tu escudo, y tu recompensa será muy grande.
2 Respondió Abram:
--Señor Jehová, ¿qué me darás, si no me has dado hijos y el mayordomo de mi casa es ese Eliezer, el damasceno?
3 Dijo también Abram:
--Como no me has dado prole, mi heredero será un esclavo nacido en mi casa.
4 Luego vino a él palabra de Jehová, diciendo:
--No te heredará este, sino que un hijo tuyo será el que te herede.
5 Entonces lo llevó fuera y le dijo:
--Mira ahora los cielos y cuenta las estrellas, si es que las puedes contar.
Y añadió:
--Así será tu descendencia.
6 Abram creyó a Jehová y le fue contado por justicia. 7 Jehová le dijo:
--Yo soy Jehová, que te saqué de Ur de los caldeos para darte a heredar esta tierra.
8 Abram respondió:
--Señor Jehová, ¿en qué conoceré que la he de heredar?
9 Jehová le dijo:
--Tráeme una becerra de tres años, una cabra de tres años y un carnero de tres años; y una tórtola y un palomino.
10 Tomó Abram todos estos animales, los partió por la mitad y puso cada mitad enfrente de la otra; pero no partió las aves. 11 Y descendían aves de rapiña sobre los cuerpos muertos, pero Abram las ahuyentaba. 12 A la caída del sol cayó sobre Abram un profundo sopor, y el temor de una gran oscuridad cayó sobre él.
13 Entonces Jehová le dijo:
--Ten por cierto que tu descendencia habitará en tierra ajena, será esclava allí y será oprimida cuatrocientos años. 14 Pero también a la nación a la cual servirán juzgaré yo; y después de esto saldrán con gran riqueza. 15 Tú, en tanto, te reunirás en paz con tus padres y serás sepultado en buena vejez. 16 Y tus descendientes volverán acá en la cuarta generación, porque hasta entonces no habrá llegado a su colmo la maldad del amorreo.
17 Cuando se puso el sol y todo estaba oscuro, apareció un horno humeante y una antorcha de fuego que pasaba por entre los animales divididos. 18 Aquel día hizo Jehová un pacto con Abram, diciendo:
--A tu descendencia daré esta tierra, desde el río de Egipto hasta el río grande, el Éufrates: 19 la tierra de los ceneos, los cenezeos, los cadmoneos, 20 los heteos, los ferezeos, los refaítas, 21 los amorreos, los cananeos, los gergeseos y los jebuseos.
Génesis 15:1-21

1 Abram tenía noventa y nueve años de edad cuando se le apareció Jehová y le dijo:
--Yo soy el Dios Todopoderoso. Anda delante de mí y sé perfecto. 2 Yo haré un pacto contigo y te multiplicaré en gran manera.
3 Entonces Abram se postró sobre su rostro, y Dios habló con él, diciendo:
4 --Este es mi pacto contigo: serás padre de muchedumbre de gentes. 5 No te llamarás más Abram, sino que tu nombre será Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes. 6 Te multiplicaré en gran manera, y de ti saldrán naciones y reyes. 7 Estableceré un pacto contigo y con tu descendencia después de ti, de generación en generación: un pacto perpetuo, para ser tu Dios y el de tu descendencia después de ti. 8 Te daré a ti y a tu descendencia después de ti la tierra en que habitas, toda la tierra de Canaán, en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos.
19 Respondió Dios:
--Ciertamente Sara, tu mujer, te dará a luz un hijo y le pondrás por nombre Isaac. Confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él. 20 Y en cuanto a Ismael, también te he oído. Lo bendeciré, lo haré fructificar y multiplicar mucho en gran manera, engendrará doce príncipes y haré de él una gran nación. 21 Pero yo estableceré mi pacto con Isaac, el que Sara te dará a luz el año que viene por este tiempo. 22 Acabó Dios de hablar con Abraham, y se alejó de él.
Génesis 17:1-8, 19-22

15 Llamó el ángel de Jehová a Abraham por segunda vez desde el cielo, 16 y le dijo:
--Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto y no me has rehusado a tu hijo, tu único hijo, 17 de cierto te bendeciré y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; tu descendencia se adueñará de las puertas de sus enemigos. 18 En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.
Génesis 22:15-18

El pacto Abrahámico pasa a Jacob

Antes de que Jacob se fuera hacia Harán para escapar de Esaú, Isaac le otorgó la bendición de Abraham.

3 Que el Dios omnipotente te bendiga, te haga fructificar y te multiplique hasta llegar a ser multitud de pueblos; 4 que te dé la bendición de Abraham, y a tu descendencia contigo, para que heredes la tierra en que habitas, la que Dios dio a Abraham».
Génesis 28:3,4

Estipulaciones del pacto Abrahámico:

  • Abraham sería una gran nación
  • El nombre de Abraham sería grande
  • Bendición para aquéllos que bendijeran a los descendientes de Abraham
  • Maldiciones para los que maldijeran a los descendientes de Abraham
  • La tierra de Moriah prometida a los descendientes de Abraham
  • Todas las familias de la tierra serían benditas en Abraham
  • Abraham sería el padre de muchas naciones
  • Pacto eterno con Isaac y sus descendientes
  • Los descendientes del pacto se adueñarían de las puertas de sus enemigos

Estas estipulaciones del pacto serían el fundamento de la futura relación de Dios con la humanidad. Después de la caída del hombre, Dios predijo la venida de la “semilla” de una mujer que le aplastaría la cabeza a la serpiente. Esta persona vendría a través de la descendencia de Abraham y redimiría a toda la humanidad de sus pecados.

A través de este pacto, Dios estableció con Abraham que serían benditas todas las naciones de la tierra. El pacto le fue dado a Abraham porque él creyó a Dios, y Dios lo tomó en cuenta y le aceptó como justo (Romanos 4). Abraham pasaría a ser el padre de todos los que creyeran en Dios por fe. El hecho de que éste fuera un pacto eterno significaba que su cumplimiento era incondicional.

El pacto contenía provisiones físicas incluyendo tierra y personas. Dios les dio a Abraham y a sus descendientes la tierra prometida, Moriah, a través de Jacob. La tierra física y los descendientes de Abraham desempeñarían un papel vital en la conclusión del pacto. Actualmente la tierra prometida es uno de los temas que provocan más disputas en el mundo, más de la mitad de la población mundial tiene algún tipo de relación espiritual con la tierra prometida de Abraham.

El pacto Palestino

El pacto Palestino o de la tierra de Canaán vincula el pacto de Abraham con la tierra prometida. Este pacto es importante por 3 aspectos principales:

Se reafirma claramente el derecho de Israel sobre la tierra a pesar de su infidelidad.

Introducción de un pacto condicional de bendiciones y maldiciones que no anularía el pacto de la promesa dada a Abraham (Gálatas 3:17).

Confirmación y ampliación del pacto Abrahámico original. La promesa original fue dada para que se cumpliera a pesar de la desobediencia.
(Ver también Deuteronomio 27-29).

1 “Acontecerá que si oyes atentamente la voz de Jehová, tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová, tu Dios, te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. 2 Y vendrán sobre ti y te alcanzarán todas estas bendiciones, si escuchas la voz de Jehová, tu Dios.
3 Bendito serás tú en la ciudad y bendito en el campo”.
Deuteronomio 28:1-3

15 “Pero acontecerá, si no oyes la voz de Jehová, tu Dios, y no procuras cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te ordeno hoy, vendrán sobre ti y te alcanzarán todas estas maldiciones.
64 Jehová te esparcirá por todos los pueblos, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo, y allí servirás a dioses ajenos que no conociste tú ni tus padres, al leño y a la piedra. 65 Y ni aun entre estas naciones descansarás, ni la planta de tu pie tendrá reposo, pues allí te dará Jehová un corazón temeroso, languidez de ojos y tristeza de alma”.
Deuteronomio 28:15,64-65

1 “Sucederá que cuando hayan venido sobre ti todas estas cosas, la bendición y la maldición que he puesto delante de ti, te arrepientas en medio de todas las naciones adonde te haya arrojado Jehová, tu Dios, 2 te conviertas a Jehová, tu Dios, y obedezcas a su voz conforme a todo lo que yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma, 3 entonces Jehová hará volver a tus cautivos, tendrá misericordia de ti y volverá a recogerte de entre todos los pueblos adonde te haya esparcido Jehová, tu Dios. 4 Aunque tus desterrados estén en las partes más lejanas que hay debajo del cielo, de allí te recogerá Jehová, tu Dios, y de allá te tomará. 5 Jehová, tu Dios, te hará volver a la tierra que heredaron tus padres, y será tuya; te hará bien y te multiplicará más que a tus padres. 6 Y circuncidará Jehová, tu Dios, tu corazón, y el corazón de tu descendencia, para que ames a Jehová, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma, a fin de que vivas. 7 Pondrá Jehová, tu Dios, todas estas maldiciones sobre tus enemigos y sobre los que te persiguieron con odio. 8 Tú te convertirás, escucharás la voz de Jehová y pondrás por obra todos sus mandamientos que yo te ordeno hoy. 9 Entonces Jehová, tu Dios, te hará prosperar en toda la obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia y en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus padres, 10 cuando obedezcas a la voz de Jehová, tu Dios, y guardes sus mandamientos y sus estatutos escritos en este libro de la Ley; cuando te conviertas a Jehová, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma”.
Deuteronomio 30:1-10

Estipulaciones del Pacto Palestino
  • La nación sería llevada al destierro por su infidelidad (Dt. 28:63-68; Deut 30:1-3)
  • Habría un arrepentimiento futuro por parte de Israel (Dt. 28:63-68; 30:1-3)
  • El Mesías de Israel volvería (Dt. 30:3-6)
  • Israel sería devuelto a la tierra (Dt. 30:5);
  • Toda la nación de Israel se convertiría (Dt 30:4-8; Romanos 11:26-27)
  • Los enemigos de Israel serían juzgados (Dt. 30:7)
  • Entonces, la nación recibiría su bendición completa (Dt. 30:9)

Las estipulaciones del pacto se cumplen en un Israel literal y no en uno espiritual. Por tanto, para que el pacto se cumpliera, Israel tenía que tomar el control de la tierra prometida algún día.

Los aspectos condicionales de este pacto son resultado de la obediencia, ya que Israel es bendecido cuando obedece y es maldito cuando desobedece. La promesa de las bendiciones y las maldiciones se ha cumplido en la historia de Israel dos veces. Por primera vez en el año 722 a.C. y entre 605 a.C. y 587 a.C., cuando fueron esparcidos por causa de los Asirios y los Babilonios; más tarde se volvieron a unir en la tierra después del reinado de Ciro el persa. La segunda vez tuvo lugar en el periodo romano, entre los años 70 y 135 d.C., cuando volvieron a ser esparcidos y se volvieron a juntar durante los siguientes 150 años.

Con la venida de Cristo, todos los descendientes de Jacob que están esparcidos por la tierra se unirán por última vez.

31 “Enviará sus ángeles con gran voz de trompeta y juntarán a sus escogidos de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro”.
Mateo 24:31

El pacto Davídico

El pacto Davídico se estableció cuando Dios le transmitió a David Su mensaje, por medio de Natán, después de haberle prohibido construir el Templo.

10”Además, yo fijaré un lugar para mi pueblo Israel y lo plantaré allí, para que habite en él y nunca más sea removido, ni los inicuos lo aflijan más, como antes, 11 en el tiempo en que puse jueces sobre mi pueblo Israel; y a ti te haré descansar de todos tus enemigos. Asimismo Jehová te hace saber que él te edificará una casa. 12 Y cuando tus días se hayan cumplido y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual saldrá de tus entrañas, y afirmaré su reino. 13 Él edificará una casa para mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino. 14 Yo seré padre para él, y él será hijo para mí. Si hace mal, yo lo castigaré con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres; 15 pero no apartaré mi misericordia de él como la aparté de Saúl, a quien quité de delante de ti. 16 Tu casa y tu reino permanecerán siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente”.
2ª Samuel 7:10-16

3 “Hice pacto con mi escogido; juré a David mi siervo, diciendo: 4 «Para siempre confirmaré tu descendencia y edificaré tu trono por todas las generaciones”.
Salmos 89:3-4

22 “Como no puede ser contado el ejército del cielo ni se puede medir la arena del mar, así multiplicaré la descendencia de David, mi siervo, y de los levitas que me sirven».
23 Vino palabra de Jehová a Jeremías, diciendo: 24 «¿No te has fijado en lo que habla este pueblo, diciendo: “Las dos familias que Jehová escogió, las ha desechado?” ¡Así tienen en poco a mi pueblo, que ni siquiera lo tienen por nación! 25 Esto ha dicho Jehová: Si yo no he establecido mi pacto con el día y con la noche, si no he puesto las leyes del cielo y de la tierra, 26 entonces es cierto que rechazaré la descendencia de Jacob y de David, mi siervo, para no tomar de su descendencia a quien sea señor sobre la posteridad de Abraham, de Isaac y de Jacob. Haré volver sus cautivos y tendré de ellos misericordia”. Jeremías 33:22-26

Estipulaciones del Pacto Davídico

  • David tendría un hijo, que todavía no había nacido, que iba a sucederle y a establecer su reino.
  • El que construyera el templo tendría que ser este hijo (Salomón), y no David.
  • El trono de su reino se establecería para siempre.
  • El trono no le sería arrebatado (a Salomón) aún cuando sus pecados merecieran un castigo.
  • La casa, el trono y el reino de David serían establecidos para siempre.

El pacto Davídico era incondicional porque había sido establecido para siempre. El pacto Davídico puede cumplirse y se cumple en un Israel literal. Los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob serían ciudadanos de un Israel literal.

El trono estaba sobre la casa de Israel. Uno de los descendientes de David reinaría sobre los hijos físicos de Jacob, y poseería la tierra física de Abraham. La casa, el trono y el reino de David fueron establecidos para siempre.

David se vio a sí mismo como un súbdito de su futuro descendiente. Jesús les relata el dilema a los Fariseos y les hace la pregunta:

42 diciendo:
--¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo?
Le dijeron:
--De David.
43 Él les dijo:
--¿Cómo, pues, David, en el Espíritu lo llama Señor, diciendo:
44 “Dijo el Señor a mi Señor:
siéntate a mi derecha,
hasta que ponga a tus enemigos
por estrado de tus pies”?
Mateo 22:42-44

Tal y como podemos leer en Lucas 3:21-31, Jesús fue, a través de su madre María, un descendiente de David. Él habló de que reinaría literalmente sobre la casa de Israel en un reino terrenal futuro. A pesar de que los descendientes de Jacob rechazaron a Jesús como Mesías, una generación futura de los descendientes de Jacob le aceptaría como Mesías.

38 “Vuestra casa os es dejada desierta, 39 pues os digo que desde ahora no volveréis a verme hasta que digáis: “¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!”.
Mateo 23:38-39

En Zacarías 12:10 vemos cómo la nación de Israel acabará aceptando como Señor al Mesías que fue rechazado, pero para que esto ocurra tiene que existir un Israel literal. Es importante distinguir entre el trono de Padre en el que se sienta actualmente Jesús y el trono futuro en el que se sentará, el trono de Israel. El trono de Israel sólo se completará cuando Israel acepte a Jesús como su Mesías en un evento futuro. En el reino futuro el trono de David gobernará sobre toda la tierra.

31 Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. 32 Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre; 33 reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su Reino no tendrá fin.
Lucas 1:31-33

El Nuevo Pacto

Los profetas predijeron el día de un nuevo pacto que reemplazaría el pacto mosaico. Este pacto de redención formaría parte de la nación literal de Israel durante el reino Mesiánico y esta nación pasaría a ser el centro de la actividad mundial en este reino futuro del Mesías.

31 “Vienen días, dice Jehová, en los cuales haré un nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. 32 No como el pacto que hice con sus padres el día en que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. 33 Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Pondré mi ley en su mente y la escribiré en su corazón; yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. 34 Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: “Conoce a Jehová”, porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová. Porque perdonaré la maldad de ellos y no me acordaré más de su pecado”.
Jeremías 31:31-34

8 “Yo, Jehová, soy amante del derecho, aborrecedor del latrocinio para holocausto. Por eso, afirmaré en verdad su obra y haré con ellos pacto eterno. 9 La descendencia de ellos será conocida entre las naciones y sus renuevos en medio de los pueblos. Todos los que los vean reconocerán que son un linaje bendito de Jehová”.
Isaías 61: 8,9

24”Y yo os tomaré de las naciones, os recogeré de todos los países y os traeré a vuestro país. 25 Esparciré sobre vosotros agua limpia y seréis purificados de todas vuestras impurezas, y de todos vuestros ídolos os limpiaré. 26 Os daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de vosotros. Quitaré de vosotros el corazón de piedra y os daré un corazón de carne. 27 Pondré dentro de vosotros mi espíritu, y haré que andéis en mis estatutos y que guardéis mis preceptos y los pongáis por obra. 28 Habitaréis en la tierra que di a vuestros padres, y vosotros seréis mi pueblo y yo seré vuestro Dios. 29 Yo os guardaré de todas vuestras impurezas. Llamaré al trigo y lo multiplicaré, y no os expondré más al hambre”.
Ezequiel 36:24-29

26 “Haré con ellos un pacto de paz; un pacto perpetuo será con ellos. Yo los estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre. 27 Estará en medio de ellos mi tabernáculo; yo seré el Dios de ellos, y ellos serán mi pueblo. 28 Y sabrán las naciones que yo, Jehová, santifico a Israel, pues mi santuario estará en medio de ellos para siempre”. Ezequiel 37:26-28

Estipulaciones del Nuevo Pacto

El Nuevo Pacto:

  • es un pacto incondicional de gracia que descansa en el “yo haré” de Dios (Jeremías 31:31-34, Ezequiel 16:60-62)
  • es un pacto eterno (Isaías 61:2, Ezequiel 37:26, Jeremías 31:35-37)
  • promete una mente y un corazón renovados (Isaías 59:21, Jeremías 31:33)
  • provee restauración para tener el favor y la bendición de Dios (Oseas 2:19-20, Isaías 61:9)
  • incluye perdón de pecados (Jeremías 31:34)
  • también incluye la morada dentro de nosotros del Espíritu Santo (Jeremías 31:33, Ezequiel 36:27)
  • El ministerio de enseñanza del Espíritu Santo se manifestará y los corazones obedientes conocerán los propósitos de Dios (Jeremías 31:34).
  • Israel se encontrará en la tierra y será materialmente bendecida (Jeremías 32:41, Isaías 61:8, Ezequiel 34:25-27)
  • El santuario será reconstruido en Jerusalén (Ezequiel 37:26-27)
  • De acuerdo con Oseas 2:18 e Isaías 2:4, la guerra cesará y la paz reinará.
  • La sangre de Jesús es el fundamento del Nuevo Pacto.

11 “Tú también, por la sangre de tu pacto, serás salva; he sacado a tus presos de la cisterna en que no hay agua”.
Zacarías 9:11

La Iglesia y el Nuevo Pacto

17 Si algunas de las ramas fueron desgajadas y tú, siendo olivo silvestre, o has sido injertado en lugar de ellas y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo, 18 no te jactes contra las ramas; y si te jactas, recuerda que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti.
25 No quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: el endurecimiento de una parte de Israel durará hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles. 26 Luego todo Israel será salvo, como está escrito:
«Vendrá de Sión el Libertador,
que apartará de Jacob la impiedad.
Romanos 11:17-18,25-26

Según Romanos, la iglesia tiene los beneficios de este nuevo pacto, ya que los gentiles son injertados en las bendiciones de Israel. No obstante, la iglesia no reemplaza el lugar de Israel en este pacto.

El fundamento del nuevo pacto fue la muerte expiatoria de Cristo en la cruz.

28 “porque esto es mi sangre del nuevo pacto que por muchos es derramada para perdón de los pecados. 29 Os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid hasta aquel día en que lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre”.
Mateo 26:28

El cumplimiento del pacto tendrá lugar cuando Israel acepte a Jesús como Mesías, pero hasta entonces la iglesia se lleva los beneficios que le pertenecen a Israel. Pero el “tiempo de los gentiles” está limitado hasta que la relación de Israel con Dios sea restaurada; Jerusalén será pisoteada por los gentiles hasta que el tiempo de los gentiles se cumpla.

24 Caerán a filo de espada y serán llevados cautivos a todas las naciones, y Jerusalén será pisoteada por los gentiles hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan.
Lucas 21:24

Cuando la relación se restaure podremos dar por completado el nuevo pacto de Dios.



lunes, 22 de septiembre de 2008

¡JESUCRISTO MURIO POR TI Y POR MI!

¡CUIDADO CON ESTOS LOBOS RAPACES!

La pieza # 83

La pieza 83a completa el Rompecabezas Profético
Bill Salus


Finalmente, la pieza final del rompecabezas de los tiempos finales fue descubierta, de todos los lugares, en Irlanda, el 26 de julio del 2006. Un ingeniero, que excavaba en tierra irlandesa pantanosa para crear tierra comercial para macetas, notó más allá de la pala de su excavadora, un antiguo y bien preservado manuscrito. Era Salmo 83, abierto en su lugar y a simple vista. Tal vez no sea coincidencia que este Salmo, el cual está lleno de contenido profético haya sido desenterrado, desempolvado y considerado digno de atención en estos últimos días.

Al poner esta pieza en el lugar adecuado, los eventos predichos caen en alineación apropiada. Este descubrimiento emocionante ahora completa el rompecabezas de los últimos días, permitiéndoles a los aficionados de la profecía que predigan confiadamente la próxima Guerra Árabe-Israelí seguida por la invasión de Israel dirigida por Rusia e Irán, descrita en Ezequiel 38 y 39; y finalmente el pavoroso “Periodo de la Tribulación”.

Localizado en el Antiguo Testamento, el Salmo 83 hace alusión a una confederación árabe que busca destruir al moderno Estado Judío de Israel. El salmista menciona a estos antiguos enemigos de Israel por sus nombres ancestrales: “Las tiendas de los edomitas y de los ismaelitas, Moab y los agarenos; Gebal, Amón y Amalec, los filisteos y los habitantes de Tiro. También el asirio se ha juntado con ellos.” (Sal. 83: 6-8)

En ese entonces, identificaciones como palestinos, jordanos, Hamás, Hizbolá, sirios y saudíes no existían, así que corresponde a la generación actual de esta revelación localizar las ubicaciones actuales de estos grupos étnicos. Este mapa, tomado de mi nuevo libro Isralestine: Los Planes Antiguos del Futuro Medio Oriente (“Isralestine: The Ancient Blueprints of the Future Middle East”), identifica a estas naciones islámicas de acuerdo a su equivalente histórico.

Estas naciones tienen al minúsculo Estado Judío completamente encajonado por todos lados. Aunque existe una paz frágil y temporal entre Israel, Egipto y Jordania, la mayor parte de estos árabes no reconocen el derecho de Israel de siquiera existir.

Aquí está la forma en la cual la pieza 83ª completa el rompecabezas profético. Estas agrupaciones, predominantemente árabes, cuyos ancestros han abrigado un antiguo odio hacia los judíos desde tiempos inmemoriales, van a intentar un esfuerzo final concertado para destruir a la nación de Israel.

El salmista lo pone de esta manera: “Contra tu (Jehová) pueblo (los judíos) han (los confederados árabes) consultado astuta y secretamente, y han entrado en consejo contra tus protegidos. Han dicho: ‘Venid, y destruyámoslos para que no sean nación, y no haya más memoria del nombre de Israel (tiempo moderno)’. Porque se confabulan de corazón a una, contra ti han hecho alianza”.

Este pasaje, que se explica a sí mismo, nos informa que el conflicto actual del Medio Oriente se extenderá hacia una guerra masiva. Esto hará que las históricas guerras árabes-israelíes de 1948, 1956, 1967 y 1973 parezcan comparativamente como rivalidades deportivas entre ciudades. Esta guerra dejará a Israel sin otra opción más que diezmar a todos sus malignos vecinos árabes y en el proceso poner en aviso al mundo que ha emergido como el “ejército grande en extremo”, previsto para venir en Ezequiel 37:10.

Adicionalmente, el Estado Judío extenderá su soberanía sobre algunos de los territorios árabes conquistados. Harán esto en un esfuerzo para reclamar secciones de la tierra que su Dios Jehová le prometió a su patriarca Abraham en Génesis 15:18. Esto pone potencialmente porciones de Egipto hasta Irak dentro de su portafolio de Bienes Raíces. Junto al territorio incrementado obtendrán adicionalmente la posesión de recursos árabes y los despojos de guerra asociados. Como resultado de su conquista, Israel se convertirá en una nación mucho más rica, y empezará a vivir seguramente en lo que yo llamo Isralestina y Daniel 11:41 clasifica como la “Tierra Gloriosa”.

En esta condición de post guerra, el Estado Judío se asemejará apropiadamente a la nación de Israel descrita en la profecía de Ezequiel 38:8-13. Serán un pueblo pacífico reunido nuevamente en su antigua patria Israel, en los últimos días. Habitarán próspera y confiadamente. Este es el requisito previo para la preparación del escenario de la coalición dirigida por Rusia e Irán descrita en Ezequiel 38 y 39, que viene para destruir a Israel y apoderarse de Isralestina.

Los especialistas se han preguntado frecuentemente el porqué los palestinos y sus socios árabes, quienes son los oponentes actuales más visibles de Israel, no están enlistados en la coalición rusa – iraní. La pieza 83ª del rompecabezas evidencia la razón, en ese tiempo estas poblaciones están fragmentadas. Son reducidas a prisioneros de guerra y refugiados, y como tales, sin ninguna utilidad militar para los rusos e iraníes.

Un tiempo después de que Israel derrote a sus vecinos árabes, y se convierta en una de las naciones más ricas en el mundo, el grito se oirá a través de la Tierra Prometida: “¡Vienen los rusos, vienen los rusos!” Entonces el mundo atestiguará que el Dios de los judíos ejecuta la destrucción de la invasión de Isralestina dirigida por Rusia e Irán. Estos eventos están descritos en Ezequiel 39:1-8 y están orquestados completamente por Dios, sin la asistencia del ejército israelí. Por lo tanto, la actual Fuerza de Defensa de Israel (IDF, por sus siglas en inglés) está emergiendo para el propósito primario de combatir a la confederación árabe del Salmo 83.

Completando el rompecabezas profético, el Anticristo entra en el Teatro del Medio Oriente, en un intento por neutralizar al poderoso Estado Judío, quien en esa época se estará tomando el sol en la gloria de dos victorias significativas. Los judíos habrán derrotado a los árabes del Salmo 83 y su Dios Jehová habrá destruido la coalición dirigida por Rusia e Irán.

En esencia, el batallante Estado Judío de Israel de hoy, ¡será una súper nación mañana!

Para mayor información acerca de todas estas profecías, te animo a que solicites tu copia de mi nuevo libro ISRALESTINE, disponible en www.isralestine.com

* La pieza del rompecabezas y portada del libro fue provista por Steve Warner de Anomalos Publishing, y el mapa por Lani Harmony en www.gallery3nine.com


Traducido por: Donald Dolmus Jr.
Del artículo: The 83rd piece completes the Prophecy Puzzle

viernes, 12 de septiembre de 2008

¿Salmo 83 o Ezequiel 38?

Salmos 83 o Ezequiel 38,
“¿Cuál es el próximo titular noticioso del
Medio Oriente?”
Por Bill Salus


Traducido por: Donald Dolmus Jr.

En estos días, hay mucha conversación centrada en la futura sincronización de la invasión contra Israel dirigida por Rusia e Irán, prevista en las profecías bíblicas de Ezequiel 38 y 39. Debido a los eventos noticiosos que están ocurriendo actualmente, en los cuales las relaciones rusas e iraníes se han fortalecido más que nunca, los estudiosos de la profecía están intentando, Dios mediante, conectar apropiadamente los puntos proféticos.

Para aquellos de ustedes que no están familiarizados con las actuales noticias proféticas más prevalecientes que impregnan las comunidades intelectuales cristiana y judía, deberían estudiar Ezequiel 38 y 39, con el entendimiento que aluden a una confederación Rusa – Iraní , la cual se forma para invadir la nación de Israel en los tiempos finales. Aunque los eruditos de alguna manera están divididos en cuanto a quiénes son las otras naciones miembros que se unen a la coalición, todos ellos tienden a estar de acuerdo en que no se hace ninguna referencia explícita a la inclusión de palestinos, sirios, egipcios, libaneses o jordanos. Adicionalmente, aparentemente los árabes saudíes se abstienen de enlistarse en la batalla junto a Rusia, Irán, Turquía y el consorcio adicional de naciones. La ausencia de estas naciones predominantemente árabes listadas arriba tiende a poner perplejos a los eruditos, haciéndolos con frecuencia postular más que promulgar acerca de las razones de esto.

Sin embargo, ¿será que en su celo los estudiosos de la profecía se las han ingeniado para poner el carro coloquial antes del caballo proverbial? Los eventos descritos en Ezequiel 38 y 39 ciertamente están próximos para arribar, pero definitivamente, ¿están ellos programados para que sean los próximos en ocurrir? Existe una letanía de preguntas que deben ser contestadas apropiadamente antes que cualquier erudito se atreva a voltear las páginas del calendario profético hacia la fecha de este suceso Goliat de Ezequiel. La exégesis de periódicos sirve para los reportes sensacionalistas, pero no tiene ninguna habilidad inherente para acelerar el cumplimiento final de una profecía bíblica.

Antes que enumeremos la ráfaga de preguntas, ponderemos la más obvia, la cual es: ¿Por qué no están declarados por Ezequiel los palestinos y sus vecinos árabes de Arabia Saudita, Siria, Líbano, Egipto y Jordania para ser miembros enlistados en la coalición dirigida por Rusia e Irán? Estas son las naciones que han demostrado ser los oponentes más visibles del Estado Judío, desde su comienzo en 1948. Es a través de la mayor parte de su suelo árabe, que Rusia, Irán y sus cohortes se proponen viajar con el objeto de invadir a Israel. Esta pregunta será contestada más adelante en este artículo, pero por ahora, exploremos las siguientes preguntas adicionales:


¿Es Israel:

1. Un pueblo morando confiadamente? Yashab Betach en el lenguaje hebreo (Ez. 38:8)

2. Un pueblo habitando sin muros? (Ez. 38:11)

3. Una nación en paz en el Medio Oriente? (Ez. 38:11)

4. Una de las naciones más ricas del mundo? (Ez. 38:13)

5. Un pueblo que ha adquirido “grandes despojos”? (Ez. 38:13)

6. Reconocida por la comunidad internacional como una Nación Soberana? (Ez. 38:8)

Estas preguntas abordan algunas de las condiciones necesarias requeridas para que el escenario de la invasión nuclear de Israel dirigida por Rusia e Irán esté preparado. Además, Ezequiel 38:8 describe al pueblo judío, reunido de las naciones del mundo y retornado a las montañas de Israel, las cuales habían estado desoladas por mucho tiempo. Aunque los judíos están siendo restaurados de regreso a su antigua tierra prometida, las respuestas honestas a las preguntas de arriba es, en cada caso, ¡No!

Israel no está habitando confiadamente; actualmente tienen cohetes que son lanzados diariamente, casi cada hora, en la ciudad de Sderot, por Hamás desde el área de Gaza. En el verano del 2006, Hizbolá les disparó desde Líbano más de 4000 cohetes sobre Haifa y otros lugares norteños. Hubo entonces, por supuesto, las guerras de 1948, 1956, 1967 y 1973. Similarmente, Israel no es pueblo habitando sin muros; al contrario, han construido en medio de su tierra una enorme muralla de 25 pies de alto, que pronto será de 403 millas de longitud, prevista para alejar a los terroristas palestinos de la propiedad de Israel.

No, no parece que actualmente Israel sea una nación en paz en el Medio Oriente, cuya soberanía sea reconocida oficialmente por todos sus vecinos árabes. Tampoco se ha convertido Israel en una de las naciones más ricas del mundo, como resultado de adquirir “grandes despojos”, los cuales aluden bíblicamente a los botines obtenidos como resultado de una guerra. De hecho, Israel continúa entregando su tierra, su activo más valioso, en un intento por obtener la paz con sus vecinos árabes.

Entonces, si las condiciones necesarias para el cumplimiento final de las profecías de Ezequiel 38 y 39 no se han alineado todavía, ¿cuál es el siguiente estremecedor evento profético previsto a desenvolverse en el Medio Oriente? ¿Qué se atreve a decir la Biblia que pasará en la región más incierta del planeta Tierra? ¿Será un evento que sirve para poner a Israel en alineación apropiada con los requisitos para la preparación del escenario que facilita el cumplimiento de la invasión dirigida por Rusia e Irán de Ezequiel?

Sí, ahora tenemos algunos Sí como respuestas. ¡Sí, algo más de proporción épica está previsto en la Biblia a ocurrir en el Medio Oriente! Sí, su conclusión producirá el anuncio de que el teatro mundial ahora está listo para el avance nuclear de la invasión dirigida por Rusia e Irán. Sí contesta adecuadamente la pregunta fundamental del porqué las poblaciones árabes mencionadas arriba, no se pueden encontrar en la coalición rusa – iraní. ¿Está listo?

Está destinado a que haya una guerra árabe – israelí, según Salmo 83. Una confederación árabe consistente de palestinos, sirios, saudíes, libaneses, egipcios, jordanos y todos sus compañeros terroristas asociados, está destinada a conformarse con el mandato explícito de, y cito: “Han dicho: Venid (los árabes) y destruyámoslos (los judíos) para que no sean nación, y no haya más memoria del nombre de Israel. (Salmo 83:4, énfasis añadido)

Estos pueblos árabes referidos en el Salmo 83 por sus nombres territoriales antiguos, se juntan en un último enloquecido intento de destruir al Estado Judío de Israel. Esto demostrará ser un error fatal para estos confederados árabes. Se encontrarán con el arsenal de armas tecnológicamente avanzado poseído por el poderoso ejército de Israel. Será un asunto de la sobrevivencia de Israel y su ejército prevalecerá. En la victoria, Israel se encuentra así mismo, satisfaciendo numerosas profecías, como por ejemplo:

1. Se han convertido en un “ejército grande en extremo” (Ez. 37:10)

2. La ejecución de juicios sobre aquéllos que los aborrecen (Ez. 28:25)

3. Ellos entonces, morarán confiadamente (yashab betach) (Ez. 28:26)

4. Adquirirán tierras árabes y grandes despojos (Abdías 1:19, Jer. 49:2)

5. Proclamación de Soberanía Internacional como “Mi Pueblo Israel” (Ez. 25:14, 38:14, 16)

6. Se convertirán en una de las naciones más ricas del mundo (Sofonías 2:7, 9)

Estas y muchas profecías más encuentran ahí su cumplimiento como resultado de la guerra árabe – israelí, la cual viene seguramente y es probablemente el próximo evento titular del Medio Oriente, de acuerdo con las Escrituras. Una comprensión más exhaustiva de este importante acontecimiento puede encontrarse en el libro “Isralestine: The Ancient Blueprints of the Future Middle East”. Este libro está siendo publicado por Anomalos Publishing, y el autor es Bill Salus. El sitio web es http://www.isralestine.com/ Su fecha de lanzamiento nacional fue el 1 de julio del 2008.

¿Por qué no están incluidos los palestinos y sus aliados árabes en las profecías de Ezequiel 38 y 39? Los oponentes árabes más visibles de la actualidad a la restauración de la nación de Israel, se abstienen colectivamente debido al hecho de que pronto serán diezmados por el poder del IDF (Fuerza de Defensa de Israel, por sus siglas en inglés) ¿Cómo obtiene Israel paz en el Medio Oriente y obtiene reconocimiento internacional como el soberano Estado Judío? Es a través de medios militares en lugar de pactos de Bienes Raíces acordados políticamente como el “Plan de Hoja de Ruta”. ¿Cuándo caerá la muralla de separación de Israel y cuando habitarán los judíos confiadamente en el Medio Oriente? Esto ocurrirá cuando el Estado Judío se expanda territorialmente, adquiera grandes despojos y se convierta en regionalmente superior.

Asimilando lo anterior, Rusia e Irán se ven amenazados por el que será el nuevo, mejorado, aumentado y encargado futuro Israel. Como resultado de la Conquista Israelí sobre el círculo interno del núcleo de naciones árabes que actualmente bordean más cercanamente a Israel, los rusos e iraníes invitarán rápidamente a un círculo exterior de naciones a que se unan a su coalición en un intento por destruir al Estado Judío y capturar las fortunas recién encontradas de Israel. Es entonces, y no antes, que los estudiosos de las profecías pueden pasar con seguridad la próxima página del calendario profético y advertir al mundo que los eventos de Ezequiel 38 y 39 están a punto de revelarse.

Artículo original:
http://bible-prophecy-today.blogspot.com/2008/04/psalm-83-or-ezekiel-38-which-is-next.html

lunes, 8 de septiembre de 2008

Los profetas del Evangelio de la Prosperidad

Los profetas del "Evangelio de la Prosperidad"
Autor: Lic. Dawlin A. Ureña

(El Lic. Ureña es Pastor, y miembro de la Asociación Científica CRS - Creation Research Society)



Hasta hace tiempo yo pasaba algún tiempo mirando algún que otro programa en TBN (Trinity Broadcasting Network), que es el canal de cable cristiano mayor del mundo. Pero por lo menos aquí en EE.UU., esta estación de televisión se ha convertido en un negocio inmenso donde la gran mayoría de los predicadores parece concentrar la mayoría de sus mensajes en el llamado "Evangelio de la prosperidad".



No quiero que nadie confunda una cosa con la otra. Dios quiere que sus hijos sean prósperos; Que seamos saludables; Que nos eduquemos, para que su Espíritu pueda usarnos más eficientemente. Dios quiere que sus hijos tengan trabajos buenos para que así, a través de sus diezmos, puedan avanzar el Evangelio más efectivamente.

Pero lo que me consterna es la prominencia de los predicadores de este tipo de evangelio, que al parecer no tienen ecuanimidad y pierden el balance saludable que debe existir cuando presentamos este tema de la prosperidad ante el Pueblo de Dios.

¿En qué consiste este "evangelio"?

En forma resumida, el Evangelio de la Prosperidad sostiene que Dios quiere que sus hijos sean todos ricos y que tengan lo mejor de todo. Estos predicadores enseñan a millones de personas que si ellos siguen el plan apropiado, el Señor los colmará de bienestar y riquezas materiales.

El problema que yo tengo con este mensaje es que no se dice en el contexto apropiado. Cuando se dice, al parecer en un 90% de las veces que veo el canal cristiano, siempre se termina con una conclusión: "Envíenos una ofrenda para que la bendición de Dios sea puesta en acción. Si usted no envía una ofrenda generosa, y siembra en el reino de Dios, el Señor vaciará sus más ricas bendiciones en su vida…" Yo no recuerdo haber escuchado un solo mensaje de algunos de estos evangelistas que no haya sido concentrado en el tópico de la prosperidad.

El diezmo y la mayor parte de las ofrendas se debe sembrar en la Iglesia local

Si Dios es la fuente de bienestar, ¿Por qué hay que sembrar específicamente en los ministerios de los pastores de estas super iglesias? ¿Acaso no nos bendecirá Dios si sembramos en nuestras propias iglesias, que de seguro tienen muchas necesidades? Tres de los Tele-evangelistas mayores reciben 100 millones, 110 millones y 130 millones de dólares al año respectivamente a través de sus esfuerzos evangelísticos en la T.V. Muchas de estas superestrellas del evangelismo conducen Rolls Royce, tienen casas de varios millones de dólares y viajan en sus Jets privados. Ningún hombre que esté dedicado al servicio de Dios debe vivir en esta forma ostentosa. ¡Ninguno!

Un predicador que viaje mucho podría tener un avión privado y un buen carro. Pero una casa de 23 millones de dólares y un Rolls Royce, un coche con el que se pueden comprar 6 Mercedes son lujos que causan que otros pequen, porque dan razón a que la gente del mundo diga cosas inapropiadas del resto de los hijos de Dios. ¡Debemos tratar de no hacer nada que pueda ser una piedra de tropiezo para los demás hermanos! A veces esto es imposible, pero al parecer, a algunos no le importa eso.

Acusación frecuente: "Muchos se meten a pastores para hacerse ricos"

Yo sé que existen miles y miles de pastores en todo el mundo que están dando lo mejor de sus vidas y sus familias por mantener una pequeña iglesia en una montaña o en un campo misionero en un área de difíciles condiciones de vida. Pero, ¿acaso no tienen razón parcial muchos que al ver la opulencia con que viven estos súper Evangelistas, juzgan a todos los pastores por igual?

¡Dios no necesita Evangelistas Estrellas para hacer milagros!

Conozco a gente que dice: "Si yo pudiera ir a un estadio donde está predicando fulano de tal, yo sé que el Señor me sanaría y me prosperaría". La verdad es que es la fe de los asistentes a estos eventos cristianos la que le permite a Dios sanar y prosperar a su gente. ¡No la unción de un tal evangelista!

¿Se han enriquecido los pastores ricos con los bienes de las iglesias?

Existen muchos hombres de Dios que son ricos y que tienen compañías prósperas. Muchos han entregado sus vidas a Cristo ya siendo ricos. Otros han estudiado y ostentan trabajos lucrativos. Otros hemos trabajado arduamente para vivir una vida más o menos modesta. Pero no es justo que muchos de estos súper-Evangelistas prometan que solamente a través de la "siembra en sus ministerios" usted podrá recibir bendición de Dios. ¡Eso no es verdad!

Mi queja

Yo resiento que un ministro de Dios use su ministerio y su alcance para solicitar dinero para su ministerio como condición previa a que "Dios bendiga al dador".

Yo resiento que una persona envíe sus diezmos o sus ofrendas a un Tele-Evangelista en vez de sembrar en el lugar donde Dios manda, en "la iglesia local" (Malaquías 3:10).

Es la Iglesia local la que te bautizará tu familia Es la Iglesia local la que te enterrará tus muertos Es la Iglesia local la que orará contigo en los momentos de necesidad Es la Iglesia local la que impondrá las manos sobre ti para salvación, sanidad y prosperidad. Es la Iglesia local la que se regocijará en tus momentos de alegría Es la Iglesia local la que llorará contigo en tus momentos difíciles Es la Iglesia local la que te proporciona instrucción cristiana a ti y a tus hijos Es la Iglesia local la que te proporciona un techo bajo el cual congregarte Es la Iglesia local la que te proporciona un Pastor, en persona, para que te aconseje y esté presente en los momentos de necesidad

Todos aquellos que siembran exclusivamente en los ministerios evangelísticos radiales o televisivos deberían buscar a esos súper-Evangelistas para que les entierren sus muertos, les bauticen sus hijos, les proporcionen consejería matrimonial, oren en los momentos de enfermedades, etc.

¿No debemos dar nunca a estos ministerios?

Existen razones legítimas por las que debemos ayudar a varios ministerios evangelísticos en la T.V. o la radio, pero NUNCA deben ser los lugares donde sembremos a largo plazo o en cantidades sustanciales. ¡Para eso es la iglesia local!

Finalmente, permítanme cerrar con la siguiente reflexión:

En realidad existe una verdad fundamental en lo referente a la ley espiritual de dar y recibir:

Dios se complace en bendecir a sus hijos cuando ponemos nuestra confianza en Él y obedientemente sembramos en su reino. Sin embargo, concentrarnos en lo material solamente no es una virtud que deberíamos poner, como al parecer algunos hacen, ¡incluso por encima de su salvación!

"Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas" (Mateo 6:33).






Pastor Dawlin A. Ureña Grand Rapids, Michigan, USA

¿Margaret MacDonald?

¿Margaret MacDonald?
¿Quién?

Margaret MacDonald no es la madre del Rapto Pre Tribulacionista
Por Todd Strandberg


Traducido por: Donald Dolmus Jr.

He visitado casi cada sitio anti rapto en la Internet. Un punto en común en casi cada uno de estos sitios que se oponen a la doctrina de la pretribulación, es la afirmación de que la teoría del rapto fue iniciada por una chica escocesa llamada Margaret MacDonald. Muchos críticos del rapto, declaran que MacDonald recibió su visión de orígenes demoniacos y que luego ella transmitió el mensaje de esa visión para infectar la Iglesia. Dado que soy un pretribulacionista incondicional, estoy en desventaja para explicar la conexión entre Margaret MacDonald y mis creencias en el rapto. No puedo recordar haber escuchado alguna vez a un exponente profético pretribulacionista decir: “Creo en el rapto porque Margaret MacDonald me lo dijo”.

Después de leer y escuchar un número de sitios web, libros y programas de radio que promueven la idea de que Margaret MacDonald inició el pretribulacionismo, decidí investigar el asunto.

Para asegurarme de que no cometí ningún descuido, busqué en mi biblioteca de libros de profecía las referencias que citan a Margaret MacDonald como la fundadora de la enseñanza del rapto. Mi búsqueda resultó en vano. Fue como buscar por el personaje de caricatura “Dónde está Waldo”. Sólo que en este caso, no había Waldo qué encontrar.

Si MacDonald fue la fundadora del rapto pretribulacionista, como afirman la mayoría de los proponentes en contra del rapto, entonces alguien necesita explicar porqué los que creen en el rapto han fallado en darle el crédito. De la lectura de los escritos de los escritores anti-rapto, uno pensaría que nosotros los pre-tribulacionistas estaríamos reverenciando a MacDonald, así como los católicos adoran a María. Pero claramente, no lo hacemos. Los pretribulacionistas no andamos por ahí recitando: “Salve Margaret, llena de gracia, bendita tú entre los visionarios, ruega por nosotros los pecadores a la hora del rapto”. Si MacDonald fuera la fundadora de la doctrina del rapto, la falta de reconocimiento que los creyentes del rapto le damos a sería comparable a que la moderna iglesia Mormona fallara en reconocer a José Smith como su fundador o como que si los Testigos de Jehová se negaran a identificar a Carlos Russell como el originador de ese grupo. Pobre Margaret MacDonald, se queda con toda la culpa, pero con nada del crédito.

Después de haber examinado las afirmaciones de aquellos críticos del rapto, he encontrado huecos tan enormes como para conducir un camión de basura a través de su supuesta evidencia:

El primer problema con el origen de Margaret MacDonald es el hecho de que ella no fue quien enseñó ampliamente la doctrina de un rapto antes de la tribulación. Muchos creen que un hombre llamado John Darby fue quien inició el interés moderno en el rapto. La pregunta aquí es ¿cómo oyó Darby de la visión de MacDonald? Proponentes como Dave MacPherson y John L. Bray nunca han sido capaces de demostrar que Darby alguna vez escuchó de MacDonald o de su visión.

El mismo Darby afirma que la revelación del rapto vino a él cuando se dio cuenta de la distinción entre Israel y la Iglesia.

Darby reportó que descubrió la enseñanza del rapto en 1827, tres años antes que MacDonald tuviera su visión.

Cuando uno examina cuidadosamente la visión de MacDonald, llega a estar claro que no podía ser una pretribulacional. MacDonald vio una “prueba ardiente para probarnos” y previó a la Iglesia siendo purgada por el Anticristo. Cualquier creyente del rapto pretribulación puede decirle que la Iglesia será removida antes de la venida del Anticristo. John Bray, un antiraptista, dijo que Margaret MacDonald estaba enseñando una sola venida de nuestro Señor Jesús. Esto contradice la doctrina actual del rapto que enseñan un evento de dos etapas: primero, Cristo viniendo por Su Iglesia y segundo, Su retorno a la tierra siete años más tarde. Con tantas contradicciones entre la visión de MacDonald con el pretribulacionismo actual, es muy difícil encontrar alguna relación.

Hasta ahora, el error más grande que han cometido los postribulacionistas en su ataque contra el rapto es afirmar que el rapto antes de la tribulación no había sido enseñado antes de 1830. De hecho, John L. Bray, un evangelista Bautista del Sur, ofreció US$500 a cualquiera que pudiera probar que alguien enseñó la doctrina del rapto antes de la visión de MacDonald de 1830. Primero se demostró que Bray estaba equivocado cuando escribió en un boletín de noticias: “Entonces mi propia investigación indicó que fue Emmanuel Lacunza, un sacerdote católico jesuita, que en su libro de 1812 La Venida del Mesías en Gloria y Majestad, el primero en enseñar esta teoría”. Bray tuvo que girar de nuevo su cuello cuando hizo otra oferta de US$500 a cualquiera que pudiera proveer una declaración documentada anterior a los escritos de Lacunza de 1812. Al parecer, tuvo que pagar los 500 billetes. Lo cito de nuevo: “Ofrecí US$500 a cualquiera que diera una declaración documentada antes del tiempo de Lacunza que enseñara una venida de Cristo de dos etapas, separadas por un periodo de tiempo indicado” Nadie aceptó esa oferta, hasta que alguien encontró escritos que forzaron a Bray a escribir lo siguiente: “Ahora tengo las copias fotostáticas de un libro publicado en 1788 en Filadelfia, Pensilvania pero escrito en 1742-1744 en Inglaterra, el cual enseñaba el rapto antes de la tribulación con anterioridad a Lacunza”. Últimamente, se han localizado un número de otras fuentes que enseñan el rapto pretribulacionista, algunos escritos desde el siglo segundo. ¿Dónde deja esto a Margaret MacDonald?

En mi vida aquí en la tierra, he hecho un número de observaciones que considero como verdades innegables. Una de éstas es el hecho de que la verdad sufrirá ataques sin que haya nadie que la defienda, mientras que a una mentira se le permitirá proliferar sin que nadie la desafíe. Esto parece haber ocurrido en el caso del rapto. Por muchos años se ha permitido que los antiraptistas ataquen libremente al pretribulacionismo. Un asaltante llamó al rapto la marca de la bestia, mientras que otro comentó que cuando Jesús vuelva en la batalla de Armagedón, peleará contra aquellos que creen en el rapto. Las personas que deberían haber estado contendiendo por el rapto, en su mayoría apenas han dicho, “Esa puede ser tu opinión”.

Parece que aquellos que se aferran a un rapto pretribulación finalmente están empezando a contradecir los cargos ridículos. Se han publicado un número de libros que citan varias fuentes anteriores a MacDonald que describen una Iglesia arrebatada. El autor Grant Jeffrey merece muchos elogios por su trabajo en descubrir varias de estas fuentes.

Mientras sea capaz de encontrar el rapto antes de la tribulación en la Biblia, no necesito ser un científico para descubrirlo. Localizar la doctrina del rapto en la Biblia fue tan sencillo para mí, como encontrar evidencia de que Jesús es el Mesías.

La evidencia de que los cristianos creían en el rapto mucho antes que MacDonald no parece haber penetrado las mentes en las mentes de aquellos opuestos al rapto. Ellos aún enseñan que ella es la fundadora del pretribulacionismo. Cuando a alguien se le presenta prueba contundente de que ella (o él) está equivocado y rechaza aceptar esa verdad, entonces podemos concluir con toda seguridad que ella (o él) está en tinieblas espirituales.

Quisiera concluir diciendo que ninguna evidencia apunta de alguna manera a MacDonald como la fuente del pretribulacionismo. Cada importante autor profético vivo hoy proclama a la Palabra de Dios como el fundamento para creer en el rapto. Tanto Jesús como el apóstol Pablo hicieron declaraciones que establecen claramente la doctrina del rapto. Jesús dijo en Mateo 25:13, “Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir”. Pablo afirmó en 1 Tesalonicenses 4:16-18: “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras”.
Share/Bookmark